Puertas correderas

251 /376
dormitorio-con-pared-cabecero-forrada-de-madera

Elige bien las puertas y ganarás espacio.

El Mueble

251.

Sí a las puertas correderas

¿Sabías que una puerta corredera te hace ganar un metro cuadrado de espacio? Al eliminar el recorrido que hace la hoja de una puerta batiente estás dando amplitud y espacio a la estancia. Para rentabilizar bien el espacio ganado, deberás instalar una puerta corredera integrada en el tabique de manera que las dos caras de la pared donde se recoge la puerta estén libres para apoyar muebles.

dormitorio con puerta corredera con espejo 00503970 O

252.

Gana espacio con puertas correderas

Las puertas correderas, ya estén encastradas en la pared o sobre raíles, ahorran muchísimo espacio. Piensa que te ahorras el espacio de apertura que necesita la puerta al abrirse y cerrarse.  

Banqueta, de India&Pacific. 
salon blanco roto 00489131

253.

2. En beige, suma calidez y delicadeza

Y puede formar así una pareja perfecta con el blanco donde los dos lucen. Porque solo si los ponemos juntos somos capaces de apreciar sus matices. Podemos destacar carpinterías, techos, molduras... Consiguiendo una combinación muy sutil que puede darle a los espacios un toque casi romántico.

Mesa de centro, en J70 Decoración. Lámpara, de Zara Home. Mesa auxiliar, em Arterole Home. Alfombra, modelo Marco Moss, de Dash&Albert.
cocina puerta corredera y paredes de cristal con el mismo diseño 00493844

254.

Efecto puertas correderas

Si necesitas cerrar tu cocina del todo por el ruido o los olores, lo ideal es que sea con una puerta corredera (que no roba espacio) y también de cristal, así desaparece como esta.

¿Te imaginas cómo sería esta cocina si, donde ahora hay cristal, todo fuera pared?

Cocina de diseñada por Marta Prats.
dormitorio con puerta corredera con espejo 00503970 O

255.

Efecto puerta corredera + espejo

Las puertas correderas tienen la virtud de desaparecer, nos hacen creer que no están, que estamos en un espacio diáfano y abierto. Un puerta corredera que además es un espejo, es un doble acierto porque incluso cuando está cerrada nos sigue dando esta sensación.

Espacio diseñado por las arquitectas Irma Aleu y Rosa Viñets. Banqueta de India& Pacific. 
El dorado ganador

256.

El dorado ganador

Y es que nunca falla. Es elegante y delicado. Y si lo combinas con unas paredes oscuras, el resultado no dejará indiferente a nadie. 

Puerta corredera vista blanca que comunica dormitorio con el baño

Baño con mueble bajo lavabo, diseño de Gloria Borrás, realizado por ebanistería Manzanares.

El Mueble

257.

Puertas correderas, imprescindibles en espacios pequeños

Las puertas correderas son un must en pisos pequeños... y no tan pequeños. Porque, además de sumar hasta 1 m2, ayudan a flexibilizar los espacios. Si no las empotras en el murete y optas por un diseño visto, como este, apenas necesitas obras y la inversión es mucho menor. 

comedor piso barceloneta

258.

Une y vencerás

Este pequeño piso estaba totalmente compartimentado, así que se decidió tirar tabiques hasta dar con un solo ambiente diáfano donde cocina, comedor y salón comparten escena. Solo el dormitorio queda independiente gracias a una práctica y bonita puerta corredera lacada en blanco que se funde con la pared. 

Cocina separada por puerta corredera de hierro y cristal.

Mobiliario Época, de Santos. Encimera, de Neolith. Papel pintado, de Elitis. Lámparas, de DCW.

El Mueble

259.

Una cocina muy elegante

"En espacios comunicados es importante buscar la armonía de materiales y colores –aconseja Zubizarreta–. Las puertas de la cocina tienen el estilo clásico de la librería del salón. La encimera es como la piedra que rodea la chimenea. El papel pintado es el mismo que el del resto de la casa. Las lámparas, de nuevo, equilibran la carga clásica...".

260.

Puertas correderas

Perfectas para ahorrar espacio (hasta un metro cuadrado), las puertas correderas son la solución para aunar espacios o conseguir privacidad cuando lo desees.

Mesa, de Sais Carpintería; sillas de Mercantic y lámpara de Westwing.
salon con cerramietno de cristal corredero en la cocina

261.

Correderas de cristal para abrir y cerrar la cocina

Otro ejemplo a destacar es el de esta casa: ella quería una cocina abierta, él todo lo contrario. ¿La solución? Separar la cocina del salón con unas puertas correderas de hierro y cristal que la aíslan sin interferir el paso de la luz. Las puertas se ocultan en los tabiques y corren por unas guías integradas. Los nuevos cerramientos respetaron la estética de los originales. Como orientación, estas puertas tienen un precio aproximado de 3.900 € y las guías cuestan 1.630 €.

Las puertas correderas un diseño de Gloria Borrás realizado por Fransico Garaza.
Antes: Una habitación clásica y oscura

Antes: Una habitación clásica y oscura

Àbag

262.

Antes: Una habitación clásica y oscura

Una puerta corredera en arco con molduras. Maravillosa base para hacer algo grande aquí y, sin embargo, qué olvidada estaba. Abel Pérez Gabucio supo recuperar su antigua belleza. Pasa a la siguiente foto y descubre cómo quedó.

263.

Q. Quicio

Parte de una ventana o puerta donde van sujetas para que puedan abrirse o cerrarse.

264.

Un espejo para sumar metros y luz

¿Tienes un dormitorio pequeño y oscuro? ¡Un espejo es la solución! Será como si abrieras una ventana en una pared. Aquí se ha integrado en la puerta corredera de acceso que separa el dormitorio del resto de la casa. Elige un modelo sin marco y sus límites aún se difuminarán más. Lo ideal es que refleje una entrada de luz. 

Proyecto de Antonio Cortines. Cabecero, de CM Textiles. Lámparas, de Marset y Dab, en Lumen's.
037 DSC2326

265.

La cocina, el centro neurálgico

Todos tenían claro que el diseño de la cocina era clave. Joan, pastelero de profesión, quería una barra amplia que permitiera trabajar con comodidad y usarla cuando reciben a sus amigos. Otra solución se esconde detrás de las puertas correderas. Dos pequeños espacios gemelos, un lavadero y una despensa, permiten aligerar de armarios y usos la cocina.

En la foto la decoradora Natalia Gómez Angelats y Joan Mas, pastelero. Pasteles y panes de Mas Pastissers & Xocolaters. La bandeja de madera grande es de Catalina House y pequeña de Muy mucho.
072 DSC1694

266.

Correderas para compartir espacio

Se abren hacia el pasillo y lo convierten en un espacio extra de juego para la habitación de los niños.

Diseñadas por Natalia Gómez Angelats. Fundas nórdicas y manta de La Maison. Cestos en Muy Mucho. 

267.

¿Tienes una corredera? Añádele un espejo

Tendrás un elemento que te hará más fácil vestirte día a día porque te podrás ver entero. Además, el espejo agrandará la habitación y potenciará la luz. Y ya que lo hemos colocado sobre una corredera... hablemos de ella: ganarás 1 m2 para pasar con más comodidad. ¡Qué más se puede pedir! Piso reformado por el arquitecto Antonio Cortines y decorado por Emma Massana. Cabecero de madera y algodón aterciopelado, de CM Textiles. Lámparas, de Marset y Dab. Revestimiento de madera de roble.

268.

Puertas abatibles o correderas

Aunque esta elección depende del espacio de la habitación y de su distribución, influye en el precio. Por lo general, en la misma calidad y tamaño, una puerta abatible es más económica que una corredera.

Armarios y cabecero diseño de la decoradora Meritxell Ribé, lámparas de Vibia y alfombra de BSB.
Cocina clásica en dos frentes en beige.

Mobiliario de la cocina de Cuinabany.

El Mueble

269.

Una cocina clásica decorada en beige

El beige es un must en cocinas de corte clásico como esta. El mobiliario se ha hecho a medida, la encimera es de Silestone y el pavimento de madera de roble decapada. Una puerta corredera con cuarterones acristalados separa este espacio del salón comedor. 

270.

Moderna, pero clásica

Sí, aunque parezca una paradoja, esta puerta con molduras se ha reciclado para crear una versión más actual, gracias a colgarla de un riel de hierro que la convierte en corredera. 

271.

En gris antracita

Si hay un color neutro y elegante, ese es el gris oscuro. En esta habitación, la original puerta con molduras se ha fusionado con las paredes de la estancia, dando amplitud y continuidad. 

272.

A rayas

Ya se sabe: las rayas estilizan. Las puertas que dibujan franjas, ya sean verticales u horizontales, amplían a lo alto o ancho una estancia, además de ofrecerles un plus de estilo. 

273.

Tres hojas de cristal

O las que hagan falta. Este tipo de puertas correderas son las más ligeras por las que se puede optar. Dejan pasar luz y vistas a sus anchas, pero no ruidos y olores. Este espacio ha sido diseñado por Del Pino & Del Valle Arquitectura e Interiorismo.

274.

Reutiliza las puertas

Si has reformado un piso antiguo, no tires las puertas. Recíclalas y conviértelas en puertas correderas, pintándolas y colgándolas de un riel superior, con herrajes en negro. Quedan así de bien. 

275.

Con espejo

Si le añades este plus a la puerta de tu dormitorio o vestidor, la convertirás en algo más que una puerta. Esta corredera que conecta dormitorio y living no puede resultar más práctica y decorativa. Su tirador negro, grande y robusto, es ergonómico. 

276.

Lacada en blanco

Otra versión de la opción anterior, pero esta vez toda lacada en blanco. Puede ser de doble hoja, como esta, para comunicar espacios grandes, o de una sola hoja que se mete por un hueco del muro, para cubrir vanos más pequeños. Sillas de Sit Down, lámpara de techo de Marset, papel pintado Jungle de Laia Costafreda para Coordonné.

277.

Puertas que desaperecen

Es la opción más pulcra de todas: puertas corredras que se meten en el muro cuando se abren. Eso sí, requieres una pequeña obra, por lo que su coste es más elevando, aunque en muchas ocasiones el resultado lo merece. Butacas del estudio de Meritxell Ribé-The Room Studio, mesa auxiliar de ratán y alfombra, de Sacum.

278.

Puerta corredera con cuarterones

Esta puerta corredera con estructura de madera lacada en blanco y cristal al ácido para los huecos de los cuarterones es práctica y elegante a partes iguales. Conecta y separa a la vez, sin dejar rincones sin uso. El dibujo en cuadrícula ofrece una imagen muy racional y atemporal. 

279.

Adiós pasillo

Si no te gustan estas casas con pasillos llenos de puertas, pásate a la maxipuerta que hace de pared. Esta gran idea se ha realizado a medida, con una puerta corredera abatible y acristalada, a modo de tabique separador con el comedor, con cristal al acido y carpintería en blanco.

280.

Están pero no están

La separación entre salón y comedor es un clásico en pisos antiguos. Muchas veces se opta por derribar el tabique que separa ambas estancias, pero si de quiere conservar cierta independencia, estas puertas con estructura de hierro y cristal, resultan ideales. Son correderas, así que cada panel se monta sobre el otro, ocupando cero. 

281.

Puerta corredera de granero

Las puertas de granero o barn doors tienen su origen en Estados Unidos, concretamente en la América rural. Como indica su nombre, estas puertas se usaban en las granjas porque, a pesar de ser grandes, se podían abrir y cerrar fácilmente al ser correderas. Si te gustan y quieres saber más sobre ellas, haz clic aquí

282.

El armario del adolescente

"En la etapa adolescente se acumula más ropa que en las anteriores porque el crecimiento se ralentiza y las tallas duran más tiempo”, explica Susana Gil. La distribución del armario debe permitir que todo lo necesario del día a día esté a mano y a la vista para evitar el desorden a la hora de coger y recoger las cosas. Cama y armario diseño de Meritxell Ribé en colaboración con Olga Gaimeno de Bona Nit. Colgadores de Muuto.

283.

El truco del tres de Bárbara

La interiorista unifica mucho los materiales y los colores. Y no pasa nunca de más de tres. De esta manera, todo queda más armónico y más gustoso. Papel pintado del fondo, de Flamant. Vitrina, de India & Pacific. Mobiliario, de Deulonder Arquitectura Domèstica. ¿Quieres saber más sobre ella? Aquí lo harás

284.

¿Cómo es una casa holística?

 Es una vivienda donde la gente que la habita siente que puede vivir en libertad, comodidad, calma y con buena energía, donde puedes crecer y conocerte. En definitiva, que se disfruta, que da placer, que invita a lo que cada uno quiere, más allá de lo material.

285.

Presupuesto 800 €: pon puertas correderas

El sistema empotrado es el más habitual: un cajón metálico con guía en el que se oculta la hoja. Este se integra en la pared mediante un enlucido final o placas de pladur que simplifican el montaje. El precio de una puerta de este tipo arranca en unos 600 €, aunque dependerá del tamaño y número de hojas, así como del material. Las puertas correderas de hoja vista son mucho más económicas: las tienes de Maydisa desde unos 200 €.

286.

Precio para un vestidor

Si tomamos una habitación convertida en vestidor con módulos para organizar la ropa en tres paredes, dos de ellas de 2,50m de ancho y una tercera de 3,20m de largo, organizado de suelo a techo, con 6 cajones, espacios para colgar todo tipo de ropa y zapatero, el precio es de 2.385€. Cómoda de Ikea y armario abierto diseño de Iñaki Mujika.

287.

Puertas correderas

Se deslizan sobre guías y no ocupan espacio en su apertura por lo que son perfectas cuando hay poca distancia entre el armario y un mueble o pared. Se usan en armarios a partir de 65cm de fondo ya que las guías "comen" centímetros. Armario y cabecero diseño de Meritxell Ribé y lámpara de Vibia.

288.

Compartiendo el mismo espacio

Si reservas tu lavadero en un lugar como en la cocina porque no tienes otra estancia donde colocarlo puedes ocultarlo con puertas correderas, ya que éstas apenas ocupan espacio.

289.

No te olvides de los detalles

La toma de corriente es importante así que cuando pienses en crear tu zona de lavado no te olvides de todos los enchufes que vas a necesitar: lavadora, secadora, plancha... Y sobre todo, un lavadero debe tener una buena iluminación. Para que sea homogénea y con pocas sombras utiliza luces led.

290.

Puertas correderas

Comunican espacios y a la vez los delimitan, suman metros y dejan pasar la luz para que se expanda por todos los rincones. Las puertas correderas son grandes aliadas del espacio y gracias a sus acabados, materiales y sistemas de instalación se adaptan a cualquier estilo.

291.

Puerta corredera 100% de cristal

Si eres fan del open concept un tabique de cristal o, en este caso, unas puertas correderas sin perfilería, te ayudará a separar espacios sin perder la sensación de que todo es un único espacio. La mesa, las sillas y las puertas correderas de cristal son de Del Pinto & Del Valle Arquitectura e Interiorismo.

292.

Y el mejor motivo de todos, ¡nos encantan!

A los 19 motivos anteriores debemos añadir que las paredes de cristal, ya sean enteras, con un murete, con cuarterones, rústicas, modernas.., son muy bonitas y aportan un je ne sais quoi que captan todas las miradas. Si te fijas bien, cada vez son más las casas El Mueble en las que hay paredes de cristal. Las paredes del pasillo son de papel vinílico Madagascar, de Élitis y la alfombra Artelan es de KP.

Cocina con puertas correderas de cristal, isla en blanco, alfombra de fibras y taburetes clásicos.

Cocina con muebles lacados en blanco, taburetes y lámpara de hierro colado de Coton et Bois, encimera de Neolith y alfombra de yute, en Gra.

El Mueble

293.

40. Complementos decorativos que unifiquen

Al abrir la cocina al salón, aunque el mobiliario de esta sea de líneas rectas y muy funcional, incorpora algún elemento  que cree unidad estética como lámparas o taburetes

Cocina con mobiliario de madera y encimera de color blanco. Puertas correderas separan cocina del comedor.

Cocina con mobiliario de madera y encimera de color blanco. Puertas correderas separan cocina del comedor.

El Mueble

294.

41. Con puertas correderas y vano de cristal

En esta casa se abrieron dos vanos con puertas correderas que comunican la cocina con el comedor y el salón y la parte superior del tabique se sustituyó por un fijo de cristal que deja que la luz se reparta. Así, en el centro, se apoya una maxi isla de muebles con la zona de cocción y el fregadero.

Cocina abierta al comedor con barra y despensa con puerta corredera.

Cocina con muebles de Top Cuines, encimera de TST, taburetes de Cristina Carbonell, sillas en Luzio y alfombra en Gra.

El Mueble

295.

26. Con despensa

Esta cocina con barra se abre por completo al salón. Una isla con barra y taburetes delimita los espacios. Un cerramiento con puertas de madera y cristal marca la zona de la despensa. 

296.

Que fluya la luz a través del cristal

Las puertas correderas y todo el acristalamiento que delimita la cocina la integran visualmente en el salón-comedor. Así se consigue que tanto la luz que recibe el salón como la que entra por la ventana de la cocina se reparta por los ambientes. 

Muebles de Bulthaup, campana de Gutman y placa de Neff.
Salón con corredera que separa de la cocina y chaiselongue clásica

297.

Consiguieron un piso más amplio ¡con correderas!

Querían una gran zona de día para compartir en familia y poder cerrar espacios cuando quisieran. Las correderas lo hicieron posible. Abran paso a este proyecto que nos encanta.

298.

Materiales para la estructura

 Las más sencillas son huecas, cuyo interior se forma con un cartón de nido de abeja, que se reviste con chapa de DM. Son menos resistentes y aíslan menos del ruido. Las más robustas, aislantes y de mayor peso y resistencia son las macizas, que pueden ser de madera natural, de tablero aglomerado o de DM. 

299.

¿Qué me puede costar?

 El mundo de las puertas de interior es muy amplio y existen soluciones para todos los bolsillos. Las más baratas valen en torno a 120 euros (IVA incluido), montadas tipo block y con la manilla incorporada. Tanto los modelos acristalados como los de tipo corredero resultan hasta un 30% más caros.

300.

Tabiques móviles

 ​Las hojas pueden llegar a ser de dimensiones importantes: las hay de hasta 3 m de ancho. Esto permite llevar a cabo proyectos muy versátiles de distribución de ambientes, uniendo o separando cocina y comedor, ya que son auténticos tabiques móviles.