PLANTAS

Kalanchoe: una planta muy agradecida, fácil y cómoda de cuidar

Resistentes, fáciles de cuidar y perfectas para decorar cualquier zona de la casa. Hemos encontrado la planta que tu casa pide a gritos. ¡Mira!

kalanchoe

El kalanchoe es una planta muy fácil de distinguir por sus hojas verdes, y sus ramilletes dobles de diversos colores. Se trata de una planta originaria de Madagascar. Una de las variedades que más vemos en España es el Kalanchoe blossfediana.

Características del kalanchoe

El kalanchoe es una planta muy resistente y apta para principiantes, ya que requiere de pocos cuidados. En cuanto a sus flores, podemos encontrarlas en diferentes tonalidades: rosa, naranja, blanco, rojo fucsia, amarillo, o bicolor.

Kalanchoe, ¡les encantarán las plantas con flor!
Pinterest

Kalanchoe, ¡les encantarán las plantas con flor!

Aunque hay muchos tipos, elige uno con flor. Rosa, amarilla, roja o hasta anaranjada. Esta planta ya es para pequeños jardineros con algo de experiencia, aunque sus cuidados son muy sencillos. Requiere un riego moderado y mucho sol. Sin él, puede perder las flores.  

En cuanto a su desarrollo, el kalanchoe es una planta que crece mejor en el interior. Si quieres añadir esta planta en la zona de la terraza, el jardín o el balcón, mejor que sea en un espacio de semisombra, puesto que el sol directo no le sienta bien. Si añades esta planta al aire libre, también hay que tener cuidado con las temperaturas muy bajas. Al kalanchoe le cuesta crecer en zonas de exterior con mucho frío. A continuación te enseñamos algunas variedades del kalanchoe, y sus cuidados. ¡Sigue leyendo!

Tipos de Kalanchoe

Existe una larga lista de variedades del kalanchoe. Estos son algunos de los tipos más populares:

  • Kalanchoe blossfediana. Es la variedad más popular y fácil de encontrar en España. Destaca por sus colores variados, sus hojas carnosas y su gran tamaño. Esta variedad de kalanchoe necesita estar situada en un espacio con bastante luz natural.
  • Kalanchoe daigremontiana. Es otra de las variedades más populares. Se trata de una planta que se parece al aloe vera. Sus hojas tienen el borde dentado, y algunas manchas más oscuras en el envés. No es muy común que le aparezcan flores.
  • Kalanchoe thyrsiflora. Es un tipo de kalanchoe que se puede cultivar tanto en el suelo, como en maceta. Necesita una gran cantidad de luz para crecer. Sus hojas son redondeadas, de un color verde claro en el centro, y rosado en los extremos. Son unas plantas muy bonitas para decorar.
  • Kalanchoe tomentosa. Es una variedad del kalanchoe muy peculiar. Puede llegar a alcanzar hasta el metro de altura. Sus hojas están cubiertas de pelos blanquecinos, lo que otorgan un tacto suave y aterciopelado a la planta. Destaca, también, por tener unas manchas marrones en los márgenes.
  • Kalanchoe tessa. Se trata de una planta colgante con flores que llega a alcanzar hasta los 30 centímetros. Sus hojas son ligeramente dentadas, y cuenta con unas flores muy llamativas en forma de campana.
  • Kalanchoe arborescens. Es una de las variedades más grandes, ya que puede alcanzar hasta los 8 metros de altura. Es una planta originaria de Madagascar. Cuenta con unas hojas verdes muy gruesas, y unas flores en tonos rosas y morados bastante vivos.

Cuidados del kalanchoe

Llegados a este punto te preguntarás: ¿cómo se cuida la planta de kalanchoe? Pues bien, esta planta, aunque es apta para principiantes, necesita cuidados. Estos son algunos de los cuidados que debes tener en cuenta para mantener el kalanchoe en buen estado.

kalanchoe-exterior-maceta-naranja
Pexels

¿Dónde ubicar el kalanchoe?

El kalanchoe necesita abundante luz, pero no directa para que las hojas no se quemen. En este sentido, es mejor ubicar el kalanchoe en el interior. Por ejemplo, en una ventana es mejor situar el kalanchoe al este o al oeste para evitar las horas de luz más intensas. También es importante proteger el kalanchoe de las heladas. Si, a pesar de todo, prefieres añadirlo en el exterior, mejor utiliza una zona con semisombra.

Además, debido a que se trata de una planta crasa, no sobrevivirá a temperaturas que estén por debajo de los 10 °C.

¿Cuándo regar el Kalanchoe?

Respecto al riego, el kalanchoe necesita bastante humedad, aunque evitando que la planta se encharque. De hecho, es preferible que el sustrato esté casi seco antes de volver a regarlo. Basta con regar el kalanchoe una o dos veces al mes en invierno, y una vez a la semana durante la temporada de verano.

Un consejo: para evitar que la planta acumule agua, añádela directamente sobre un plato. Elimina el sobrante de agua del plato, y así evitarás que aparezcan hongos en las raíces.

¿Cómo hacer la poda del Kalanchoe?

Se puede hacer dos veces al año para estimular su crecimiento. Asimismo, conviene ir podando o retirando las partes secas o muertas de la planta para facilitarle el desarrollo. Si no es una de las variedades que crecen rápido, la poda solo se podrá hacer una vez al año.

¿Cómo hacer para que florezca el kalanchoe?

Para conseguir que el kalanchoe vuelva a florecer, hay que dejarle un periodo de descanso. Para ello, es preferible proveerle de bajos niveles de luz durante el otoño y el invierno.

¿Qué hacer cuando se marchitan las flores de un kalanchoe?

Una vez que las flores del kalanchoe comiencen a marchitarse, es mejor quitarlas. De este modo, podrás mantener la planta en buen estado, y hacer que posteriormente vuelvan a crecer las flores.

¿Cómo revivir un kalanchoe?

Si el kalanchoe se ha secado, quizás exista una posibilidad de revivirlo. Para ello, corta los tallos, de forma que solo quede la raíz. Una vez hecho esto, hay que verter la tierra en un recipiente y sacar todas las raíces. Coloca la tierra nuevamente en la maceta y riégala. Añade los tallos cortados en la nueva maceta.

Durante la primera etapa, a pesar de que el kalanchoe es bastante resistente, necesitará cuidados extra. Recuerda colocar el kalanchoe en un espacio con buena luz, pero no directa. El riego dependerá al principio de las condiciones de la planta, y de la época del año. Por este motivo, intenta regar la planta con moderación para evitar encharcamientos.

¿Cuántas veces florece un kalanchoe?

Los kalanchoe suelen florecer a finales del invierno, casi comienzos de primavera. Aunque es cierto que depende de sus cuidados, puede florecer todo el año.

¿Qué propiedades tiene el Kalanchoe?

El kalanchoe es una planta muy bonita para decorar, pero también con bastantes propiedades medicinales. Se trata de una planta conocida por su poder tranquilizante, antiinflamatorio y porque ayuda a prevenir cálculos renales. También es muy efectiva para prevenir problemas tópicos, así como migrañas, o problemas estomacales.

En cuanto a la aplicación en la piel, se recomienda apostar por una toalla o compresa, pero no directamente. Es importante usar hojas frescas, y no reutilizarlas. Recuerda no abusar de esta planta y consultar siempre con un especialista antes de utilizarla.

El kalanchoe en la decoración

El kalanchoe es una planta muy resistente y fácil de integrar en casa. Se puede incorporar en diferentes estancias de la casa. Uno de nuestros rincones favoritos es la zona de la cocina. Añade una estantería, incorpora tus especies favoritas y al lado un par de macetas de kalanchoe. Le dará un toque natural, y alegre a la cocina.

kalanchoe-planta-flores-rosas
Pexels

Otro rincón en el que lucir estas plantas es en el balcón. Añade varios tipos de kalanchoe, en diferentes tonalidades, y verás como brillará tu exterior. Recuerda que no deben recibir luz directa.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?