De la huerta a tu mesa

Huerto urbano: qué es, qué ventajas tiene y cómo iniciarte en los cultivos más sencillos

Una zona exterior como un jardín, una terraza o un balcón, pide un huerto urbano. Además de permitirte comer lo que tú mismo cultivas, tiene muchos otros beneficios. Mira, mira

00427667

Los huertos urbanos son una tendencia en alza. Cada vez más extendidos en terrazas, áticos, jardines y balcones, se han convertido en una alternativa para conectar con la naturaleza, al mismo tiempo que nos permiten disfrutar de alimentos más saludables. Eso sin contar la satisfacción de poder disfrutar de un fruto sembrado, cultivado y recogido con nuestras propias manos.

¿Qué es un huerto urbano?

Un huerto urbano es un espacio ubicado generalmente en el exterior y destinado a cultivar verduras, hortalizas, legumbres, plantas aromáticas a pequeña escala y, generalmente, destinadas al autoconsumo. Y es que vivir en la ciudad no está reñido con tener un pequeño espacio que te conecte con la naturaleza y que sirva para poner en funcionamiento tus dotes agricultoras.

00345650

¿Cuáles son los beneficios y ventajas de tener un huerto urbano?

Practicar la jardinería tiene muchos beneficios, y lo mismo sucede si tienes un huerto urbano en tu casa. Estas son las ventajas que conlleva:

  • Un huerto urbano proporciona alimentos sanos y nutritivos, con el sabor auténtico de las hortalizas.
  • Es una actividad relajante y saludable, que implica hacer un poco de ejercicio aeróbico, lo cual tiene consecuencias muy favorables para la salud.
  • Es una manera de valorar el medio ambiente y la naturaleza, poniéndonos en una mayor conexión con ella.
  • Es una actividad muy adecuada para todo el mundo, incluidos niños y mayores. Los primeros encuentran en ella una gran fuente de conocimiento, mientras que para las personas mayores es una buena manera de hacer ejercicio.
  • La jardinería urbana sensibiliza ante los procesos productivos y la calidad de las frutas y hortalizas que compramos en el mercado o el súper, teniendo aún más en cuenta no solo su sabor y calidad, sino también sus métodos de producción, valorando más los cultivos ecológicos.
  • Sirven para conocer mejor los procesos naturales y potencian nuestra capacidad para observar el medio natural
  • En las ciudades y zonas urbanas, se convierten en pequeños pulmones, que purifican el aire.
Mujer y niña madre e hija en el huerto urbano con plantas y hortalizas-402740

¿Qué tipos de huertos urbanos existen?

Los huertos urbanos pueden instalarse en cualquier espacio, como un jardín, un patio, una terraza o un jardín. Hay varios tipos de huertos urbanos y su elección dependerá, en gran medida, del espacio que tengas disponible.

  • Huerto urbano vertical: son la mejor opción para espacios exteriores pequeños, en los que no se puede instalar una mesa de cultivo o un huerto de suelo. Van instalados en las paredes mediante módulos de polipropileno o de yute y son muy resistentes a la intemperie. Son los más adecuados para hierbas aromáticas y frutas pequeñas, como las fresas que, además, crecen en horizontal. Puedes instalar tu huerto vertical en la cocina, tendrás a mano tus hierbas aromáticas, conseguirás un agradable olor en la cocina y la alegrará.
  • Mesa de cultivo: están diseñados con profundidad suficiente para acoger un gran volumen de sustrato. Su éxito reside en su comodidad, ya que evitan que haya que agacharse para trabajar en él. Suelen emplearse para hortalizas que no crecen mucho en altura, como lechugas, pimientos o berenjenas. La mayoría incluyen un estante inferior, lo que ayuda a tener todas las herramientas debajo guardadas y, lo más importante, a mano. Son una buena solución para iniciados en los huertos urbanos, además de
  • Huerto de suelo: son grandes contenedores que se instalan en el suelo. Pueden ser planos o contar con escalones, ofreciendo un atractivo resultado cuando el huerto está en pleno esplendor. Debido a su gran tamaño, suelen ser las más adecuadas para jardines o áticos, en los que los metros cuadrados no son un problema. También es posible emplear palés para hacer tu propio huerto urbano, con la precaución de tratar la madera para que aguante las inclemencias del tiempo y colocar una malla geotextil en su interior que impida que la tierra se salga.
panel de mader con huerto urbano vertical_00458346_O

panel de mader con huerto urbano vertical_00458346_O

A falta de espacio, hay que ser imaginativo. Por eso las paredes, además de lienzos en blanco, son el soporte perfecto para colocar unas plantas y tener, incluso, un pequeño huerto urbano. Un poquito de perejil, albahaca y tomillo y ¡verás cómo saben tus platos!

¿Cómo iniciarse en un huerto urbano?

Si tienes una zona exterior en la que dé el sol mucho y, además, te encantan las plantas, arrancarte en el cultivo de un huerto urbano será muy fácil. Si no quieres hacer una gran inversión inicial, puedes utilizar macetas que ya tengas en casa o, incluso, contenedores como canalones o cajas. Un huerto urbano no necesita de mucha profundidad, por lo que tendrás suficiente con recipientes de entre 7 y 15 cm. Lo importante es que aportes al sustrato los nutrientes necesarios, así como un buen drenaje, y que los recipientes cuenten con agujeros de drenaje para evitar los encharcamientos.

Un factor básico cuando te inicies en un huerto urbano es el riego: cada planta tiene unas necesidades de riegos distintas, así que será importante que las respetes para que las plantas prosperen. De hecho, uno de los mayores problemas tanto en el cultivo de huertos urbanos, como en la jardinería es el exceso de riego.

La ubicación es también importante y es que hay que colocarlo en una posición en la que reciba toda la luz solar posible, al menos 5 o 6 horas. Además, instalarlo en tu casa no supone una gran inversión, si bien es cierto que, el primer año, al tener que adquirir una mesa de cultivo o contenedores específicos (de mayor tamaño que las macetas tradicionales) para las hortalizas puede implicar un pequeño desembolso.

Huerto de primavera plantar aromáticas

¿Qué plantas son las mejores para empezar un huerto urbano?

Las mejores opciones para iniciarse son las hierbas aromáticas, de fácil cuidado porque no tienen fruto. También las hortalizas de hoja verde,como acelgas, escarolas o lechugas, son fáciles de cuidar y, al no tener un sistema radicular muy profundo, podrás plantarlas en tu casa cómodamente. Para dar un paso más, prueba con tomates (los cherry son más satisfactorios y pueden estar ofreciendo frutos durante todo el verano), pimientos o berenjenas.

¿Qué se puede cultivar en un huerto urbano?

Casi lo que quieras, todo dependerá del espacio que tengas disponible para instalar tu huerto urbano y del clima de tu zona. También existen distintos tipos de cultivos según la época del año.

  • Primavera y verano: es el mejor momento para comenzar con tu huerto urbano. Comienza sembrando semillas de tomates, berenjenas, pepinos, calabacines, sandías, melones, aromáticas, patatas, zanahorias, espinacas, brócoli o frutos rojas, como moras, frambuesas o grosellas. En verano podrás disfrutar de todo su sabor. Si quieres saber más sobre qué cultivar en primavera en el huerto urbano, te dejamos todas las claves.
  • Otoño e invierno: durante los meses más fríos, tu huerto urbano también puede concederte muchas alegrías. Así, podrás disfrutar de verduras de hoja verde, como la lechugas, apio o espinacas, verduras de flor, como brócoli, coliflor o alcachofas, zanahorias o ajos. Aprende más sobre los cultivos de otoño e invierno de tu huerto urbano.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?