Trucos de limpieza

¿Tus vasos se han estropeado por el uso del lavavajillas? Te contamos cómo repararlos

El lavavajillas es una bendición, pero si no lo usas de forma adecuada puede echar a perder tus vasos favoritos. ¡La buena noticia es que hay varios trucos para recuperar su brillo!

Lavavajillas abierto.

Descubre cómo limpiar los vasos estropeados por el lavavajillas con estos sencillos trucos.

El Mueble

Seguro que, desde que has instalado un lavavajillas en la cocina, tu día a día se ha vuelto más liviano. Y es que este electrodoméstico contribuye enormemente a ahorrar tiempo en las tareas del hogar (algo que se agradece, sobre todo, cuando nos toca preparar esas recetas de invierno que requieren un sinfín de menaje). El proceso es tan sencillo como meter en orden cada plato, vaso, cacerola y cubierto hasta llenar el lavavajillas, agregar una pastilla para el lavado y abrillantador, y elegir el programa que más nos interese. Sin embargo, en ocasiones vamos con tanta prisa que acabamos escogiendo la temperatura o el programa equivocados, y acabamos estropeando nuestros queridos vasos. Sabes a qué nos referimos, ¿verdad? Exacto, a esa capa mate y blanquecina que los vuelve tan antiestéticos. En realidad se trata de un error habitual en el uso del lavavajillas.

¿Por qué se estropean los vasos en el lavavajillas?

Cuando los vasos se estropean por el uso del lavavajillas, se ven mates y con una capa de color blanco, pero, ¿por qué ocurre eso? Algunas personas piensan que puede deberse a un exceso de abrillantador en el lavavajillas, pero no es así. Cuando los vasos se estropean en el lavavajillas es por varios motivos que vamos a resumirte a continuación:

  • El agua tiene exceso de cal
  • El detergente no es el adecuado
  • El agua de la ciudad es muy dura
  • Has elegido mal la temperatura del agua
  • Has elegido mal el programa del lavavajillas
  • No limpiar el lavavajillas también puede afectar al resultado

Cómo quitar el blanco de los vasos del lavavajillas

Si ya has identificado el motivo por el que tus vasos se han estropeado en el lavavajillas, ahora toca repararlos y prevenir futuros daños para que no vuelva a ocurrir.

  • Vinagre blanco: existe un truco de limpieza natural que le devolverá a tus vasos el brillo perdido. Consiste en introducirlos en un barreño con agua tibia y vinagre blanco y dejar que la mezcla repose unas 3 horas. A continuación, tendrás que aclararlos usando agua tibia y un jabón detergente suave. ¿Todavía huelen a vinagre? No te preocupes. Vuelve a introducirlos en el barreño, pero esta vez poniendo limón en el agua.
  • Bicarbonato: otro truco de limpieza natural para reparar los vasos estropeados por el uso del lavavajillas es ponerlos a remojo en agua caliente, con dos cucharadas de bicarbonato y otra de sal. Para que el truco funcione, tendrás que dejar la mezcla un mínimo de 30 minutos, y no olvides lavar los vasos a continuación con un jabón suave.
  • Sal y limón: la mezcla de la sal y el limón también te ayudará a quitar esa capa mate y blanquecina de los vasos. Primero, corta un limón a la mitad y usa una parte para frotar los vasos. A continuación, echa un poco de sal a la mezcla y continúa frotando hasta eliminar toda la cal. Termina el proceso lavando los vasos con normalidad.
Mujer metiendo cubiertos en el lavavajillas.

Una mujer organizando los cubiertos en el lavavajillas.

El Mueble

Cómo evitar que los vasos se estropeen en el lavavajillas

Para evitar que los vasos (y el resto del menaje) se estropeen con el uso del lavavajillas, hay varios trucos que deberías poner en práctica desde ya.

  1. Reduce la temperatura del ciclo de lavado: concretamente, a menos de 55º, ya que la cal es 'gran amiga' de las altas temperaturas.
  2. Elige un detergente adecuado: en el supermercado encontrarás detergentes en múltiples formatos, desde líquidos hasta en polvo o en pastillas.
  3. Echa solo la cantidad necesaria de detergente: si echas más de la cuenta, el lavavajillas no podrá enjuagar bien los vasos.
  4. Ajusta la cantidad de sal: para ello, tendrás que averiguar cuál es el nivel de cal del agua de la zona donde vives.
  5. Compra vasos aptos para lavavajillas: si quieres evitar sustos, lo mejor es que solo adquieras vasos que puedan lavarse a máquina.
  6. Coloca los vasos separados: de este modo, no chocarán mientras el lavavajillas está en marcha. Un gesto muy sencillo que te ahorrará problemas.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?