ORDEN

Método noruego Koselig: claves para un hogar en orden y súper acogedor

Koselig se traduce como acogedor, pero en realidad va mucho más allá. Es pasar un buen rato, estar cómodo, disfrutar con los tuyos... es sentirse en casa. Estas son las claves para conseguirlo

butaca gris junto chimenea encendida manta cuadros 00446876

Llegas a casa después de un largo día. En la calle está todo oscuro y hace mucho frío. Una vez dentro te pones tu ropa más cómoda y enciendes la chimenea o unas velas. Te acurrucas en el sofá, con muchos cojines, una manta calentita y una bebida caliente entre las manos. Tomas tu comida favorita, y pasas el tiempo con los tuyos, jugando a juegos de mesa con tu familia y amigos, o viendo un programa de televisión juntos. Así es como los noruegos describen koselig.

Koselig es una palabra muy habitual en Noruega. Este concepto no tiene una traducción exacta, pero lo más cercano que tenemos en español es acogedor. Como matiz a este término, para los noruegos, koselig implica también socializar con otras personas, de manera que el ambiente no solo se percibe como cómodo y acogedor, sino como agradable, sin estrés, social.

Koselig y el orden

Y para lograr ese ambiente cálido y acogedor, empezar por el orden es primordial. Y es que un entorno desordenado o en el que reina el caos nunca será sinónimo de acogedor o de un ambiente sin estrés. Si no todo lo contrario. Dentro de este contexto, se pueden aplicar las máximas de la experta en orden Marie Kondo, quien defiende que un ambiente acogedor debe contar con un espacio para cada cosa, así como prescindir de todo aquello que no nos aporta felicidad.

COSAS-QUE-HACES-EN-CASA-QUE-ENGORDAN-00446901 O

Otro de los consejos para lograrlo es deshacerte de todo lo que no vale o está roto, porque esos elementos no contribuyen al confort.

Un hogar (o cualquier espacio) que quiera presumir de acogedor, debe comenzar por eliminar el ruido visual, contar con lo necesario, textiles gustosos, piezas cómodas y de calidad y, sobre todo, estar ordenado.

Solo así nos sentiremos a gusto y seremos capaces de disfrutar del momento y el lugar con familia y amigos, que podamos sentir koselig.

¿CÓMO HACER TU CASA KOSELIG?

Lo más importante es generar un entorno cómodo en el que prime el orden. Para hacerlo utiliza diferentes elementos de decoración:

  • La luz es crucial, ayuda a crear ambiente y a que nos sintamos acogidos. Es por esto que los noruegos usan la chimenea y las velas para producir ambientes cálidos.
  • Para que el espacio sea cómodo, le añaden piezas confortables, con muchos cojines que inviten al relax.
  • También utilizan mucho las mantas. Estas, además de combatir el frío, les aportan esta sensación de abrazo, de estar en casa y de relajarse, que hace que todo sea más acogedor.

butaca gris junto chimenea encendida manta cuadros 00446876

Koselig en invierno

Este término, o la variante kos, es ampliamente utilizado en el día a día de los noruegos. Lo añaden a las frases para expresar que se han sentido acogidos o que se lo han pasado bien en una actividad. Sin embargo, el concepto adquiere otra dimensión en invierno. Por su latitud, Noruega tiene inviernos muy largos, muy fríos y con muy poca luz. Para contrarrestar esto, han tenido que originar entornos y rutinas acogedoras para sentirse bien con los suyos durante estos días.

En realidad, koselig es sinónimo de hygge, una palabra que existe en noruego, pero que se popularizó como moda desde el danés. En sueco existe mysig. Y todos estos términos tienen un significado muy similar.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?