ORDEN, LIMPIEZA Y AHORRO

Cómo limpiar la moqueta correctamente

Mantener tu moqueta limpia y libre de suciedad, manchas y polvo la mantendrá como nueva por más tiempo y también aumentará su vida útil. ¿Quieres saber como lograrlo?

salon-con-moqueta 00507361 O

A continuación compartimos los pasos básicos para limpiar la moqueta y algunos consejos y trucos clave que pueden ayudar a facilitar la tarea y a mantener la moqueta limpia durante más tiempo.

Cómo limpiar la moqueta

Es importante prestar una atención especial al cuidado de la moqueta. Por ello, intenta evitar que se ensucie en la medida de lo posible. Lo recomendable es ir pasando la aspiradora para quitar el polvo y otras suciedades. Quitarse los zapatos es un pequeño gesto, pero ideal para mantener limpia la moqueta.

Tanto si tienes moquetas como alfombras, es imprescindible pasar la aspiradora al menos una vez a la semana, y con más frecuencia si tienes niños o mascotas. Y en caso de encontrar una mancha, debes quitarla cuanto antes y aplicar un producto específico sobre ella o bien disolver este producto en agua y aplicar por toda la superficie afectada.

Cómo limpiar la moqueta.

1. Elimina el polvo y la suciedad

Permitir que el polvo y las partículas de suciedad se queden entre en las fibras de la moqueta es lo que hace que esta tenga un aspecto más apagado y retenga olores. La mejor manera de limpiar una alfombra es utilizar una aspiradora con una fuerte succión y usarla a menudo.

¡Existen varias opciones en el mercado que están pensadas únicamente para limpiar moquetas! Sin embargo, si no tienes una aspiradora específica o, directamente, no tienes aspiradora, hay otras formas de limpiar la moqueta, como una escoba vieja.

2. Limpia las posibles manchas de tu moqueta

Cuanto antes, mejor: este es el lema que seguirás al tratar con las manchas de las moquetas y alfombras, así que si ves que se ha derramado líquido en la moqueta, actúa rápidamente. Intenta utilizar un trapo o papel de color blanco, pues una servilleta o paño a color podría desteñir. En el caso de manchas de comida o de barro más sólidas, nunca frotes con fuerza, porque empujarás el contenido más hondo.

3. prueba una solución de vinagre y agua

En El Mueble siempre defendemos los buenos consejos de limpieza basados en remedios naturales. Ahora no podría ser menos: en una botella de spray, mezcla una parte de vinagre blanco y tres partes de agua fría. Tendrás que rellenar la botella varias veces si limpias una moqueta de pared a pared. ¿Lo mejor? Gracias al vinagre limpiarás la moqueta a la vez que desinfectas.

Una vez preparada la mezcla, rocía la solución de vinagre y agua sobre la moqueta hasta que esté húmeda. Deja que la solución permanezca en la alfombra durante cinco minutos aproximadamente para que pueda descomponerse la suciedad.

Asimismo, usa un paño de microfibra para eliminar la solución y, a su vez, la suciedad. A medida que el paño se vaya ensuciando, ves aclarándolo en agua y repitiendo la acción.

Cómo limpiar la moqueta.

4. Deja que la moqueta se seque

Abre las puertas y ventanas para airear y permitir que entre el aire fresco de fuera entre en la estancia. Si tienes niños o mascotas, evita que estos crucen la habitación y pisen la moqueta mientras se está secando.

Si tienes que utilizar la habitación mientras la moqueta está húmeda, coloca láminas de plástico o lonas para evitar pisar las manchas. ¡Ya verás que bien queda el resultado final!

Cómo limpia la moqueta en seco

Existen distintos tipos de alfombras: estilo moqueta, que cubren toda la habitación, una alfombra que cubre un espacio determinado, de pelo cortado, de nailon, de poliéster, de yute o vinílicas... Y todas ellas, aunque no lo parezca, puedes ser limpiadas en seco. Simplemente, debes prestar atención al tipo de material del que está hecho tu alfombra o moqueta.

  • Bicarbonato de sodio. Para las alfombras de lana, es muy efectivo el bicarbonato de sodio. Aplícalo durante un par de horas, ¡y ya verás cómo queda como nueva! También eliminará los malos olores que pueda tener.

  • Sal. Además, puedes limpiar y desinfectar tu alfombra con sal. Una vez extendida por tu moqueta, enróllala y deja la sal actuar durante un par de horas. Luego, pasa el aspirador para que quede perfecta.

  • Productos específicos para alfombras. Estos productos están hechos con un disolvente en polvo que quita la suciedad. Basta con echarlo sobre la mancha, dejar actuar y aspirar finalmente.

  • Usa el producto del lavavajillas. Mézclalo con amoniaco y agua tibia e introdúcelo en una botella de pulverizador. ¡Así no empaparás la alfombra!

Cómo limpiar la moqueta.

Más consejos básicos para mantener limpia la moqueta de tu casa

1. Escoge un buen material

Si vas a poner una moqueta o quieres cambiarla porque la tuya ya está muy desgastada, aprovecha y coloca un modelo de buena calidad. Si es más acolchada, evitarás que la suciedad se incruste en la moqueta.

2. Aplana los bordes

Después de muchos usos, las moquetas suelen soltarse por las esquinas o bordes. Para solucionarlo, coloca sobre las puntas sueltas un trapo húmedo y con una plancha a temperatura media para aplanarlas.

3. Utiliza un felpudo

Los felpudos de las puertas aguantan mucho. No obstante, tu felpudo absorbe constantemente la suciedad, la humedad y los gérmenes que quieren entrar en casa. No hace falta suponer que se ensucia muy rápido. Si no quieres que tu felpudo contribuya a entrar suciedad en casa (y arruinar tu moqueta), límpialo regularmente o sustitúyelo cada dos semanas aproximadamente.

4. Levanta los muebles

Levántalos siempre que los desplaces por la habitación o bien pases el aspirador. Si los arrastras, acabarán dañando las fibras de la alfombra y se echará a perder.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?