¡Comprobado!

Trucos y remedios caseros para limpiar los azulejos del baño

Hay productos naturales estupendos para luchar contra la cal, los hongos y los restos de jabón en las paredes del baño y la ducha. Estos son los más efectivos

baño con azulejos azules en espiga y mampara fija_00523145

En las tareas habituales al limpiar la casa, el baño es una de las estancias que más atención requiere. Pero, ¿aprovechas también a limpiar los azulejos? Seguramente, la respuesta sea que no. Los azulejos del baño, además de suciedad, acumulan restos de cal, jabón o moho, por lo que su limpieza puede ser un poco complicada si quieres resultados de 10 y que las paredes del baño estén relucientes. Te ofrecemos varios remedios caseros para limpiar los azulejos del baño y que, hasta las juntas, queden impecables.

Y aunque siempre puedes utilizar limpiadores específicos, antes de sumar un nuevo producto a tu kit de limpieza básico, ten en cuenta que hay muchos productos (que seguro que tienes en casa) con los que puedes limpiar los azulejos y sus juntas.

Manchas más comunes en los azulejos del baño

Aunque no lo creas, no solo el polvo se queda incrustado en los azulejos del baño. Hay otras manchas que también tendrás que atacar:

  • Cal: es una de las manchas más comunes en la zona de la ducha y, en zonas donde el agua está muy calcificada, tendrás que tener especial cuidado y limpiarla a menudo. Si lo dejas, quitar esas manchitas blancas tan feas será más complicado.
  • Jabón: los restos de jabones, champús y acondicionadores se endurecen cuando se secan, provocando unas manchas rosadas y negrizcas en juntas y bordes del plato de ducha.
  • Hongos y moho: es habitual que salgan estas manchas en las juntas de los azulejos, producidas mayormente por el efecto del agua. Son habituales en los azulejos de la parte baja de la ducha.
  • Óxido: si tienes algún objeto metálico en el baño, lo normal es que con el efecto del vapor y el contacto continuo con el agua se estropee, dejando las típicas manchas anaranjadas.
dilema-deco-cortina-o-mampara-00497972

¿Cómo limpiar los azulejos del baño?

Hay varios métodos que puedes emplear para dejar los azulejos brillantes e impolutos. Estos son los remedios caseros más efectivos.

Cómo quitar el sarro y limpiar los azulejos con vinagre

El vinagre es un limpiador multiusos estupendo para muchas superficies, ¡también los azulejos del baño! Necesitarás: una bayeta, vinagre de limpieza, un estropajo y un paño seco.

Cómo hacerlo paso a paso

  • Paso 1. Moja la bayeta en agua, escúrrela y echa un buen chorro de vinagre sobre ella.
  • Paso 2. Frota todos los azulejos. Si hay manchas difíciles de quitar, utiliza un estropajo para esas zonas.
  • Paso 3. Si hay zonas de difícil acceso, utiliza un cepillo de dientes o un cepillo de cerdas, que te permita acceder bien a todos los rincones y esquinas.
  • Paso 3. Aclara los azulejos con la alcachofa de la ducha. En las zonas en las que no puedas echar agua de esa manera utiliza la bayeta que has utilizado previamente y bien aclarada. El objetivo es retirar todos los restos de vinagre que puedan quedar sobre la superficie.
  • Paso 4. Con un paño seco, seca toda la superficie. Emplea tantos trapos secos como sea necesario.

En este vídeo, podrás ver cómo se limpian los azulejos con vinagre paso a paso.

Limpiar los azulejos del baño con bicarbonato

El bicarbonato es otro de esos productos naturales básicos en la limpieza del hogar. Es un desodorizante natural, además de ser ecológico, económico, inodoro y muy, muy eficaz. Para emplearlo en la limpieza de los azulejos del baño, necesitas bicarbonato, jabón líquido, agua oxigenada, un dispensador con spray. Para hacerlo sigue estas instrucciones:

  • Paso 1. Mezcla en el dispensador 1/2 taza de bicarbonato, 1 cucharada de jabón líquido, 1/4 de taza de agua oxigenada y un poco de agua.
  • Paso 2. Pulveriza los azulejos con la mezcla y las juntas y deja que actúe durante 10-15 minutos.
  • Paso 3. Si hay manchas de moho, frota esas zonas con una esponja o un estropajo.
  • Paso 4. Repasa toda la superficie con un paño húmedo para eliminar todos los restos de la mezcla.
  • Paso 5. Finalmente, pasa un trapo para secar la superficie.

Limpiar los azulejos del baño con vinagre y bicarbonato

Es la mezcla estrella en la limpieza del hogar. Porque si por separado son efectivos, cuando están juntos son ¡imparables! Esta mezcla sirve incluso si aún te preguntas cómo limpiar el baño como un profesional. Mezcla por partes iguales bicarbonato y vinagre en un recipiente abierto (ten en cuenta que cuando se mezclan esta base con este ácido, se produce una reacción química que genera vapores y si lo metes en una botella cerrada podría explotar y ser peligroso). Aplica la mezcla poco a poco en toda la superficie, deja que actúe entre 10 y 15 minutos y retira la mezcla con un paño húmedo. Después, seca los azulejos con otro trapo.

Cómo limpiar los azulejos con vapor de agua

La vaporeta es uno de los electrodomésticos más útiles para limpiar la casa. El vapor de agua se encarga de reblandecer la suciedad, permitiendo eliminarla más fácilmente. Puedes pasarla por los azulejos para eliminar los restos de cal y jabón, aunque con cuidado en las juntas con silicona, ya que el exceso de calor podría despegarla.

También puedes aprovechar después de darte una ducha, cuando el baño aún está lleno de vapor. Utiliza un paño con vinagre y verás cómo la cal desaparece. Pasa después un trapo limpio y seco para retirar los restos de producto.

¿Cómo limpiar los azulejos de la ducha?

Aunque de vez en cuando apliques alguno de los consejos que te hemos proporcionado, lo ideal es que, cada vez que te duches, implantes un pequeño ritual de limpieza muy efectivo.

  • Kit básico para la limpieza de la ducha: un buen consejo es dejar a mano un mini kit de limpieza para los azulejos. Puedes dejar un dispensador de spray con una mezcla de vinagre y agua cerca de la ducha, junto con un paño o una toalla vieja.
  • Seca los azulejos: después de cada ducha, aprovecha para secar los azulejos de esa zona. Así la cal no se incrustará en las paredes.
  • Ventila después de la ducha: así evitarás la aparición de moho y hongos y los azulejos se mantendrán en perfecto estado durante más tiempo.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?