Mobiliario infantil

51 /239
Tipi de niños en dormitorio infantil con literas de madera

51.

Vuelta a los orígenes

Como has podido ver, la infinidad de diseños hace difícil la elección. Pero si quieres el clásico tipi, opta por el estilo indio americano, con estampados navajos que recuerden al lejano Oeste, y un montón de cojines. 

Tipi de niños en habitación infantil.

52.

Rincón de lectura

El tipi puede ser un lugar idóneo para leer cuentos, creando un ambiente superespecial. Si le añades una guirnalda de luz, las historias al atardecer con tu hijo o hija serán un recuerdo de infancia para toda la vida. 

dormitorio moderno con cabecero y cuna

53.

Un dormitorio donde se ha puesto en práctica el mix & match

La tendencia mix & match le sienta de maravillas a este dormitorio. Esta habitación conserva lo mejor de la tradición, con los suelos de mosaico hidráulico recuperados, y lo combina con acierto con piezas de diseño actual, como el cabecero a modo de murete o la cuna de colecho. ¿El resultado? Un dormitorio moderno al 100%.

Lámpara tipo bombilla de Denoe Design y taburete de Kintoc.

54.

Tecnología bien guardada

El cableado de los ordenadores, impresoras y aparatos electrónicos deben estar ocultos y, si se ven, tienen que estar bien ordenados y organizados para no entorpecer el Feng Shui.

Habitación infantil en tonos tostados con zona de juegos y tipi

55.

Tostados para la casa armónica

¿Prefieres usar un único color para toda tu casa? Los arenas son ideales. Y si quieres darle un toque más gracioso al cuarto de los niños, combínalo con un papel pintado como aquí. No perderás armonía, ganarás personalidad y a ellos les encantará.

56.

Pon persianas o estores de lamas

Ya desde bebés, hay que inculcarles que el sueño es una rutina. En época de verano, las cortinas y las persianas nos ayudan a recrear la oscuridad de la noche. Puedes utilizar persianas venecianas como en esta habitación. Cuna y cómoda, de Dijous. Alfombra, de Zara Home.

57.

A su medida

El armario es igual para los dos, pero el resto de muebles se adapta a las necesidades de cada niño. Para el niño una cama de 'mayor' y una mesa para poder dibujar y jugar. 

58.

Listo para crecer

No hace falta llenar la habitación de un bebé de muchas piezas. La cuna, el cambiador y un armario son suficientes para esta etapa. Elige muebles evolutivos, como la cuna Sleepi de Stokke (649 €,en Abitare Kids). Así puedes aprovecharlos más años.

59.

Universo en rosa

En su versión palo nos encanta y con gris queda muy actual. Es una combinación tranquila y luminosa, perfecta para una princesita. La ropa de cama, el protector (45,95 €) y el cojín de rombos (16,95 €) son de Nobodinoz, en Abitare Kids.

60.

En dos colores

Pinta la habitación en dos tonos para marcar la separación entre ambientes. Hemos elegido un gris para la niña, necesita calma (mod. Discovery de Valentine). Y un azul para el niño, perfecto par estimular su imaginación (mod. Nautilus de Valentine).

61.

@noelopezv

La modelo, bloguera e instagramer Noelia López tuvo claro que para montar la habitación de Arnaldo bastaba con pocas piezas, cinco en su caso, pero prácticas. Y, aunque la base la eligió blanca, le dio vida con los detalles de verde, su color preferido, y una pincelada de gris, presente en el papel pintado que decora la pared de la cuna. 

62.

Una habitación para jugar

Las habitaciones infantiles también tienen que ser una extensión de la personalidad de los más peques, y esta es toda una inspiración: colores claros, espacio para el juego y mucha decoración. ¿Cómo imaginas la habitación de tus peques? En nuestro Pinterest tienes muchísimas más ideas.

63.

Techos blancos y espacios abiertos

Bajo el tejado, una única habitación diáfana: tras el murete que hace de cabezal, el baño; tras el biombo, una cuna también de madera blanca. La única distracción es la colcha roja. 

Cuna decapada, similar en Bona Nit. 

64.

El dormitorio infantil

El dormitorio infantil se decoró de manera que se mantuviera atemporal durante más tiempo. La alfombra de fibras aporta calidez al mobiliario de color blanco. 

Cama, de Ikea. Taburete, en Filocolore. Alfombra, en Sacum. Funda de flores, cojines y plaid, de Filocolore. Muñecos, de Blaubloom.

65.

¡Esta idea sí que es low cost!

Como que no tienes que comprar nada. Simplemente tienes que dejar que la vida fluya... sin pasarse, claro. Se trata de no arreglar los espacios en un orden estricto, sino de dejar un desorden controlado. Una casa que respira vida, es una casa más bella. Decorado por Bárbara Aurell.

Vía Pinterest

66.

La serenidad de las montañas

Quizás sea el modelo del avión pero esta habitación infantil nos traslada al mundo de Antoine Saint-Exupéry y a vivir con él las aventuras de El principito más allá de las montañas pintadas en la pared. 

Vía Pinterest

67.

Pura ternura

Si sois de la generación de Enrique y Ana recordaréis "La canción del Panda", dedicada a Chu-Lin, el panda más bonito de todo Madrid. ¿Quién no abrazaría a un panda y le achucharía? Estos son de http://littlehandswallpaper.com

Vía Pinterest

68.

Visión cosmopolita

Conocer otros países y culturas. ¿Cómo serán los que viven en ese país? ¿Y los que viven en aquél otro? Miles de historias y aventuras que desde pequeños pueden imaginar observando la pared de su habitación. Este mapa del mundo es de http://littlehandswallpaper.com/

69.

Se hacen mayores...

Y sus habitaciones también. Dale estilo. Una pared de ladrillo visto es una gran idea. ¿Otra? Crear dormitorios juveniles que sea más salones que dormitorios. Hasta un palé hace las veces de "mesita-puf". Este es de Coton et Bois. Y los cojines, de Calma House. Espacio decorado por Asun Antó.

70.

Geometrías con pintura

Siguen siendo un must este año. Y en habitaciones infantiles encajan perfectamente. Mira aquí: en verde, blanco y gris. Una combinación fresca y happy a la vez. Todo el mobiliario y la alfombra proceden del El Corte Inglés. Es espacio está decorado por Carlota Peydro. 

71.

¿Poco espacio y muchas ganas de decorar?

Utiliza el papel pintado. Imagina esta habitación con la pared blanca... ¿le faltaría algo, no? El papel es poderoso y no ocupa nada. Más ideas, aquí. Cuco, en Cucosbaby. Lámpara, alfombra y cortinas, de Ikea. Papel pintado, en KM Family y tipi, de La Cangreja Deco. 

72.

Una cama para ti

Más cómodo imposible. Si tienes espacio, coloca junto a su cuna una cama porque la usarás en muuuchas ocasiones. Mobiliario diseño de Cuqui Olmedo, realizado por Kotablue. Colcha, de Zara Home. Papel pintado, de Coordonné. Diseño de Mónica Garrido. 

73.

Un banco bajo la ventana

Genial idea para que se siente a leer y a la vez, guardar. Un banco permite hacer cajones profundos ideales para guardar juguetes voluminosos. Habitación decorada por Elena Rodríguez.  

74.

¡Ojo con los más mini!

Mira que la separación de los barrotes no sea mayor de 7,5 cm y que el cambiador sea holgado y estable es primordial. Los primeros meses, un cojín antivuelco sobre el colchón es recomendable. Cuando se quiten los barrotes, poned una barrera o apostad por una camita baja con cojines a sus pies.

75.

Un dormitorio para dos gemelos

El armario entre las camas hace de mueble separador y se adapta a la forma del techo. Fue hecho a medida por Vicenç Torrent. Los cabeceros se hicieron con la misma madera de los suelos y las paredes.

Cojines y manta de Mikmax. El de reno es de La Maison. 

76.

El mosiés: su primera camita

El moisés es ideal para los primeros meses de vida, pero puedes saltar directamente a la cuna, eso sí, con reductores para que el bebé se sienta más arropado. Este moisés es el  Sleepi mini de Stokke. Se puede ampliar a cuna y a cama con los kits complementarios. 

77.

Cuna de colecho

Esta es la cuna Fizz convertible en modelo de colecho, de Kenay Home. El somier es regulable en altura hasta en ocho posiciones y tiene ruedas para moverlo fácilmente. Su precio es de 419 €.

78.

Cama evolutiva

Es la cuna evolutiva Baby de Flexa, que se adapta al crecimiento del niño. Tiene 5 etapas: desde bebé hasta cama de 145 cm de largo. Realizada en madera de haya, destaca por su diseño suavemente ovalado. Mide 88 cm de alto, 145 cm de largo y 75 cm de ancho. Cuesta 628 € en Abitare Kids. 

79.

De cuna de bebé a cuna para niño

 Esta cuna de Flexa tiene dos alturas: cuando el bebé crece, el somier se baja para convertir la cuna de bebé en una cuna infantil. En blanco, está disponible también en rosa, en verde y en amarillo. Realizada en DM, mide 64 x 124 cm x 92 cm y su precio es de 481 € en Abitare Kids. 

80.

Cambiador-bañera

Es el modelo Maths de Alondra, concebido para cambiar y bañar al bebé durante los primeros meses de vida. Sus medidas son de 79 x 49 x 93 cm y cuesta 575 €. La cuna a juego mide 132 x 64 x 80 cm y vale 575 €. Todo, en El Corte Inglés.

81.

Estilo nórdico

Líneas sencillas, con esquinas curvas, combinación de madera y blanco, confort y funcionalidad... Estas pueden ser las claves esenciales para elegir el mobiliario básico para la habitación del bebé. Este conjunto es de la firma Flexa. 

82.

Ergonómica

Esta cuna es un clásico de la marca Stokke, el modelo Sleepi, disponible en blanco, gris bruma y madera natural. Su diseño ovalado crea un entorno de descanso que no limita los movimientos del bebé. Su base se puede ajustar a diferentes alturas y puede expandirse en el futuro hasta convertirse en una cama, un sofá juvenil o incluso dos sillas. Cuesta 649 €. 

83.

Cuna + cambiador

Si el dormitorio de tu recién nacido es más bien pequeño, opta por un mueble compacto que sea un dos en uno. Este es el modelo Alondra, con toques verdes mint, de El Corte Inglés. Una cuna que además se convierte en cama nido. Mide 60 x 120 cm, incluyendo largueros de 2 metros y juego de lamas, para convertir la cuna en cama de 90 x 200 cm. Su precio, 1.125 €. 

84.

Tonos pastel

 Lo mejor para el mobiliario del bebé son las tonalidades suaves, como este cuna rosa Jimi de La Redoute. Tiene un somier de listones ajustable en altura para un confort adaptado al sueño de los bebés y mide 60 x 120 cm. Cuesta 330,65 €. El mueble cambiador, de la misma serie, vale 237,15 €, 

85.

Fizz

Este modelo de Kenay Home está especialmente pensado para practicar el colecho. Esta cuna convertible en modelo de colecho, tiene un somier regulable en altura en ocho posiciones. Además, incluye cómodas ruedas para desplazarla a la habitación que necesites. Cuesta 419 €. 

86.

Cunas transformer

A la hora de elegir cuna, escoge un modelo seguro y que se pueda aprovechar más allá de los primeros meses. Este, de Zara Home, permite quitar uno de sus laterales por completo para ser cuna de colecho o camita para los primeros años. Su precio, 199 €. 

87.

La casita de sus sueños

 Una cuna, un cambiador y una casa de juegos, todo en uno. Stokke Home es un sistema de módulos que te permite escoger los componentes que prefieras de la gama de productos y diseñar tu propia habitación. Su precio, 599 € en El Corte Inglés. 

88.

Minicuna con dosel

De madera lisa, su colchón de espuma recubierto por una tela plastificada impermeable mide 50 x 75 x 4 cm. Sus ruedas favorecen la movilidad e incluye dosel desmontable (70% algodón y 30% poliéster) y chichonera apta para lavar. La medida del alto de la cuna con dosel incluido es de 133 cm, cuesta 199 € y es de Zara Home. 

89.

Cuna + cama nido

El modelo Pompom de Kenay Home es una cuna que puede o bien incorporar dos grandes cajones para el almacenaje de ropa de cuna o juguetes o bien una cama nido, que ampliará las opciones de descanso. La podrás convertir en una práctica cama de 180x80 cm con cama nido o cajones y cabecero, una mesita de noche a conjunto, una bonita mesa de escritorio y un book para almacenar todas sus cosas. Cuesta 979 €. 

90.

Cuna sidecar o de colecho

El colecho es una práctica en la que bebés duermen con sus padres.​ Se puede hacer todos juntos en la misma cama o que la cuna del bebé esté enganchada a la cama de los padres como en la foto.

91.

Otros básicos

 Una vez haya elegido la cuna fíjate en los otros imprescindibles: la cómoda-cambiador, que sume orden y confort. La butaca o mecedora, para dar el pecho o el biberón. Un armario, para guardar bien toda su ropa y complementos. Y, por último, una alfombra de juegos, que sea lavable. 

92.

Alfombras sintéticas

Son duraderas y resistentes y es habitual que cuenten con tratamientos especiales antimanchas. Son alfombras de estética muy lograda, que admiten más colores y texturas que las naturales. Además de ser más económicas.

93.

¡Es una niña! Pero nada de rosa

“En el cuarto de mi hija Vega no quisimos el clásico rosa”. Pintaron azulito con el Jotun 5249.

Butaca y cambiador de Ikea. Alfombra de Toc Toc Infantil. 
Decohappy

94.

No sin mi gatito

Es de Decohappy y además de cojín decorativo sirve de doudou y de peluche para los más pequeños. Mide 31 x 25 cm y cuesta 27,99 €.  

Bloomingville

95.

Entre el cielo y el mar

Esta propuesta de cojines para vestir con mucho encanto y diversión su cama es de Bloomingville Kids. El cojín en forma de nube (45 x 30 cm), a juego con el de estrella, vale 35 €. 

96.

Un cuarto a medida para la peque

“Hicimos una cama nido, por si viene un amiguito, con tres cajones de almacenaje. En cuanto nuestra hija Mariona vio su cuarto, ¡se enamoró!”, cuenta María José. Muebles a medida de Thinking Home. Alfombra y funda nórdica, de Filocolore. Papel pintado de Saint Honore. Cesto en el suelo, de Muy Mucho.

Vía Pinterest

97.

¿No ves dónde hacerle una pizarra?

¡En su mesita! Una mano de pintura de pizarra y listo. Y en el centro, haz un agujero donde meter una maceta de zinc y colocar ahí todas las tizas. Las tendrá a mano y te evitarás encontrarlas perdidas por ahí.

Vía Pinterest

98.

Una casa para soñar

Con unos listones cortados en forma de tejado de dos aguas, la cama Kura de Ikea se convierte en una casa. Una idea simple pero ¡tan decorativa! A ellos les encantará y su habitación quedará mucho más bonita sin verse más llena. Puedes darle un toque más mágico, enrollando en los listones del tejado unas guirnaldas de luz. 

Vía Pinterest

99.

¿Unos armarios sosos?

Dales vida con un poco de pintura, como en esta habitación en la que se han pintado nubes blancas en las puertas de los armarios bajos. Les dan luz y los hacen mucho más bonitos. 

Vía Pinterest

100.

Stickers que dan mucho juego

¿Eres amante del blanco y no te atreves a dar color por miedo a equivocarte? Los stickers están hechos para ti. Dan vida a los muebles o a las paredes y muchos pueden desengancharse y volverse a pegar sin causar ningún deterioro.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?