Imagínate tu casa como un gran lienzo en el que quieres reflejar la luz del sol sobre cada uno de sus planos: suelos, techos y paredes son importantes. Y todos los elementos con los que decores también. Según cómo los elijas reflejarán o absorberán la luz. Por eso, no te pierdas estos 65 trucos para ganar luz (y en consecuencia, calidez) en casa que te ayudaran a pasar de una casa oscura y cerrada a una amplia y luminosa. 

29 /65

1.

1. Primera clave de iluminación: que nada detenga la luz

Salón luminoso con sofá  y ventanal.

Sofá Urban, mesa de centro de roble, mesas auxiliares y estores, en Thinking Home. Alfombra de yute, en B&B.

El Mueble

 Que la luz pueda entrar hasta cualquier rincón de cada estancia. Parece una evidencia, pero hay muchas decisiones que van limitando la cantidad de luz: la distribución del espacio es una de ellas. Un ejemplo claro, no pongas un sofá delante de un ventanal, la taparás. En frente o al lado, te permitirá disfrutar de un espacio más luminoso.

2.

2. Segunda clave: que el color potencie la luz

Sofá moderno con muebles de Ikea en blanco y amarillo.

Salón con sofá cama, butaca, mesa de centro, alfombra y escritorio de Ikea.

El Mueble

Y si quieres que la sensación de luz se reparta por toda la estancia necesitas el blanco. Es el color que más luz refleja. Por suerte, el total white esta de moda. Paredes, suelo, techos, telas, muebles... Ideal si el espacio es pequeño.

3.

3. Tercer mandamiento: que llegue a todas partes

Espacio abierto con cocina con cerramiento blanco de cristal y salón moderno.

Espacio abierto con cocina con cerramiento blanco de cristal y salón moderno.

El Mueble

Un loft es el espacio ideal para que la luz circule, pero no es necesario ser radical. Hay diferentes fórmulas para abrirle camino. Si tu cocina no tiene luz natural busca alguna manera de darle paso, en este caso se ha acristalado toda la L que da al salón.

4.

4. Espejos para potenciar y multiplicar la luz

Salón con sofás crema, dos mesitas auxiliares y espejo envejecido.

Salón con sofás a medida de Lagoa con tela de Gancedo, butaca de Vikal Home y espejo envejecido de Galería de Robles.

El Mueble

Con el uso de espejos no solo agrandamos el espacio, también rebotamos y conseguimos nuevos reflejos de sol. En este caso se ha utilizado uno con acabado envejecido para cubrir la pared. Pero no es la única opción, te contaremos más. 

5.

5. Y también espejos a modo de "ventanas"

Comedor con mesa envejecida y dos espejos que hacen de ventana.

Comedor con mesa y lámparas de techo, de Pathson en Cado.

El Mueble

Si los pones en frente de la entrada de luz, el sol hará el camino de ida y vuelta, iluminará el espacio como si realmente lo fueran. Este diseño además refuerza totalmente la idea de ventana. Y más con esta disposición. 

6.

6. ¿Un rincón oscuro?

Rincón al lado de la escalera con butaca en blanco y espejo dorado.

Rincón con butaca en blanco y espejo dorado.

El Mueble

camúflalo colgando también en él un espejo.

7.

7. Distribuye pensando en la luz

Salón con sofás en azul, chimenea, espejo y ventanal con asiento.

Salón con mesa de centro de la Maison y espejo de Westwing.

El Mueble

 Aprovecha los rincones que reciban los rayos de sol. Como en este caso un sofá taparía parte de la ventana, se ha instalado un banco: se puede disfrutar de toda la luz y de las vistas.

8.

8. Muebles bajo la ventana

Salón con sofás, butacas y gran ventanal con mueble de TV bajo las ventanas.

Salón con sofá, butaca, mesa de centro y reposapiés en Acevedo Ferrol.

El Mueble

 Cuando tienes unos grandes ventanales, además de bancos, puedes colocar una estantería o aparador bajo. Mejor blanco, ya sabes. Y si quieres una zona de asientos, un chaise longue, como no tiene respaldo, es mucho más baja que un sofá y no tapa tanto la luz.

9.

9. Las paredes de cristal

Salón con ventana con persiana, sofá, mesita de noche tipo tronco, estantería y puertas de cristal oscuras.

Salón con sofá rinconero, lámparas y mesa auxiliar tipo tronco, de Cado. Mesa de centro y ventilador, de Inthal. Librería de hierro, diseño de Jeanntte Trensig.

El Mueble

A la luz le gusta el espacio, por eso, si tenemos que dividirlo podemos usar soluciones como las paredes de cristal o las puertas de cristal. Si son correderas, acabarán desapareciendo, mejor que mejor. Las de la foto son plegables tipo acordeón.

10.

10. Puertas de cristal, que pase la luz

Salón con chimenea, puerta blanca de forma ovalada de cristal y puf de terciopelo azul.

Salón con chimenea, puerta blanca de forma ovalada de cristal y puf de terciopelo azul.

El Mueble

 Las podemos usar siempre que necesitemos un nivel de intimidad más bajo. Si necesitamos aislarnos del ruido, por ejemplo, pero no de las miradas. Antes siempre eran así en las de cocinas y recibidores y lo siguen siendo en muchas casas, especialmente clásicas. Es una buena costumbre decorativa.

11.

11. Las cortinas son protagonistas

Cocina blanca con ventanal con cortinas.

Cocina, diseño de ND Disseny d'Interiors, con mobiliario de Kvik. Lámpara aplique, modelo Orient, en Maisons du Monde. Pavimento, de Neocerámica.

El Mueble

Para iluminación de la cocina, la elección suele ser capital. La primera pregunta debe ser ¿las necesitamos? ¿Cuándo? ¿Para qué? Y la respuesta se debe encaminar a que interfieran lo menos posible. Si las necesitamos, que cuando estén abiertas se recojan fuera de la ventana. Las barras deben ser más anchas que la ventana para permitirlo. 

12.

12. La tela: lo más transparente posible

Dormitorio principal con rincón de lectura con silla, mesa auxiliar y lámpara de pie.

Dormitorio principal con rincón de lectura con silla, mesa auxiliar y lámpara de pie.

El Mueble

 Si necesitamos que la cortina esté corrida, que sea de una tela como hilo, voile, lino de trama abierta... Son telas y tipos de trama que permiten que entre muchísima más luz. Y mejor que sean blancas, o casi, si no quieres que la luz distorsione el color de la habitación.

13.

13. Estores que también sean vaporosos

Pasillo con consola, alfombra y balcón luminoso.

Pasillo con consola de Coton et Bois.

El Mueble

Elígelos con el mismo criterio que los visillos. El problema es que al plegarse van sumando capas de tela que se va haciendo más opaca. Así que mejor si pueden recogerse totalmente fuera de la ventana.

14.

14. Mejor que sea doble

Butaca con cortinas y mesita auxilitar de estilo clásico.

Rincón con cortinas de Maisons du Monde, mesa de La Nave Home y alfombra de Zara Home.

El Mueble

Si te gusta jugar con los textiles y unos visillos te saben a poco (o no tienes persianas y necesitas en algún momento tapar la luz o las miradas), utiliza cortinas dobles que permitan dejar las cortinas recogidas y poner solo los visillos cuando necesites menos intimidad o matizar la entrada del sol.

15.

15. Cortinas de lamas con efectos especiales

Salón con zona de estudio con consola negra a modo de escritorio y ventanas con cortinas.

Salón con zona de estudio con consola a modo de escritorio en Cado.

El Mueble

Son una alternativa estupenda a los visillos y estores porque, a parte de subir y bajar, podemos modular la cantidad de luz o intimidad que deseamos. Las sombras de las lamas generan, además, efectos muy interesantes. Nuevamente, aunque las de madera son encantadoras, las blancas reflejarán mucha más luz. 

16.

16. Agranda visualmente el espacio

Salón con estanterías, sillas antiguas y cimenea.

Salónc on mesa de centro, en El Globo Muebles. Librería, de Lowy&Kantor. Cortinas, de Leroy Merlin.

El Mueble

Cuelga cortinas desde el techo y con un visillo que sobrepasa los marcos de la ventana. Creará un efecto de ventanas más grandes.

17.

17. Los colores: una gran pantalla reflectante

Salón luminoso con mobiliario y chimenea en blanco.

Salón con sofá y puf de Miki Beumala, butacas, mesa auxiliar, espejo y lámpara de de Catalina House.

El Mueble

Así debes imaginarte el espacio de tu casa. Suelo, techos, paredes, mobiliario... todo acaba absorbiendo o reflejando la luz del sol en diferentes proporciones. Asegúrate un espacio de blanco en cada estancia y se iluminará.

18.

18. Mucho más que blanco: colores luminosos

Dormitorio de azules y beiges cálidos y luminosos.

Dormitorio principal con mesita de noche, en el Rastro. Banqueta, de Platero.

El Mueble

Cuanto más claro, cuanto más blanco contenga un color, más luz reflejará. Y aunque no sea tan luminoso como el blanco, los tonos con amarillos, pueden ser mucho más cálidos. Este tono crema, por ejemplo, lo envuelve todo, paredes, techo, cortinas...

19.

19. Colores luminosos: del crudo al arena

Salón con colores de tonos naturales y blanco roto.

Salón con sofá, butaca, mesa de centro, mesa auiliar y papel pintado, Casamance Instan, en Acevedo Muebles. Alfombra, de Deco&Living. Cortinas, modelo Strasburgo, de les Créations de La Maison.

El Mueble

Aquí lo vemos como el color del lino que también está en las cortinas y el sofá. En diferentes intensidades recorre la gama de los llamados tonos naturales que podemos ver en el cuadro. Combinan mejor con el blanco roto, aquí en la mesa de centro y la lámpara.

20.

20. Colores luminosos: el gris no es triste

Salón comedor de Ikea en azules y luminoso.

Salón comedor sofá de IKEA. Mesa, sillas, alacena y lámparas en Maisons du Monde.

El Mueble

Especialmente si es bastante claro. Ha estado muy de moda porque es muy elegante y funciona tanto en decoraciones clásicas como en estilos más actuales. Incluso en un rústico, como en este caso. Siempre es más fácil de aplicar junto al blanco porque así, por contraste, se define y el tono luce más.

21.

21. Combinaciones bicolor para subir de tono

Salón de estilo clásico muy luminoso con butacas en blanco.

Salón con cillones de Badalaquino, en Caramina Sanz Decoración. Mesa de centro, en Caramina Sanz Decoración. Alfombra en Gra Bcn.

El Mueble

Tampoco es imprescindible que una habitación sea blanca o clarita para que se vea luminosa. Si escoges un solo color, como este café con leche, y después introduces grandes piezas en blanco ya reflejarán luz y además destacarán visualmente muchísimo.

22.

22. Según la orientación

Salón con detalles de color, sofás, mesa de centro y chimenea antigua.

Salón con sofás, mesa de centro, puffs y cortinas, de Coton et Bois.

El Mueble

Si tu casa tiene orientación norte, elige tonos cálidos para matizar la luz. Si está orientada al sur, puedes atreverte con tonos como el gris. 

23.

23. Tonos oscuros: la dosis adecuada

Comedor en blanco con sillas de madera, pared oscura y puerta con arco.

Comedor con sillas en El Taller de Indias y espejos de Sacum.

El Mueble

No nos obsesionemos ni nos equivoquemos, podemos usar el color. Si un espacio es luminoso y ya tiene zonas que reflejan esta luz (techo, suelos...) podemos utilizar un tono oscuro que le de carácter. Es muy frecuente pintar la pared del cabecero o una de las del comedor de otro tono. Y no pasa nada.

24.

24. Cuando pintes...

Pasillo en color blanco y puf de terciopelo azul en el fondo.

Pasillo en color blanco y puf de terciopelo azul en el fondo.

El Mueble

El color se verá varios tonos más oscuros que en la muestra. Lo mejor es pedir varias muestras del mismo color y elegir el tono más claro. Un truco: pinta unas pequeñas muestras en la pared, deja que se sequen y observa cómo influye la luz en las distintas horas del día.  

25.

25. Pintura mate

Salón de estilo clásico con sofás azules, mesa de centro y chimenea.

Salón con sofá y mesa de centro en capitoné, de La Maison. Mesas auxiliares, en Azul Tierra. Espejo, en Westwing. Alfombra, en Gra.

El Mueble

Resulta más actual, pero si tu casa es oscura, elige una pintura de esmalte satinado. Es muy resistente a los arañazos, se limpia con un trapo y rebota mejor la luz. 

26.

26. Paredes partidas: los zócalos

Dormitorio juvenil con escritorio y cabecero, realizados a medida.

Dormitorio juvenil con escritorio y cabecero, realizados a medida.

El Mueble

Los clásicos arrimados en blanco son un seguro para la luminosidad de un espacio, pero también nos los podemos imaginar al revés. Si ponemos color en la parte baja y el blanco se junta con en techo, la sensación de luz es mayor. Pintar siempre los techos de blanco es una costumbre muy acertada.

27.

27. Armarios que también reflejan

Dormitorio principal moderno con muchos armarios.

Dormitorio principal con armarios y cabecero, diseño de la decoradora. Lámparas de sobremesa, de Vibia. Alfombra, de BSB.

El Mueble

Los frentes de los armarios acaban funcionado como paredes blancas, especialmente si las puertas son lisas como estas. Lo mismo ocurre con el resto de puertas de la casa.

28.

28. El suelo, si no es blanco, que sea claro

Un salón con barra hacia la cocina, taburetes y sofá en color blanco.

Salón con sofá, diseño de los arquitectos, tapizado con telas de Güell Lamadrid.

El Mueble

O que refleje la luz. Los parquets grises, los de roble claro o envejecido están a la orden del día y son una excelente elección. Los acabados brillantes, en cambio, ya no suelen instalarse. Pero las maderas satinadas o los suelos porcelánicos de grandes piezas pueden ser una buena solución si queremos que el suelo nos ayude a crear un espacio luminoso en una cocina blanca.

29.

29. Suelo blanco

Butaca blanca clásica con estampado azul marino y pared con papel pintado.

Butaca blanca clásica con estampado azul marino y pared con papel pintado.

El Mueble

Una opción económica es pintar el suelo de blanco. Hay pinturas especiales muy resistentes. El suelo claro es el truco de los nórdicos para atraer la poca luz del exterior en los inviernos oscuros. 

30.

30. Las alfombras claras funcionan

Salón grande con mucha luz, suelos de madera y ventanales.

Salón con sofá, butaca y puf de Atemporal, alfombra de KP, todo en Iñaki Mujika.

El Mueble

Si no te atreves con un suelo blanco, puedes probar con una gran alfombra lisa y en tonos crudos como la de la foto, el efecto será muy parecido. 

31.

31. La ropa blanca de toda la vida

Dormitorio principal con ropa de cama blanca y ventanal.

Dormitorio principal con lámparas de Lucca.

El Mueble

Cómo vistamos la cama afecta ¡y mucho! Calcula cuántos metros cuadrados ocupa. Es la pieza más grande de la habitación, y con diferencia. Si es blanca o clara se convierte en una gran pantalla para reflejar la luz. Ya sabes que siempre puedes complementar con cojines y mantas si quieres un toque de color.

32.

32. Los marcos de las ventanas, mejor blancos

Dormitorio con cama con cojines ocre debajo la ventana.

Dormitorio principal con mobiliario realizado a medida.

El Mueble

Cuando las ventanas son pequeñas cualquier gesto ayuda. En contra de lo que se viene utilizando últimamente en la construcción de casas, las carpinterías blancas son de gran ayuda, se funden mejor con las paredes y reflejan la luz en lugar de absorberla. Si imaginas esta foto con una carpintería oscura, la diferencia será abismal.

33.

33. Cerramientos: ganar espacio para la luz

Comedor con sillas de fibras naturales y muchas ventanas.

Comedor con sillas de Bloomingville y lámpara de techo diseñada por Carolina Juanes.

El Mueble

Incorporar un balcón o una terraza parece una gran inversión económica, pero suele compensar. Si, además, vivimos en un barrio ruidoso, nuestra terraza es pequeña o la usamos poco, ganamos unos metros con una calidad de luz máxima. 

34.

34. Espacios difíciles: recibidores

Recibidor pequeño con papel pintado, muebles blancos y detalles en amarillo.

Recibidor con consola, diseñada por Laura Masiques, de Mardalba Interiors. Lámpara de sobremesa y bandeja, en Cottage Little House.

El Mueble

También podemos conseguir que reciban el sol, no hay mejor bienvenida. Si tenemos la suerte de vivir en una casa, hay diseños de puertas de acceso que incorporan cristales. Y si vivimos en un piso, igual podemos hacer llegar luz de otros estancias a través de puertas con cristales o de ventanas. Sí, una ventana como esta que comunica el recibidor con el office y se convierte casi en un cuadro más.

35.

35. Zonas oscuras: soluciones para pasillos

Pasillo blanco de estilo clásico con consola y suelo de madera.

Pasillo con consola de Villalba, lámpara de sobremesa de Oficios de ayer y la de techo de Villa Victoria.

El Mueble

Son espacios difíciles de decorar y de iluminar. Siempre se agradece que les llegue luz desde el salón o de algunas de las habitaciones y que estén pintados en blanco o similar. Aquí los arrimados son casi de uso obligado para evitar rozaduras en zonas de tanto paso. Para iluminar pasillos, ¡el blanco mejor que mejor! 

36.

36. Sacar luz a un rústico

Salón con grandes ventanas, mucha luz y decoración rústica.

Salón con sofá, butaca y mesa de centro, de Becara. Lámpara de pie, en Muebles Pardo.

El Mueble

Las construcciones originales normalmente tienen aperturas muy pequeñas (en algunos casos se pueden ampliar o crear nuevas) que deben aprovecharse al máximo. Como suelen incluir contraventanas y a menudo son casas independientes, no necesitan cortinas. Otra buena opción para ganar luz es recuperar las puertas de entrada partidas y con cristal en la parte de arriba. 

37.

37. Pintar las vigas

Salón de estilo rústico con vigas y mucha luz.

Salón con butacas y mesa de centro de Becara.

El Mueble

Las originales suelen tener la madera muy oscurecida y aunque se pueden recuperar y tratar, pintarlas es una buena opción. Para no perder totalmente la presencia de la madera, se pueden dejar los pilares, las vigas maestras o las de puertas y ventanas.

38.

38. Espacios difíciles: buhardillas

Salón abuhardillado con look total blanco y techos con vigas de madera.

Salón con sofá, de Ikea. Mesas redondas, de Maisons du Monde. Taburete de bambú y mesa auxiliar de madera, en Deco & Living. Alfombra, en Kenay.

El Mueble

No hace falta atreverse con un loft, podemos aprovechar la zona con los techos más altos para levantar paredes que nos den intimidad, pero que también dejen pasar la luz. Así no será necesaria una ventana de techo en cada estancia. Además, con los sofás en blanco, siempre acertarás.

39.

39. Total white

Salón con look total white muy luminoso, con cojines y plaid en ocre.

Salón con sofá de Ikea, mesas redondas de Maisons du Monde y alfombra en Kenay.

El Mueble

No tienen muchos metros, no tiene ventanas, tienen zonas con techos muy bajos... Todo nos indica que llenarlas totalmente de blanco es la mejor solución para que se vean luminosas. Incluso los muebles y el suelo. Los cojines y el plaid en ocre se convierten en una especie de rayo de sol.

40.

40. Cocinas abiertas o que lo parezcan

Cocina con office con puerta y pared de cristal para ganar luz.

Cocina con office, mobiliario de la cocina, del estudio de Bárbara Sindreu. Grifería, de Grohe. Encimera de mármol. En el office, banco tapizado con tela de Güell-Lamadrid. Lámpara de techo, de Baobab.

El Mueble

Si te siguen preocupando olores, humo, ruido... utiliza el cristal. En este caso tanto la puerta como el frontal son de cristal sin enmarcar y casi desaparecen. Fíjate como en este casa lo que se consigue es hacer llegar la luz hasta el office.

41.

41. Cocinas en blanco y acero

Cocina blanca con campana y sobre de acero.

Cocina con encimera con el fregadero integrado, de acero inoxidable. Pavimento, de madera de roble.

El Mueble

Nuevamente, el blanco vuelve a ser el color rey en la cocina, como en todos los espacios donde la luz escasea. Pero podemos añadir el acero como material potenciador (actúa como un espejo) para electrodomésticos, encimeras, campanas... Además, le aportará ese look industrial que tanto gusta ahora.

42.

42. Baños: revestimientos blancos y relucientes

Baño blanco con azulejos azules.

Baño con mueble bajolavabo, de Maisons du Monde. lavamanos, modelo Terra, de Roca. Pavimento de madera, modelo Harmony, de Floover Flooring.

El Mueble

Instalar los azulejos hasta media altura (ideal si son en acabado brillante) es suficiente para reflejar la luz y hacerlos prácticos y resistentes al agua. Si el mueble también es blanco, más que mejor.

43.

43. Un todo continuo

Baño con ducha y revestimiento blanco.

Baño con pavimento de losas de Piedra Rosal. Grifería, de Arne Jacobsen para Vola. Sanitario suspendido, de la serie Link, diseño de Giulio Cappellini y Roberto Palomba para Flaminia.

El Mueble

La ley del menos es más. La unidad de materiales y tonos es genial en espacios pequeños y con poca luz, y más si desaparecen por completo las juntas. Esta continuidad en suelo y paredes, incluso en el de la ducha, consigue que parezca que todo se multiplica por dos. El cristal y los elementos cromados, prácticamente desaparecen.

44.

44. ¿Podemos abrir los baños a la luz?

Baño separado del dormitorio con pared de cristal y cortina de lama.

Baño con ducha revestida de Silestone Zeus Extrem. Plato de ducha, de resina.

El Mueble

Aunque son un espacio con exigencias de máxima privacidad, pueden recibir luz de otras habitaciones y estar semiabiertos. En este caso la pared que comparte con el dormitorio es de cristal y contiene una cortina de lamas que gradúa el sol y la intimidad. También se puede utilizar un cristal al ácido.

45.

45. Espejos: multiplicamos por dos, o más

Baño con mesa antigua vintage, grifería dorada y dos espejos.

Bao con mesa antigua y apliques de Carolina Socias, Lavamanos de Bathco y grifería de Tres.

El Mueble

Son nuestros grandes aliados en el baño. Cuanto más grandes mejor, más luz. Y si son pequeños, podemos poner dos en L, aprovechando una esquina. Fíjate que además, en este caso, llegan hasta el techo y tienen los apliques encastrados. 

46.

46. Los detalles cuentan: telas luminosas

Dormitorio moderno con mesa de noche original y telas de la ropa de cama luminosas en amarillos, mostazas y naranjas.

Dormitorio con banqueta en Natura Casa y mesita de noche de Jaime Beriestain.

El Mueble

Los cojines, las mantas y plaids de colores cálidos nos transmiten sensación de luz y calidez. Amarillos, mostazas, ocres, naranjas... se convierten en rayos de sol, especialmente si están rodeados de blanco.

47.

47. Complementos: más poderosos de lo que crees

Detalle de complementos de cristal.

Accesorios de cristal.

El Mueble

Es bueno dedicar un día a estudiar por donde entran esos rayos de luz tan preciados. Evidentemente, hay variaciones durante el año porque, por ejemplo, en invierno el sol no llega a estar tan alto. Si montamos un pequeño bodegón de "complementos espejo" donde aparezca cada día el sol, tendremos un juego de destellos. Aquí tienes cristal, bandejas antiguas, maceteros de acero galvanizado...

48.

48. El dorado se expande con la luz

Complementos dorados para ganar luz.

Mesa auxiliar dorada con flores.

El Mueble

Y crea interesantes reflejos, especialmente si son piezas metálicas con acabados brillantes. No es necesario que sean piezas de mobiliario como esta mesa de centro, pequeños elementos como boles, candelabros... pueden crear efectos mágicos sobre una chimenea o mesa de centro.

49.

49. Papel pintado que ayuda

Papel pintado con acabado brillante.

Papel pintado con acabado brillante.

El Mueble

Muchos papeles pintados tienen un ligero acabado brillante. En el catálogo puede que te resulten excesivos, pero al colocarlos resultarán muy luminosos. Pide una muestra y comprueba su efecto en una pared. 

50.

50. Cuadros

Cuadros grandes y con motivos claros.

Cuadros grandes y con motivos claros.

El Mueble

Los espejos grandes y cuadros con motivos claros pueden ser buenos aliados para ganar luz. Poténcialos colocando un punto de luz encima. 

51.

51. Las chimeneas también iluminan

Salón de estilo rústico con chimenea encendida y velas.

Salón con sofá retapizado con tela de Gancedo por la Cabana d'Aran. Mesas de centro, de Filocolore. Lámpara de sobremesa, en Cottage Little House. Alfombra, en la Cabana d'Aran.

El Mueble

Cuando se encienden se convierten en un punto más de luz cálida. Mira cómo el fuego consigue teñirlo todo de esa bonita luz naranja. No puede haber nada más acogedor.

52.

52. Velas: la calidez en pequeñas dosis

Velas y flores en la mesa.

Velas y flores en la mesa.

El Mueble

Tienen el mismo poder de seducción que el fuego y una aplicación muy curiosa, si lo juntamos con el cristal, podemos llenar una habitación de destellos, fíjate. Cuando enciendes una vela, enciendes la magia.

53.

53. Bombillas como lámparas

Bombillas que funcionan como lámparas.

Bombillas que funcionan como lámparas.

El Mueble

La gran variedad de diseños y el gusto por el minimalismo las han destapado y funcionan, por sí solas, como elementos decorativos muy potentes. Al no tener ningún tipo de pantalla crean una iluminación general ideal, muy difusa, sin haces de luz ni grandes zonas de sombra.

54.

54. Acertar con la pantalla

Recibidor con butaca con plaid gris, muebles de madera y fibras naturales.

Recibidor con butaca de Valentina shop, cómoda y lámpara de Taller de Indias.

El Mueble

El material y color de la pantalla modificará completamente la luz y también los colores del espacio que ilumina. Un pantalla de color natural, como la de la foto, puede dar una sensación de calidez en un espacio blanco, pero también puede distorsionar completamente colores azules o verdes. 

55.

55. Las lámparas más ligeras

Salón con lámpara de Sacum.

Salón con lámpara de Sacum.

El Mueble

Con una base de cristal inspirada en las damajuanas y una pantalla de hilo blanco y muy transparente, esta lámpara de sobremesa se convierte en una solución brillante, tanto si está encendida, como apagada. 

56.

56. Lámparas de techo, protagonismo total

Cocina con office blanco y lámpara de techo de fibras.

Cocina con office, mobiliario, de Fusteria Catot. Encima, de haya alistonada. Lámpara de techo, en Maisons du Monde. Mesa y sillas, en India & Pacific.

El Mueble

Se han vuelto a convertir en la mejor herramienta para crear una iluminación general más cálida y con peso decorativo. No es un descubrimiento, antes de la existencia de los focos ya era así. Ahora las vemos en cocinas, dormitorios... por todas partes. Las que son de mimbre o fibras naturales crean un efecto encantador cuando se encienden.

57.

57. Luz y cristal: una combinación mágica

Cocina rústica con office de madera con mes antigua y lámpara.

Cocina con mesa diseño de los propietarios. Sillas, de l'Isle-Sur-La-Sorgue. Ojo de Buey, de Catalina House. Taburetes, de Wunderkammer.

El Mueble

Hace tiempo que vuelven a estar de moda las lámparas de araña y parece mentira que sean tan versátiles como para encajar incluso en un office casi rústico. Si juntas luz y cristales tintineantes tienes casi un espectáculo.

58.

58. Apliques: luz donde la necesites

Salón con sofá gris, mesa de centro y lámpara de flexo.

Salón con mesa de centro, modelo Chateay Chassigny, de Rivièra Maison.

El Mueble

No solo para los pasillos. Son los especialistas de los poco metros, y más si llevan flexo o son extensibles. Llegan a cualquier parte: en el dormitorio no necesitan mesita, en el salón crean una zona de lectura en cualquier lado... Si las pantallas son claras y se funden con las paredes, mejor que mejor.

59.

59.Tira tabiques

Pasillo con librería amplia y armario.

Pasillo con librería amplia y armario. Mesa de comedor al fondo.

El Mueble

Si vas a hacer reformas, aprovecha para tirar las paredes que impiden que la luz llegue a algunas zonas de la casa, como por ejemplo, a un pasillo oscuro. 

60.

60. Redistribuye estancias

Salón comedor luminoso y moderno con colores blancos y beiges.

Comedor con mesa, de Gunther Lambert, sillas y lámpara de techo, de Casa Milano, todo en Lares Decoración

El Mueble

Para aprovechar bien la luz del sol, las estancias de día como el salón y la cocina, deben situarse al este de la casa y, si puede ser, en los puntos donde entre más luz. Los dormitorios en cambio, pueden situarse al oeste.

61.

61. Patios interiores

Vivienda con patio interior con el salón, techo de cristal y escalera.

Vivienda con patio interior con el salón, techo de cristal y escalera.

El Mueble

En viviendas con patios interiores, lo mejor seria cubrir los muros de ladrillo con pintura blanca brillante. La luz solar rebotará hacia el interior de las casas. Habla con tu comunidad, ¡todos saldréis ganando!

62.

62. El lacado

Salón comedor de estilo rústico con muebles lacados en gris.

Salón comedor con mesa de centro, en Merc&Cía. Butaca, en Maisons du Monde. Alfombra, en Gra. Mesa de comedor, de Rivièra Maison. Sillas de ratán de Sika Design. Sillas tapizadas en Pia Capdevila Interiorismo. Lámpara, de Tons.

El Mueble

Es el acabado ideal para los muebles de tonos claros. Su ligero brillo satinado te permitirá escoger colores más allá del blanco, como el gris topo o un gris cálido. 

63.

63. ¡No llenes!

Salón moderno con acceso al exterior, ventanales, y office.

Salón con sofá, de Miki Beumala, y mesas de centro, en Matéria. Alfombra, de Francisco Cumellas. Sulla de loneta y taburete, en La Maison. Mesa, diseñada por Mar Marcos, y realizada por Fustería Jorvi.

El Mueble

Ni sobrecargues de muebles la estancia, intenta que quede despejada. El espacio es un bien preciado y luz y espacio van casi siempre de la mano. ¡Deja que fluyan!

64.

64. Árboles y plantas

Comedor con ventanal con acceso al jardín.

Comedor con mesa y sillas, de Coco Mat.

El Mueble

¡Mantenlos a raya! Una buena poda devolverá la luz que llega al interior de tu casa.

65.

65. Quita toldos y capotas de las ventanas

Salón con ventanas sin toldos ni capotas luminoso.

Salón abuhardillado con gran ventanal.

El Mueble

A veces las capotas y toldos antiguos tienen colores muy oscuros. si no son del todo necesarios, sustitúyelos por estores o cortinas tipo screen aislantes del calor. Las capotas, incluso recogidas en las ventanas, evitan el paso del 50% de la luz solar. 

Cómo hacer tu casa más luminosa

La luz y los colores

A la luz le encanta el blanco. Como norma básica, el blanco es el color que más luz refleja y el negro el que menos (el que más la absorbe). En medio hay todo un mundo de intermedios, claro.

Pero no siempre el blanco es la mejor opción, en espacios con poca luz natural y orientación norte (no reciben directamente los rayos del sol o solo a primera hora o al atardecer) el blanco puede resultar un color triste, como un gris sucio. En este caso es mejor decantarse por tonos que incorporen un poco de amarillo, un poco de sol.

La distribución más luminosa

La orientación de nuestra casa marcará cuáles son las zonas más luminosas, las que reciben directamente los rayos del sol. Es algo que normalmente, a no ser que sea una casa de nueva construcción, no podemos modificar, pero sí que podemos aprovechar. Lo ideal es que coloquemos las estancias que más utilizamos en las zonas más luminosas. No siempre tiene que ser el salón, puede ser la cocina, si realmente hacemos la vida familiar en ella o el despacho, si trabajamos en casa.

Luz y espacio

A la luz también le gusta el espacio. No estamos hablando de metros (o no solo), hablamos de que si tienes pocas cosas, pocos obstáculos, circulará mejor, llegará a todas partes.

Pero muchas veces la luz natural es muy poca o no llega a todas las estancias, entonces toca facilitarle el camino: abriendo puertas y ventanas, levantando paredes de cristal o reflejándola con espejos.

Cuando se apaga el sol se encienden las luces y cambian totalmente las normas del juego. Crear una iluminación cálida y eficaz, a veces no es tarea fácil. Aquí encontrarás los mejores trucos para iluminar de noche.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.