No hace falta gastarse un dineral para conseguir un cabecero de cama bonito: los hay que una vez recuperados y reestilizados son incluso más llamativos y decorativos que uno nuevo de tienda. Ahora están muy de moda los cabeceros hechos a partir de puertas recuperadas. Son una buena forma de ahorrar dinero y dar personalidad al dormitorio. ¡También serás mucho más sostenible! Mira estos ejemplos para inspirarte y prueba el que más te guste para tu casa:

11 /15

1.

Un cabecero con una puerta de un armario antiguo

Dormitorio con papel pintado, banqueta y cabecero de madera.

Dormitorio con banqueta, de Westwing. Papel Pintado, de Gancedo.

El Mueble

Las puertas recuperadas dan mucho juego. Y si no fíjate en cómo se ha decorado este dormitorio. Ha ganado estilazo gracias a la elección del cabecero de cama: una puerta de armario antiguo a la que Ana Blanco, de Mengíbar Blanco Estudio, le concedió una segunda oportunidad. Si le aplicas un barniz incoloro, lucirá toda la belleza de su tono original y sus vetas llenas de historia.

2.

Con puertas de madera en bruto colocadas en horizontal

Dormitorio con cabecero recuperado y lámpara de segunda mano.

Dormitorio con lámpara, de Segunda Época. Ropa de cama, de Zara Home.

El Mueble

Las puertas antiguas recicladas también tienen encanto si dejas la madera sin tratar mostrando sus heridas de guerra. Estas de la imagen elegidas por Dafne Vijande conservan hasta los herrajes en negro. Si quieres darles un efecto envejecido, líjalas en determinadas zonas. La madera clara de este cabecero original combina a la perfección con los tonos beis utilizados en la ropa de cama.

3.

Un cabecero vertical al unir tres puertas antiguas

Dormitorio con cojines azules y cabecero realizado con puertas recicladas.

Dormitorio con cojines azules y cabecero realizado con puertas recicladas.

El Mueble

Hay puertas antiguas tan bonitas que deshacernos de ellas resulta un sacrilegio. Estas de la imagen pertenecían a un armario vintage de tres cuerpos, se recuperaron las tres y, así unidas, se convirtieron en el cabecero del dormitorio. Antes de fijar las puertas, prueba la combinación que más te guste. Estas se han dispuesto en vertical, un recurso que solo utilizarás si los techos son altos. ¿Te has fijado en los nudos tan maravillosos que luce la madera? 

4.

Cómo pintar un cabecero de madera con pintura a la tiza

Cómo pintar un cabecero de madera con pintura a la tiza

En este vídeo, te mostraremos cómo darle un toque fresco y elegante a tu dormitorio al transformar tu cabecero de madera con pintura a la tiza o chalk paint. Es un proyecto de bricolaje fácil y divertido que puede hacer cualquier persona. Así que, ¡vamos a empezar!

5.

Un cabecero nuevo a partir de una puerta acristalada

Dormitorio con papel pintado, mesa de noche de madera y cabecero personalizado de rafia.

Dormitorio con mesita de noche, de Crisal. Papel pintado, de Pepe Peñalver. Aplique, de IKEA.

El Mueble

A veces, los diseños de las puertas antiguas no casan con el estilo de nuestra nueva vivienda. En lugar de reciclarlas, piensa en darles un uso diferente que aumente su valor. Es el caso de esas puertas acristaladas típicas de las cocinas. Elimina los cristales y deja únicamente la estructura de madera. Rellena los cuarterones con rafia y ya tienes un cabecero personalizado y a medida. Un carpintero fue el manitas que realizó este modelo, diseñado por Paula Duarte, a juego con las mesillas de noche.

6.

Con un tablero de una puerta

Dormitorio rústico con butaca, ropa de cama de cuadros y cabecero hecho con tablero de madera.

Dormitorio con cabecero, diseño de Ventura Estudio. Mesita de noche, de Ethnicraft, en Carolina Juanes. 

El Mueble

Si la puerta antigua se encuentra en tan mal estado que no se puede recuperar entera, ¡no importa! Salva las partes que estén en mejores condiciones. En este dormitorio juvenil, la interiorista Carolina Juanes empleó solo un tablero que fijó en horizontal a la pared, convirtiéndolo en un práctico y sencillo cabecero. Le va estupendamente a este dormitorio rústico.

7.

Un original cabecero con una puerta de anticuario

Dormitorio con ropad e cama amarilla y cabecero realizado con una antigua puerta,

Dormitorio con mesita de noche, en La Maison. Lámparas, en Coton et Bois.

El Mueble

En las tiendas de brocanters o anticuarios se encuentran auténticos tesoros. Como el que halló la interiorista Asun Antó en esta ocasión: una puerta antigua con sus bisagras y todo. Asun no dudó en lacarlas en un tono turquesa y decaparlas para convertirlas en un espectacular cabecero con un toque vintage súper original.

8.

Un cabecero con dos puertas antiguas pintadas de azul

Dormitorio con banqueta, vigas en el techo y cabecero original recuperado con pintura a al tiza.

Dormitorio con mesita de noche, en Malana's. Banqueta y lámpara de sobremesa, en Tessa & Co. Alfombra, en Gra.

El Mueble

Limpiar, lijar y decapar es el mejor método a la hora de recuperar una puerta antigua. Es lo que hizo Neus Iserte, de Crea, Decora, Recicla, en estas de la imagen que reutilizó como cabeceros de cama. Las pintó de un azul desgastado con pintura a la tiza y, lo mejor de todo, es que procuró que cada puerta fuera diferente: una tiene una mayor intensidad cromática mientras que la otra reaparece más envejecida.

9.

El trabajo de las puertas en detalle

00455462

¿Quieres ver las puertas de la imagen anterior más cerca? Aquí las tienes. Neus incluso las "manchó" en un extremo con ligeras pinceladas de verde que, aunque parecen casuales, no lo son. Son pequeñas concesiones que las personalizan aún más.

10.

Un cabecero con una puerta recuperada y pintada

Dormitorio con puff de capitoné y cabecero reutilizado.

Dormitorio principal con cabecero realizado con una puerta recuperada. Puff en capitoné, de Westwing.

El Mueble

¿Quieres darle un toque actual a tu dormitorio moderno? Entonces recupera una puerta antigua o nueva y lácala perfectamente, como esta en blanco roto que resalta en la pared gris y llena la estancia de luminosidad. Un puff hace las veces de original mesita de noche.

11.

Con los cuarterones de la puerta tapizados

Dormitorio con banquetas, alfombras y cabecero realizado con una antigua puerta de cuarterones.

Dormitorio con cabecero y mesitas de noche, de Wunderkammer. Banquetas, de Azul Tierra. Alfombra, en Sacum.

El Mueble

En este dormitorio se ha colocado un cabecero tapizado muy peculiar. A la puerta se le han quitado los cuarterones y, en su lugar, se han dispuesto unos rectángulos de espuma tapizados en lino gris. Una solución que tu espalda agradecerá a la hora de apoyarla en un respaldo más mullido.

12.

Cabecero con puerta recuperada pintada en azul turquesa

Dormitorio con ropa de cama étnica y cabecero azul realizado a partir de una puerta antigua.

Dormitorio con lámpara de techo, en Cottage Little House. Estor, en Living 66.

El Mueble

¿Te gustaría darle a tu dormitorio un aire más fresco? Copia la idea que tuvieron los interioristas del Estudio Nook Architects: recuperar una puerta antigua y pintarla de un suave color turquesa. Viste la cama con ropa que contenga también este color y ¡lo habrás conseguido!

13.

Un cabecero con la antigua puerta de la casa del pueblo

Dormitorio con muebles de madera y cabecero realizado con una puerta antigua de madera maciza.

Dormitorio con cama de madera reciclada, mesita de noche y lámpara de sobremesa, de Sacum. 

El Mueble

Las puertas antiguas de las casas de pueblo de madera maciza tienen un encanto especial. Recupérala y conviértela en un interesante cabecero para tu cama. Las dimensiones estándar de las puertas, 80 x 205 cm, las hacen perfectas para colocarlas en horizontal. Pero si la cama es más pequeña y la puerta sobresale por los lados, atenta al consejo que dan desde el estudio R de Room: busca unas mesillas lo más neutras y bajas posible. ¡Te quedará niquelado!

14.

Un cabecero de cama doble gracias a la unión de dos puertas recuperadas

Dormitorio con cabecero realizado con dos puertas antiguas. Mesita de noche y lámpara recueperadas.

Dormitorio con cabecero y mesita de noche, todo de Ana Generó. Espejo, en Matèria. Banqueta, de Antonio Ortinez. 

El Mueble

La interiorista Ana Generó unió dos puertas recuperadas y las colocó en vertical a modo de cabecero (señal de que los techos del dormitorio son altos). Simplemente, las barnizó dejando las imperfecciones de la madera a la vista. Lo mismo hizo con la mesita velador que hace de mesilla de noche. También recuperada, Ana la pintó de blanco y le dio un acabado envejecido.

15.

Ancho, de granero e imponente

Cabecero de madera.

Dormitorio principal con cabecero, de puerta de madera. Mesita, de IKEA. Ropa de cama y cojines, de Pepe Peñalver. Lámpara, en Mandrágora. Manta, de El Corte Inglés.

El Mueble

Un cabecero tiene que llamar la atención si queremos que resulte original. Así lo concibieron las decoradoras de Alto Interiorismo en este dormitorio veraniego en tonos mostaza. Una gran puerta de granero antigua actúa como cabecero de forma imponente y no pasa desapercibido. Es un elemento de estilo rústico que crea el ambiente cálido y relajante que le faltaba a esta blanca y fresca habitación. 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.