Desde un dormitorio desordenado o una ropa de cama descuidada, hasta la elección de elementos o estilos que generan un ambiente poco acogedor, pasando por textiles ostentosos y llamativos o muebles que no van nada con nuestro estilo. Repasamos con Natalia Zubizarreta los 7 pecados capitales de un dormitorio mal decorado y las claves para evitar caer en la tentación. 

8 /12

1.

1. Lucha contra la pereza

Dormitorio con cama de color blanco, estores blancos, lámpara de techo con bolas, ropa de cama en tonos rosados y banco a los pies0

Cabecero, de TC Collection. Banqueta, de Maisons du Monde. Lámpara, de Crisal. Proyecto de Natalia Zubizarreta. e.

El Mueble

Una cama desordenada, con sábanas y cobertores arrugados, afectará la sensación de comodidad y limpieza en el dormitorio. "Tómate tu tiempo y mantén la cama ordenada y bien arreglada. No salgas de casa sin dejarla bien hecha, con los almohadones y los cojines bien colocados", apunta Natalia.

2.

Mantén el dormitorio ordenado

Dormitorio con cómoda a los pies de la cama y espejo con marco de madera

Espejo, de Tessa&Co. Cómoda, realizada por Antonio Sánchez Olmos.

El Mueble

La pereza te puede llevar a descuidar la limpieza y el orden en tu dormitorio, algo que afectará negativamente, no solo a tu estado de ánimo, sino también a la calidad del sueño. "Es importante mantener la estancia limpia y organizada para crear un ambiente agradable. En cuanto hay desorden nos estamos cargando la armonía visual y la decoración de nuestro dormitorio", dice Natalia. Hazte con muebles y complementos que te ayuden a mantener tu dormitorio en orden.

3.

2. No seas avariciosa: en la sencillez está el buen gusto

Dormitorio con mesita auxiliar pequeña

Proyecto de Natalia Zubizarreta. Cabecero de lino, de Rue Vintage 74. Molduras realizadas por Orac Decor. Lámparas de Louis Poulsen, en Mosel. Mesita, de Gubi.

El Mueble

No caigas en la tentación de decorar tu dormitorio con elementos lujosos y costosos, sin tener en cuenta la funcionalidad, la estética o el bienestar general. "Recuerda que la calidad y la belleza de los materiales no siempre están ligadas a su precio. Y no dejes que la avaricia te lleve a acumular gran cantidad de elementos decorativos sin tener en cuenta el espacio disponible, pues el dormitorio puede sobrecargarse visualmente, generando una sensación de agobio en lugar de calma", nos cuenta Natalia.

4.

Se generosa con los tejidos naturales

Dormitorio en tonos cálidos.

Pared del cabecero revestida con baldosas de Porcelanosa. Cabecero, de Kenay Home. Mesita, de Crisal. Cortinas, de Toral Decoración. Proyecto de Natalia Zubizarreta.

El Mueble

"Huye de caídas brillantes o recargadas, ropa de cama en rasos brillantes… Los tejidos tienen que ser naturales y mates, pues aportan mucha más calma", dice la interiorista.

5.

3. La tentación más lujuriosa: colocar el espejo frente a la cama

Dormitorio decorado en blanco y azul con espejo en la pared de la cama

Mesita de noche de Catalina House. Espejo de Sacum. Lámpara y funda nórdica de La Maison.

El Mueble

Antes de poner el espejo en la pared que queda frente a la cama, valora si realmente éste es el mejor emplazamiento. "Según el Feng Shui, tener un espejo directamente frente a la cama puede crear un efecto de energía inestable y provocar insomnio o preocupación. Es preferible evitar esta ubicación para promover un sueño reparador", apunta Natalia. Una de las mejores opciones es colocarlo en pared del cabecero, aunque el espejo elegido ha de tener dimensiones similares a este. 

6.

Gana intimidad

Dormitorio con visillos y cortinas de color mostaza.

Cabecero y mesita de noche, diseño de Natalia Gómez Angelats.

El Mueble

La lujuria puede hacer que descuides la privacidad de tu dormitorio, lo cual es esencial para un espacio íntimo. Viste las ventanas con cortinas y estores o visillos que proporcionen cierta intimidad o de lo contrario, te arriesgas a crear una sensación incómoda.

7.

4. Integrar piezas antiguas sí, pero sin soberbia

Pared del dormitorio decorada con molduras

Lámpara de sobremesa, de Light&Living. Secreter, adquirido en un anticuario.

El Mueble

"Existen muebles antiguos, con alma, que suman estilo y personalidad a la decoración de cualquier estancia. Si tienes una de estas piezas, no lo dudes e intégrala en la decoración de tu dormitorio. Eso sí, cuidado con esos muebles estilo "remordimiento", de madera oscura y acabados brillantes, que sí, en su día te costaron un dineral, pero ahora mismo arruinarían la decoración. Son piezas muy recargadas, no tienen un valor sentimental muy fuerte… Deja la soberbia a un lado y elige diseños actuales, que transmitan paz", apunta Natalia.

8.

5. Deja la envidia a un lado

Dormitorio decorado en tonos naturales por Natalia Zubizarreta.

Dormitorio decorado en tonos crudos y azules, decorado por Natalia Zubizarreta.

El Mueble

"Porque ese banco tapizado en capitoné que queda ideal en el dormitorio de tu amiga, no va nada contigo", dice Natalia. En el tuyo quizás encaje mejor una butaca de madera y ratán como el modelo que vemos sobre estas líneas, un diseño que la interiorista escogió para completar la decoración de esta estancia. 

9.

6. Controla tu gula: no atiborres el espacio

Mesilla de noche de madera con uñeros 00493784

Mesita de noche y aplique, de Vical Home. Dormitorio decorado por Natalia Zubizarreta.

El Mueble

Demasiados elementos decorativos, accesorios o muebles harán que el espacio se sienta congestionado y abarrotado. "Es importante seleccionar los muebles adecuados según las dimensiones y la función del dormitorio, dejando suficiente espacio para moverse y respirar", dice Natalia.

10.

Tampoco abuses de colores ni de estampados

Dormitorio blanco con pared del cabecero con papel pintado de motivos geométricos en verde y azul.

Proyecto de Natalia Zubizarreta. Cabecero de TC Collection, papel pintado de Gastón y Daniela y lámpara de Zara Home.

El Mueble

Esto no significa que tengas que renunciar a ellos, pero sí que seas moderada. Por la gula, puedes caer en la tentación de utilizar una variedad excesiva de colores y estampados, lo que posiblemente dé como resultado una combinación caótica y poco armoniosa. Mejor juega con dos o tres colores diferentes y limitar la cantidad de estampados para crear un ambiente visualmente agradable.

11.

7. Domina tu ira

Dormitorio con cabecero de capitoné

Dormitorio decorado por Natalia Zubizarreta. Cabecero, de Calse. Mesita, de Crisal. Aplique, de DCW. Cómoda, de Vical Home.

El Mueble

"Recuerda que el dormitorio es un lugar de descanso y tranquilidad. Así que, nada de malos rollos. Juega con una paleta de colores neutros y relajantes, que contribuyan a crear esa atmósfera serena y calmada. Los tonos intensos y vibrantes, como rojos o negros, pueden generar una sensación de hostilidad y tensión, lo cual no es ideal para un espacio destinado a la relajación", nos cuenta Natalia.

12.

Aprovecha bien el espacio

Dormitorio con ropa de cama de colores y estor blanco, decorado por Natalia Zubizarreta.

Dormitorio decorado por Natalia Zubizarreta.

El Mueble

Piensa en la distribución más adecuada, no solo para aprovechar al máximo el espacio, sino también para contar con ambientes o pequeños rincones que se ajusten a tus necesidades. "No queremos que se generen sentimientos de frustración e ira. Es importante que nuestro dormitorio se adapte a nuestro estilo de vida para que reine la calma y el bienestar", dice Natalia.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.