Si te estás planteando cambiar las puertas de casa, ya sea por falta de espacio o porque estéticamente no te convencen, deberías tener en cuenta las puertas escamoteables, sobre todo en los armarios de cocina y vestidores. Este tipo de puertas correderas prometen convertirse en una de las tendencias top del interiorismo, pero... ¿a qué se debe tanto furor? A continuación, te contamos TODO sobre ellas. ¡Toma nota!

¿Qué son las puertas escamoteables?

Si no estás familiarizado con el término, entendemos que puedas estar un poco perdido. Pues bien, las puertas escamoteables son puertas correderas que, al abrirse por completo, quedan ocultas a la vista. Sin embargo, cuando están cerradas, se encargan de camuflar los espacios unificando las superficies.

Puertas escamoteables en pisos pequeños

Las viviendas cada vez son más pequeñas. Por eso mismo, la necesidad de encontrar sistemas de almacenaje para pisos pequeños que nos permitan sacarle el máximo partido a los metros cuadrados disponibles, es de vital importancia. Y ahí es donde entran en juego las puertas escamoteables.

Puertas escamoteables en vestidores

Las puertas correderas escamoteables también son muy útiles en los vestidores, sobre todo cuando el espacio escasea. Otra de sus ventajas es que son muy cómodas de usar y permiten separar ambientes con total facilidad. Elígelas si tu habitación tiene el vestidor dentro.

Puertas escamoteables.

Puertas escamoteables en armario vestidor.

El Mueble

Puertas escamoteables en cocinas abiertas

Se trata de un método muy socorrido en cocinas abiertas al comedor y salón. Cuando están cerradas, aportan a la estancia una estética limpia y elegante gracias a su superficie uniforme. Y cuando están abiertas, tenemos a nuestra disposición todo el almacenaje que precisamos. Otra opción es dejarlas entreabiertas, mostrando únicamente lo que nosotros queramos, y escondiendo lo que no nos guste.

Puertas escamoteables: pros y contras

Ventajas de las puertas escamoteables

  • Son ideales en espacios pequeños
  • Son la mejor solución estética
  • Permiten separar ambientes

Inconvenientes de las puertas escamoteables

  • Son más caras que las puertas normales

Ideas con puertas escamoteables

6 /12

1.

1. Cerradas: con molduras parece una vitrina normal

Alacena de cocina con puertas escamoteables.

Cocina con mobiliario, de Flovic. 

El Mueble

Aunque lo habitual es que las puertas escamoteables que se esconden sean de diseño liso, al ser muebles a medida, pueden personalizarse al gusto. En este caso, el decorador Carlos Álvarez apostó por un diseño clásico que no da pistas sobre el tipo de apertura cuando está cerrado. ¡Nos encanta!

2.

Abiertas: un mueble desayunador con alma de alacena

Puertas escamoteables en mueble desayunador.

Cocina con mobiliario, de Flovic.

El Mueble

Este mueble desayunador no solo presume de un aspecto clásico, sino que tiene todos los pluses que se le puede pedir: estantes, luces, espacio para la cafetera... Y lo mejor es que, al abrir las puertas, quedan completamente escondidas en sus laterales.  

3.

2. Cerradas: parece un mueble más de la cocina

Armarios cocina en columna y apertura gola.

Cocina con mobiliario realizado a medida con el modelo 610 con puertas lacadas en acabado mate, de Mia Cuina.

El Mueble

Llama la atención el estilo sobrio y lineal de estas puertas, que no dan ni una sola pista sobre lo que ocultan en su interior ni del tipo de apertura. De hecho están diseñadas como si se trataran de armarios tradicionales con módulos altos y bajos. Es una opción perfecta para cocinas abiertas.  

4.

Abiertas: con iluminación LED integrada

Puertas escamoteables en mueble desayunador.

Cocina con mobiliario diseño de la decoradora Lara Pujol con encimera, de Neolith. Sillas, de Kave Home. Microondas, de Cata.

El Mueble

Instalar iluminación LED en un armario con puertas escamoteables es ganar en confort: así no crearás sombras con la luz del techo y tendrás toda la luminosidad que necesitas para preparar el desayuno cómodamente. Así lo demuestra este mueble desayunador.

5.

3. Cerradas: una cocina minimal y moderna

Cocina pequeña de estilo moderno.

Cocina con mobiliario y encimera porcelánica, de Cocinas Santos.

El Mueble

Esta cocina presume de sencilla, moderna y renunciar a los artificios a favor de la comodidad. Y destaca especialmente por el mueble desayunador, que se esconde en uno de sus frentes y que cuenta con puertas escamoteables. ¿Sabrías decir cuál?

6.

Abiertas: un mueble desayunador que lo tiene todo

Mueble desayunador con puertas escamoteables.

Cocina con mobiliario y encimera porcelánica, de Cocinas Santos.

El Mueble

Sí, aunque no lo creas esta es la misma cocina que la de la foto anterior. Gracias a sus puertas escamoteables no se pierde espacio cuando están abiertas. Mientras, cuando están cerradas, ofrecen una estética limpia y moderna. El interior de este armario desayunador cuenta con todas las comodidades: cajones para la cubiertería, estantes para la cristalería y el microondas y una superficie perfecta para dejar el tostador, la cafetera o el hervidor de agua. Revestido en madera la calidez está asegurada. 

7.

4. Cerradas: una alacena de toda la vida

Puertas escamoteables en alacena.

Cocina con mesa, de Dradra. Sillas, de Cottage Little House. Lámpara de techo, de IKEA. Puerta corredera lacada. Alacena realizada por Liron Ruiz.

El Mueble

Cerradas, estas puertas conciben una alacena clásica, pero sin la incomodidad de que, cuando se abren las puertas, estas impiden el paso.  

8.

Abiertas: una alacena de obra con muchas sorpresas

Puertas escamoteables en alacena.

Alacena diseñada por Sandra Mora.

El Mueble

Cuando permanecen abiertas, las puertas escamoteables permiten acceder a todos los rincones de la alacena. Como ves, también se pueden elegir con cristales a modo de vitrina, todo depende del estilo que quieras darles. Además, no roban ni un centímetro a la cocina cuando se abren. Si te fijas, van sobre unas pequeñas ruedas para facilitar su apertura. 

9.

5. Cerradas: un lavadero invisible

Cocina con lavadero oculto tras las puertas escamoteables.

Cocina con office. Puertas escamoteables acristaladas y vestidas con visillos que ocultan el lavadero. Silla, de IKEA.

El Mueble

Lo sabemos. Pocas estancias hay menos estéticas que el lavadero, con la lavadora y la secadora, dos electrodomésticos que no destacan por sus diseños ligeros. Así que, si lo tienes integrado en la cocina, esta idea es perfecta, ya que lo esconde cómodamente gracias a sus puertas escamoteables en 4 frentes. 

10.

Abiertas: un lavadero con todas las comodidades

Puertas escamoteables en armario de lavandería.

Zona de lavado con estantería realizada a medida, por Carpintería Soriano. Silla, de IKEA.

El Mueble

Para darle más estilo a estas puertas escamoteables, se ha colocado un visillo para ocultar el interior. Y lo mejor es que no esconde solo la lavadora y la secadora, también cuenta con un cómodo fregadero y muchísimo espacio para almacenar los productos de limpieza. 

11.

6. Cerradas: parece un armario normal

Dormitorio con armario con puertas escamoteables blancas.

Dormitorio con armarios realizados a medida. 

El Mueble

Además de facilitar su apertura, las puertas escamoteables de este armario permiten tener un acceso del interior más completo. ¿Por fuera? ¡Pues parecen unas puertas normales!

12.

Abiertas: un armario que salva la arquitectura

Puertas escamoteables en armario vestidor.

Dormitorio principal con armarios realizados a medida.

El Mueble

Gracias a las puertas escamoteables, y a que está hecho a medida, este armario se adapta perfectamente al espacio sin perder ni un solo centímetro. Son una ventaja en espacios abuhardillados en los que hay que aprovechar cada hueco.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.