PLANTAS

Areca o dypsis lutescens: cuidados, tipos y características de la palmera de interior más popular

Tropical, elegante y de bajo mantenimiento. Así es la areca, una de las plantas de interior perfectas para decorar tu casa y, de paso, mejorar la calidad del aire

areca planta balcon 00469047 O
El Mueble

La areca es una de las plantas que todos deberíamos conocer. Proviene de Madagascar y cuenta con una apariencia muy atractiva. Es una planta de interior resistente y de bajo mantenimiento, que puede adaptarse a una amplia variedad de condiciones ambientales. También se le conoce como Dypsis lutescens o palma de bambú dorada debido a su aspecto similar al bambú y sus hojas de color verde oscuro y amarillo dorado.

Características de la areca

La areca, también conocida como Chrysalidocarpus Lutescens, es una planta de interior popular por sus hojas verdes y brillantes en forma de abanico y su facilidad de cuidado. Puede alcanzar una altura de hasta 2-3 metros en condiciones ideales y sus hojas son largas y estrechas, con una textura suave y sedosa. Además de usarse en decoración de interiores, esta planta se suele utilizar en la producción de nueces de areca, ideales para la medicina tradicional en algunos países asiáticos.

¿Qué beneficios tiene la planta areca?

Pero la popularidad de esta planta no solo viene por su forma y fácil cuidado, también porque es una de esas plantas que purifican el aire. La areca es una planta que absorbe toxinas comunes como el formaldehído, el benceno y el tricloroetileno.

Areca.

Areca en maceta.

El Mueble

También se ha demostrado que ayuda a reducir los niveles de dióxido de carbono en interiores, lo que la convierte en una excelente opción para aquellos que buscan mejorar la calidad del aire en el hogar o zona de trabajo. Además de sus beneficios para la salud, la areca también es una planta muy atractiva que puede dar un toque exótico y natural a cualquier espacio interior. Con un cuidado adecuado, la areca puede vivir durante muchos años y seguir siendo una planta hermosa y saludable en tu hogar. 

Otros beneficios de la areca son que ayuda a reducir los niveles de estrés. También contribuye a mejorar el sueño, ya que con su presencia aumentan los niveles de oxígeno y se reduce el dióxido de carbono en el aire. Gracias a esa purificación del aire, la areca permite incrementar los niveles de humedad, por lo que es bastante beneficiosos para la piel y las vías respiratorias.

¿Cómo se cuida una areca?

La areca es una de las plantas de interior más fáciles de cuidar. Esto no quiere decir que no debas preocuparte por su mantenimiento. Te damos algunos consejos para que cuentes con una areca en buen estado todo el año:

Luz

La areca necesita una luz brillante pero indirecta para crecer de manera saludable. Evita la exposición directa al sol, ya que puede quemar las hojas.

Riego

La areca necesita un riego regular para mantenerse saludable. Asegúrate de que la tierra esté siempre ligeramente húmeda, pero no empapada. Deja que la capa superior de la tierra se seque antes de regar de nuevo. Si no tienes tiempo de regalar, existen mecanismos como las macetas de autorriego.

Temperatura

La areca prefiere temperaturas cálidas y no tolera temperaturas por debajo de los 10 °C. Mantén la planta alejada de corrientes de aire frío y de fuentes de calor directo.

Humedad ambiental

La areca prefiere niveles de humedad moderados a altos. Si el ambiente es seco, considera utilizar un humidificador o colocar la planta en una bandeja con guijarros y agua para aumentar la humedad alrededor de la planta.

Abono

La areca se beneficia de la fertilización regular durante la temporada de crecimiento (primavera y verano). Emplea un fertilizante líquido para plantas de interior diluido a la mitad de la concentración recomendada una vez al mes.

Cuándo y cómo trasplantar una areca

La areca es una planta de interior popular debido a su atractivo follaje y su facilidad de cuidado. Cuando se trata de trasplantarla, lo mejor es hacerlo en primavera, justo antes del inicio de la temporada de crecimiento. Es importante trasplantar la areca cuando las raíces hayan superado el tamaño de la maceta actual. Puedes comprobar esto fácilmente quitando la planta de la maceta y examinando las raíces. Si las raíces están envueltas alrededor de la base de la maceta o son visibles en la superficie del suelo, es hora de trasplantarla. Te enseñamos cómo hacerlo paso a paso: 

  • Paso 1. Elige una maceta que sea un poco más grande que la actual y que tenga agujeros de drenaje en la base.
  • Paso 2. Luego, llena la maceta con tierra y coloca la areca asegurándote de que la base de la planta esté a nivel con la superficie del suelo.
  • Paso 3. Llena la maceta con más tierra para macetas y presiona firmemente alrededor de la base de la planta.
  • Paso 4. Después de trasplantar la areca, riégala bien y colócala en un lugar con buena iluminación, pero sin luz solar directa durante unos días para que se adapte a su nueva maceta y suelo. Asegúrate de no regar en exceso y permite que la tierra se seque un poco entre riegos.

¿Hay que podar la areca?

La areca no necesita una poda regular, pero puede ser necesario recortar las hojas secas o dañadas para mantener la planta limpia y saludable. La poda también puede ayudar a controlar el tamaño y la forma de la planta. Cuando realices la poda, usa tijeras de podar afiladas y limpias para evitar dañar la planta. Corta la hoja cerca del tronco y asegúrate de no cortar demasiado cerca de la base, ya que esto puede dañar el tronco.

Es importante tener en cuenta que la areca es una planta de crecimiento lento y que tardará bastante tiempo en recuperarse de una poda drástica. Si deseas controlar el tamaño de la planta, es mejor podarla gradualmente y no cortar más de un tercio de las hojas en una sola vez. En general, si la Areca se mantiene en un ambiente adecuado y se cuida correctamente, no es necesario hacer una poda regular. Sin embargo, si notas hojas secas o dañadas, puedes recortarlas para mantener la planta saludable y atractiva.

¿Se puede cultivar la areca en exterior?

La areca es una planta tropical que se adapta bien al cultivo en interiores, pero también puede ser cultivada en exteriores en las regiones con climas cálidos y húmedos con temperaturas que no bajen de los 10 °C. También se adapta bien a los climas costeros con brisas frescas y moderadas. Si vives en una región con un clima adecuado, puedes cultivar la areca en un lugar protegido de la luz directa del sol, ya que puede quemar las hojas.

Cuando cultives la areca en exteriores, asegúrate de proporcionarle una buena cantidad de agua y humedad. La areca prefiere un suelo rico en nutrientes y bien drenado, por lo que es recomendable utilizar una mezcla de tierra de buena calidad con materia orgánica y perlita. Es importante tener en cuenta que la areca puede ser susceptible a enfermedades y plagas en exteriores, por lo que es importante estar atento a cualquier signo de daño y tratarlos de inmediato para evitar que se propaguen.

Tipos de areca

Existen diferentes variedades de palmas de areca con diferencias sutiles en el tamaño y la forma de sus hojas, así como en la coloración de las mismas. Algunas de las variedades más populares son laAreca lutescens, laAreca triandra, laAreca vestiariayla Areca catechu.

¿Dónde poner una areca?

Las arecas son consideradas como las palmeras de interior. Son plantas que decoran rápidamente cualquier espacio. Puedes colocarla en una maceta en cualquier rincón de tu hogar para darle un toque exótico y natural. Si tienes varias plantas de areca, puedes agruparlas para crear un efecto visual impactante. Combina muy bien con otras plantas como el ficus, o la palmera de salón. 

Salón con areca en maceta.

Salón con areca en maceta.

El Mueble

También se puede añadir esta planta junto a la ventana, o en grandes macetas alrededor del salón. Otra opción es si tienes una pared vacía o un rincón aburrido, puedes colgar una cesta de Areca para darle un toque de verde a tu espacio. 

¿Cómo reproducir una areca?

La areca se puede reproducir por semillas o por división de la planta madre. A continuación, te explicamos cómo llevar a cabo cada uno de estos métodos de reproducción:

  • Reproducción por semillas. Para reproducir la areca por semillas, necesitarás semillas frescas. Coloca las semillas en una bandeja con tierra humedecida y cúbrelo con un plástico o vidrio para producir un ambiente húmedo. Mantén la bandeja en un lugar cálido y brillante, y asegúrate de mantener la tierra húmeda. Después de unas semanas, deberían empezar a brotar las semillas. Cuando las plántulas sean lo suficientemente grandes, trasplántalas a macetas individuales.
  • Reproducción por división. Para reproducir la areca por división, necesitarás una planta madre saludable. Retira la planta de la maceta y cuidadosamente separa las raíces en dos o más secciones. Cada sección debe tener algunas hojas y raíces. Planta cada sección en una maceta con tierra fresca y asegúrate de mantenerla bien regada. Las secciones divididas deberían crecer como plantas nuevas.

Problemas más comunes de la areca

La areca es una planta resistente y fácil de cuidar, pero puede presentar algunos problemas de salud si no se atienden adecuadamente: 

Mi areca tiene las hojas marrones

Puede ser causado por el exceso de fertilizante, el agua dura o la exposición a corrientes de aire frío. Para solucionar este problema, asegúrate de que la planta esté recibiendo la cantidad adecuada de fertilizante y que el agua que utilices sea suave. También evita la exposición a corrientes de aire frío.

Las hojas de mi areca amarillean

Esto puede ser causado por el exceso o la falta de agua, el exceso de luz solar directa o la exposición a corrientes de aire frío. Para solucionar este problema, asegúrate de que la planta esté recibiendo la cantidad adecuada de agua y luz, y evita la exposición a corrientes de aire frío.

Las hojas inferiores de mi areca se caen

Esto es normal en la areca y puede ser causado por la edad o la falta de luz. Para solucionar este problema, asegúrate de que la planta esté recibiendo suficiente luz y no se está sombreando demasiado.

Las hojas de mi areca tienen plagas 

Las plagas comunes que pueden afectar a la areca son los ácaros, las cochinillas y los trips. Para solucionar este problema, emplea un insecticida específico para las plagas que están afectando a tu planta.

Cómo hacer que crezca una palmera y cuánto tarda en hacerlo

 

Para fomentar el crecimiento saludable de una Areca, es esencial proporcionarle las condiciones óptimas de cuidado que hemos comentado anteriormente. En cuanto al tiempo que tarda en crecer, la velocidad de crecimiento de la palma Areca depende de diversos factores, como las condiciones ambientales, el cuidado proporcionado y el tamaño inicial de la planta.

En condiciones ideales, puede experimentar un crecimiento notable en unos pocos años, especialmente si se brindan condiciones óptimas de luz, agua y nutrientes. Por lo general, se espera que una palma Areca alcance una altura considerable después de unos 5 a 7 años de crecimiento bajo cuidados adecuados.

Significado de la palmera de areca

En algunas culturas y tradiciones, las palmeras en general a menudo se asocian con simbolismos positivos, como la victoria, la prosperidad, la inmortalidad y la paz. Lo mismo ocurre con la Areca, pese a no tener un significado cultural ni simbólico muy fuerte ni arraigado.

¿Te gusta decorar con plantas de interior? En el siguiente vídeo te traemos las plantas de interior más populares, bonitas y decorativas para tener en casa. ¡No te lo puedes perder!

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en El Mueble, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?