1 /10

1.

Un banco que esconde un 'armario'

banco-con-cajon-almacen 00516855

Si estás pensando en planificar un office con bancos o una asiento extra en el salón bajo la ventana, plantéate hacerlo en modo de baúl. Así cumplirá una doble función: tendréis más sitio para sentaros y en él podrás guardar, de forma muy discreta, textiles del hogar, como las fundas del sofá, de los cojines o las mantas de invierno. Puedes planificarlo a modo de baúl, con el asiento abatible, o con cajones, que facilitará el acceso a su interior más cómodamente.

2.

Mucho más que un bajo de escalera

00481975 O

Los bajos de la escalera ofrecen muchas posibilidades. Si la escalera va en un solo tramo, puedes colocar una zona de trabajo con un par de estanterías y una mesa; pero si está en dos tramos y el espacio inferior es más pequeño, un mueble zapatero será una buena manera de sacarle partido. Si lo planificas con baldas extraíbles, será mucho más fácil elegir el calzado de cada día. ¡Comodísimo! 

3.

Sofás con almacenaje, ¡siempre!

00490783 O

Si estás pensando en renovar el sofá, atenta a esta idea. Ahora, muchos sofás con chaise longue incluyen, en esta parte que ofrece tanta comodidad, pueden tener el asiento abatible, lo que te regalará un montón de espacio para guardar las mantas del sofá cuando no las estéis utilizando.  

4.

Cambia las puertas del armario por unas correderas

armario-puerta-corredera-abierto-00533416 O

Cierto que esta opción no te permitirá ver el interior armario por completo, pero ganarás confort y, sobre todo, centímetros. Y es que, al instalar una puerta corredera –esta idea vale también para las puertas de paso– se liberará mucho espacio y verás cómo la habitación se ve mucho más despejada. En el caso de las puertas de paso, liberarás al menos un metro cuadrado.  

5.

Añade unos cajones bajo la cama

cama con cajones 00510791

Aunque los canapés suelen ser la opción más habitual para ganar almacenaje en el dormitorio, hay más opciones. Una de ellas son los cajones bajo la cama. Y no, no hace falta que te compres una cama nueva. Hay muchas tiendas de decoración que venden cajones especiales para ello. ¡Solo tendrás que medir la altura del hueco bajo la cama y disfrutar de una habitación más ordenada!

6.

Un armario bajo la ventana

 FER2500b  2

El espacio que hay bajo la ventana suele ser un hueco muerto al que no creemos que se pueda sacar partido. Pues mira esta propuesta de la interiorista Pia Capdevila: planificó un mueble a medida a lo largo de toda la pared que regala muchísimo almacenaje, de manera que este dormitorio ahora cuenta con más de 6 metros para guardar. Ahora, ten en cuenta que tendrás que renunciar de las cortinas a favor de los estores. Y un consejo: si lo planificas con poco fondo, podrás asomarte a la ventana cómodamente sin perder mucho almacenaje. 

7.

Una biblioteca sobre el cabecero

Dormitorio en blanco con cabecero con estantes_ 00404523

Vale que la librería de este dormitorio es de obra, pero siempre puedes colgar unos estantes de pared a pared que te permitan almacenar tu fantástica colección de libros sin miedo a que se coman el espacio. Lo único que tendrás que asegurarte de que los anclajes aguanten el peso que quieres colgar para que sea seguro. 

8.

Otra idea para la escalera

Librería con butaca de fibras bajo la escalera 464970

Esta escalera esconde varios secretos. Uno de ellos lo tienes a la vista, el que vemos en la imagen, que muestra con una pequeña estantería que sirve para colocar libros o para pequeños adornos. Pero, lo mejor es que desde el pasillo y como el techo no es muy alto, se ha planificado una zona de almacenaje que sirve como armario en el recibidor. Ingenioso, ¿verdad?

9.

¿Trabajas en casa?

00411151 O

Trabajar en casa supone tener un espacio en el que hacerlo sin distracciones. Hasta ahí, estamos de acuerdo. Pero cuando la jornada laboral termina, hay que desconectar y tener tu zona de trabajo a la vista puede ser un continuo recordatorio de todo lo que te queda por hacer. Por eso nos encanta esta idea de la interiorista Olga Gil-Vernet nos encanta. Y es que esta zona de escritorio y librería se oculta tras unas puertas correderas. ¡Ahora lo ves, ahora no lo ves! 

10.

Por encima de las puertas ¡o las ventanas!

00503923

Gana espacio aprovechando huecos de tu casa a los que crees que no puedes sacar provecho. Una propuesta es añadir un estante sobre una puerta o una ventana que te servirá para ganar espacio para todos tus libros. Ahora sí que no tendrás que esconderlos bajo la cama o meter en cajas algunos y olvidarlos en cualquier rincón.  

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.