Acaba con la grasa

Cómo limpiar la campana extractora de la cocina (sin esfuerzo)

Elimina la suciedad del extractor de cocina por dentro y por fuera con estos trucos de limpieza infalibles. ¡Quedará como nuevo!

Limpia de arriba abajo

La campana extractora es uno de los electrodomésticos que más se ensucian en casa. Por eso, limpiar las campanas extractoras de cocina por dentro y por fuera puede ser misión imposible. Con estos trucos de limpieza podrás eliminar la suciedad del extractor de humos y acabar con la grasa de los filtros en un pispás (y sin esfuerzo). ¡Sigue leyendo!

Cómo quitar la grasa de una campana extractora por dentro

Acceder a las piezas internas del extractor de humos es un poco complicado. Pero muy necesario. Porque para que este electrodoméstico funcione a pleno rendimiento debemos quitar la grasa de todos los rincones, sin excepción.

Con desengrasante

como limpiar vitroceramica 8

El método más sencillo para limpiar la campana extractora por dentro es utilizar un desengrasante específico para acero inoxidable. ¿Ya lo tienes? Entonces toma nota de estos pasos para conseguir un resultado óptimo:

  1. Retira los filtros del extractor.
  2. Rocía la parte interna con el desengrasante.
  3. Espera unos minutos hasta que se reblandezca la suciedad.
  4. Pasa una bayeta o un estropajo (por la parte esponjosa).
  5. Repite el proceso hasta que el interior de la campana extractora esté impecable.
Claves para elegir la campana de tu cocina

Claves para elegir la campana de tu cocina

Con bicarbonato de sodio

bicarbonato pexels-kaboompics-com-5765

Otro truco para acabar con la grasa es limpiar la campana extractora con bicarbonato. Es perfecto para disolver la grasa del extractor de manera natural con el vapor que desprende. Despídete hasta de la suciedad incrustada en el motor. ¿Cómo? Así de fácil:

  1. Calienta el bicarbonato de sodio en un par de ollas con agua.
  2. Enciende el extractor de cocina cuando empiece a hervir el agua.
  3. Deja que suba el vapor y penetre en el interior de la campana extractora.
  4. Mantén el fuego encendido al menos una hora.
  5. Ves añadiendo agua y bicarbonato a medida que se vacía la olla (así evitarás también que se quemen).
  6. Retira las ollas y apaga el fuego cuando veas que empieza a caer la grasa del interior del extractor de humos.
  7. Protege los fuegos con papel absorbente para evitar que se manchen con la grasa (vigila no te quemes).
  8. Limpia la campana por dentro con una bayeta o esponja.
  9. Mezcla bastante bicarbonato con un poco de agua y, con la ayuda de un cepillo, frota en la parte dónde la grasa esté más incrustada (si lo necesitas).
  10. Pasa una bayeta húmeda con agua o vinagre blanco y ¡voilà! Disfruta de una campana reluciente.

Trucos para limpiar la campana extractora por fuera

Hombre limpiando campana extractora-490309

Cómo limpiar la campana de acero inoxidable de huellas

Con una bayeta y un buen producto de cocina especial para acero inoxidable, podrás limpiar el extractor de cocina por fuera rápidamente para devolverle todo su brillo. Aquí el paso a paso:

  1. Desconecta el extractor para evitar que se dañe.
  2. Utiliza un limpiador para acero inoxidable (según las instrucciones del fabricante).
  3. Rocía la campana extractora por fuera con el producto limpiador.
  4. Ten cuidado con la zona de los botones y la pantalla (aquí es mejor no rociar, solo pasar un paño húmedo)
  5. Pasa una bayeta siempre siguiendo la misma dirección para evitar marcas y potenciar el brillo.

Limpiar filtros de campana muy sucios

El primer paso para limpiar los filtros de campana muy sucios es quitarlos. Para desmontarlos, ten presente las instrucciones del fabricante. Y para dejarlos relucientes (si no quieres utilizar el lavavajillas), sigue leyendo:

  1. Pon agua caliente con desengrasante en un barreño.
  2. Introduce los filtros de la campana y déjalos en remojo unos minutos.
  3. Pasa una bayeta por los filtros cuando veas que la grasa se ha reblandecido.
  4. Utiliza un cepillo para frotar en las zonas donde la suciedad esté más incrustada (evita los estropajos, podrías estropearlos).

Lo ideal sería que pudieras limpiar la campana extractora de la cocina después de cada uso. De esta manera evitarás una limpieza a fondo y te ahorrarás mogollón de tiempo y esfuerzo.

No olvides que limpiar la cocina bien es súper importante, porque es donde conservamos y manipulamos los alimentos que luego comemos. Así que, ¡manos a la obra!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?