Limpieza

Cómo fregar el suelo a toda velocidad

Necesitas tener todo a mano, dejar el suelo lo más despejado que puedas y tener una buena técnica de fregado. Sigue nuestros consejos y tu suelo estará impecable en tiempo récord

limpiar escalera fregar 00364188

Una buena preparación

Lo que hagas antes de fregar el suelo te ayudará (y mucho) a reducir el tiempo que inviertes en realizar esta tarea doméstica. Por eso es importante que antes de fregar elimines primero el polvo y pases el aspirador luego. Un truco para ahorrarte un tiempo valioso es que a medida que limpies el polvo pongas tu robot aspirador (si lo tienes) y él aspire por ti mientras acabas de preparar la casa.

Levanta las sillas, recoge elementos que puedas tener por el suelo y aprovecha el repaso para poner un poco de orden. Te ayudará a que tu 'roomba' circule libremente y ya lo tienes listo para cuando te pongas a fregar.

fregona suelo 0878bde4

Ten listo lo que necesitas

La fregona es el invento español que, sin duda, más ha contribuido a ahorrar tiempo a la hora de fregar los suelos. Lo de dejar de arrodillarse para limpiar el suelo fue una auténtica revolución que no llegó hasta 1964, cuando el ingeniero aeronáutico Manuel Jalón inventó la fregona.

Por eso, es importante tener una buena fregona que sea absorbente y un cubo fácil de manejar. Ahora los hay con ruedas. Y que ambos elementos estén perfectamente limpios antes de fregar.

La fregona, el minipimer y otros inventos que no tenías ni idea de que eran 'Made in Spain'

Curiosidades

La fregona, el minipimer y otros inventos que no tenías ni idea de que eran 'Made in Spain'

¿Y los productos de limpieza?

Es importante que no llenes el cubo en exceso para que te sea más fácil de mover. Lo mismo que no pasarte con la cantidad de limpiador, ya que el exceso puede manchar más tu suelo que limpiarlo. Incluso cuando no está muy sucio puedes optar por fregarlo solo con agua tibia.

Si tienes un suelo de parqué puede hacer un limpiador casero con un poco de vinagre blanco y unas gotas de limón. Siempre con mucha cantidad de agua. En ese caso es importante que escurras bien la fregona, ya que los suelos de madera no soportan bien la humedad.

El vinagre y el limón no son recomendables, sin embargo, para limpiar suelos porosos como los de mármol o piedra. En ese caso puedes optar por un detergente líquido neutro. Y dejar los productos más 'agresivos' para los suelos más resistentes y que más se ensucian, como pueden ser los porcelánicos de cocina y baño.

cocina blanca con zona coccion en isla 00452184

Mobiliario de cocina en Coton et Bois y el pequeño taburete es de Copttage Little House.

Sé previsora en ciertas zonas

Cuanto menos manchado esté el suelo, más rápido podrás fregar, puesto que no tendrás que incidir en ninguna zona en especial, hacer una segunda pasada o pelearte con alguna mancha rebelde.

Hay quien pone papel de periódico en la zona de los fuegos de la cocina para evitar que las salpicaduras de aceite manchen a diario el suelo. También son muy útiles los felpudos en el recibidor, para evitar que la suciedad entre en casa, lo mismo que descalzarse.

Otro truco muy importante es actuar sobre las manchas lo antes posible. Cualquier mancha si la eliminas justo cuando se produce es mucho más fácil de sacar que cuanto ya está seca y más adherida al suelo.

mujer-fregando-el-suelo_00393001_O

Evita barrer y, en su lugar, pasa el aspirador. Así evitarás levantar los gérmenes y polvo. Después friega toda la superficie con algún producto desinfectante. 

 

La técnica para fregar bien

Para fregar bien introduce la fregona en el cubo y sacúdela girando el mango entre las dos manos para remover el producto y empapar la fregona. Escurre bien siempre en el escurridor (también girando la fregona) y pasa por el suelo, desde un extremo o fondo de la estancia hacia ti, presionando ligeramente con movimientos de un lado a otro.

Es importante escurrir bien la fregona para evitar que gotee. En suelos de piedra se recomienda fregar con movimientos circulares, mientras que si tienes suelos de madera lo mejor es seguir la orientación de las vetas.

Abre ventanas y puertas para que el aire circule y se seque más rápido y evitas que la humedad penetre en suelos más delicados como son los de madera. Si has llegado hasta aquí siguiendo todos los paso no será necesaria una segunda pasada (porque tu suelo no estará tan sucio).

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?