Limpieza

Acaba con los malos olores y otros problemas que te encuentras al llegar a casa tras las vacaciones

Los profesionales de ManoMano han detectado cuatro de los problemas más comunes que tiene la gente al llegar a casa tras las vacaciones y nos dan la solución

detalle-de-lavamanos-de-microcemento-y-mano-con-jabon -00457207b 47b83795 1000x1498

Si has tenido la suerte de poder disfrutar de unas merecidas vacaciones fuera de casa puede que al llegar te encuentres con algunos problemas. Para que esta vuelta sea más amena, Mari Luz Cortés, experta en bricolaje del ecommerce líder en decoración, bricolaje y jardinería ManoMano.es, ha detectado los cuatro problemas más recurrentes entre las personas que vuelven a su hogar tras las vacaciones y ha dado la solución. ¡Vamos a ello!

1. LOS Malos olores

Abres la puerta de casa y al entrar, lo primero que percibes es un terrible mal olor. ¿Qué ha pasado? "La mayoría de las veces, estos malos olores proceden del baño y la cocina. La falta de circulación del agua en el WC, la ducha o el fregadero por la falta de uso durante tu ausencia, unido al calor, es fuente de estos malos olores que llegan de los sifones y las tuberías", explica la profesional de ManoMano.

¿Cómo los eliminamos?

"A veces es tan sencillo como abrir la llave del agua y poner todo en funcionamiento. En otras ocasiones, deberás utilizar un producto de limpieza especial para tuberías o algún remedio casero como el bicarbonato con agua caliente y vinagre", cuenta Cortés.

detalle-de-lavamanos-de-microcemento-y-mano-con-jabon -00457207b 47b83795 1000x1498

No obstante, puede que el problema no acabe ahí. ManoMano.es recomienda comprobar si el olor a humedad es consecuencia o no de una gotera o una humedad por filtración. "Si lo es, lo primero que debes hacer es averiguar de dónde proviene y tomar medidas inmediatamente. Llama a un profesional que te oriente o, si dispones de seguro de hogar, contáctale para que envíe un perito y estudie las causas de la filtración", especifica Mari Luz Cortés.

Y añade: "En caso de tratarse de una vivienda individual, no olvides revisar también la impermeabilización de tu tejado. Aunque el techo ya parezca seco, comprueba si es este el punto por donde penetra la humedad. Quizás solo tengas que reemplazar unas tejas rotas o una placa, o bien realizar una reparación más importante".

2. Plantas deshidratadas

Otro pequeño gran desastre que puedes encontrar al volver a casa son síntomas de agotamiento por el calor en tus plantas y césped. Puede ser que los métodos para mantenerlas con humedad no funcionaran, no elegiste el adecuado o que las temperaturas fueran más elevadas de lo normal.

¿Cómo arreglarlo?

Mari Luz Cortés, de ManoMano, lo explica: "Arranca todas aquellas plantas que estén secas o enfermas y mantén las que consideres que aún pueden acabar su producción. El césped, por su parte, agradecerá un buen escarificado para que las raíces puedan respirar".

modelo-regando--rincon-de-plantas 448188 O

Además, "también puedes aprovechar la bajada de temperaturas para conseguir nuevos clones de tus plantas. Selecciona algunas ramas, realiza un corte en diagonal y entiérralas en una maceta o en un Jiffy que mantendrás húmedo para favorecer la formación de raíces. De este modo puedes reproducir clones de mentas, geranios, hiedras, cóleos y otras plantas", sigue explicando.

Y añade un último consejo por si tienes planificada otra escapada: "Piensa en utilizar un gel de riego en macetas pequeñas, conos de plástico o de cerámica, o bien un sistema de riego por goteo, que ayudarán a mantener húmedas tus plantas".

3. Muebles de madera deteriorados por el sol

Las altas temperaturas y el sol también puede haber provocado otros desperfectos al volver a casa. Si tus muebles de jardín han estado expuestos al sol durante varios días puede que se hayan deteriorado o hayan perdido su color.

¿Cómo puedo recuperarlos?

Para este caso, los expertos de ManoMano.es recomiendan "los barnices, los protectores de exterior y los vitrificantes, que permiten devolver a la madera su aspecto y disfrutar de ella más tiempo. Asimismo, la próxima vez que te vayas de vacaciones, recuerda dejar las persianas bajadas y cubrir los muebles de exterior con una funda o lona impermeable".

00351734

4. Falta de espacio y de almacenaje

Y uno de los momentos que más pereza da de la vuelta de vacaciones es el de deshacer las maletas. En ese instante te das cuenta de que las vacaciones se han acabado y, encima, sabes que pronto te va a tocar recoger la ropa de verano e ir pensando en sacar la de otoño. Es justo en ese momento cuando tomas conciencia de la falta de espacio en casa.

La solución para tener más espacio

"Los muebles integrados, los abatibles y los suspendidos para ganar espacio de almacenaje y además crear sensación de amplitud, van a ser tus aliados. Sobre todo si estás pensando en una nueva zona de trabajo o escritorio para los niños, ya que está demostrado que un espacio amplio y ordenado mejora la productividad. Otra idea es añadir ruedas a los muebles para poder desplazarlos fácilmente y recuperar el espacio de la estancia", recomiendan desde ManoMano.

"Y es que, si dispones de un adecuado espacio de almacenaje y sigues algunas pautas de organización y de mantenimiento del hogar, poner la casa a punto y retomar la rutina después de las vacaciones se te hará mucho más fácil", concluyen.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?