De viaje con tu mascota

Todo lo que necesitas para viajar con tu perro o gato en transporte público

Ya sea en autobús urbano, metro, avión, tren o hasta en barco, en este tema descubrirás todo lo que te hace falta para viajar con tu perro o gato de forma segura y cumpliendo la normativa

Perro en un coche.

Descubre qué accesorios necesitas para viajar con tu perro o gato en transporte público.

Valeria Boltneva/Pexels

Los que tenemos mascotas en casa, sabemos que los viajes y los trayectos en transporte público forman parte de nuestras rutinas. Sin embargo, cada medio de transporte dispone de su propia normativa, y no es lo mismo viajar con un perro de raza pequeña que hacerlo, por ejemplo, con un Gran Danés. Al igual que tampoco es igual llevar a tu gato al veterinario que irte con él de vacaciones. En el primero de los casos, solo necesitarás un transportín, pero en el segundo, tendrás que llevar aparte otro tipo de accesorios.

Si no tienes muy claro qué necesitas para viajar con tu mascota (ya sea perro o gato), en transporte público, descuida, porque a continuación te daremos toda la información.

Viajar en autobús urbano con tu perro o gato

Moverse en la ciudad con tu mascota puede ser muchas veces una necesidad. Ir al veterinario, visitar a la familia o ir a un gran parque pueden ser algunos de los motivos. Ahora, no todas las ciudades permiten que los perros de compañía suban al autobús. De hecho, tan solo muy pocas ciudades de más de 50.000 habitantes lo permiten. Además, cada una tiene su normativa en cuanto a condiciones y peso del animal. A grandes rasgos, estas son las ciudades en las que puedes viajar con tu perro en el autobús urbano. :

  • Ciudades con las que puedes subir al autobús con el perro atado. En la mayoría de ellas, tus mascotas tendrán que ir con bozal y su acceso dependerá de su peso (en algunas ciudades solo se puede subir con ellos en brazos): Alcoi, Barakaldo, Cartagena, Donostia-San Sebastián, Fuengirola, Irun, Ourense, Palma de Mallorca, Sant Cugat del Vallès y Valladolid. También Mérida y Jaén, aunque estas últimas aún no lo han regulado.
  • Ciudades con las que puedes subir al autobús urbano con tu perro en transportín. Dependiendo de la ciudad, el perro puede pesar o 10 kilos como máximo o 15 kg. Estas ciudades son: A Coruña, Albacete, Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Algeciras, Arona, Badajoz, Badalona, Barcelona, Bilbao, Boadilla del Monte, Burgos, Cáceres, Casteldefels, Castelló de la Plana, Cerdanyola del Vallès, Ciudad Real, Collado Villalba, Colmenar Viejo, Córdoba, Cornellà de Llobregat, Coslada, Cuenca, Dos Hermanas, El Ejido, El Prat de Llobregat, El Puerto de Santa María, Elche, Elda, Fuenlabrada, Gandía, Getafe, Gijón, Girona, Granada, Granadilla de Abona, Granollers, Hospitalet de Llobregat, Huesca, Jerez de la Frontera, La Línea de la Concepción, Las Palmas de Gran Canaria, Las Rozas de Madrid, Leganés, Linares, Lleida, Logroño, Lorca, Madrid, Majadahonda, Málaga, Manresa, Marbella, Mataró, Melilla, Mollet del Vallès, Móstoles, Murcia, Palencia, Paterna, Pinto, Ponferrada, Pozuelo de Alarcón, Reus, Rivas-Vaciamadrid, Rubí, Salamanca, San Bartolomé de Tirajana, San Cristóbal de La Laguna, San Sebastián de los Reyes, San Vicente del Raspeig, Sant Boi de Llobregat, Santa Coloma de Gramenet, Santa Cruz de Tenerife, Santiago de Compostela, Segovia, Sevilla, Tarragona, Telde, Torrejón de Ardoz, Torrent, Valdemoro, Valencia, Vigo, Vila-real, Viladecans, Vilanova i la Geltrú, Vitoria-Gasteiz, Zamora y Zaragoza.

En cualquier caso, muchas ciudades están trabajando para hacer de transporte urbano más petfriendly, por lo que te recomendamos que consultes al servicio de información de tu ciudad para comprobar la normativa. Y en el caso de las ciudades en las que está permitido, también.

Y recuerda llevar siempre la documentación de tu perro encima por si las autoridades te la solicitan.

Viajar con perro o gato en el metro

En las grandes ciudades, el metro es el transporte más utilizado. Por eso, poder acceder a este transporte público con tu mascota para visitar zonas verdes o moverte por la ciudad es fundamental. En España hay 8 ciudades con metro. Y sus condiciones para viajar con tus mascotas son las siguientes:

perro en el metro ugur-arpaci-GSTBo6yUkwQ-unsplash

Perro con bozal viajando en el metro. 

Ugur Arpaci / Unsplash
  • Metro de Madrid: solo se puede acceder con un perro por viajero y este que deberá ir identificado con su correspondiente chip. Se debe viajar en el último vagón de cada tren y sin subirse a los asientos. Además, deben ir atados con una correa que no supere los 50 cm y con bozal. Los horarios para acceder son todas las horas menos de lunes a viernes en horas punta (de 7:30 a 9:30 horas, de 14:00 a 16:00 horas y de 18:00 a 20:00 horas), todos los días de los meses de julio y agosto y durante todo el fin de semana. Otras mascotas podrán acceder en el receptáculo adecuado, siempre que pesen menos de 10 kg.
  • Metro y tranvía de Barcelona: en Barcelona también está permitido viajar con tu perro en el metro y el tranvía. Con ciertas condiciones. Puede hacerse los días laborables (excepto de 7:00 a 9.30 horas y de 17:00 a 19:00 horas), sábados y festivos, sin limitación horaria, y durante el periodo estival, comprendido entre San Juan y la Diada de Catalunya, sin ninguna limitación horaria (laborables incluidos). Asimismo, deben ir atados con una correa de menos de 50 cm y con bozal. Otras mascotas podrán acceder en el receptáculo adecuado, siempre que pesen menos de 10 kg.
  • Metro de Valencia: en el metro de Valencia solo pueden viaja los perros de asistencia para personas con discapacidad o con sus instructores de adiestramiento, perros que acompañen a las fuerzas de seguridad y pequeños animales domésticos en jaulas o transportines.
  • Metro de Bilbao: en el metro de Bilbao sí puedes viajar con tu perro, siempre que pese menos de 8 kg. Han de ir sujetos con correa y en brazos o dentro de una jaula o transportín cerrado. Los perros guía o de seguridad no están sometidos a estas condiciones.
  • Metro de Málaga: pueden acceder los perros de menos de 10 kg, uno por viajero, sin ocupar un asiento y transportados en receptáculos idóneos. También pueden acceder los perros guía (también en adiestramiento) y los adiestrados para asistencia personal especial.
  • Metro de Granada: está permitido el acceso de perros guía para las personas con disfunciones visuales, al igual que otros animales domésticos siempre que viajen en transportín y que tengan un peso inferior a 10 kilos
  • Metro de Sevilla: no está permitido viajar con animales, ni en jaulas o recipientes reglamentarios a excepción de perros de personal de seguridad y de perros guía de asistencia para personas con minusvalía, en cuyo caso se debe portar la documentación acreditativa del animal.
  • Metro de Mallorca: solo pueden acceder los perros de asistencia y perros guía y los que acompañen a las fuerzas de seguridad del Estado.

Viajar en avión con perro o gato

Para viajar con mascotas en avión, necesitarás un transportín homologado (los que tienen ruedas son comodísimos para hacer los traslados). Cada compañía tiene sus propias restricciones en cuanto a razas y tamaños, aunque por norma general suelen admitir perros y gatos de hasta 8 kilos en cabina (a partir de ese peso, han de viajar en bodega).

Dentro del transportín, lo ideal es colocar una mantita para que el perro o gato vaya lo más cómodo posible. Además, puedes incluir un juguete que le alivie la ansiedad por el traslado. En cuanto a snacks y a bebida, no debes dárselos durante el viaje, porque podría marearse y acabar vomitando (o entrarle ganas de hacer pipí y popó).

Viajar en Uber con perro o gato

En el caso de Uber, la compañía es consciente de que muchas personas se mueven con sus mascotas por la ciudad, así que tienen una tarifa exclusiva para este tipo de trayectos que se llama Uber Pets. Lo mejor de todo es que no hay límite de peso, además, puedes llevar a tu perro o gato con tan solo un arnés, o bien dentro de un transportín.

Perro en un coche.

Un perro con collar dentro de un coche.

Charles Roth/Pexels

Viajar en tren con perro o gato

Para viajar con mascotas en tren, lo primero que debes tener presente es de qué tipo de tren se trata. En los trenes de Renfe Cercanías y Feve puedes viajar con tu perro o gato, independientemente de su tamaño y peso. Además, el transportín no es necesario. Únicamente en el caso de los perros, estos deben viajar con el bozal puesto y una correa no extensible no superior a 1,5 metros. En Ave, Larga Distancia, Media Distancia y Avant puedes viajar con tu mascota siempre y cuando hayas adquirido un suplemento especial (o en su defecto, asegurarte de que el tipo de billete incluye el transporte del animal), pese un máximo de 10 kilos y la lleves en un transportín homologado.

Si vas a viajar con Ouigo, puedes llevar contigo hasta dos mascotas de 10 kilos como máximo, en un transportín rígido de 60 x 35 x 35 cm que disponga de un dispositivo para contener y retirar los residuos. Además, el precio del billete es de tan solo 10 euros.

Al igual que te recomendamos en el caso de los aviones, también deberías añadir una manta en la base del transportín, y un juguete que ayude a tu mascota a viajar relajada.

Consejos para viajar con mascotas

Uno más en la familia

Consejos para viajar con mascotas

Viajar en coche con perro o gato

Aunque no es un transporte público, el coche es la opción más cómoda para hacer viajes con mascotas, porque tenemos más libertad a la hora de colocarlos en el interior (aunque jamás pueden ir sueltos por el vehículo). Lo ideal es que los perros de razas pequeñas y los gatos vayan en su transportín, con una mantita y sus juguetes. A ser posible, el transportín debe situarse en el suelo entre los asientos. En cuanto a los perros grandes, pueden viajar en bolsas de transporte con cinturón, o sujetos con un arnés. Esta opción también es viable si, simplemente, no quieres encerrar a tu mascota. ¿Vas a viajar en BlaBlaCar? Entonces, tendrás que hablar con el conductor, porque algunos no aceptan mascotas.

Gato en una mochila.

Un gato dentro de una mochila adaptada para mascotas.

Raoul Droog/Unsplash

Viajar en barco con perro o gato

¿Estás planeando un viaje en barco con tu mascota? Por lo general, los mismos barcos cuentan con zonas habilitadas para las mascotas, aunque hay empresas, como Balearia, que ofrecen camarotes especiales para que los dueños puedan alojarse cómodamente con sus perros o gatos. Recuerda que a la hora de realizar el embarque y el desembarque, es posible que te pidan llevar al perro con correa y bozal, ¡así que guárdalos en la maleta!

Viajar en autobús con perro o gato

El autobús es otro de los medios de transporte públicos más comunes y utilizados a diario. En los autobuses urbanos, algunas ciudades permiten viajar con perros y gatos sin transportín (con correa corta y bozal en el caso de los perros), pero otras todavía lo exigen.

En trayectos nacionales, la compañía por excelencia es Alsa. Para viajar con perros o gatos, debes adquirir un billete especial de mascotas, pero su peso no debe exceder los 10 kilos. Tal y como explican en su web, en los autobuses de clase Comfort la mascota viajará en la bodega del vehículo, dentro de un transportín u otro tipo de elemento cerrado y seguro. Los autobuses de clase Supra cuentan con un compartimento totalmente independiente del equipaje, de grandes dimensiones y adaptado con ventilación.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?