CASA Y MASCOTAS

¿Tienes perro o gato? Así se limpia una casa con mascotas

Las mascotas nos dan su cariño y amor incondicional. Pero en el 'pack' también incluyen pelos, olores y algún que otro inconveniente (poquísimos, en realidad). Prueba estos trucos para mantener tu casa limpia, ¡y disfruta de tu peludo!

Isabel Lavín Mónica Heras Actualizado a

familia-en-el-salon-con-mascotas-00515320

Disfrutar de una casa limpia y en la que se respire un ambiente fresco, al tiempo que disfrutas de tus mascotas y les permites campar a sus anchas, es posible si mantienes una buena higiene en el animal y el aseo de tu casa a punto. Y es que los que amamos las mascotas han de lidiar con los aromas que estas emanan. Tener una casa que huela a limpio y vivir con animales, no siempre es algo fácil. Y es que nuestros pequeños peludos, cuando vienen de la calle, traen polvo, tierra, pelusas y suciedad en general. Por eso, por más pulcro que seas, a veces sentirás que en tu casa no huele bien.

Pero no todo está perdido, tenemos varios consejos con los que conseguirás que en tu casa se respire un ambiente fresco y que te permita seguir disfrutando de tus peludos compañeros de vida.

Cómo tener la casa limpia con un perro o un gato

Antes que nada, debemos dejar claro que el olor corporal de los perros es mucho más fuerte que el de cualquier otro animal de compañía, y también existen razas que huelen más que otras. Te recomendamos que te familiarices con sus aromas, ya que existen enfermedades víricas que producen más olor y conviene atender a tiempo.

Asimismo hay varias cosas que puedes hacer para mantener la limpieza, tanto de tu hogar como de tu mascota. Y estos consejos sirven para limpiar una casa con gatos, con perros o con cualquier otra mascota:

  • Limpia las alfombras con frecuencia: pon especial atención en su cuidado. Pasa la aspiradora cada dos días para eliminar el pelo y los restos de suciedad que provocan mal olor. Una vez cada quince días, cepíllalas con una mezcla de jabón neutro y agua o bien, con vinagre.
  • Controla el color con velas antiolor: existen velas antiolor especialmente diseñadas para combatir los aromas perrunos. Puedes encenderla diariamente un ratito mientras disfrutas de tu momento de sofá y mantita.
  • Camas antibacterianas: el mundo de los productos para las mascotas ha crecido tanto, que puedes encontrar camitas especiales antibacterias. Sin duda son una buena idea para mantener a raya algunos causantes del mal olor. Hay muebles para gatos geniales y que te ayudarán en el cuidado de tu mascota.
  • Si los dejas subir a la cama o a los sillones, ten en cuenta que deberás sacudir estas superficies todos los días para retirar así los restos de pelo. Además, una vez por semana realizar una limpieza más a fondo lavando la ropa de cama y los sillones.
  • Su alimentación también importa. Además de poner atención en la limpieza de tu hogar y la de tu mascota, fíjate en la calidad de los alimentos que le das, procura que sean tan naturales y saludables como sea posible. Esto facilitará que sus digestiones sean buenas y que los olores disminuyan.
  • Cada cuánto lavar la cama de mi perro o mi gato: cada 15 días lava sus mantas, su camita e incluso los juguetes que utiliza tu mascota. Ahí se acumulan bacterias, babas, restos de pelo y de la suciedad que pueda traer de la calle.
  • Ventila a diario: es indispensable una buena ventilación, así que todas las mañanas abre de par en par las ventanas. Da igual si hace frío o calor, con 5 minutos será más que suficiente para reciclar el aire y que los malos olores salgan.
  • Cada cuánto bañar a mi perro: es cierto que no es recomendable bañar a los perros con demasiada frecuencia, pero hay que hacerlo de promedio una vez al mes (depende de la raza y de lo delicada que sea su piel). Cepíllalo una vez por semana para eliminar pelo y piel muerta, cepíllale los dientes o dales golosinas especiales para limpiárselos.
  • Cómo limpiar los pelos de gato de mi casa: utiliza bien una toalla húmeda o bien con un rodillo quitapelos y pásalo de arriba hacia abajo. Si hay muchos pelos, es mejor que pases antes un guante quitapelos (los de goma de fregar de la cocina también funcionan). La cinta de embalar también te ayudará, al igual que una media: póntela en la mano y pásala por la prenda. De esa manera atrapará los pelos que se hayan quedado adheridos.
perro-sobre-un-divan-con-cojines-00498781
20 muebles y accesorios fantásticos para perros

Shopping

20 muebles y accesorios fantásticos para perros

Cómo limpiar la casa para que no huela a perro ni a gato

1. Tu aliado, el vinagre de manzana

Resulta que el vinagre es un poderoso limpiador, desinfectante y absorbe los malos olores que da gusto. Un truco consiste en añadir una taza de vinagre en el champú que utilizas para bañar a tu perro. Cuando lo laves, pásale una toalla enérgicamente para secarlo y evita que salga al exterior hasta que este seco por completo, de lo contrario, se impregnará de malos olores y no habrá valido la pena el baño. Como plus te diremos que también aportará un extra de brillo al pelo de tu mascota.

Pero eso no es todo, la magia del vinagre también llega a la limpieza de muebles y superficies, ideal para cuidar la madera y dejar los suelos como los chorros del oro, así que un taponcito en el cubo antes de pasar la fregona y otro en la lavadora... sí, como lo oyes, la ropa quedará libre de olor y te prometemos que el olor a vinagre, también desaparece.

2. Evita olores del perro con bicarbonato de sodio

Si te preguntas cómo limpiar la casa para que no huela a perro, hay un producto que absorbe los olores: es el bicarbonato. Esparce un poco de él todas las noches en los lugares donde más acostumbre estar tu mascota, a la mañana siguiente sacude las superficies donde lo espolvoreaste o pasa la aspiradora.

terraza-con-dos-sillas-y-perro-00513320

3. Invierte en un purificador de aire

Tal vez no sea la medida más económica, pero sin duda sí con la que más notarás cómo el aire se renueva. Un buen purificador de aire, no solo te ayuda con los malos aromas, también hará que algunas sustancias poco beneficiosas que circulan en el aire, se eliminen y tu salud lo notará. A las personas con alergias les sienta de maravilla.

4. Ambientadores naturales

No se trata de disimular el olor con otros más fuertes, el resultado puede ser bastante desagradable y tu pituitaria pedirá un respiro a gritos. Por eso, no te recomendamos que utilices desodorantes artificiales. Sin embargo, existen algunas recetas para elaborar ambientadores naturales que te servirán de gran ayuda en algunos espacios. Como por ejemplo, esta:

Mezcla 2 tazas de agua con media taza de zumo de limón y otra media taza de bicarbonato de sodio en una botella con atomizador. Rocía las alfombras los sillones con esta mezcla y disfruta del fresco aroma a cítricos.

Beneficios de tener perros y gatos en casa

Convivencia con mascotas

Beneficios de tener perros y gatos en casa

Di adiós al pipí en alfombras y suelos

Con estos trucos eliminarás los restos de orina de alfombras y cualquier tipo de suelo. Sigue este paso a paso:

  1. Seca la superficie en la que haya “hecho sus gracias” con toallas de papel. De esta forma podrás absorber la mayor cantidad de orina posible y hacer que el proceso sea más fácil.
  2. Mezcla tres partes de vinagre con una parte de agua y empapa el área sucia
  3. Vuelve a secar la zona con toallas de papel.
  4. Añade un poco de bicarbonato de sodio sobre la superficie seca para que absorba el olor.
  5. Mezcla un chorrito de agua oxigenada con detergente para platos y rocíalo sobre el bicarbonato. Si es una alfombra, puedes frotar con un cepillito hasta que veas que la mezcla hace reacción y salen burbujas (asegúrate de que no se decolore probando en una esquina).
  6. Seca de nuevo.
  7. Pasa la aspiradora para eliminar restos.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?