AMOR POR LOS ELECTRODOMÉSTICOS

8 consejos para que tu microondas dure más

Si haces caso a estos consejos puedes hasta duplicar la vida útil de tu microondas y ahorrarte tener que cambiarlo por uno nuevo antes de hora. ¡Alarga la vida de tus electrodomésticos!

cocina blanca con microondas

Dicen que la vida útil de un horno de microondas oscila entre los 5 y los 10 años, el buen mantenimiento y uso, hará que te duré más y funcione siempre al cien por cien. Imprescindible, como con cualquier electrodoméstico, leer el manual de instrucciones, sí, ese librito lleno de letras pequeñas que parece soporífero, pero que nos dará las claves para sacarle el máximo rendimiento y evitar un mal uso.

Además, te vamos a dar 8 consejos básicos para que lo mantengas impecable y dure mucho más:

Relacionado con este artículo

1. Aprende a programar el microondas

Vas a necesitar tener a mano tu manual de instrucciones, hasta que te habitúes a los tiempos y potencia recomendados para cocinar cada alimento. De esta forma ahorras energía y le sacas todo el rendimiento posible a tu electrodoméstico.

2. Nunca hagas esto...

No es una leyenda urbana: nunca enciendas el microondas vacío, resulta que el magnetrón (lo que produce las ondas) podría dañarse. Y lo de colocar utensilios de metal o cualquier cosa con filos dorados… ¡jamás! Provocarían una descarga al contacto con las ondas del horno.

3. No utilices el microondas como estantería

Sí, todos lo hemos hecho, eso de colocar cositas encima del horno de microondas a modo repisa, sin embargo debes saber que no es nada recomendable. Por un lado, podría derramarse cualquier sustancia en el interior y entonces... ¡adiós microondas! Además, obstruimos las rejillas de ventilación provocando un sobrecalentamiento.

cocina de madera en color crudo

cocina en color crudo con electrodomésticos de acero inoxidable

4. Revisa el microondas de forma periódica

De vez en cuando revisa que todo esté en perfecto estado, desde la bandeja giratoria, hasta la puerta. Si se descuadra se podrían producir fugas de radiación electromágnética. De ser así, deja de utilizarlo y repáralo cuanto antes.

5. Limpieza adecuada

No uses productos abrasivos ni estropajos, con un paño húmedo y una mezcla de agua tibia y jabón, será más que suficiente. Si se ha derramado algo en el interior, saca la bandeja y lávala más a fondo, sécala y vuelve a colocarla comparando que encaje bien.

Relacionado con este artículo

6. Ojo con los restos de comida

Limpia siempre muy bien cualquier residuo que haya podido quedar en el interior del horno microondas. Además de causar mal olor, estos restos absorben energía y puede afectar al correcto funcionamiento de este electrodoméstico.

7. Antes de limpiar el microondas...

Como te hemos dicho, es muy importante mantener la limpieza de todos los electrodomésticos, especialmente con el horno de microondas. Te recomendamos que antes de limpiarlo te asegures de que esté desenchufado de la corriente, esto evitará cualquier posible descarga.

8. Coloca el microondas en el lugar adecuado

Por último, dedica un tiempo a pensar dónde vas a colocar tu horno de microondas. Debe ser una superficie fuerte y estable, que no esté cerca de una fuente de calor y que te permita tener fácil acceso, que la puerta abra del todo y que esté bien ventilada.