El verde se ha convertido en uno de los colores por excelencia de la decoración, sobre todo en las estaciones que se avecinan: primavera y verano. La decoración de color verde es capaz de transformar un espacio frío y sin personalidad en un espacio natural, cálido y con carácter. Por eso, desde El Mueble te damos 35 ideas para que añadas verde a tu hogar de la mejor manera posible. ¡No te las pierdas!

30 /41

1.

Nueva vida en verde

Salón con boiserie pintada de verde.

Butacas y mesas de centro, de VP Interiorismo. Cojines, de Kover Studio, Zara Home y Filocolore. Cuadro, de Poster Club. Alfombra, de KP.

El Mueble

Una antigua boiserie de madera o escayola en blanco puede convertirse en la pieza más llamativa del salón pintándola de verde. Esta es una manera de actualizarla y modernizar su imagen. Ahora, después el resto de muebles y elementos de la decoración deberán ser de un color neutro, como el blanco, y añadir toques de madera. 

2.

Pinta las carpinterías

Recibidor con puertas de color verde.

Escritorio, de Mandrágora Decoración.

El Mueble

Aunque el blanco es el color en tendencia para puertas y ventanas, no pasa nada por salirse de la norma y darle un poco de color a la carpintería de tu casa. En un tono verde empolvado conseguirás un efecto natural, acogedor y cálido, especialmente si haces de la madera su principal acompañante. 

3.

Una pared con mucha fuerza

Dormitorio moderno con pared del cabcero en verde.

Cabecero artesanal de marquetería. Lámparas de techo modelo Yute III, de Lámparas.es. Apliques de lectura modelo Bel Led, de Faro. Banqieta, de La Maison.

El Mueble

Si quieres dar mayor profundidad a tu dormitorio, puedes pintar la pared del cabecero. Este efecto se verá especialmente acentuado si la puerta se encuentra en frente de esta pared. Ten en cuenta que si te decantas por un verde oscuro, como el de este dormitorio, la luz natural deberá estar garantizada.  

4.

Perfecto. contonos ocre

Dormitorio con con ropa de cama verde y ocre.

Cama y mesillas, de Maisons du Monde. Ropa de cama, de Filocolore. Colcha, de Catalina House. Apliques, de House Doctor, en Nordic Nest. Alfombra, de Carolina Blue. Cortinas, de Class&Deco.

El Mueble

El verde encuentra su perfecta pareja en tonos cálidos como los tonos ocres, tierra y arena. Conseguirás meter los colores de la naturaleza en el interior de tu casa, con un aspecto, además, moderno y actual. Para no sobrecargar el ambiente, puedes destinarlo a la ropa de cama, como aquí.  

5.

Una cocina total green

Cocina con mobiliario y paredes verdes.

Cocina realizada en madera pintada de color verde, diseño de Gaby Conde. Vinoteca, de Liebherr. Suelo, de microcemento, de Edfan.

El Mueble

Otra opción para llevar el verde a tu hogar es mediante el mobiliario de la cocina. Aquí, incluso, se ha pintado la pared panelada del mismo verde grisáceo, que cuenta con un matiz elegante y moderno al mismo tiempo. 

6.

Aplícalo liso y en estampados

Dormitorio con ropa de cama verde y blanca.

Dormitorio con techo abuhardillado y ropa de cama verde y blanca.

El Mueble

Otra forma de decorar con verde es incluirlo en la ropa de cama con piezas que tengan un verde liso y el mismo verde, pero en un delicado estampado floral. Si el resto de la decoración es colores neutros, la ropa de cama será el centro de todas las miradas. 

7.

Combínalo

Salón con sofá verde y cojines de varios tonos de verde.

Salón con sofá de IKEA con funda de Sofatherapy, mesa de centro de Merc&Cia y butaca de ratán de Sacum.

El Mueble

Matiza el verde con algún tono neutro, como el gris. O lánzate a combinarlo con tejidos que tengan estampados también verdes, como se ha hecho en este salón en el que el sofá es de un tono verde intenso y se ha decorado con cojines de distintos estampados y varias tonalidades de verde. 

8.

Decora en verde el dormitorio

Dormitorio en verde y blanco con alfombra de fibra.

Dormitorio con lámpara, en Cado. Espejo, en Sacum. Alfombra, en Gra.

El Mueble

Decora tu dormitorio en verdes suaves y será relajante, calmado y una auténtica invitación al descanso. Pinta las paredes para incrementar esa sensación (está demostrado que es el color más relajante para el ojo humano). Y si deseas una experiencia aún más envolvente, úsalo también en la ropa de cama. Un truco: si pintas la pared del cabecero de verde intenso, te estarás ahorrando un mueble y ganarás en profundidad, ya que crearás un efecto visual (y más si el techo es blanco) en el que las paredes parecerán separarse.

9.

Una cocina en verde pastel

Cocina con muebles de color verde e isla central.

Cocina con mobiliario diseñado y realizado por Deulonder Arquitectura Domèstica. Encimera, de Corian blanco. Electrodomésticos, de Bosch. Mesa y sillas, de Brucs.

El Mueble

Si quieres decorar el verde e incluir este fresco color en la decoración de tu casa, puedes hacerlo en la cocina. Pinta los muebles en un tono verde pastel y harás que la naturaleza entre por las ventanas. Y si lo acompañas de madera y blanco, forman un trío infalible.

10.

Incluye el verde en los complementos

Comedor abierto a la cocina con sillas verdes.

Comedor abierto a la cocina con mesa, modelo Nordvken, de IKEA. Sillas, en Silletea. Lámpara de techo, modelo Marrakech, en Sareka. Mobiliario de cocina, diseño de la decoradora Paula Duarte.

El Mueble

Si te parece arriesgado pintar la cocina de verde, puedes incluirlo en la decoración mediante complementos como las sillas del office, los textiles de la mesa o, incluso, la vajilla. Si eliges un tono blanco o topo para los muebles, les dará alegría y un punto de vitalidad. 

11.

Úsalo de forma original

Cocina blanca con azulejos verdes en el techo en la zona de la isla.

Cocina con muebles diseño de Ramisa Projects & Fun, realizado por Arias Nadela, grifería y campana en Arias Nadela también y alacena de El Jueves.

El Mueble

Si te preguntas cómo decorar con verde, pero no quieres abusar de su imponente presencia, atenta a esta idea. En esta cocina blanca se ha revestido la zona del techo sobre la isla con unos azulejos de color verde oscuro y acabado brillo colocados en espiga. Un recurso atrevido, pero, al mismo discreto para decorar con verde. 

12.

Un color con mucha fuerza

Salón con sofás blancos, estantería de metal y plantas a ambos lados de la estantería.

Salón proyectado por las interioristas Gracia y Leticia de Amescua. Sofás, mesa de centro, estanterías y lámparas de tela, diseño del Estudio Hoc Volo. Cortinas, realizadas con telas de Güell-Lamadrid y Casamance.

El Mueble

Por su fuerza, su energía, su frescura... El verde es un color que los interioristas utilizan por diferentes motivos. "Personalmente, pienso que se puede utilizar de dos maneras —afirma el interiorista José Arroyo—: una predominante, donde la fuerza va a generar mucha energía y positivismo. Y otra, como complemento bien sea en estampados, plantas, detalles decorativos, etc. Donde encontraremos el equilibrio o el pulmón de algo con mucha fuerza". 

13.

La base perfecta del verde... ¡el blanco!

Comedor con mesa con mantel blanco y vajilla verde.

Comedor con mesa, de Baldaquino. Lámpara de techo, de Ayera Antigüedades y Decoración.

El Mueble

Si hablamos de vajillas, coloca piezas verdes sobre bajoplatos o manteles blancos o cerámica blanca sobre tejidos verdes. ¡Verás qué bonito queda!

14.

Busca sosiego en el comedor exterior

Comedor en verde en un porche con techado de madera.

Porche con sillas de mimbre, de Carolina House. Manteles individuales, confeccionados con la tela Lluvia helecho, de Coordonné.

El Mueble

Traslada el frescor del jardín a tu porche y deja que los árboles se mimeticen con él. Es lo que ha hecho Blanca Figueras en este comedor exterior que desprende serenidad gracias a la combinación de varios tonos de verdes en las sillas de mimbre, el mantel y los cojines.

15.

Llena de energía la terraza

Porche con puerta y sillas pintadas de verde.

Porche con puerta y sillas pintadas de verde.

El Mueble

Una forma sencilla de integrar tu casa en el paisaje es copiando su color. Pinta los marcos de las ventanas, las puertas o el mobiliario de verde y lo habrás logrado. En esta terraza se ha lacado la madera de las contraventanas y las sillas de jardín en un mismo tono, acorde con las plantas. ¡La sensación de frescor lo invade todo!

16.

Relájate en el salón

Salón con sofá en U de color verde y cojines de varios tonos de verde y blanco.

Salón con sofá Vallentuna, de Ikea. Cojines, de ID Design, de Calma House, Azul-Tierra y Gastón y Daniela. Plato pintado, de Azul-Tierra. Jarrones, de ID Design. Letra, de Taimo.

El Mueble

Si quieres que tu salón sea un remanso de paz, píntalo y decóralo en verde. Para que no quede homogéneo y monótono, combina diferentes tonalidades, como se ha hecho en este que coordina paredes, estante y textiles con gran acierto.

17.

Viaja a la jungla sin moverte del sofá

Cojines de color verde sobre un sofá blanco.

Cojines de color verde en distintos estampados sobre un sofá blanco.

El Mueble

¿Quieres darle un toque fresco a tu sofá? Nada mejor que sustituir las fundas de los cojines más calentitas por otras de punto, lana o algodón, lisas o estampadas con motivos vegetales, frutales o étnicos. Eso sí, con el verde de denominador común. ¡Mira qué bien armonizan estos cojines con otros en color arena?

18.

Marca estilo en el recibidor

Escritorio de madera con arrimadero en color verde.

Escritorio, de Sacum. Colgador, de Maisons du Monde. Taburete, de La Maison. Papel pintado Palatine Stripe, de la colección Signature Papers Il, de Ralph Lauren para Designers Guild, en Usera Usera.

El Mueble

¿Quieres llamar la atención en una zona concreta de tu casa? Utiliza la pintura o el papel pintado en los revestimientos de pared ¡y solucionado! En este recibidor se han empleado los dos recursos: papel pintado con rayas verticales en verde para la zona superior y un arrimadero lacado en un tono más fuerte para la inferior. ¡Juega con las intensidades y darás en el clavo!

19.

Logra un comedor delicado

Comedor pintado en verde aguamarina y mesa de madera.

Comedor pintado con pintura Ultra Resist verde envejecido, de Bruguer. Mesa, de Maia Home. Aparador y espejo, de Zara Home.

El Mueble

Si te encanta el color turquesa tanto como a nosotros, decídete a dar un toque de color muy sutil solo a una pared. La influencer María Fernández-Rubíes lo hizo en su primera casa para diferenciar el comedor del salón, con el que comparte espacio, y potenciar el orden en la estantería. ¿Quieres conocer la nueva casa de la influencer? ¡Vas a alucinar!

20.

Personaliza una zona de paso

Pasillo pintado en verde con alfombras y plantas.

Pasillo con alfombras, de Carolina Blue.

El Mueble

Gracias a la intensidad del color verde de las puertas, este pasillo ha cobrado vida. ¡No tengas miedo a pintar! Con resultados como este ¡habrá válido la pena! Si es luminoso, coloca plantas en él y conviértelo en un vergel interior.

21.

Crea un porche súper veraniego

Porche de piedra y techado de madera con sofá de obra, butacas de madera y silla verde.

Porche con sofás de obra y mesa de centro de troncos, diseño del Estudio Lizarriturry Tuneu, autores del proyecto. Cojines y mantas, de Lo de Manuela. Silla verde y alfombra, de Sacum. Butacas de ratán, de India & Pacific.

El Mueble

¿Quieres que en tu porche se instale el verano de por vida? Ayúdate de cojines en color verde lima o verde inglés combinados con camel y terracota, pequeños complementos en turquesa, como una silla, vasos, jarras... Es lo que ha hecho en este agradable salón exterior Martina Klein, la modelo y CEO de la firma de decoración Lo de Manuela, de la mano del Estudio Lizarriturry Tuneu. Completa el look con piezas de fibra ¡y listo!

22.

Restaura un mueble

Cama forjada y lacada en verde en un jardín.

Cama de hierro forjado pintada de verde, de Comptoir de Famille.

El Mueble

Si eres amiga de dar segundas oportunidades, hazte con un mueble y cambia su aspecto pintándolo de verde: un aparador, una mesa, un asiento... ¡cualquiera vale! Mira qué bien ha quedado esta cama dispuesta en el jardín, como diván para sestear o leer. ¡Fantástica!

23.

Da la bienvenida en clave eco

Recibidor con banco verde y espejo con marco de madera.

Recibidor con banco tapizado con terciopelo verde agua, de Gancedo. Espejo, de Adaleya.

El Muebl

Hacer de tu recibidor un lugar luminoso y atractivo es posible, si eliges un revestimiento llamativo o una pieza con clase. Las interioristas Isabel Flores y Nuria Almansa se decantaron por este banco en terciopelo verde agua que es una maravilla. Gracias a él y a los cojines y cuadros de motivos vegetales, el jardín exterior se cuela dentro.

24.

Desconecta en el dormitorio

Dormitorio con paredes en verde y ropa de cama verde y mostaza.

Dormitorio con banqueta, de Mercader de Venecia. Ventilador, de Faro.

El Mueble

Y puesto que el verde es relajante, qué mejor que llevarlo al dormitorio. La interiorista Cristina Mas Mir ha pintado las paredes decoradas con molduras en un verde aguamarina súper desestresante que invita a conciliar el sueño. Una butaca y la ropa de cama en color mostaza logra dinamizar el ambiente.

25.

Complementa con verde soft

Dormitorio con paredes blancas, mesita de noche verde suave y cojines verdes y amarillos.

Dormitorio con paredes blancas, mesita de noche verde suave y cojines verdes y amarillos.

El Mueble

Y si te gustan las paredes neutras, lleva el verde al dormitorio en textiles y accesorios. Es lo que ha hecho aquí la interiorista Blanca Figueras al elegir la mesilla, los cojines y los cuadros con el verde como protagonista.

26.

Recicla una puerta y píntala de verde

Dormitorio con cabecero hecho con unas puertas recuperadas decapadas en verde.

Dormitorio con mesita de noche, en La Maison. Lámparas, en Coton et Bois.

El Mueble

¿Más opciones de llevar el verde al dormitorio? Con un cabecero tapizado en capitoné o una puerta o una contraventana de madera reciclada en majestuoso cabecero. La interiorista Asun Antó recuperó esta puerta de anticuario, la pintó en verde y la decapó para darle un aspecto envejecido. Plaids y cojines en verde y mostaza lo acompañan. ¡El resultado es espectacular!

27.

Elige un verde rústico para tu cocina

Cocina rústica de color verde claro.

Cocina con muebles, de Guadarte, pintados en verde pastel por el decorador Ignacio García de Vinuesa. Cortinas, de Gancedo y parqué, de Newfloor.

El Mueble

El verde pastel es protagonista en esta cocina rústica. La llena de vida y la conecta con la Naturaleza. El interiorista Ignacio García de Vinuesa optó por lacar los muebles con este tono para reforzar el aire campestre. Los electrodomésticos, al estar panelados, pasan inadvertidos.

28.

Energiza tu cocina con verde

Cocina con una pared pintada en verde.

Cocina con mobiliario, de Santos, en Santos Estudio Bilbao. Taburetes y sillas, de Vergés. Lámparas de techo, de Dekoark, en Susaeta Iluminación.

El Mueble

Entrar en esta cocina y llenarte de energía es todo uno. La interiorista Begoña Susaeta se atrevió con un verde manzana en la pared de la isla con office. Una buena manera de delimitar espacios y de alegrar una zona en la que cada vez hacemos más vida. Una composición de cuadros de fauna y flora la decoran.

29.

Revive la mesa con una vajilla verde

Vajilla verde de Bordallo Pinheiro.

Vajilla de loza de la colección Repollo, de Bordallo Pinheiro.

El Mueble

Unos individuales de lino, unos vasos de vidrio reciclado y una vajilla de cerámica en tonos verde pueden animar la mesa más austera con su sola presencia. Utiliza varias tonalidades de verde y juega con el blanco como comodín.

30.

Reviste con azulejos verdes

Revestimiento pared verde en baño

Baño con mueble de madera y revestimiento de azulejos blancos y verdes.

El Mueble

Pon una nota de tranquilidad en tu baño cubriendo la pared del lavabo con un frente de azulejos que incluya un bonito motivo en verde. También puedes aplicar sobre las baldosas blancas un vinilo decorativo resistente al agua y fácil de limpiar. El interiorista Abel Pérez Gabucio, de Ábag Studio, eligió para este baño un delicado revestimiento de gres con hojitas agrupadas de 4 en 4. 

31.

Empapela la pared del lavabo

Baño con papel pintado verde y mueble de color blanco.

Baño con armario bajolavabo, diseño de Sube Interiorismo. Papel pintado Voyage, en Gancedo. Lámparas apliques Astro, en Susaeta Iluminación. Grifería NK Concept, de Porcelanosa. Espejo, en Cuadros Mota.

El Mueble

Los motivos botánicos están en alza allí donde los pongas. En el baño le darán ese carácter sereno tan de agradecer cuando entramos en él. En este de la imagen, la interiorista Begoña Susaeta ha empleado un delicioso papel que, combinado con muebles de estilo rústico, queda fenomenal.

32.

Incluye textiles y plantas

Baño con bañera, toallas verdes y plantas.

Baño con grifería, de Bossini Cristina. Bañera modelo Stockholm, de Entorno Baño.

El Mueble

¿Acabas de reformar tu baño y no tienes ningún detalle en verde? Unas toallas de baño, un contenedor para el cepillo de dientes o unas plantas te servirán para incluirlo. ¡Mira qué fácil! En este cuarto de baño, el Estudio de Interiorismo Pipi & Deco lo solventó con unos textiles lisos y unos cactus plantados en el tragaluz y separados de la bañera con un cerramiento acristalado.

33.

Apuesta por tonos claritos de verde

Ventana pintada de color verde suave.

Ventana pintada de color verde suave.

El Mueble

¿Quién dijo que las carpinterías de las ventanas han de ser siempre blancas? En esta casa son igual de luminosas pintadas de verde. Eso sí, muy clarito. La mesa, de madera y hierro, fue adquirida en un mercadillo.

34.

Forra la pared con flores verdes

Dormitorio con armarios blancos y papel pintado floral verde en la pared del cabecero.

Dormitorio con armarios blancos y papel pintado floral verde en la pared del cabecero.

El Mueble

La manera más rápida de llevar romanticismo, luz y flores al dormitorio es revestir la pared del cabecero con un papel pintado floral.

35.

Customiza un mueble antiguo

Armario pintado de color verde.

Armario patinado por Mar Ceferino, de Mercantic.

El Mueble

Este armario tiene pasado... ¡y mucho futuro! El color regala cien años más de vida a un mueble antiguo. Y más si es en verde, como este de la imagen, que le aporta un toque delicado y mucha personalidad.

36.

Juega con las telas

Cojines y mantas de color verde.

Cojines y mantas de color verde.

El Mueble

¡Dale vida! Combina lisos y estampados para dar movimiento a camas y sofás. Y matiza el verde con un neutro, como el gris.

37.

Introduce el color verde en tu casa

Terraza con acceso a la cocina.

Mobiliario de la cocina, de Míele. Encimera, de mármol verde, de Kabilia. En la mesa, la vajilla, las tazas, las copas, los cubiertos e individuales son de Zara Home.

El Mueble

La Naturaleza de lleno entrará en tu casa con gestos tan sencillos como pintar las puertas o ventanas, instalar una encimera en ese color o llevarlo a la mesa con frascas de agua en verde traslúcido y plantas aromáticas. 

38.

Recupera un mueble antiguo

Comedor clásico con mesa y sillas de madera y vitrina de color verde.

Comedor con mesa y sillas, de Maisons du Monde. Aparador, de Verde Gabán.

El Mueble

Pintar un mueble en este tono, por muy antiguo que sea, le proporcionará otros 100 años más de vida. Gracias a la pintura a la tiza conservará ese delicado aspecto envejecido y, a su vez, le aportarás mucha personalidad. 

39.

También en la escalera

Escalera de estilo clásico pintada de verde.

Recibidor con escalera pintada de verde con dos butacas, banqueta y silla.

El Mueble

El verde encaja en cualquier sitio. ¡Incluso en el recibidor! Prueba a pintar la escalera en un verde clarito y ganarás mucha luz. ¿Qué más se puede pedir? Para que veas, hasta a este recibidor clásico le funciona el truquito. 

40.

Báñate en el verde

Baño de color verde con bañera antigua.

Baño con bañera, pavimento, grifería y antepecho con baldosas doradas, de Innova Ceramics. Lavamanos de mármol, realizado a medida por Marbres Juyol.

El Mueble

Un look total green también funciona en el baño. Nos encanta la tranquilidad y frescura que se respira en este cuarto de baño: el color invita a relajarse en la bañera. 

41.

Elige el tono de verde que más se adapte a ti

Salón blanco con sofá verde.

Salón con sofá y puff, de IKEA. Librería y mueble para el televisor, a medida según diseño de Marta Prats. Mesa centro y mesa auxiliar, en Catalina House. Puff, en Sacum. Alfombra, de KP. Lámpara cesta, en Santa&Cole.

El Mueble
  • Greenery. ¿Te acuerdas de él? Fue elegido por Pantone hace dos años como color del año. Se trata de un verde hoja y significa el despertar de la naturaleza.
  • Turquesa. Luminoso y lleno de vida, expande su influencia más allá de los cuartos infantiles.
  • Esmeralda. Intenso y sofisticado, será un soplo de aire fresco con el que hacer que la naturaleza entre en casa.
  • Inglés. Es el más vintage y romántico.
  • Caqui. Esencial y terroso, se adapta mejor a las estaciones del año más frías.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.