Una casa sin espejos es casi como una casa sin ventanas: un imposible. Además del espejo del baño, esta pieza se ha convertido en un imprescindible en toda la casa. Hoy en día no solo les pedimos funcionalidad, sino que puedan convertirse en objetos decorativos por sí solos, e incluso, en obras de arte, sobre todo si son antiguos o de herencia, cuyo valor personal no tiene precio. Inspírate con estas ideas para decorar con espejos tu casa. 

42 /87

1.

7 ideas para decorar con espejos tu casa

7 ideas para decorar con espejos tu casa

Los espejos son un recurso sencillo para dar luz a tu casa y hacer que la sensación de amplitud sea mayor. Pero es que además, pueden convertirse en los auténticos protagonistas. Inspírate con las ideas de este vídeo. 

2.

Espejo ventana: infalible

Recibidor con espejo tipo ventana con marco negro.

Espejo y consola, de Decolab. Alfombra, de Gancedo. 

El Mueble

Los habrás visto cuadrados, rectangulares y en forma de ventana como este, el caso es que los espejos de cuarterones continúan en auge. Su estilo clásico chic le da ese agradecido aire atemporal y su diseño redondeado por arriba proporciona un efecto óptico que amplía la estancia. Colócalo sobre una consola ligera, fijado en la pared o apoyado, y presume de recibidor en blanco y negro. Es la acertada opción del interiorista Rubén de Matea.

3.

Elegante simetría

Recibidor con mueble antiguo y dos espejos tipo ventana.

Espejos y lámparas de sobremesa, de Borgia Conti.

El Mueble

Este recibidor respira sofisticación, elegancia y personalidad, con un gran aparador antiguo de acabado desgastado que contrasta con la delicadeza de la lámpara de techo. Los espejos, igual que las dos lámparas de sobremesa crean un equilibrio visual que da sensación de conjunto a este espacio. 

 

4.

Con marco metálico dorado

Recibidor con espejo recondo y marco dorado.

Espejo, aparador y alfombra, de El Corte Inglés. 

El Mueble

El espejo de aire retro da un toque especial a este recibidor, cuya decoración destaca por la combinación de piezas de diferentes estilos.

5.

En arco y con cuarterones

Recibidor con espejo con cuarterones y consola de madera.

Consola realizada a medida. Campanas de cristal de Azul Tierra y lámparas de techo de Alsina Sech.

El Mueble

Una pieza de aire clásico que dará un toque especial a cualquier rincón de la casa. Aquí, se ha apoyado en la consola para que su efecto sea más informal. De hecho, el tándem consola-espejo nunca falla.

6.

Detrás del sofá

Salón  con espejo detrás del sofá.

Espejo, de Antique Colonial. Sofá, de Miki Beumala con tela de Güell-Lamadrid. Mesa auxiliar, de La Maison. Lámpara de sobremesa, de Merc & Cía. 

El Mueble

Los espejos de gran formato sofistican el espacio allí donde los pongas. La interiorista Ana Galofré ha colocado este precioso modelo, de tamaño XL y marco dorado, detrás del sofá. Apoyado en el suelo y, aunque no se vea entero, no dudes, que acaparará todas las miradas.

7.

Funcional y decorativo

Salón abierto al comedor con espejo con marco de madera.

Espejo, sillas y butacas del comedor, en D'Aq Decoración y antigüedades. Sofá y puf color mostaza, de El Taller de las Cortinas.

El Mueble

Un fabuloso espejo XL con marco dorado decora con su sola presencia este salón comedor, a la vez que hace de elemento separador de ambas estancias. Lo ha elegido la interiorista Sylvia Preslar y lo ha apoyado en el suelo como marca la tendencia.

 

8.

Sin marco

Salón con espejo sobre una repisa tras el sofá.

Sofás, mesa de centro, pufs de ratán, alfombra y lámpara de pie de Coton et Bois. 

El Mueble

¿Detrás del sofá tienes una repisa? Aprovéchala para apoyar en ella un espejo fino, de cuarterones irregulares y sin marco para no restarle espacio, como ha hecho aquí la interiorista Asun Antó sobre el mueble bajo en la pared del sofá. Verás cómo tu salón se amplía por arte de magia y parece más luminoso. Es el efecto de la luz rebotada en él.

9.

Hasta el techo

Recibidor con cómoda moderna y espejo alargado.

Espejo, de Leroy Merlin. Consola, de Arterole. Lámpara, de Zara Home.

El Mueble

A veces lo más sencillo es lo más acertado. Es el caso de este espejo de Leroy Merlin: vertical y enmarcado en madera da profundidad y amplitud al recibidor. La interiorista Begoña Susaeta lo ha apoyado sobre una consola de madera y metal y ha elegido piezas de cristal para acompañarle. ¿No te parece perfecto?

10.

Sobre el cabecero

Dormitorio con espejo en la pared del cabecero.

Espejo, de Sacum. Mesita de noche, de Catalina House. Lámpara y funda nórdica, de  La Maison. 

El Mueble

Un espejo horizontal en cuarterones negros es el modelo que ha elegido la interiorista Sònia Badia en este dormitorio. ¿Y dónde lo ha colocado? Sobre el cabecero para que se refleje la luz que entra por la ventana. Así se consigue una estancia más luminosa. ¿Otra opción menos predecible? Apoyado en la mesilla de noche, por ejemplo, conseguirás darle un aire más rompedor a la habitación.

11.

Por parejas

Salón con dos espejos sobre el sofá.

Mobiliario, del Estudio Milans del Bosch.

El Mueble

El estudio Milans del Bosch ha preferido colocar dos espejos en lugar de uno en la pared del sofá. ¡Buena idea! Con ello el salón ganará en orden y armonía. Lo ideal es ponerlos idénticos, como aquí, de cuadrícula y enmarcados en gris, a juego con el tapizado del sofá y la cómoda. ¡El equilibrio es total!

12.

Dos espejos pequeños sobre la consola

Recibidor con arrimadero, papel pintado y varios espejos sobre una consola.

Espejos y consola, de Catalina House. Lámpara de sobremesa y planta, de Sacum. Papel pintado Cecily, de Jane Churchill, en Gastón y Daniela. 

El Mueble

Es la opción elegida para este recibidor pequeño, así el tamaño de los espejos no acaparan demasiado espacio. Los marcos en madera, como la consola y el pie de la lámpara, y muy discretos no le restan protagonismo a la verdadera estrella del recibidor: el papel pintado.

13.

Únete a la moda circular

Salón pequeño con espejo redondo con cuerda.

Espejo, de Maisons du Monde. Sofá, de Lucky Mora Studio. Estores, de Polo Masclans. 

El Mueble

¡Los espejos redondos son tendencia! Se acomodan a cualquier espacio de la casa y si van acompañados de una cadena o cinta de cuero para colgar añadirán un punto de modernidad a los ambientes. Fíjate en este colocado sobre el sofá de dos plazas y junto al ventanal de la terraza. ¿Su efecto? Iluminar y ampliar este salón de forma tubular.

14.

En el recibidor, mejor a un lado

Recibidor con consola de madera y hierro y espejo redondo.

Espejo y cestos, de Maisons du Monde. Consola, de Stol. Alfombra de yute, de Zara Home. 

El Mueble

La interiorista Paula Duarte ha decorado el recibidor de su casa con un espejo redondo enmarcado en un tono de madera similar al sobre de la consola. Un detalle que derrocha armonía. ¡Y menos mal que lo ha colocado a un lado de la puerta! Según el feng shui, ubicar espejos frente a la entrada es un claro rechazo a las buenas vibras.

15.

Espejos que amplían el comedor

Comedor con espejo con marco recuperado apoyado en el suelo.

Espejo y mesa, en La Casita de Margaux. Sillas, en Maisons du Monde. Alfombra, de Ikea. Lámpara de techo, en Luz y Ambiente.

El Mueble

Seguro que has visitado el salón de los espejos de algún palacio. Este comedor te recordará a él porque se ha ubicado, apoyado en el suelo, un espejo grande de madera decapada entre dos puertas acristaladas. Si te fijas, se refleja en él otro espejo de cuadrícula colocado estratégicamente enfrente. Todos ellos multiplican el espacio y potencian la luz natural. 

 

16.

Con marco recuperado

Vestidor con espejo con marco recuperado.

Armarios con puertas originales de la casa pintadas. Banqueta tapizada con lino, en Cado. 

El Mueble

¿Que tu dormitorio es amplio y cuentas con un señor vestidor? Coloca un espejo frente a los armarios o en un lateral y verás cómo gana en profundidad. La interiorista Jeanette Trensig ha recuperado un marco de madera para convertirlo en espejo.

17.

Un gran espejo sobre el sofá

Salón con espejo envejecido en la pared del sofá.

Espejo, de Galería Robles.

El Mueble

Con efecto envejecido, este espejo no se ha pegado a la pared, sino que se ha colocado sobre una estructura de DM, como si de un lienzo se tratara; así, en caso de traslado, no es necesario romperlo. Consta de 16 piezas idénticas que, como un puzle, componen el espejo. 

18.

La singularidad de las piezas recuperadas

Escaleras decordas con un espejo con marco dorado y molduras.

Espejo, butaca y aplique, de Federica & Co.

El Mueble

El espejo, una pieza antigua recuperada, junto con la butaca y el aplique, crean un rincón muy singular y con gran valor decorativo. Además, da sensación de espacio, algo muy importante en lugares tan pequeños como el descansillo de una escalera.

19.

En el centro del cabecero

Dormitorio con espejo sobre el cabecero de obra.

Cabecero de DM, diseño de Pía Capdevila. Aplique, de Faro.

El Mueble

Otra ubicación tradicional a la hora de colocar el espejo en el dormitorio es sobre la repisa del cabecero. Este dormitorio parece visualmente más ancho gracias a la astucia de Pía Capdevila. La interiorista ha apoyado este modelo horizontal, perfectamente centrado, en el cabecero de obra. El marco de madera natural armoniza con la ropa de cama en tonos marrones.

20.

Un espejo que es una ventana

Comedor con espejo grande que refleja la ventana.

Mesa y espejo, diseñados por Cuqui Olmedo. Sillas, de Flamant. Lámpara de techo, de Hanbel y alfombra, en Azalea Decoración.

El Mueble

O casi. Y es que su tamaño y su ubicación estratégica refleja el jardín dentro de casa, una gran idea si buscas ampliar el espacio y darle más vida. De hierro y cristal, es un diseño de la decoradora Cuqui Olmedo.

21.

Puerta por fuera, espejo por dentro

Dormitorio con puerta corredera con espejo.

Banco, de India & Pacific.

El Mueble

Utilizar el espejo como trampantojo y que simule una puerta o una ventana es otra buena manera de lograr profundidad. En este dormitorio se ha colocado un panel corredero que, por dentro, es espejo. Este comunica o separa los espacios, según la necesidad. Abierto genera una agradable sensación de continuidad. 

22.

Foco de atención

Salón con espejo sobre la chimenea.

Chimenea y librería, de DM lacado, diseño de la decoradora. Butacas de terciopelo, de Westwing Now. Alfombra, en Gancedo.

El Mueble

Ubicar el espejo sobre la chimenea es todo un clásico. ¡Y es que queda fenomenal! Con ello, no solo llamarás la atención de su presencia sino que todo lo que se refleje en él ganará protagonismo: las molduras del techo, una planta... Es lo que ha logrado en este salón la interiorista Lucía Mariñas.

 

23.

Apoyado es tendencia

Vestidor con espejo apoyado en el suelo.

Espejo, de Ikea.

El Mueble

Cada vez es más habitual encontrarse con espejos apoyados en el suelo, sobre todo los más grandes, en vez de colgados, como marca la tradición. Es una opción que dará un plus decorativo a la estancia, te ahorrarás tener que agujerear la pared y podrás trasladarlo a otro lugar fácilmente. ¿Quieres conocer más espejos de Ikea?

24.

Entre dos ventanas

Salón con una consola y espejo entre las ventanas.

Salón con una consola y espejo entre las ventanas.

El Mueble

Un espejo apoyado en una consola, una cómoda o una mesa tocinera, como la de la imagen, es la mejor solución para decorar ese espacio vacío que queda entre dos ventanas. El marco de madera da calidez a este rincón vintage del salón que, sin querer, ha ganado metros y luz. 

25.

Una ventana al exterior

Salón moderno con pared de cristal.

Sofá con tapicería Hot Madison. Puf, de Alonso Mercader. Alfombra, de Sika Design, en Home Design International.

El Mueble

Fíjate qué gran idea para multiplicar el espacio de un salón pequeño: crear una pared de espejo con cuarterones detrás del sofá, como la que ha diseñado aquí Lory Hansen. Una solución fantástica si lo que se refleja en él es un paisaje interesante: el mar, la montaña, un skyline...

 

26.

Un espejo de pie cerca del vestidor

Dormitorio con espejo vertical colgado de la pared.

Lámparas de techo, de Joan Lao. Cortinas confeccionadas con tela de La Maison. 

El Mueble

Tener en el dormitorio un espejo de cuerpo entero para verte de arriba abajo cuando te vistes es una necesidad ¿no crees? Colócalo cerca del armario o del vestidor, como ha hecho aquí la interiorista Júlia Casals, fijado detrás de la puerta. 

27.

Con doble función

Espejo de pie con perchero.

Espejo, de IKEA.

El Mueble

Si tu dormitorio es pequeño, lo ideal es amueblarlo con muebles multifuncionales. Este espejo perchero te ayudará a la hora de vestirte por las mañanas: en su parte posterior podrás dejar la ropa preparada y darte el OK antes de salir. Colócalo cerca de una ventana para darle más luminosidad y amplitud a la estancia.

28.

Tan grande como una pista de baile

Vestidor con gran espejo.

Armarios realizados a medida.

El Mueble

Los protagonistas indiscutibles de este amplio vestidor son los armarios empotrados ubicados a ambos lados y, por supuesto, el grandioso espejo enfrentado al balcón en el que te puedes mirar y remirar. Con el centro completamente despejado y la amplitud que el efecto óptico del espejo conlleva, ¡te dan ganas hasta de bailar!

29.

Como dos gotas de agua

Salón con sofás chéster y espejo sobre la chimenea.

Espejo, de Maisons du Monde. Librerías y mesa de centro, diseño de la decoradora. Puf Farlov, de Ikea. Alfombra, de Nacho de la Vega.

El Mueble

La interiorista Aurora Monasterio se ha inspirado en las clásicas boiseries para crear estas librerías idénticas y colocar un espejo cuadrado sobre la chimenea que las separa. Si te fijas en él, la imagen que refleja es exactamente la misma, con lo que se deduce que frente a él hay otro espejo. Así, la biblioteca se multiplica.

 

30.

¡Qué espejos tan frescos!

Salón de verano con espejo con marco azul.

Espejo, de India & Pacific. Sofá, de Pilma. Mesa de centro, en Catalina House. Aparador, de Xmasarquitectura con cestas, de Ikea. Lámparas de mimbre y alfombra, de Let's Pause. Butaca de bambú, en Sacum.

El Mueble

Han bastado un par de espejos con marcos de madera, lacados en azul, para darle a este salón un soplo de aire fresco. La interiorista Sònia Badia los ha acompañado de muebles de fibra para realzar este ambiente informal, tan playero. ¿Te has fijado en lo que reflejan? Piezas determinadas que, sin duda, los dueños quieren darles protagonismo: las lámparas de fibras.

31.

Un espejo para mirarte mejor

Tocador con espejo dorado en dormitorio.

Tocador, diseño de la decoradora, realizado por Industrias Muntané. Silla Wishbone CH24, diseño de Hans J. Wegner, editada por Carl Hansen. Alfombra, en Little House. 

El Mueble

No hay nada más práctico que colocar un espejo sobre una mesa de escritorio y convertirlo en un coqueto tocador. Y más, si te decantas por un modelo tan especial como el escogido aquí por Bárbara Sindreu. Su marco dorado le da luminosidad al dormitorio.

32.

¡Qué bien se te ve!

Recibidor con espejo de cuerpo completo.

Recibidor con espejo de cuerpo completo.

El Mueble

¿Salir de casa y echarte una última mirada para ver lo guapa que vas? Es posible, si colocas en el recibidor un espejo de cuerpo entero que además lo amplíe. Este de la imagen, elegido por la interiorista Gema Ospital, tiene el marco ancho de madera muy en sintonía con el perchero de forma orgánica y la bandeja sobre la consola. Apóyalo en el suelo para que se note que estás al tanto de lo que se cuece en deco.

33.

Los espejos pequeños también cuentan

Vestidor con espejo de mano.

Mobiliario de DM, diseño de la decoradora.

El Mueble

Si te gusta decorar con espejos, este dormitorio diseñado por Pía Capdevila te va a encantar. Además del que ocupa el cabecero, ha colocado un segundo modelo en el mueble isla del vestidor. ¿Qué tienen en común ambos? ¡Aparentemente, nada! Uno grande, de madera. El otro pequeño, de metal... Bueno sí, su nivel de amplitud que se duplica.

34.

Dorado y de forma ovalada

Dormitorio con tocador y espejo redondo con marco dorado.

Escritorio de anticuario. Funda nórdica, cojines y manta, de Zara Home.

El Mueble

¿Quieres desviar la atención a un punto concreto del dormitorio? Coloca un mueble vintage y sobre él un espejo de interés y lo conseguirás. Es lo que se ha hecho en esta habitación dominada por completo por el mural que ocupa la pared del cabecero. ¿Un consejo? Haz que el espejo refleje un cuadro o una lámina bonita que te gusta ver desde cualquier ángulo de la estancia.

35.

Un espejo vintage

Dormitorio con espejo vertical con marco azul.

Cabecero, de Singular Market. Mesita de noche, de Maisons du Monde. Lámpara de sobremesa, de Hanbel.

El Mueble

Los espejos de madera decapada tienen un encanto especial. Y si no fíjate en este modelo fijado a una pared del dormitorio. Gracias a su forma vertical, la habitación parezca más larga. Su marco en un azul envejecido armoniza con la ropa de cama dándole un aspecto muy fresh.

36.

Espejos en lugares inesperados

Cocina con pared de espejos.

Mesa, de Entremaderas. Sillas Henriksdal, de Ikea. Lámpara de techo realizada a medida por Bimaxlight. Mobiliario de cocina, diseño de la decoradora y realizado por Oltapol. Alfombra de cerámica.

El Mueble

¡Ya es hora de romper las reglas y ubicar espejos donde esperas encontrarlos! La interiorista Miriam Barrio se ha atrevido a ponerlo en esta cocina. Lo ha colocado sobre una vitrina rematada en roble claro, que deshace la sensación de tubo y, además, le da carácter. ¡Impresionante!

 

37.

Con formas sinuosas

Cocina con espejo sobre la mesa del office.

Espejo, de Mercantic. Mobiliario, revestimiento y campana, realizados por Carpintería Antonio Sánchez Olmos. Mesa, diseño de la decoradora.

El Mueble

¡Otro espejo en la cocina! La interiorista Gabriela Conde ha dispuesto, en la zona del office, este precioso modelo vintage de forma ondulada y sin marco. Su presencia hace que la cocina disimule con gracia su planta alargada. ¡Sin duda, un buen fichaje!

38.

Redondo, negro y sugerente

Baño con espejo redondo y mueble gris.

Espejo, de Maisons du Monde. Azulejos y grifería, de Gala. Papel pintado, de Pepe Peñalver. Cesta, de Ikea. 

El Mueble

Si hay un lugar en la casa donde los espejos redondos tienen un éxito rotundo es en el baño. ¡No me digas que no es ideal este modelo! ¡Y divertido! ¿No te recuerda a la silueta de un gato pintado por un niño o a un globo? Con sus dos apliques y el grifo en negro ¡pura tendencia! Se trata del baño de la interiorista Paula Duarte. ¿Y qué se refleja en su cristal? Una lámina de contenido náutico que le viene que ni pintada.

39.

Pura simetría

Baño con espejos redondos.

Espejos, de Zara Home. Armario bajolavabo y lavamanos, de Ikea. Encimera, de Silestone. Grifería, de Fantini. Azulejos modelo Opal, de Cifre Cerámica.

El Mueble

Dos lavabos, doble grifería, dos apliques y, por supuesto, dos espejos que duplican el espacio. En este baño nadie estorba a nadie. Y es una prueba de que la simetría es sinónimo de acierto. Estos modelos redondos enmarcados en madera, como el bajolavabo, reflejan las dos tonalidades elegidas para este baño: blanco y madera.

 

40.

Jugar a las casitas

Baño infantil con espejo con forma de casita, mueble a rayas en gris y pared gris verdosa.

Baño infantil con espejo con forma de casita.

El Mueble

Los baños infantiles deben ser coloristas, divertidos para que los peques echen a volar su imaginación, también aquí. Un papel pintado sugerente, un cuadro enmarcado con sus dibujos, toallas de sus héroes favoritos o accesorios peculiares pueden ayudarte en la tarea. Begoña Susaeta ha decorado este con un espejo súper original en forma de casa. ¡Seguro que no ponen pegas para lavarse las manos!

41.

Espejos con luces integradas

Baño con espejos redondos con iluminaciñon trasera.

Espejos, mueble bajolavabo lacado y biombo de madera, diseño del decorador. Lavamanos, de Cielo. Grifería, de Roca.

El Mueble

Los espejos con luces traseras perimetrales son un must en los cuartos de baño modernos. El interiorista Javier Mederiz los ha elegido para este proyecto con lo que la pared aparece más desahogada. Redondos y con marco fino, este tipo de modelos dan un ambiente mágico al baño.

42.

Cantos redondeados

Bano rústico con espejo grande.

Armario bajolavabo, en Mercantic. Lavamanos, de Cielo.

El Mueble

Grande, horizontal, sin marco y con las esquinas suavizadas este espejo ayuda a ganar sensación de amplitud. Recorre el mismo espacio que el mueble abierto que alberga los dos lavabos, también redondos. Si tu baño tiene buenas vistas en el frente, ¡aprovéchalas! Puedes colocar los espejos de perfil, a ambos lados.

43.

Con doble marco

Baño blanco con espejo en negro.

Mueble bajolavabo, diseño del Estudio del Pino del Valle. Lavamanos, de Catalano. Grifería, de Tres Grifería. Azulejos, de Martonellas.

El Mueble

Utiliza los espejos también para sorprender. Cristina del Valle ha roto la monotonía cromática de este baño al elegir un modelo rectangular que recorre toda la pared del lavabo. Su marco negro duplicado con líneas verticales y horizontales logra un diseño dinámico y aporta un toque elegante y moderno al espacio que se multiplica.

44.

Un cabecero de espejos

Cama con espejos a modo de cabecero.

Cabecero de espejos, de Cottage Little House.

El Mueble

Esta original propuesta da una nota muy personal al dormitorio, además de mucha más profundidad al espacio y, por supuesto, luz a raudales.

45.

Espejos por partida doble

Armario empotrado con puertas de espejo.

Armario empotrado con puertas de espejo.

El Mueble

¿Quieres que tu dormitorio parezca que no tiene fin? ¡Fíjate en el truco! Coloca todo un frente de armarios de espejos, como este de la imagen empotrado de techo a suelo, y otro modelo más actual a un lado de la cama. El espacio se multiplicará como por arte de magia y potenciarás su luz y su profundidad.

46.

Un gran espejo antiguo

Dormitorio con un gran espejo antiguo.

Banqueta, en Cachemir. Cortinas, de Ikea.

El Mueble

Este espejo, con decorativas molduras en pan de oro, da una nota clásica a este dormitorio de base neutra. Y aporta un plus: como el lateral de la cama es muy estrecho, regala espacio de más.

47.

Con un marco decapado

Comedor con espejo rectangular sobre el aparador.

Lámparas de techo, en Coton et Bois.

El Mueble

Con los restos de pintura de sus otras "vidas", este espejo con marco recuperado da un toque muy auténtico y un matiz rústico a este comedor. Y a la vez, amplía el espacio porque da profundidad a la pared.

48.

Un espejo asimétrico...

Salón con espejo envejedico y diseño moderno.

Sofá a medida de Pepe Llaudet, mesa de centro de India & Pacific, puf de Coco-Mat y lámparas de Merc&Cia.

El Mueble

...Y envejecido. Ambas características hacen de este espejo la pieza singular que en realidad es. Está envejecido a la plata y esto hace que su efecto y reflejo sea más cálido. Es un diseño del interiorista Pepe Llaudet, realizado a medida por Marcs Gemma. 

49.

Dos espejos tipo libro

Baño con dos espejos tipo libro.

Espejos, de Cassai Home & Fashion.

El Mueble

Son los grandes protagonistas de este baño cuya decoración respira un aire retro. Se trata de dos piezas antiguas recuperadas con marco dorado envejecido que es tendencia. 

50.

Tres mejor que uno

Baño con tres espejos redondos de distintos tamaños.

Espejos, de Lou & Hernández.

El Mueble

¿Quién dice que el baño, además de funcional, no puede ser decorativo? La prueba: esta original composición de tres espejos que convierte la zona del lavamanos en la protagonista del baño. Para que el conjunto se vea más armónico, es mejor unificar forma y marco, como se ha hecho aquí.

51.

Una pared de espejos

Salón con la pared decorada con espejos.

Sofá, de Coton et Bois.

El Mueble

¡Y qué original! Se han combinado espejos de diferentes formas y tamaños, incluso una puerta reconvertida en objeto decorativo, pero todos ellos comparten un mismo leit motiv: son de anticuario. 

52.

Una composición de cuadros y espejos

Salón con una composición de cuadros y espejos en la pared del sofá.

Sofá, modelo Bergen, mesas de centro Vivi Room, todo de El Corte Inglés.

El Mueble

Es una manera original, informal y muy personal de decorar la pared del sofá. Un consejo: si quieres que el protagonismo recaiga en las láminas o cuadros, apuesta por espejos discretos, como estos sin marco. 

53.

En la chimenea

Repisa de la chimenea con un espejo.

Espejo, de Carina Casanovas.

El Mueble

Si tienes chimenea, decorar su repisa con un espejo es una opción que nunca falla. Si quieres darle protagonismo, como aquí, acompáñalo de un ramo o un pequeño detalle que no compita con él. 

54.

Efecto envejecido

Salón rústico con espejo envejecido sobre la chimenea.

Espejo, de Maisons du Monde.

El Mueble

La particularidad de este espejo es que se compone de un conjunto de nueve piezas unidas. Realmente parece un cuadro que aporta luz al rincón de la chimenea

55.

Con un marco labrado

Chimenea con espejo con marco labrado sobre la repisa.

Espejo,  de Cottage Little House. 

El Mueble

Este espejo decora elegantemente la chimenea, aporta luz al rincón y da un toque clásico al conjunto gracias a su gran marco decorativo labrado.

56.

Un tocador vintage

Baño con espejo de estilo vintage.

Espejo recuperado, de Cassai Home & Fashion.

El Mueble

Sin duda, la clave es el gran espejo de líneas suaves. Consigue dar un aire femenino y delicado que encaja perfectamente en este vestidor con tocador.

57.

A juego con la decoración

Recibidor con espejo con marco de madera.

Espejo, de Muy Mucho. 

El Mueble

Este espejo con un gran marco decorativo, ubicado en el recibidor, se ha elegido en sintonía con el resto de elementos de madera en acabado muy natural, lo que refuerza la sensación de conjunto.

58.

Gemelos y con marcos de madera

Baño con dos espejos iguales y con marcos de madera.

Espejos, de India & Pacific. 

El Mueble

¡Y colocados sobre los lavabos! Y es que la moda de apoyar los espejos ha llegado también al baño. Una manera muy original de decorarlo. 

59.

Con tremó

Vestidor con espejo enmarcado en marco de madera.

Galán de noche de Casa Viva. La escalera a modo de zapatero y el casillero son de Velafusta. Cesto, de Filocolore

El Mueble

Aunque originariamente se conocía como tremó a un espejo que decora la parte superior de una chimenea, se ha popularizado el término para describir aquellos espejos que van enmarcados en un gran panel de madera, como este. 

60.

A juego con el bajolavabo

Baño pequeño con espejo vintage.

Espejo, de Zara Home.

El Mueble

Una buena muestra de que los baños pequeños no están reñidos con lo decorativo. De hecho, se ha querido dar un protagonismo especial a la zona del lavamanos, con un mueble patinado por Studio Stencil, y un espejo a juego. 

 

61.

Un diseño icónico

Dormitorio con espejo redondo con cuerda.

Espejo, de Maisons du Monde.

El Mueble

Este espejo se inspira en el icónico modelo Adnet, diseñado en los años 50 por el arquitecto francés Jacques Adnet para la firma Hermès. La cuerda que sirve para colgarlo le da un look muy natural que encaja a la perfección en este dormitorio infantil con sabor a campo. 

62.

Un plus de calidez en el baño

Baño pequeño con espejo tipo ventana.

Espejo, de Maisons du Monde.

El Mueble

A veces puede ser tan fácil como acertar con el espejo. Aquí, la decoradora Pia Capdevila apostó por un espejo con cuarterones para dar a este baño un toque súper decorativo. ¡Todo un éxito!

 

63.

Con marco labrado

Baño con espejo con marco labrado.

Espejo, de Zara Home. 

El Mueble

La sobriedad de este baño, monocromático en gris y con dominio de líneas rectas, contrasta con el espejo, con un marco labrado de inspiración rococó que lo convierte en protagonista de la decoración.

64.

Contraste de estilos

Dormitorio con espejo sobre la consola.

Espejo, de Zara Home.

El Mueble

El diseño contemporáneo de la cómoda y el más natural del espejo se dan la mano. Su marco se ha confeccionado con ramitas de árbol, lo que le da un punto rústico chic muy de moda.

65.

Un espejo convexo

Cubrerradiador con espejo convexo.

Cubrerradiador con espejo convexo.

El Mueble

Su cristal ligeramente abombado "deforma" las imágenes reflejadas en él. Esta peculiaridad le da un toque divertido y muy original y lo convierte en el imán de todas las miradas. Mejor incluso que un cuadro. 

66.

Decorar con un espejo antiguo

Pared del dormitorio decorado con un espejo antiguo.

Pared del dormitorio decorado con un espejo antiguo.

El Mueble

Hay piezas que por sí solas llenan toda una pared. Como este espejo antiguo, con el marco dorado tan característico en forma de sol, que se convierte en este dormitorio en toda una obra de arte. 

67.

Una pieza única

Dormitorio con espejo grande apoyado en el suelo.

Dormitorio con espejo grande apoyado en el suelo.

El Mueble

A veces una pieza basta para decorar de manera personal un espacio. Es lo que ha ocurrido en este comedor clásico, en el que ha sido suficiente apoyar en la pared un gran espejo antiguo con marco de pan de oro y molduras decorativas. 

68.

Con cuarterones

Recibidor con espejo tipo ventana.

Espejo, de Jardin d'Ulysse.

El Mueble

Este espejo, que parece reproducir los cuarterones de la puerta, destaca por su marco de madera decapada y su diseño en cuadrícula. Dispuesto en el recibidor, a juego con la consola, ¡no puede dar una bienvenida más cálida!

69.

Un gran espejo ovalado

Dormitorio con espejo ovalado.

Espejo, de Velafusta.

El Mueble

Precisamente su forma es la gracia decorativa de este espejo. Sin marco y pegado a la pared, decora y a la vez completa la zona del vestidor. Al ser alargado, funciona perfectamente para verse de arriba a abajo. 

70.

Un espejo DIY

Espejo pequeño.

Espejo pequeño.

El Mueble

Parece antiguo pero no lo es. Para hacerlo han bastado unas hojas de latón y pintura chalk paint en aerosol. Si te animas, no te pierdas el vídeo con el paso a paso

71.

Pura geometría

Pared del salón decorada on un espejo.

Sofá de Ikea, papel pintado de Leroy Merlín y puff de Zara Home.

El Mueble

Este espejo de look vintage y de forma octogonal, encaja a las mil maravillas en esta buhardilla decorada con piezas recuperadas, como el escritorio, y otras más actuales, como el sofá de Ikea. 

72.

Decorar el cabecero

Dormitorio con cabecero decorado con espejos.

Espejos, de Cottage Little House. 

El Mueble

Es una manera facilísima y muy efectiva para decorar el dormitorio: crear una composición de espejos en el cabecero o sobre una cómoda. Elígelos con marcos y formas distintas pero que compartan algún elemento en común, por ejemplo, el material del que están hechos, la madera.

73.

Un rincón con encanto

Cómoda con espejo con molduras.

Cómoda con espejo con molduras.

El Mueble

La cómoda de estilo afrancesado se ha enmarcado con un espejo en la misma línea decorativa, creando un rincón muy especial en el dormitorio. El papel pintado redondea el conjunto.

74.

Look industrial

Salón con espejo en la pared del sofá.

Salón con espejo en la pared del sofá.

El Mueble

En un ambiente rústico, de casita de montaña, ¿por qué no convertir un espejo en una pieza de contraste? Con marco metálico y de inspiración industrial, este espejo decora por sí solo este rincón multiusos. 

75.

Dos espejos gemelos

Dormitorio con espejos iguales.

Mobiliario realizado a medida por Thinking Home, taburete y alfombra de La Maison.

El Mueble

Con ellos ha bastado para decorar la pared del cabecero. Con el marco de bambú, dan un toque desenfadado y natural al dormitorio. Fíjate en lo bien que casan sus formas de sol con la alfombra redonda de fibra natural.

76.

Una composición de espejos

Tocador con una composición de espejos.

Espejos, de India & Pacific.

El Mueble

Reunidos en un tocador crean un conjunto decorativo por sí solo. Además, al no ir sujetos a la pared, puedes renovar la composición y así actualizar el look del dormitorio. 

77.

Con descaro

Baño con espejo vertical sobre el mueble.

Armario bajolavabo de IKEA, lavamanos de Duravit, grifería y lámparas de techo en Tonobagno, espejo apoyado y escalera a modo de toallero de Tierra Extraña.

El Mueble

¿Quién dice que los espejos de baño deben ir colgados? En este mini baño se apostó por colocarlo apoyado en la encimera del lavabo, lo que le da un plus de atrevimiento y lo convierte en una pieza, además de funcional, muy decorativa.

78.

Integrado en la decoración

Salón con espejo sobre la chimenea.

Sofá, mesa de centro, mesa auxiliar, pufs, lámparas y cortinas, en Coton et Bois.

El Mueble

A este salón clásico le sienta de maravilla un espejo en la misma línea decorativa. Se trata de una pieza de anticuario que, colgada en la embocadura de la chimenea, aún dirige más la mirada hacia esa maravillosa pared de armarios con molduras.

79.

Un toque boho chic

Pared de dormitorio con espejo boho chic

Espejo, de La Maison.

El Mueble

Este espejo da un toque muy personal y natural a este dormitorio dominado por los tonos neutros. Es ideal para espíritus desenfadados a los que el estilo boho chic les encaja a la perfección.

80.

Esencia clásica

Baño con espejo con marco labrado.

Baño con espejo con marco labrado.

El Mueble

El espejo dorado, similar en La Europea, da elegancia a un baño de carácter clásico. El lavamanos de pedestal y los apliques, siguen la misma línea. Elegancia retro.

81.

Un rincón de tocador

Dormitorio con tocador y espejo hexagonal.

 Espejo, de Better & Best.

El Mueble

¿Qué no tienes ninguno? No problem! Para conseguir un tocador basta con enmarcar la cómoda, que sirve de mesita de noche, con un espejo. Su diseño octogonal y biselado le da un aire vintage.

82.

Tres en uno

Salón con tres espejos.

Sofá en capitoné, mesa de centro tapizada y lámpara de sobremesa, em SCV Estudio. Sofá liso y cortina, de IKEA.

El Mueble

Como si de un tríptico se tratara, estos tres espejos idénticos de herencia decoran la pared del sofá a la vez que multiplican la luz de este salón. Y se agradecen en un espacio en el que los techos son bajos y la madera y la decoración lo abigarran mucho.

83.

Juego de cuarterones

Salón con espejo de cuerterones sobre una cómoda.

Espejo, de Sacum. 

El Mueble

Este espejo, metálico y con cuarterones, parece una reproducción mini de las grandes puertas que comunican el comedor con la cocina. Así, todo queda en armonía. 

84.

Un toque afrancesado

Cabecero con espejo afrancesado.

Espejo, de Cottage Little House.

El Mueble

Con un marco decorativo labrado y lacado en blanco, este espejo da un toque clásico y femenino a este dormitorio. Lo mejor en esta esencia, según el Feng Shui, es que el espejo no refleje la cama, así que colocarlo en el cabecero es la opción más acertada.

85.

Mezcla y acierta

Baño con espejo dorado.

Baño con espejo dorado.

El Mueble

Combinar piezas clásicas o antiguas en una decoración de corte actual crea espacios más personales y ricos decorativamente. Y la prueba es este baño, donde el gran espejo con marco de pan de oro contrasta con un baño de líneas más minimalistas. 

86.

Una pared de espejos

Comedor con pared de espejos.

Sillas, de Raffle&Gloss. Mesa, de Santayana Home. Lámparas de techo, en Hanbel. Alfombra, en KP Deco.

El Mueble

Una opción atrevida y llamativa la que idearon el equipo de Santayana Home para decorar este comedor: revistieron las paredes con cuarterones, ¡pero de espejo! Nunca el espacio había parecido tan amplio y luminoso.

87.

¿Reloj o espejo?

Reloj con fondo de espejo.

Reloj con fondo de espejo.

El Mueble

¡Ambos! Una propuesta original y de lo más singular para contar con un espejo en la cocina. Además, su superficie acristalada es muy fácil de limpiar, cosa que en esta estancia de la casa se agradece aún más. 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.