PINTURA

Combinaciones e ideas: cómo pintar una habitación de dos colores

Renovar un dormitorio con pintura es efectivo. Pero las dudas surgen al escoger las tonalidades. ¿Cuáles son las apropiadas? ¿Cómo combino dos para acertar? ¿Qué paredes pinto en cada color?

00541860

Ha llegado el momento de darle un aire renovado al espacio y la pregunta que surge es: ¿cómo pintar una habitación en dos colores? ¿Qué paredes pintar? ¿Es lo mismo para una habitación de matrimonio que para una infantil? ¿Cómo realizo el encuentro entre dos dolores en una misma pared? Pues todas esas dudas te serán resueltas como por deseo de un genio de la pintura en este artículo. Ve preparando el rodillo para pintar…

¿Cómo combinar los colores de mi habitación?

Para saber cómo combinar los colores en una habitación de matrimonio hay que tener presente la idea de lo que se quiere lograr. Por lo general, un dormitorio es un espacio que se necesita sentir relajado, armónico, confortable. Y hay una serie de colores relajantes para el dormitorio que no fallan (neutros en cualquier versión).

Cómo pintar una habitación en dos colores.

Hay que tener en cuenta la luminosidad que recibe y el tamaño de la habitación, pero en líneas generales combinar siempre blanco (en cualquiera de sus variedades también color beige), que predomine, con otras tonalidades neutras en la gama de los tonos tierra, más intensos, funciona para lograr ese objetivo. Los colores pueden estar en las paredes o dejar uno de ellos para la pintura y papeles de las paredes y el otro para la ropa de cama.

Si quieres combinar colores en la habitación que aporten más brillo y alegría, entonces el verde es una opción para los que buscan un contacto con la naturaleza. Lo mismo sucede con el azul, que no únicamente se usa en dormitorios de estilo marinero. Ambos son colores fríos, pero que con colores arena y tonos taupe y beige -intensidad media- se caldean ligeramente.

Cómo pintar una habitación en dos colores.

Los colores caldera y camel son más cálidos, pero en estas versiones no resultan estridentes ni llamativos, para no abusar de tonos que puedan alterar en el dormitorio. Ambos combinan bien con cualquier neutro en la gama de los naturales (blanco, beige, arena o tierra) y con los grises.

Cualquier tono suave de color gris actualiza, es más contemporáneo. Prescinde de los más intensos cuando la habitación no cuente con demasiada luz natural. Úsalo si quieres crear un punto de atención focal, y compensa su presencia con muebles y ropa de cama luminosa.

Cómo pintar una habitación en dos colores.

El color amarillo también aporta en pinceladas una nota vital al dormitorio, para iluminarlo. Con él se puede “levantar” en decoración una base neutra.

NUESTRO CONSEJO: elige una base predominante neutra, suave, lisa y luminosa. Y sobre esta, juega con los textiles para aportar color, estampado y personalidad

A esa base neutra, suma alguna pared o detalle en uno de los frentes, decorados con pintura en otro tono o papel pintado. Y añadimos otro consejo para saber cómo pintar una habitación en dos colores y acertar: recurre a los tonos medios de dos colores, así tendrás un espacio personal, donde el color "se nota" pero no satura.

Cómo pintar una habitación en dos colores.

¿Cómo pintar una habitación de matrimonio en dos colores?

Si lo que te preguntas en cómo pintar una habitación de matrimonio en dos colores, te vamos a dar algunas ideas para saber qué debes hacer en las paredes, al margen de la ropa de cama o mobiliario que vayas a incorporar luego.

  • Pintar la pared en la que apoya la cama de un color más intenso que el resto. Es el frente principal, en el que se encuentra la composición de cama, cabecero, mesitas de noche y ropa de cama, más vistosa. La que personalizará el dormitorio.
  • Pintar de un color más intenso la pared en la que se encuentra la ventana. Cuando la estancia es muy luminosa y el ventanal grande y llamativo, con vistas, es una manera de enmarcar ese elemento y darle más presencia.
  • Otra forma de pintar de dos colores una habitación de matrimonio es la de optar por llevar el tono intenso a la pared que queda al pie de la cama. En una habitación rectangular es una manera de acortar visualmente.
  • Pintar el techo de un color y el resto de paredes de otro más claro. Así se acerca visualmente el techo al suelo y es útil en habitaciones de matrimonio con altura excepcional o cuando cuenta con techos llamativos de madera, por ejemplo, a dos aguas y con vistas.
  • Crear un zócalo en la pared a media altura o más alto, con un tono más intenso abajo y arriba, uno claro (es la zona que más perciben los ojos y dará más amplitud y luminosidad). Se puede llevar a una pared, a un par o a todas.
  • Pintar las paredes de la zona de acceso a la habitación o las que coinciden con el vestidor o distribuidor hacia el baño en un dormitorio en suite. Así se delimitan ambientes, a través del color.
  • Pintar solo la puerta y moldura en otro color, así como la carpintería de la ventana.
  • Pintar todo el frente que ocupa el armario, pared y puertas, del mismo tono en un efecto bloque. De esta manera se integra el elemento mueble en el mismo plano que la pared y "llena" menos en el caso de tratarse de un armario con puertas pesadas, por ejemplo.
Cómo pintar una habitación en dos colores.

Reglas concretas para saber cómo pintar una habitación en dos colores

  1. Regla del 60/30/10. Son las proporciones de cada color. 60% para un color predominante que suele estar en las paredes, 30% al color secundario; y el 10% restante es para el color de acento (que suelen ser notas concretas que aportan los complementos).
  2. Colores contrarios. En este caso se anima a decorar con colores que se encuentran opuestos en la rueda del color. De esta manera hay efecto llamativo y contrastado pero con equilibrio. Para que no cargue, escoge uno predominante y matiza con tonos neutros
  3. Una misma gama. Escoge un color y combina tonalidades e intensidades dentro de él. Mismo color, más oscuro y más claro. De nuevo, reserva el claro para las superficies más grandes, el intenso en los complementos y, en medio, tonos medios, que pueden ser elementos como muebles no demasiado grandes.
Cómo pintar una habitación en dos colores.

¿Cómo pintar una habitación infantil en dos colores?

Todas las “reglas”, opciones y combinaciones que acabamos de ver sobre cómo pintar una habitación de matrimonio de dos colores son aplicables a una habitación infantil. En este caso, también hay que lograr una atmósfera serena, aunque hay licencias en el uso de colores algo más vivos y vibrantes. Estos se pueden usar para zonificar y crear una zona de día en un mismo cuarto, con el espacio de juegos o estudio, y otra de descanso con la cama. En la primera se realizan tareas más vitales durante el día y los colores pueden ayudar (con pinceladas concretas) y, en la segunda, hay que relajarse y favorecer el descanso por la noche.

Cómo pintar una habitación infantil en dos colores.

¿Cómo separar dos colores en una misma pared?

Hay diferentes soluciones para separar dos colores en una misma pared…

Lo más importante es tomar medidas para marcar y delimitar dónde irá un color y otro. Primero se pinta uno, se espera a que seque y luego el otro puesto que hay que poner cinta de pintor o carrocero en el encuentro para que los límites sean perfectos.

  • Se puede dejar una tira sin pintar, en blanco entre dos colores en una misma pared.
  • Se puede colocar un listón a modo de moldura en el encuentro entre dos colores y pintar ese elemento en un tono diferente o en uno de los dos elegidos.
  • Si es una pared lisa, se puede colocar una cenefa de papel pintado entre los dos colores.
  • Usar el cabecero a medida o de obra como "límite" entre dos colores en una misma pared.
Cómo pintar una habitación en dos colores.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?