Decorar las paredes con papel pintado se ha convertido en el recurso favorito de los interioristas. Y es que este material vive una segunda juventud tras haber sido denostado durante años. Y es que ahora ha vuelto con nuevos diseños, nuevas texturas y mucho color. Entre estas propuestas encontrarás el modelo que mejor se adapte a ti, y a tu decoración. 

6 /64

1.

Decorar con papel pintado

Decorar con papel pintado

Inspírate en estas ideas para decorar con papel pintado toda la casa. Da calidez, estilo y protege las paredes. 

2.

Un toque delicado en el office

Office cocina con arrimadero y papel pintado de flores.

Office con mesa, en Coton et Bois. Sillas, de Andrea House. Papel pintado, de Coordonné. Lámpara de techo, de Peralta. Pavimento porcelánico que imita la madera, en Neocerámica.

El Mueble

Cualquier estancia invita a que sus paredes sean decoradas con papel pintado. ¡También el office! En este caso, se ha combinado con un arrimadero blanco, que suaviza el efecto del modelo con estampado floral. 

3.

Con efecto textil

Office con papel pintado efecto textil kilim.

Office con sillas, de Westwing. Mesa, de Tusmesasysillas.com. Lámpara, de Primeravenida. Papel pintado, de Bárbara Home, en Ventura Decoración.

El Mueble

El papel pintado ha evolucionado mucho en los últimos años, ofreciendo modelos que ofrecen texturas y dinamismo para decorar cualquier pared. El modelo de este office imita un tejido kilim, en colores neutros, que enmarca la zona y la decora. 

4.

En un discreto blanco y negro

Office con papel pintado con motivos botánicos en blanco y negro.

Office con mobiliario, de Gunni & Trentino. Papel pintado, de Gancedo. Sillas y cortinas de cuadros diseñadas por Emma Arenzana.

El Mueble

Si te quieres decorar las paredes con papel pintado, pero sin recargar la estancia, los modelos botánicos son delicados y muy decorativos. Si, además, lo eliges con motivos en blanco y negro, el resultado será elegante y sofisticado. 

5.

Más elegancia en la cocina

Cocina moderna con papel pintado de rayas blancas y beige.

Cocina con sillas, de Ixia. Lámparas de Foimpex. Todo en Estudio Villa Juana. Papel pintado a rayas, de Sandberg.

El Mueble

Esta cocina ha empleado el papel pintado para dar nueva vida a las paredes. Con un estampado de rayas verticales en beige y blanco se potencia la altura del techo y su clasicismo contrasta con otros elementos más modernos, como la mesa con sillas y lámparas de fibra o la isla de cocina.

6.

No hace falta nada más

Dormitorio con cabecero azul y revestido papel pintado.

Dormitorio con cabecero, diseño de Deco & Living, tapizado con terciopelo azul de Gancedo. Papel pintado, de Borastapeter. Mesitas de noche, de Rue Vintage 74. Apliques, de Ferm Living. Puf, de La Redoute. Cortinas, en Deco & Living.

El Mueble

Si decoras una pared con papel pintado, ten en cuenta que no necesitará ningún elemento más para darle vida. Su efecto es tan decorativo que cualquier cuadro u objeto recargaría su efecto delicado. Aquí se ha combinado con un cabecero tapizado con lino azul realizado a medida y que va de pared a pared, imitando a un arrimadero. 

7.

Las elegantes y atemporales rayas

Recibidor con papel pintado y consola de madera.

Recibidor con consola, lámpara y espejo, en Deco & Living. Papel pintado, modelo Shirt Stripe, de Boras Tapeter, en Deco & Living.

El Mueble

Una opción fantástica, que no pasa de moda y es superelegante para decorar las paredes son los papeles pintados de rayas finas, como este que adorna este recibidor. Elígelo en colores neutros y claros que reflejen la luz y combínalo con otros elementos que le den calidez, como muebles de madera, y dinamismo, como un espejo redondo

8.

Con efecto textil

Dormitorio de matrimonio con papel pintado con efecto textil.

Dormitorio con papel pintado, de Flamant.

El Mueble

Los papeles pintados con efecto textil son un recurso perfecto para llevar la calidez a las paredes. Lo mejor es elegirlo en un tono neutro que combine con cualquiera que sea la decoración. Aquí se ha empleado para enmarcar la pared del cabecero. 

9.

Efecto textil también en la cocin

Cocina en dos frentes y zona de comedor con papel pintado efecto textil.

Cocina con muebles de la serie Line, de Santos. Encimera, de Silestone. Pavimento de gres porcelánico que imita madera, de Himabisa. Mesa de comedor, de Ondarreta. Lámpara de techo, de Other Lamps.

El Mueble

¿Pensabas que los papeles pintados con efecto textil solo pueden decorar las paredes de salones y dormitorios? Esta cocina, diseñada por la interiorista Natalia Zubizarreta, demuestra que es un recurso ideal para dar calidez también a la cocina. Lo ha combinado con unos muebles blancos y un antepecho que imita al mármol. ¡Vaya combinación!

10.

También en el techo

Habitación infantil compartida con papel pintado en paredes y techo.

Dormtiorio infantil con mueble con cajones de plástico, de IKEA. Cabeceros, confeccionados por Estudio Villa Juana. Banco, de Maisons du Monde. Sillas y mesa de Jenay. Papel pintado, de Sandberg, el del techo, de Cole&Son.

El Mueble

El papel pintado no solo tiene como destino las paredes. El techo también puede ser el soporte perfecto para decorar una habitación infantil. En este dormitorio, el modelo del techo ofrece un bonito estampado de estrellas que hará las delicias de los más pequeños.    

11.

Llevando el color

Dormitorio blanco con papel pintado ikat en verde y azul.

Dormitorio con abecero, de TC Collection. Papel pintado, de Gastón y Daniela. Cómoda, de Crisal. Espejo, de Maisons du Monde. Lámparas, de Zara Home

El Mueble

El papel pintado es también un recurso ideal para llevar el color a cualquier estancia. Aquí se ha elegido un modelo con estampado ikat en verde y azul que llena de dinamismo el dormitorio, así como de un aspecto fresco y muy veraniego. Para que el resultado sea de dies¡z, intenta incluir alguna de sus tonalidades en la ropa de cama, aunque dejando que el blanco sea el color predominante.  

12.

Combinado con porcelánicpao

Baño pequeño con papel pintado y balda a modo de mueble bajolavabo-.

Baño con papel pintado y espejo, de Leroy Merlin. Zona de tocador, diseño de Elisa Martínez y Odone Elorza.

El Mueble

En un baño pequeño también tiene cabida el papel pintado. Las mejores opciones son los vinílicos o TNT (tejido no tejido), que son impermeables y aguantarán la humedad. Combinado con un revestimiento porcelánico te aseguras de su efecto deco. 

13.

Enmarcando las camas en un dormitorio infantil

Habitación infantil con la pared decorada con papel pintado enmarcado con listones de madera.

Habitación infantil con la pared decorada con papel pintado enmarcado con listones de madera.

El Mueble

Puedes utilizar el papel pintado para renovar las paredes de la habitación infantil., Opciones tienes muchas: diseños atemporales, discretos o atrevidos y coloristas… Todo dependerá del aire que quieras darle a la decoración. Si, además, quieres enmarcar la cama, coloca unos listones de madera, a modo de molduras, que delimiten el espacio de cada cama.  

14.

Para dar profundidad

Comedor con lampara de fibra y papel pintado en la pared del fondo.

Mesa diseñada por la decoradora Mireia Masdeu y realizada a medida por Carpintería Querol Serra. Sillas de Sacum y lámpara de Natura Casa.

El Mueble

Igual que puedes pintar el salón con color para dar profundidad, puedes emplear el papel pintado si, además, quieres un efecto más elegante. En este salón comedor se ha empleado en la pared del fondo, para acentuar su punto focal. 

15.

Como en la campiña

Office con sillas de madera y papel pintado floral.

Office con sillas, modelo Uish, de Sklum. Mesa y lámpara de techo, de IKEA. Papel pintado, de Borastapeter. Cortina veneciana, de Lola Geijo.

El Mueble

Los motivos florales, pequeños o grandes, con tonalidades en rosa y verde son una llamada a la campiña francesa. Delicados, decorativos y muy vivos, son ideales para la cocina o el office. 

16.

Motivos delicados

Dormitorio infantil con camas extensibles de IKEA y y papel pintado infantil.

Dormitorio infantil con camas de Ikea y textiles de Zara Home. Papel pintado de la colección Our Planet de Caselio. Banquetas de Smallable. Cortinas con tela de Yutes en Lola Geijo Decoración.

El Mueble

Al elegir el papel pintado que decorará la habitación infantil, nuestra recomendación es que te decantes por modelos con divertidos estampados, pero colores suaves que inviten al descanso y la relajación, especialmente si son muy pequeños. Los tonos fríos, combinados con pequeñas pinceladas de tonalidades cálidas, son perfectos para sus paredes. 

17.

¡Qué delicado!

Dormitorio con cabecero de tachuelas y papel pintado de flores.

Dormitorio con papel pintado, de Cretona.

El Mueble

Los papeles pintados florales llevarán a cualquier estancia un look delicado, femenino y que está directamente relacionado con el descanso. Y lo mejor es que, gracias a la cantidad de modelos y colores en los que los puedes encontrar, encajará sea cual sea el estilo del dormitorio

18.

Decoración bicolor

Office con vitrina de IKEA y papel pintado en floral en blanco con flores grises.

Office con mesa y alacena Havsta, de IKEA. Sillas, de Leroy Merlin.

El Mueble

Si te gusta decorar en blanco, tendrás que incluir tonos en la decoración que caliente su efecto. El gris suave del estampado de este papel pintado no solo decora la pared, sino que es el responsable, junto con la madera de las sillas, de dotarlo de calidez y un marcado estilo clásico que no pasa de moda. 

19.

Imitando las molduras

Dormitorio con pared cabecero con papel pintado que simula cuadros.

Dormitorio con cabecero tapizado de Ormoss. Estores, de K.A International

El Mueble

Muchos son los estampados que puedes encontrar para decorar tus paredes con papel pintado. Sí, también los hay que imitan las molduras, como los elegidos en este dormitorio clásico

20.

A modo de mural

Dormitorio con papel pintado exótico en el cabecero.

Dormitorio con mesitas de noche, de Ikea. Mural de papel pintado, de Tres Tintas. Lámparas de techo doradas, de Aromas del Campo.

El Mueble

De rayas, nórdicos, florales, con motivos botánicos... Papeles pintados hay muchos, pero una opción más extendida son los tipo mural, que cuentan con un elegante diseño que ocupa toda una pared. Ahora, al instalarlos tendrás que tener especial cuidado con el racord para que coincidan bien sus motivos. 

21.

Efecto rústico

Salón con papel pintado de rayas y dibujo de una cabeza de ciervo.

Salón con sofá, modelo Pulse, de Joquer. Mesa de centro, de Brucs. Alfombra, modelo Boss, de Cotlin.

El Mueble

Una de las virtudes del papel pintado es que, dependiendo de su estampado, encajan a la perfección en cualquier estilo decorativo. También en el rústico moderno como el que protagoniza este salón. Sus rayas potencian la verticalidad de las paredes. Y fíjate en la cabeza de ciervo que lo decora, ¡parece que sale de la pared!

22.

Un salón más abrigado con un papel de yute

Salón de casa de montaña con pared con papel que imita el yute.

Salón con sofás, de Atemporal. Mesa de centro y auxiliar, de Brucs, en Sacum. Lámparas de sobremesa, en pufs y estor, en Sacum. Papel pintado de yute, de Arte. Alfombre de Tine K Home.

El Mueble

La decoradora Marta Tobella decidió darle un plus de calidez a este salón de casa de montaña revistiendo la pared del sofá con un original papel pintado que imita el yute. Al ser la pared tan alta, este papel contribuye a que se vea más acogedora. 

Sofás de Atemporal. Mesa de Brucs, en Sacum.

23.

En la cocina, cambia la pintura por el papel

Cocina con papel pintado geométrico en blanco y negro.

Cocina con mobiliario y encimera, de Cocinas Cobo. Mesa, de Maisons du Monde. Sillas, en Kenay Home.

El Mueble

Si apuestas por papel pintado en la cocina, que sea lavable para hacerlo duradero y ponerte fácil su mantenimiento y limpieza. Este papel es un diseño geométrico que procede de Moet Chansons. 

24.

Delicadas plumas que visten y dan personalidad al dormitorio

Dormitorio con cabecero a medida y papel pintado de plumas.

Dormitorio con cabecero y mesita de noche, diseño de Pia Capdevila. Aplique, de Santa & Cole. Papel pintado, de Sanderson.

El Mueble

En este dormitorio la decoradora Pia Capdevila quiso darle un toque especial a la pared del cabecero con este original y personalísimo papel pintado con plumas. Es delicado y, a la vez, viste la pared del cabecero. 

Papel pintado de Sanderson. 

25.

Un papel pintado que enmarca la zona del tocador

Baño con papel pintado que enmarca la zona del tocador.

Baño con mueble bajolavabo diseño del interiorista Pablo González. Espejos de Zara Home. Papel pintado de Leroy Merlin. Cestos de Maisons du Monde.

El Mueble

Apostar por papel pintado en el baño cada vez es más usual. El decorador Pablo González dio personalidad a la zona del tocador, integrada en el dormitorio, con este original papel pintado cuyo diseño reproduce una geometría tradicional turca. 

Papel pintado de Leroy Merlin.

26.

Un papel a rayas que hace crecer los espacios

Buhardilla con papel pintado de franjas verticales.

Buhardilla con sofás y mesas de centro de Maisons du Monde. Papel pintado, en el estudio de Pia Capdevila.

El Mueble

En una buhardilla, apostar por un papel pintado a rayas verticales ayuda a estirar visualmente la altura de los techos. Modificarás la estructura sin obras. 

27.

Un divertido papel pintado a juego con el cabecero

Dormitorio nórdico con papel pintado y cabecero rosa en capitoné.

Dormitorio con cabecero, alfombra, banqueta y papel pintado, de Woodland, en La Maison.

El Mueble

En este dormitorio, decorado por Marta Prats, el papel pintado es el gran protagonista. Con permiso del cabecero en capitoné rosa. Y es que, no solo pone color, sino que le da un toque atrevido al espacio. Y, con detalles en rosa, se lleva a las maravillas con el cabecero. 

28.

Un atrevido papel pintado que enmarca el comedor

Salón con comedor enmarcado con papel pintado con grandes motivos florales.

Comedor con mesa, de Adaleya. Sillas y lámpara de techo, de Ixia. Papel pintado, de Gancedo.

El Mueble

Este comedor, decorado por Isabel Flores y Nuria Almansa, tenía la amplitud y la luz para "aguantar" un papel pintado tan llamativo como este, con grandes motivos vegetales en fucsia, azul y verde. De hecho, las decoradoras se sirvieron de este papel para enmarcar y delimitar visualmente la zona del comedor, integrado en el salón. 

29.

Con grandes motivos florales para un distribuidor campestre

Distribuidor con consola volada y papel pintado de flores.

Consola, de madera y hierro, diseño de Marta Miquel Interiorismo. Alfombra y perchero, de Taller de las Indias. Papel pintado, de Sanderson.

El Mueble

Este distribuidor no podía ser más personal. El papel pintado, con grandes motivos florales en negro, da un toque campestre pero a la vez urbano. Y la decoración, con el perchero y la consola volada, de marcado sabor rústico, completan un espacio tan acogedor como personal decorado por Marta Miquel. 

30.

Un bosque en el dormitorio

Dormitorio con papel pintado de árboles en la pared del cabecero.

Mesita de noche, en Maisons du Monde. Lámpara de sobremesa, en India & Pacific. Cabecero tapizado en gris, de Julián Sánchez. Papel pintado, de Cole&Son.

El Mueble

Este original papel pintado que simula un bosque en invierno llena de personalidad este dormitorio de casa de pueblo. El cabecero se ha elegido en gris, en sintonía con los tonos del papel, para que nada eclipse este papel con vocación de mural.

31.

Un papel a rayas, un clásico siempre de moda

Comedor con pared con papel pintado a rayas.

Comedor con mesa, de Stool. Sillas, de Crisal. Lámpara de techo, en Maisons du Monde.

El Mueble

Las gruesas franjas verticales nunca pasan de moda para vestir una estancia. Son atemporales, decoran pero sin grandes estridencias, y además ayudan a estilizar las paredes. 

32.

Un papel que simula la piel de potro

Dormitorio abuhardillado de casa de montaña con papel pintado que simula piel de potro.

Dormitorio con puffs, de Fiorira Giardino, y papel pintado, ambos en Marina & CO. Apliques, de Marset.

El Mueble

En esta buhardilla la pared de la cama tiene poca altura por eso se ha prescindido del cabecero tradicional, que hubiera quedado encorsetado. Así que se ha reemplazado por un papel muy original que simula la piel de un potro. Es muy de montaña y en esta casa nos funciona muy bien. 

 

33.

Un toque fresco y natural en el baño gracias al papel pintado

Baño blanco con papel pintado con motivos vegetal.

Baño con mueble bajolavabo del estudio del Pino del Valle, lavabo de Catalano, grifería de Tres Grifería, papel pintado de Cole & Son y azulejos de Martonellas.

El Mueble

Este original y llamativo papel de palmeras da personalidad y un toque selvático a un baño muy neutro decorado en blanco.   

34.

Un dormitorio con toques de azul y sabor provenzal

Habitación infnatil con muebles blancos y papel pintado de flores azules.

Papel pintado de Cole & Son. Mesita de noche, de Hanbel.

El Mueble

El provenzal azul grisáceo de las puertas es el que ha marcado la decoración de este dormitorio, donde el mobiliario en blanco se ha coloreado con un papel pintado floral que reviste la pared del cabecero sin recargar el espacio. 

35.

Un papel con grandes franjas difuminadas

Dormitorio con papel pintado de franjas difuminadas.

Dormitorio con cabecero con tachuelas y mesita de noche, diseños del Estudio Del Pino Del Valle. Papel pintado, de Cole & Son. Lámpara, de Pantay.

El Mueble

Son franjas, pero con un efecto difuminado muy tendencia, que parece desdibujar los límites y da un efecto más soft y envolvente. 

36.

Una cómoda personalizada con papel pintado

Cómoda decorada con papel pintado de flores.

Cómoda decorada con papel pintado de flores.

El Mueble

El papel pintado también es perfecto para darle una nueva vida a cualquier mueble. Un diseño tan colorista como este es capaz de cambiar el aire de una estancia entera. Es un papel de TNT.

37.

Papel pintado de hojas verdes: ¡súper tendencia!

Dormitorio con papel pintado vegetal en la pared del cabecero.

Dormitorio con papel pintado de Lara Costafreda para Coordonné. Dormitorio decorado por Cristina Mendoza.

El Mueble

Helechos, monstera, grandes hojas y look tropical. Sigue llevándose y llena de vida cualquier estancia. Aquí protege la pared del cabecero y decora la habitación aportando aún más luminosidad. 

38.

Papel pintado en living coral

Office con papel pintado.

Office con papel pintado de Coordonné. Sillas y lámpara de techo de Coton et Bois. Espacio decorado por Asun Antó.

El Mueble

Un rincón. Pocas piezas. Esto permite concentrar la decoración en las paredes y nada mejor que un papel estampado en figuras en living coral, uno de los colores tendencia. 

39.

Y flores también en el cabecero

Dormitorio con pared del cabecero con papel pintado.

Dormitorio con papel pintado Pure Fruit Grey Blue, de Morris&Co.

El Mueble

Pero flores suaves, sin colores estridentes, muy fáciles de combinar. Están inspiradas en el viaje a Islandia de William Morris (1834-1896), precursor del movimiento Arts & Crafts de Inglaterra, que recoge la colección Pure Morris, de Morris & Co. 

40.

Más hojas verdes para un exterior

Galería con papel pintado de hojas verdes.

Butaca y alfombra, de La Maison. Mesas auxiliares, de Matèria. Planta y cesto, de Taimo. Galería decorada por Abel Pérez Gabucio, de Àbag Studio.

El Mueble

Las grandes hojas verdes vuelven a decorar las paredes de esta galería. Es un papel de Jumanji Wallpapers. 

41.

Mezcla rayas y flores

Habitación infantil que combina dos papeles pintados

Papel pintado de las paredes de Coordonné y el del techo, con un estampado primaveral, de Laura Ashley. Habitación decorada por Santayana Home.

El Mueble

Las franjas verticales crean una especie de arrimadero que protege la pared y a la vez regala calidez con su estética de madera envejecida. 

42.

Un baño infantil con papel pintado

Baño decorado con papel pintado.

Baño con armario bajolavabo, diseño de Sube Interiorismo. Papel pintado Voyage, en Gancedo. Lámparas apliques Astro, en Susaeta Iluminación. Grifería NK Concept, de Porcelanosa. Espejo, en Cuadros Mota.

El Mueble

Un espacio pequeño con un papel pintado oscuro. Funciona. ¿Cómo se consigue? El listón en blanco por debajo, que le da luminosidad y elegancia, y lo hace más ligero. 

43.

Haz que el espacio parezca más grande con papel

Buhardilla decorada con papel pintado.

Buhardilla con papel pintado, de Leroy Merlin. Sofá, de Ikea y puf, de Zara Home. Espacio de Isabel Flores y Nuria Almansa.

El Mueble

Aquí se ha logrado con un papel pintado de espigas que apuntan hacia el techo y hacen que percibamos el espacio con más altura de la que tiene. 

44.

Ladrillos parecen, papel pintado es

Dormitorio infantil con papel pintado que imita el ladrillo.

Dormitorio infantil con papel pintado que imita el ladrillo, de Leroy Merlin.

El Mueble

También puedes cambiar la arquitectura de tu casa con papel pintado. Si no, mira esta pared revestida en papel pintado que imita ladrillo pintado de blanco. No hace falta que repiques los muros. De forma limpia, tienes la estética urban que buscas. 

45.

Delicadas flores para un salón de base clásica

Salón clásico con papel pintado de flores.

Mesitas auxiliares, consola y lámpara, de Coton et Bois. Papel pintado, de Laura Ashley.

El Mueble

Este salón respira un aire clásico inglés y el papel pintado, con sus delicadas flores de magnolio, refuerzan este look. De hecho el papel se llama Magnolia Grove y es de Laura Ashley. 

46.

Papel pintado también en pisos clásicos

Salón clásico con papel pintado de motivos vegetales.

Salón clásico con papel pintado de motivos vegetales.

El Mueble

Queda perfecto combinado con molduras. Incluso si se trata de un papel de look exótico como este. Actualiza el espacio y lo hace muchísimo más personal. Apuesta por la combinación verde-blanco. Vida y luz. Pareja perfecta.

47.

Protege la pared del office con papel pintado

Office decorado con papel pintado.

Office con mesa, taburetes y lámpara son de Mardalba Interiors. Cocina decorada por Laura Masiques.

El Mueble

Abriga el espacio, le da carácter, pero, a la vez, zonifica el office y protege las paredes de rozaduras. Este papel pintado es de Nina Campbell. 

48.

En su habitación, protege y da color

Dormitorio infantil con papel pintado y zona de estudio.

Papel pintado, de Saint Honoré. Espacio decorado por Cristina Pérez.

El Mueble

Cuando estudian la pared del escritorio acaba algo "perjudicada" con roces de los pies o con algún que otro grafiti... Un papel pintado como fondo da color y a la vez disimula los posibles desperfectos que tenga. Si el papel es lavable, mejor todavía. 

49.

¿Flores en el baño?

Baño decorado con papel pintado.

Este papel pintado floral procede de Coordonné y el baño es un proyecto de Ana Pardo y Rocío y Ana Riestra, de Santayana Home. Mueble bajolabavo, de Estudio SH. Espejo de Better & Best.

El Mueble

Quedan así de bien para estilos clásicos de aire inglés. La clave está en acompañarlos con muebles del mismo estilo, como los que decoran este pequeño baño abuhardillado. 

50.

Un original papel pintado que simula un efecto textil

Salón con papel pintado con patchwork textil..

Salón con papel pintado, sofá, mesa de centro, puf y alfombra, en Marina&Co.

El Mueble

Revestir las paredes con papeles con textura, como este que simula un patchwork textil, crea espacios mucho más acogedores. Y no necesitas que sea una casa rústica como esta. Encajan en cualquier estilo. 

51.

¿Más armonía? Papel y telas a juego

Dormitorio infantil con literas voladas y papel pintado.

Dormitorio infantil con literas, diseño de Bárbara Chapartegui. Papel pintado y ropa de cama de Ferm Living.

El Mueble

Apuesta por esta fórmula si el espacio es amplio y la luz domina. Si no, puede que resulte algo agobiante. Tanto el papel pintado como la ropa de cama son de Ferm Living. Y las literas son un diseño de Bárbara Chapartegui.

52.

Papel pintado también para baños pequeños

Baño pequeño con mueble bajolavabo rústico y paredes con papel pintado.

Baño con mueble, de Brocante Rocamora. Espejo, de Maisons du Monde.

El Mueble

¿Por qué no? La decoradora Pia Capdevila decidió alicatar en blanco dos tercios de la pared y empapelar la zona más alta con un vinílico, que resiste la humedad. Su dibujo a franjas verticales hace crecer visualmente el espacio a lo alto, con lo que funciona perfectamente en espacios pequeños.

53.

Papel pintado para crear ambiente

Office con papel pintado a cuadros

Sillas, de Pilma. Lámpara de techo, en Biosca & Botey. Espacio decorado por Cuca Arraut. Papel pintado, en La Maison.

El Mueble

Sin duda. El pack perfecto es el papel pintado y el zócalo en este office decorado por Cuca Arraut. El papel pintado a cuadros, muy de tendencia, es el modelo Damask Pelican, en La Maison. 

54.

Mosaico hidráulico y papel pintado, un mix que funciona

Baño con papel pintado con motivo de árboles.

Baño con papel pintado, de Moet Chansons, Baldosas, de Álvaro Guadaño. Apliques, de Better&Best. Espejo, de Maisons du Monde.

El Mueble

Nunca es excesivo si los armonizas buscando un color que los una, como sucede en este baño. Compartiendo tonos, aunque el dibujo no sea el mismo, no hay problema. 

55.

Un papel protagonista en espacios diáfanos

Recibidor con papel pintado.

Recibidor con papel pintado de 1838 Wallcoverings

El Mueble

Las flores, los pájaros, las hojas, son estampados con muchísima personalidad. Utilízalos en espacios con decoración ligera, como este recibidor. Este papel es el modelo Hummingbird Mustard de la colección Aurora, de 1838 Wallcoverings. 

56.

Un acogedor papel pintado con efecto textil

Recibidor con arrimadero y papel pintado y cómoda de madera.

Recibidor con cómoda de madera de pino, en el estudio de Meritxell Ribé y pavimento de madera de roble blanqueado.

El Mueble

Los papeles con tramas textiles –desde espigas hasta efecto linos– funcionan muy bien porque, al igual que los textiles, aportan un plus de calidez, como se ve en este recibidor decorado por Meritxell Ribé. 

57.

Un papel "de mimbre" para espacios marineros

Salón de apartamento de verano con papel pintado que imita el mimbre.

Salón con fundas de sofás, butacas y cojines, de Lexington. Alfombra y lámpara de sobremesa, de Sacum, y mesas nido, de Maisons du Monde

El Mueble

Elige el papel pintado en función de dónde esté tu casa. Mira si no este salón de un piso junto al mar. La pared del fondo se ha revestido con un papel pintado que imita el mimbre. Espacio decorado por Gemma Gallego.

58.

Papel pintado liso y estampado: pareja 10

Dormitorio con cama blanca y combinación de dos papeles pintados: liso azul y con motivos.

Dormitorio revestido con papel pintado de Flamant. Banqueta de Sacum. De Meritxell Ribé.

El Mueble

Busca un color dominante, como aquí el azul, y reviste las paredes de una estancia combinando papeles lisos y estampados. El resultado es perfecto. 

59.

Un distribuidor decorado con papel pintado

Distribuidor con librería y arrimadero y papel pintado.

Pavimento de parquet de roble natural de Winco, en Studio Parquet. Mobiliario lacado en blanco, diseño de Meritxell Ribé-The Room Studio.

El Mueble

Una pared empapelada poco más necesita. El papel consigue decorar tanto como el mejor cuadro. Combinado con un arrimadero, genera calidez. 

60.

Una habitación de bebé más acogedora con papel pintado

Dormitorio infantil con papel pintado.

Dormitorio infantil con alfombra y cortinas de IKEA. Papel pintado de KM Family.

El Mueble

Si queremos que tengan un espacio más cálido, luminoso y bonito, un papel como este de KM Family lo consigue. 

61.

Papel pintado tras las estanterías

Cocina con estantes y trasera revestida de papel pintado.

Cocina con mobiliario a medida de Cocinas Cobo. Encimera de mármol y sillas, de Ikea. Espacio decorado por el Estudio Rotaeche & Santayana.

El Mueble

Un papel pintado tras los estantes hace destacar las piezas que colocas en ellos y, además, protege la pared de golpes y roces. 

62.

Apuesta por la "superdecoración" y empapela

Cocina con papel pintado.

Papel pintado de Güell-Lamadrid, en Coordonné. Espacio decorado por Ana Pardo.

El Mueble

¿Te gustan los espacios ultradecorados? Empapela. Y hazlo con un papel llamativo. Como este, que además, es una apuesta perfecta para renovar tu casa en primavera. 

63.

¿Quieres madera que no ocupe?

Dormitorio con cabecero de obra y papel pintado que imita la madera.

Papel pintado de Andrew Martin. Mesita de noche, de Pia Capdevila. Lámpara de sobremesa, de Maisons du Monde.

El Mueble

Opta por sustituirla por papel pintado. Como en este dormitorio decorado por Pia Capdevila. Apenas unos milímetros de grosor y te dará la calidez que te aportan las lamas de madera. 

64.

Un jardín en el interior

Vista del salón desde una estancia empapelada con papel pintado.

Sofá, taburetes y chaise longue, del Estudio de la decoradora, Isabel López-Quesada. Mesa y sillas, de La Europea.

El Mueble

Un papel como este, con un aire de antiguo jardín romántico, llena de primavera tu casa automáticamente. Para espíritus clásicos... pero también atrevidos. 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.