Casas de influencers

El ático blanco de 90 m2 de estilo nórdico y minimalista en medio del bosque de la embajadora de IKEA @debora.a.a

Débora es una amante del orden, un detalle que tuvo en cuenta a la hora de decorar su casa. Mucho blanco y mucho orden en un piso que está a las afueras de Vigo

La influencer de decoración y embajadora de IKEA @debora.a.a

Débora llamó la atención de IKEA, que la reclutó como una de sus embajadoras, y a nosotros también nos ha gustado el estilo nórdico de su casa, con el blanco como color principal. La protagonista de hoy tiene la cuenta en Instagram @debora.a.a. "Vivimos en Vigo a las afueras, justo en medio del bosque, lo cual nos da mucha libertad y privacidad", explica.

"Es una casa familiar, vivimos en el ático, pero estamos totalmente independientes. Esto es el primer gran cambio que hicimos. Entramos por caminos diferentes y nuestro terreno está totalmente independiente", añade.

Si miramos por la ventana del salón... ¡En pleno bosque!

Débora tiene el salón con paredes, sofá y mesa de centro blancos. También es blanca la alfombra, con motivos negros, el mismo color que el marco de la ventana. El toque de color lo consigue con los cojines, aunque sin arriesgar mucho.

"Son unos 1100 m2 de terreno y 90 m2 de vivienda. Cuando entramos a vivir eran 3 habitaciones, salón, cocina y baño y un pasillo largo, estrecho y oscuro. Tiramos paredes y nos quedamos con dos habitaciones (la más grande es la de los niños), un baño, y una cocina abierta al salón y comedor", describe Débora.

Débora apostó por aprovechar al máximo el espacio y lo consiguió tirando paredes innecesarias y creando un espacio diáfano en el que están la cocina, el comedor y el salón. Los tres espacios siguen con el estilo nórdico, en el que el blanco es el rey. Rompe el bloque blanco con algunos detalles en negro, como una de las sillas del comedor.

Un comedor en el que mezcla la calidez de la madera con el blanco.
"Me encantan los hogares minimalistas y mucho blanco en todo y para todo. Así me siento mejor en casa, ya que es pequeña, y no me agobia ningún mueble", reconoce Débora.

La cocina es blanca y alargada, y tiene una barra de desayunos con taburetes, también blancos y de madera. Tiene muchos armarios de almacenaje, sin tiradores, y los electrodomésticos están integrados.

"Soy adicta al orden y deshacerme de lo que no utilizo. No me gusta acumular cosas innecesarias sin función", cuenta la protagonista de este artículo.

En el dormitorio, también lo justo y necesario. El cabecero, también blanco, como la cómoda, la mesita de noche y el cesto. Los colores los encontramos en la planta, la manta a pies de la cama y la alfombra. Pero siempre sin romper en exceso la calma y armonía del blanco.

La habitación grande es para los niños, con las camas puestas en L. En este dormitorio ha apostado por el papel pintado y una ropa de cama más divertida. Las dos camas cuentan con almacenaje en la parte inferior.

Al otro lado, el escritorio con dos sillas, con más papel pintado en una de las paredes y, como elementos decorativos, cabezas de animales de peluche, una tendencia que sigue estando de moda. Abajo, la cocina de juguete de IKEA.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?