1 /19

1.

1. Antes: un baño pequeño y mal distribuido

Un baño pasado de moda
Espais Anna Marsal

Este baño se veía poco práctico e incómodo. La zona del lavamanos ocupaba gran parte de la estancia y se veía apretada al lado del sanitario. Sin duda, la distribución era el gran reto en esta estancia. 

2.

Antes: una ducha poco apetecible e incómoda

Baño estrecho . Antes: Una ducha poco apetecible e incómoda
Espais Anna Marsal

El plato de la ducha se veía tan sumamente estrecho que no transmitía para nada esa sensación de spa y relax que esta estancia necesitaba. De algún modo había que ganar amplitud en la zona de ducha para que se viera funcional y cómoda.

3.

Después: un baño desenfadado y atrevido

Después: un baño desenfadado y atrevido
Espais Anna Marsal

Para aprovechar al máximo el espacio de este baño pequeño, desde Espais Anna Marsal decidieron reubicar el sanitario al lado izquierdo, para dar paso a una zona de ducha más amplia y cómoda. Además, decidieron revestir el tabique con madera en formato de listones y crear en la parte superior un espacio de almacenaje. Para darle ese punto atrevido utilizaron unas cerámicas tipo terrazo y un mueble con estructura metálica negra que combinaba a la perfección con los toques negros de la grifería, mampara y lámpara. ¡Sin duda un cambio ideal!

4.

Plano del antes y el después

Plano del antes y el después

Como hemos visto, en este baño el gran reto era un cambio urgente de distribución. Gracias a reubicar el sanitario, se pudo instalar una zona de ducha más amplia y cómoda, que antes no lucía para nada.

5.

2. Antes: un baño con bañera desangelado y sin gracia

Un baño desangelado y sin gracia
Espais Anna Marsal

Este baño tenía poca luz natural y el pavimento y el arrimadero cerámico en blanco y azul no ayudaban a darle claridad, al contrario, se la quitaban. Además, se veía muy anticuado y pedía a gritos un cambio de look. 

6.

Después: una bañera moderna y con sensación de spa

Después: un baño moderno y con sensación de spa
Espais Anna Marsal

¡Menudo cambio! Parece otro baño completamente diferente. Para esta ocasión, Anna Marsal decidió mantener la bañera al tratarse de una vivienda para una familia con pequeños y optó por dos materiales que protagonizaron la reforma: la madera y el blanco. La madera aporta calidez en los dos elementos principales (bañera y mueble lavabo); y el blanco lleva luminosidad y serenidad al espacio.

7.

Después: un mueble de lavamanos flotante con un toque moderno

Después: Un mueble de lavamanos flotante con un toque moderno
Espais Anna Marsal

Con el objetivo de ganar más espacio, se optó por un mueble volado de madera para la zona del mueble, que tiene un punto juvenil gracias a la combinación entre el espejo redondo, las griferías blancas y la luz suspendida. 

8.

Plano del antes y después

Plano del antes y después
Espais Anna Marsal

A partir del plano de la reforma de este baño se pueden apreciar los cambios que se han llevado a cabo para ganar en amplitud y mejora de la distribución. Uno de los cambios sustanciales ha sido optar por un mueble con un solo lavamanos, lo que ha permitido ganar espacio en la estancia.

9.

3. Antes: un baño desaprovechado con mucho potencial

Un baño desaprovechado con mucho potencial
Espais Anna Marsal

Este baño inicialmente se veía apretado y con todos los elementos solapados entre sí. La bañera tipo jacuzzi no ayudaba para nada al aprovechamiento del espacio por sus grandes dimensiones que ocupaban gran parte de la estancia. ¿Cómo se podía ganar amplitud y calidez?

10.

Después: un precioso baño minimalista

Resultado de reforma de un baño
Espais Anna Marsal

¡Tachán! Ahora el baño luce elegante, minimalista y práctico. ¿Cómo ha sido posible? Desde Anna Marsal optaron por eliminar la bañera tipo jacuzzi para dar paso a una ducha con grandes dimensiones. Al ganar en amplitud, fue posible instalar en el centro del baño, un mueble hecho a medida con acabdo en madera de roble. Los toques negros en la grifería y los cristales de las hornacinas consiguen aportar un punto de contraste.

11.

Plano del antes y después

Plano del antes y después.

Con la reforma, este baño ganó una distribución abierta y al mismo tiempo con espacios independientes. Si te fijas bien, su forma alargada facilita una distribución entre las zonas de la estancia.

12.

4. Antes: un baño oscuro y feúcho

Antes: un baño oscuro y feúcho.
Espais Anna Marsal

Este baño tenía poca luz natural y el pavimento y los tonos de las paredes en tonos marrones oscuros no ayudaban a darle claridad. Si duda, necesitaba un cambio de look que le diese la sensación de calidez y paz que le faltaba a este espacio. Además, la distribución parecía un laberinto que, para nada, era cómoda ni funcional. 

13.

Después: un baño atemporal

Después: un baño atemporal.
Espais Anna Marsal

¡Y voilà! Del baño oscuro y desfasado... ¡ya no queda nada! Aparte de la luminosidad, otro de los grandes retos que tenía esta reforma era sin duda la distribución. Era importante reordenarlo y se crearon 3 zonas diferenciadas: zona del mueble de baño, el sanitario y la ducha.

14.

Después: una ducha amplia y funcional

Después: una ducha amplia y funcional.
Espais Anna Marsal

Con el objetivo de dotar de funcionalidad a la ducha, se optó por un plato de ducha de resina blanco, ya que en el suelo era todo madera y así ayudaba a darle algo de contraste.

15.

Después: un precioso mueble del baño en roble natural

Después: un precioso mueble del lavabo de roble natural.

Uno de los principales objetivos de esta reforma era acabar con la distribución antigua que hacía del baño un laberinto. Para ello se amplió la superficie del baño, 'robándosela' al distribuidor junto a la estancia. Y se reubicó la puerta de acceso al baño. Esto permitió ordenarlo en 3 zonas diferenciadas. ¡Sin duda un cambio increíble!

16.

Plano del antes y el después

Plano del antes y el después.

Como se aprecia en el plano, con la reforma se amplió la superficie del baño. Así se pudieron crear tres zonas fácilmente diferenciadas. La zona del mueble, en roble natural de Mapini, cobró relevancia dentro del baño con una encimera porcelánica en color blanco mate de gran formato. La grifería en toques negros es la encargada de conseguir el punto de contraste.

17.

5. Antes: un baño con baldosas que no lucen

Un baño con baldosas que no lucen
Espais Anna Marsal

A pesar de los tonos claros y neutros que protagonizaban la estancia, este baño se veía desactualizado y necesitaba un poco de restyling que le diera ese toque moderno que necesitaba. 

18.

Después: un baño sofisticado con toques cálidos

Después: un baño sofisticado con toques cálidos
Espais Anna Marsal

¿Parece otro, verdad? Para esta reforma, desde Espais Anna Marsal ampliaron la zona del baño, haciendo del espacio del vestidor actual, zona de baño. Las paredes y el suelo están revestidas en un tono tierra y el plato de ducha está hecho con el mismo material. Con el objetivo de dar sensación de amplitud, se hizo la mampara en un cristal que va del suelo al techo. En la estancia se esconden armarios ideales para almacenar cualquier producto. ¿La finalidad de la reforma? Lograr un baño sofisticado, minimalista y práctico, revestido de madera.

19.

Plano del antes y después

Plano antes y después.

Tras reubicar la zona de las picas y unificar la superficie del baño con la del vestidor, se ha ganado amplitud en esta estancia que antes se veía apretada y un poco incómoda. 

AGRADECIMIENTOS: Reforma cedida por Espais Anna Marsal

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.