¿Qué pesa más a la hora de elegir una alfombra para el otoño? ¿Los gustos personales, la tendencia del momento o la estancia dónde se va a ubicar? ¿Cambiamos el tipo de alfombra, según la temporada, o seguimos con la misma todo el año? Ahora que tenemos en cuenta qué tendencias decorativas se llevarán la próxima temporada, hemos consultado a algunos interioristas para que nos ayuden a acertar con nuestra alfombra y esto es lo que nos han contado.

1 /16

1.

Una alfombra de otoño de fibra resistente para el recibidor

Recibidor con consola y alfombra proyecto de Asun Antó.

Consola, de Brucs. Lámpara, de Vical. Cuadros y alfombra, de Mimbre & Co. Todo, en Coton et Bois.

El Mueble

¿Qué es lo que más influye a los interioristas a la hora de escoger una alfombra de fibra o de pelo? No hay duda, son unánimes. La estancia donde va a ir colocada.  Si vives en un sitio lluvioso, prepara tu recibidor con una alfombra de otoño resistente. Las de fibra natural serán las más prácticas. ¿Qué las alfombras de fibra lisas te parecen un poco sosas? Elígelas con dibujo, como este modelo de diseño geométrico por el que optó Asun Antó.

2.

O de pelo para decorar el recibidor en otoño

Recibidor con consola y alfombra de pelo.

Consola, lámpara y espejo, en Deco & Living. Alfombra, de KP. Banco, en Decolab.

El Mueble

¿Vives en un sitio con poca probabilidad de lluvia? Entonces decántate por alfombras de pelo para el otoño. Así no se ensuciarán tanto. Pero siempre de pelo corto. "No suelo usar en mis proyectos alfombras de pelo largo", comenta Eva Mesa, de Tinda's Projects. "Me parecen poco funcionales a nivel de limpieza y, a nivel estético, hacen unos efectos que no me acaban de convencer", añade. Una alfombra de pelo corto de diseño escandinavo es la que ha elegido la interiorista Estela López en este recibidor.

3.

De fibra para el salón, perfectas en otoño y el resto del año

Salón con sofás y butacas blancos y alfombra de fibra que ocupa todo el espacio.

Sofás y butacas, de Cidón con cojines de Gancedo. Alfombras, de Leroy Merlin. Plantas, de Fronda.

El Mueble

Si eres de las que no cambias la alfombra independientemente de la estación en la que estemos, entonces un modelo de fibra te valdrá para todo el año. Una decisión válida para aquellas casas donde los otoños son cálidos. La interiorista Emma Arenzana eligió esta amplia alfombra de fibra que cubre todo el salón.

4.

Una alfombra de otoño de pelo para ganar calidez en el salón

Salón con sofá blanco, mesa de centro de madera y banqueta. Proyecto de Elisa Martínez y Odone Elorza.

Sofás, de Fama Sofás. Mesa de centro de madera de roble, de Zara Home. Alfombra, de KP.

El Mueble

Para quienes prefieran una pisada más gustosa o vivan en un lugar frío, entonces mejor colocar una alfombra de pelo para decorar el salón. Así nos lo sugiere Eva Mesa, de Tinda's Projects: "Para este otoño me decanto por alfombras de pelo corto con texturas acogedoras y cálidas, diseños atemporales y colores terrosos que nos recuerden la estación". 

5.

Cómo limpiar una alfombra fácilmente

Cómo limpiar una alfombra fácilmente

Y para que tu alfombra esté siempre impoluta, te enseñamos un vídeo que te muestra cómo limpiarla correctamente. Tu alfombra quedará como nueva si sigues los pasos de este remedio casero. Despídete de las manchas, ¡para siempre!

6.

Una alfombra de otoño mix para decorar el salón

Salón con chimenea, sofá blanco y alfombra vistosa.

Sofá, de Vimle. Bancos Stockholm, a modo de mesa de centro. Alfombra Rodask, todo de IKEA.

El Mueble

¿Y por qué tener que elegir entre alfombras de pelo o de fibra? Hay modelos que combinan ambos materiales, así te aseguras la resistencia de una y la suavidad de otra. La interiorista María Lizarraga eligió esta alfombra de IKEA, de algodón y fibra, súper gustosa para decorar el salón.

7.

Dos alfombras de otoño de diferente material

Comedor junto al salo´n con mesa de madera, sillas y banco de madera.

Sofá y lámparas de techo, de Taller de las Indias. Mesa del comedor, de La Casita de Margaux. Sillas, de Casa. Banco, de Asitrade.

El Mueble

Para este salón Carmen Figueras eligió una práctica alfombra de fibra vegetal. Es más fácil de limpiar, se barre y listo. Y otra de algodón (se puede meter en la lavadora) para una zona de paso que, además, separa el salón del comedor. Ambas coinciden en sus tonos beige.

8.

Una alfombra de otoño de lana y yute para el salón

Salón con chimenea y gran espejo. Proyecto de Asun Antó.

Sofá, de Ruifer, realizado a medida, para Coton et Bois. Mesa de centro, de Taller de las Indias. Alfombra Kaab, de Dac Rugs by BSB.

El Mueble

Además de la estancia donde va a ir colocada la alfombra, el gusto del cliente tiene mucho peso a la hora de la elección de esta pieza. "La elección de la alfombra es algo muy personal en las decisiones de los clientes a la hora de crear un interiorismo personalizado", asegura la interiorista Eva Mesa. En este salón Asun Antó colocó una alfombra de lana y yute, a gusto del cliente.

9.

De pelo corto o medio para un salón atemporal y otoñal

Salón con sofás blancos y vigas de madera.

Puff y lámpara de sobremesa, de D'Oliver. Lámpara de pie, de Karlskrona Lampfabrik. Alfombra, de Rugvista.

El Mueble

¿Los interioristas tienen en cuenta las tendencias? Sí, claro que las tienen, pero no siempre las adoptan a pies juntillas. "Quizá en lo que menos me fijo es en la tendencia del momento", asegura Eva Mesa, de Tinda's Project. "Prefiero decantarme por piezas atemporales", añade. Raquel González de Raquel González Interiorismo, por su parte, se decanta para este otoño por alfombras de pelo medio y colores tierra. Para este salón Gabriela Conde eligió una alfombra cálida y gustosa, realizada en viscosa suave y brillante que le da un aspecto similar a la seda.

10.

Dos alfombras de pelo para el otoño en dos ambientes integrados

Salón y recibidor decorado en tonos neutros.

Sofá y butaca Barcelone, de Maisons du Monde. Mesa de centro y espejo, de Francisco Segarra. Mesas nido y mesa velador, en Estudio Villa Juana. Puff, de TC Collection.

El Mueble

Las combinaciones de alfombras son múltiples. Puedes elegir un único modelo de fibra o de pelo, coordinar una con otra u optar por dos modelos de similares características para distintos ambientes. Las interioristas Ana Berganza y Paula Heredero eligieron dos alfombras de pelo corto, una para el recibidor y otra para el salón. De distinto diseño, ambas coinciden en las tonalidades.

11.

Alfombras de lana o seda para este otoño

Salón comedor con alfombras de pelo.

Comedor, con sillas y mesa, de Crisal Decoración. Lámparas de fibra vegetal, de Light & Living. Alfombra, de KP. Estores y cortinas, con tela de Yutes.

El Mueble

"El otoño es el mes ideal para colocar alfombras más gruesas", afirma Raquel González, de Raquel González Interiorismo. "Por ejemplo, las de lana cien por cien que aportan calidez o las de seda de bambú, que tienen un tacto y una pisada suave y agradable. Si se prefieren ambientes más coloridos, los kilims y las alfombras contemporáneas pueden ayudar a dar un toque diferente a los ambientes más neutros", detalla la interiorista. 

12.

Las alfombras superpuestas ¿ya no se llevan este otoño?

Salón con sofá blanco, butacas azules y alfombras superpuestas.

Sofá Södernhamn, mesa de centro Kragsta, Puff Sandared, Sillones Eskenäset y lámpara de pie Skurup, todo de IKEA.

El Mueble

Aquí hay discrepancias. Mientras unos interioristas apuntan que esta tendencia ha perdido fuelle, otros son partidarios de ellas. "Salvo que haya que marcar algún espacio en especial por problemas de distribución, no las suelo utilizar nunca", dice Eva Mesa. Del mismo modo piensa Raquel González: "fue una tendencia puntual, que apenas se lleva ya. Además, me parece algo incómodo". A Rober Quiñones-Her, de RQH Studio, en cambio, le gusta esta idea. "Eso sí, en espacios grandes y evitando alfombras muy gruesas, ya que pueden entorpecer el paso. Hay que saber combinar bien distintas formas y tonalidades", indica.

13.

Una alfombra de otoño en fibra para delimitar zonas

Zona de lectura en salón con chaise longue y alfombra de fibra vegetal.

Chaise longue y estantería, diseño de Cado.

El Mueble

Además de en el salón, las alfombras de fibra vegetal también son perfectas a la hora de enmarcar una zona determinada. Jeanette Trensig eligió este vistoso modelo para decorar esta cómoda zona de lectura. "Me gusta mucho utilizar las alfombras en espacios grandes para delimitar zonas, por ejemplo, la zona de sofás de la zona de comedor", afirma el interiorista Rober Quiñones-Her, de RQH Studio.

14.

Una alfombra de pelo para un dormitorio de otoño

Dormitorio con escritorio bajo la ventana decorado con una alfombra de pelo rosa.

Cabecero tapizado y alfombra de color salmón.

El Mueble

¿Otro punto que los interioristas tienen en cuenta a la hora de elegir un tipo de alfombra u otro? "Si se va a pisar con pies descalzos o no", confirma Eva Mesa. "Y a nivel estético, valoro dónde va a estar antes de elegir el estilo, el material o el color", apunta. En los dormitorios, donde nos descalzamos con frecuencia, ¡qué bien queda una alfombra de pelo suave al tacto!

15.

Una alfombra de fibra, mejor para otoños cálidos

Dormitorio con cabecero de madera y pared pintada en verde.

Cabecero artesanal de marquetería, de Olmo. Mesitas de noche, de Natura. Lámpara de techo, modelo Yute III, de Lámparas.es. Apliques Bel Led, de Faro.

El Mueble

Si no eres tan friolera y te gusta más la presencia de la fibra vegetal en el dormitorio, puedes optar por una alfombra de este material. "Las alfombras de fibra dan menos sensación de calor y mayor ligereza", afirma Rober Quiñones-Her, "por lo que son más adecuadas para épocas del año más calurosas o cuando se quiere dar un ambiente más fresco". Bárbara Serra colocó este sencillo modelo de fibra bajo la cama, sobresaliendo a ambos lados de ella. Así protege el suelo de madera y hace que el primer contacto con él al levantarse sea más cómodo.

16.

Alfombras de pelo en colores tierra para este otoño

Dormitorio rústico blanco con vigas de madera y alfombra de colores vistosos.

Cama de anticuario. Lámpara y cortinas, de El Corte Inglés. Mesita de noche, de Crisal Decoración.

El Mueble

"Me gusta utilizar alfombras de pelo cuando quiero crear un ambiente más cálido y acogedor", afirma Rober Quiñones-Her. Además, este tipo de alfombras nos ayudan a aislar mejor acústica y térmicamente". "Para el otoño -continúa el interiorista- me decanto más por las de pelo, en colores tierra (beige, marrón o anaranjados). Son ideales para dar calidez, sobre todo, si se mezclan con materiales como la madera. Además, se pueden conseguir infinidad de combinaciones de colores y estilos". 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.