¿No has pensado alguna vez en darle una vuelta a ese color blanco del baño que, sí, está bien, pero te deja un poco indiferente? El cuarto de baño es el espacio perfecto para experimentar un poco más con la decoración y darte un chute de alegría para el cuerpo. Comparado con otras habitaciones, como la cocina o el salón, pasamos poco tiempo en él y, por eso, tampoco pasa nada por lanzarse a la piscina. Ya sabes que el baño ha pasado de ser un lugar meramente funcional, un pelín soso incluso, a otro en el que se han ido incorporando las últimas tendencias en interiorismo, como colores más atrevidos, papeles pintados de estampados arriesgados o materiales y texturas más originales y alegres. ¿Quieres saber qué puedes hacer para tener un baño que te haga mucho más feliz? Nosotros te lo contamos.

1 /6

1.

Elige una palabra con la definir tu baño (y lo que vas a hacer en él)

Baño con mueble de madera, espejo redondo y papel pintado

Baño con mueble de madera, espejo redondo y papel pintado.

El Mueble

Este primer paso es fundamental. No te lo saltes. Dedica un rato a pensar un par de palabras con las que quieras definir el estilo de tu baño. Te damos algunas pistas: natural, chic, alegre, tipo spa, colorista… Como cuando piensas renovar la cocina o la decoración del salón, dedica un tiempo a repasar las webs de tus revistas preferidas (ya te aseguramos que en El Mueble vas a encontrar montones de ideas). Encontrarás un montón de inspiración. Guárdate aquello que te guste más. Nuestro consejo es que empieces por…

2.

Azules, marrones o amarillos: pon uno de estos ‘colores felices’ en tu baño

En una cajita azul aislada del baño

La combinación de azul y madera aportan sensación de relax.

El Mueble

Sobre las sensaciones que producen los colores se ha escrito largo y tendido y, en todo caso, muchas son subjetivas. Lo más importantes es que decidas el color en función de cómo te hace sentir. Una buena idea es echarle un vistazo al vestidor para ver qué colores te gustan –moda e interiorismo son dos disciplinas que beben la una de la otra–. En cualquier caso, nuestra recomendación es que uses colores que están de moda, como los de la gama marrón (el caramelo, por ejemplo); azules claros que resultan muy relajantes o, también, algo más atrevido como un amarillo chillón o mostaza. ¡Importante! Ten siempre en cuenta la luz natural y acuérdate de esa palabra con la que vas a definir el estilo del baño.

3.

Cambia los grifos y ‘tira’ de acabados como el oro, latón o el cromo negro cepillado

Lavamanos blanco con grifo de oro_50856072

Lavabo de porcelana blanca con grifo de acabado oro.

El Mueble

Como los espejos, la grifería es uno de esos accesorios fáciles de cambiar con los que se consiguen resultados increíbles. Elige una encastrada de caño de cascada y tira de acabados clásicos, pero resultones, como el negro mate, el cromo negro cepillado, el latón o el oro. También puedes personalizarla con el motivo que te guste. Cada vez hay más empresas trabajando la técnica de la hidroimpresión, con la que puedes elegir el acabado que más te guste. ¡No te arrepentirás!

4.

Papel pintado de motivos florales: un recurso fácil y de moda que te arrancará una sonrisa

bano con papel pintado 00571218

Baño decorado con papel pintado

El Mueble

Es otro de los recursos fáciles para que la decoración del baño te arranque una sonrisa. Elige motivos florales o botánicos; preferiblemente grandes. En todo caso, lo más de lo más actualmente es empapelar solo la mitad de la pared. En la parte baja está de moda colocar un zócalo y pintarlo de algún color neutro para dejarle todo el protagonismo al papel.

5.

Flores y plantas aportan bienestar y felicidad y transformarán radicalmente la estética del baño

Baño en tonos blancos y negros

Baño en tonos blancos y negros con un bonito buqué.

El Mueble

Las plantas cambian el aspecto del baño. A la hora de elegir, ten en cuenta la luz natural que tiene. Una buena idea es usar suculentas porque tampoco necesitan de un cuidado excesivo. Tampoco es mala idea decorar con flores. Aunque exige algo más de compromiso, seguro que te va a alegrar la vida en verlas cada mañana. Fíjate qué bien queda el buqué de este baño. Otra buena idea puede ser incorporar orquídeas. Si el baño tiene la luz suficiente, es un ambiente en el que, en teoría, no les costará prosperar. Además, ponen una nota elegante y moderna.

6.

Limpia y reorganiza para ser (mucho) más feliz

Baño con mueble volado de madera y espejo triple con marco de madera

Baño ordenado con un mueble suspendido de madera.

El Mueble

Limpiar y organizar es importante, no requiere de mucho esfuerzo y cambiará radicalmente la percepción que tienes del baño. Ten en cuenta que el mayor problema de cualquier baño suele ser la falta de espacio. Si renovarlo no es una opción, ¿por qué no conseguir darle cierta sensación de amplitud liberándolo de cosas? Haciéndolo conseguirás un espacio más agradable y funcional. Lo primero, ¡fuera con los botes de champú vacíos; el maquillaje que llevas meses sin usar y otros productos de belleza que ni te acordabas de que estaban ahí! Revisa todo a fondo. ¿Ya has acabado? Ahora, toca limpiar un poco los azulejos y, si todavía eres de los que tienes cortina, plantéate cambiarla por una mampara fija sencilla. Haciendo esto que te proponemos ya te aseguramos que ver el baño te hará mucho más feliz.