PLANTAS

Plantas medicinales y remedios para combatir el cansancio

Hay días en los que parece que todo nos supera. Una buena alimentación, ejercicio físico y remedios caseros pueden ayudarte a superarlos con mayor facilidad. ¡Te lo contamos!

Mireia Noguer Artigas Actualizado a

detalle-mesa-de-centro-taza-te 00521215 O

Hay días en los que sentimos que la energía se nos va apagando poco a poco y la fatiga va ganando terreno. Existen muchas razones por las que esto puede suceder: cambios de estación, de rutina, de tiempo, dormir pocas horas, el estrés o incluso en épocas de altibajos emocionales. El ejercicio físico y una alimentación saludable son la clave para ayudarnos a superarlo, pero las plantas medicinalesy otros remedios caseros también nos pueden dar un plus.

ANTES DE EMPEZAR...

El primer paso para intentar superar esta situación de fatiga pronunciada es concienciarse de ello y empezar con lo más básico: vida saludable. Esto supone prestar atención a dos ámbitos principales:

  • Alimentación. Es muy importante encontrar un equilibro y ello supone aumentar el consumo de frutas y verduras, así como reducir los alimentos procesados y las bebidas azucaradas.
  • Actividad física. En segundo lugar, es sustancial realizar algún tipo de deporte durante la semana. La práctica regular se traducirá en un mayor descanso por las noches, así como un aumento del estado de ánimo. No hace falta que sea de elevada intensidad, sino que lo recomendable es ir combinando distintas modalidades.
bol-frutas-acai-00502563

Una vez construida 'la base' es momento de añadir algunos extra para que el proceso de recuperación sea más efectivo. Aquí entran los remedios caseros y, en particular, las plantas medicinales. Gracias a ellas conseguirás una mayor vitalidad. Existe una para cada tipo de necesidad, solo es cuestión de descubrir lo que más conviene a tu cuerpo. Acudir a un profesional siempre es muy recomendable.

Las plantas medicinales más populares para combatir el cansancio

No todas tienen las mismas características: cada una de ellas dispone de unas particularidades distintas. Descubrir sus aplicaciones es importante para potenciar sus beneficios y hacer que funcionen en nuestro organismo.

Ginseng, para la fatiga

Diversos estudios han situado al ginseng como una planta ideal para casos de fatiga y sensación de debilidad. Y tanto es así que su consumo es habitual entre los deportistas. Es un suplemento natural que ayuda a mejorar la función cardiorrespiratoria, así como a estimular la síntesis de proteína. También retarda la aparición de fatiga. Ahora bien, no debe ser consumida por personas que padecen de arritmias cardias, ansiedad o nerviosismo.

Ginseng

Eleuthero, contra el estrés

¿Una época intensa de trabajo, de exámenes o de altibajos emocionales? Una buena solución es el Eleuthero (Eleutherococcus senticosus) o ginseng siberiano, una raíz que se caracteriza por ayudar a combatir el estrés y el agotamiento mental. Incluso se puede tomar junto con el ginseng, ya que existen preparados que combinan ambos.

Guaraná, un estimulante natural

Esta planta medicinal se caracteriza por contener cafeína en su semilla y provocar una estimulación general de todo el organismo. Pero, aunque sea rica en alcaloides, un estimulante natural, se considera libre del efecto adictivo del café. Su efecto es casi inmediato, lo que se convierte en el remedio ideal para personas que requieren de un chute de energía instantáneo. No debe tomarse en caso de padecer hipertensión.

Nuez de cola, contra el cansancio

Un gran estimulante es la nuez de cola, ya que contienen tanta cafeína como el café. Es un remedio natural perfecto para combatir el cansancio. Su funcionamiento es muy parecido al de la guaraná y se puede consumir en cápsulas, con agua o zumo. Ahora bien, no se recomienda a las personas que toman antidepresivos o ansiolíticos.

Nuez de cola de caballo

Cáscara de cacao, para reducir la fatiga

El cacao se caracteriza por ser una buena fuente de magnesio, grasas insaturadas y vitaminas. Y lo mejor de todo es que contiene teobromina, una sustancia que ayuda a reducir la fatiga, pero que es menos excitante que la cafeína. Es muy útil para tratar el cansancio, la debilidad e incluso los calambres.

Rhodiola, contra el agotamiento y el estrés

Algunos lo consideran como el remedio estrella para combatir el agotamiento. Pero sus beneficios no se acaban aquí, ya que varios estudios han demostrado que también ayuda a adaptarse al estrés emocional y aumentar la resistencia física y mental. Concretamente, se le atribuyen propiedades adaptógenas, estimulantes, defatigantes, inmunoestimulantes, antidepresivas y antioxidantes. ¡Todo en uno!

Romero, frente al cansancio físico y mental

Se trata de un estimulante un poco más suave, pero que también ayuda a hacer frente al cansancio físico y mental. Muy mediterráneo, consigue estimular el sistema nervioso central e infundir cierta euforia para combatir la debilidad y la fatiga. Lo más habitual es tomarlo en infusión, pero también existen en tintura alcohólica.

Romero

Despídete de la cafeína

La cafeína es uno de los estimulantes más habituales, la cual se encuentra presente principalmente en el café y el té. Aporta energía instantánea y reduce la fatiga y el cansancio, pero un excesivo consumo puede producir consecuencias negativas a largo plazo, entre ellas, una cierta adicción, aumento de la tensión arterial y provocar insomnio.

Cafeína

Acude al herbolario para descubrir remedios naturales que pueden producirte los mismos efectos, o incluso más, que produce la cafeína en tu organismo. Anímate a probar las plantas medicinales y verás como sus resultados te sorprenden. Solo es cuestión de probarlas y dejarse aconsejar.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?