AL DESCUBIERTO

Todo, todo, todo... sobre el microcemento

¿Sabías que el microcemento puede rayarse? Tranquilo. Tenemos buenas noticias: también puede restaurarse. Aquí te descubrimos estas y otras interioridades de un material por el que no pasan los años ni las modas

Salón de casa con grandes ventanales y vigas de madera_ 00466909b

El microcemento está de moda. O mejor dicho, sigue de moda. Porque ya son muchos los años que este material lleva regalando superficies continuas. Pero, ¿de qué hablamos cuando hablamos de microcemento?

¿Qué es el microcemento?

"Microcemento es, en realidad, una marca registrada de Topcret que acabó convirtiéndose en genérico. Y ahora es un nombre propio para designar el material resultante de combinar cemento y resinas, que son las que le dan su flexibilidad", explica Lola Blanco, de la empresa Topcret.

Sin embargo, desde Topcret advierten que es importante no confundir el microcemento con el cemento y su dureza. "El microcemento es un material que ofrece una respuesta frente al impacto y al rayado como la madera, es decir, se marca si le cae un objeto de peso y se raya". En este sentido, se puede decir que es un material delicado.

Baño en microcemento con lavamanos doble

Precisamente para superar estos dos handicaps, hace tres años Topcret lanzó BaxaB, un microcemento de alta tecnología. "Su principal característica frente al resto de microcementos del mercado es su dureza y resistencia al impacto y rayado. Su respuesta es la de un cerámico. De ahí que sea la única superficie continua y sin juntas con esta dureza y resistencia", sostiene Lola.

El microcemento se puede restaurar y pulir de manera periódica, como si fuera un parquet natural, y se deja como nuevo. Además, este proceso es muy rápido y, en el caso de Topcret, solo cuesta 8 €/m2

Características y prestaciones

Superficies continuas

Es la principal ventaja de este material respecto a otros materiales. Elimina las juntas, con la facilidad de mantenerlo que esto significa, y al crear espacios continuos otorga sensación de amplitud.

Grosor mínimo

A diferencia de otros materiales, su grosor es de tan solo 2 mm. Esto permite aplicarlo sin necesidad de rebajar puertas y, además, se nivela fácilmente en los encuentros con otros materiales. De hecho, a menor grosor mayor es su resistencia. "El objetivo al aplicar el microcemento es que la capa sea lo más fina posible, porque a mayor grosor, mayor riesgo de que aparezcan grietas en el material", afirma Lola.

Cocina de casa de campo con office_ 00343420b

Ideal para reformas

Al ser un material hiperflexible, presenta una gran adherencia sobre prácticamente todas las superficies, de ahí que sea una opción perfecta para reformas, porque puede aplicarse sobre el material existente sin necesidad de arrancarlo. El único material contraindicado es el parquet. "No es un problema de adherencia con la madera, sino de la movilidad del parquet, que acabaría provocando fisuras en el microcemento", sostiene Lola.

Acabados: aguas y brillos

Existen básicamente dos acabados: liso y rústico. El liso puede ser mate, satinado o brillante, siendo el satinado el más habitual y recomendado, "porque es el que refleja más la belleza del material. Presenta un brillo sedoso y tenue, que varía según la incidencia de la luz", explica Lola Blanco, de Topcret. El acabado rústico, por su parte, al ser más rugoso, queda muy bien en casas rurales, masías...

Salón en blanco con amplia tertúlia y microcemento

Amplia paleta de colores

Desde Topcret trabajan con 37 colores, pero cada marca y empresa de microcemento ofrece una paleta diferente. En el caso de Topcret, además, pueden hacer cualquier color de cualquier carta de color del mundo siempre y cuando sea para una superficie mínima de 150 m2.

Una de las últimas novedades de esta firma son sus seis colores metalizados: bronce, cobre, latón, aluminio, zinc y corten, que imita el óxido de hierro. Para lograrlos, se mezcla en la masa polvo de cada metal.

Un acabado único

El microcemento se aplica manualmente a llana, lo que hace que en cada trabajo la textura de la superficie sea irrepetible y única, presentando más o menos aguas. Para una mayor durabilidad, desde Topcret utilizan un mallado de fibra de vidrio en todas las aplicaciones en suelos que le da fuerza y cohesión, y minimiza el riesgo de fisuras provenientes de la base.

Indicado para interiores y exteriores

El microcemento puede aplicarse tanto en el interior como en el exterior, pero desde Topcret recomiendan instalar en el exterior el BaxaB, "porque es mucho más resistente. En el exterior es fácil que haya piedrecitas que van a rayar el suelo, o si hay niños, pueden corretear con el patinete...", opina Lola. Lo mismo ocurre en la encimera y el suelo de la cocina. "Hasta ahora, para darle más dureza, aplicábamos al microcemento una capa de blindaje superficial. Pero con el BaxaB esto ya no es necesario".

Porche con suelo de microcemento_ 00461764b

Cuánto se tarda en aplicar el microcemento

Al ser totalmente artesanal, la aplicación del microcemento es laboriosa. "Se aplican un total de ocho capas, y cada capa necesita de unos tiempos de secado diferentes. De ahí que el tiempo mínimo de aplicación sea de unos tres días, independientemente de la superficie a cubrir. Lo que condiciona no son los metros a cubrir, porque si son más, destinas más operarios, sino los tiempos de secado de cada capa, que deben respetarse para que el acabado sea óptimo", explica Lola.

Precios del microcemento

El microcemento de Topcret cuesta unos 70 €/m2 instalado para superficies entre 20 y 30 m2. Y el microcemento de BaxaB, 90 €/m2. ¿Esto quiere decir que si quieres instalar este material en un baño de 5 m2 no puedes? "Se puede aplicar a partir de cualquier metraje, pero si la superficie es menor de 20 m2, se facturará igualmente por los 20 m2", aclara Lola Blanco, de Topcret.

Y ahora, ¿te gustaría ver con qué materiales queda perfecto el microcemento? Aquí lo encontrarás.

Relacionado con este artículo