CLAVEL DIANTHUS PINK KISSES

Sus pétalos son como un beso estampado en papel. Elegirlo para el balcón o la terraza es un éxito asegurado

CLAVEL DIANTHUS PINK KISSES

CLAVEL DIANTHUS PINK KISSES

Nombre científico: Dianthus pink kisses

Nombre común: Clavel pink kisses

Tamaño: De 20 a 40 cm

Nivel de dificultad: Bajo

RIEGO

Frecuente

LUZ

A pleno sol

Si quieres dejarte sorprender por una variedad de clavel muy alegre y diferente, elige esta variedad perenne en formato mini y originario de la cuenca mediterránea.

Sus matas no suelen adquirir mucha altura y sus hojas son lineales, de verde grisáceo. Además de ser muy fáciles de cuidar, resultan muy decorativos por su intenso color y por desprender una agradable fragancia.

Es de los primeros en dar flores, que son vibrantes y muy resistentes. Su peculiaridad son el degradado de su color rosa y fucsia. Esta combinación de tonos sube el ánimo solo con verla. Si desayunas en la terraza, pon tus dianthus pink kisses cerca, donde puedas contemplarlos y recrearte.

 

CONSEJOS PARA CUIDAR EL CLAVEL  DIANTHUS PINK KISSES

 

  • Una de las claves para que se desarrolle fuerte es usar una tierra con buen drenaje, ya que el encharcamiento es su peor enemigo. Otra máxima: riega con muchísima prudencia. Si te gusta estar todo el día con la regadera arriba y abajo, esta planta no es para ti.
  • Sitúalo a pleno sol, pero en zonas muy calurosas dale un respiro y ponlo mejor en semisombra.
  • A esta variedad de clavel le gustan las macetas pequeñas. Y es perfecta para colocarla en un alféizar soleado.
  • En primavera y verano, abona una vez a la semana para asegurarte un buen ramillete de flores y, cuando hayan cumplido un año, pinza los tallos para que se ramifiquen y den muchas más flores.
  • Elimina las flores según se vayan marchitando y ayudarás a que reflorezca continuamente durante muchos años.

 

EL CLAVEL  DIANTHUS PINK KISSES EN LA DECORACIÓN

 

  • Búscale plantas amigas de otros colores y juega con el contraste: sitúalos al lado de lovelias u otras plantas de tonalidades azules intensas. O junto a nemesias y otras variedades de delicados tonos blancos y crudos.
  • Al ser una planta rústica, quedan geniales con cubremacetas o cestas de mimbre.
  • Corta algunas flores y coloca de 2 a 3 en jarrones de cerámica. Sitúalos en cualquier rincón de la casa que quieras alegrar de forma sencilla y natural.

 

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?