BOCA DE DRAGÓN

Desde el blanco hasta el morado, sus alargados ramilletes de flores aportan alegría y elegancia a tu exterior. ¡Y son comestibles!

BOCA DE DRAGÓN

BOCA DE DRAGÓN

Nombre científico: Antirrhinum majus

Nombre común: Boca de dragón, dragonaria, conejitos, antirrinos, boca de león

Tamaño: 10-20 cm. También hay variedades altas de 40 cm a 1,20 m

Nivel de dificultad: Bajo

RIEGO

Regular

LUZ

A pleno sol

Es una planta mediterránea muy decorativa porque sus flores se desarrollan en racimos y de forma tubular. Eso sí, tendrás que esperar a finales de primavera y principios de verano para disfrutarlas.

El nombre científico significa “como una nariz” y hace referencia a su forma. También se le llama boca de dragón porque al apretar la flor por los dos lados se abre como una boca.

Existen más de 40 variedades: dragonarias de tallos enanos, otras intermedias y unas de flores altas que destacan desde lejos en el jardín.

Si tienes alma de jardinero, no te pierdas las variedades que combinan dos colores, en algunos casos con la base de los pétalos más oscuros y la parte final clara.

Al ser una planta bianual (lo que significa que crece vegetativamente el primer año y el segundo florece), en muchas ocasiones tendrás que sustituirla cada año.

CONSEJOS PARA CUIDAR la dragonaria

 

  • En verano los riegos tienen que ser frecuentes, pero no abundantes. 
  • Sitúala en zonas muy soleadas y con temperaturas altas.
  • Recorta el tallo superior y los brotes laterales largos para estimular el crecimiento de más flores.
  • A las variedades altas, es aconsejable ayudarlas con una guía o estaca para que se mantengan en posición vertical. 
  • Riega cerca de la corona de la planta, pero evita mojar las flores: podrían marchitarse rápidamente.

La dragonaria EN LA DECORACIÓN

 

  • Coloca juntas dragonarias alineadas por color y crearás una muralla natural muy efectista.
  • Como los tallos son erguidos y largos, puedes cortarlos y crear arreglos espectaculares para situar en la entrada, el dormitorio o el salón.
  • La combinación de flores blancas con rosas crea ambientes amables y delicados. ¡Y rejuvenece un mueble antiguo o poco estiloso!

 

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?