Plantas

Lavanda: cuidados de esta planta aromática con propiedades calmantes y que reduce el estrés

El aroma de la lavanda es inconfundible. Si aún no tienes en casa una lavanda, ¡es hora de apostar por ella! Descubre todos los beneficios y propiedades de esta planta tan aromática y relajante.

flores-secas-lavanda-00508677

La lavanda es una de las plantas más empleadas en casa todo el año. No solo se trata de una planta perfecta para ahuyentar a los mosquitos en verano, sino que, además, la lavanda posee unos efectos calmantes increíbles para la mente y el cuerpo. La flor de lavanda ayuda a aliviar tanto el estrés como la ansiedad. También posee propiedades beneficiosas para la piel: tonifica, equilibra y ayuda a eliminar las bacterias.

aceites esenciales lavanda 00448349 O

Sin duda, la lavanda cuenta con multitud de propiedades que podemos incorporar en nuestro día a día. Si aún no tienes una lavanda en maceta en casa, estás a tiempo de hacerte con una. Descubre aquí todas las bondades de contar con una lavanda en casa y cómo puede ayudar a tu cuerpo y mente.

¿Qué efectos tiene la lavanda?

La lavanda es una de las plantas joya. Se trata de una planta que se ha utilizado desde hace siglos para aromatizar aceites y jabones. Hoy en día, los efectos de la lavanda son muchos. Las flores de la lavanda cuentan con bastantes virtudes, entre las que destacan su poder calmante, y su ayuda a disminuir problemas respiratorios y hasta musculares.

Por este motivo, y debido al auge de la aromaterapia, la lavanda se ha convertido en una de las plantas más empleadas. Su inconfundible aroma es usado en aceites esenciales o incluso para perfumar armarios y cajones con flores de lavanda secas.

¿Cómo se puede usar en casa la lavanda?

Como te hemos comentado, la lavanda se puede aprovechar a través de aceites esenciales aplicados en la piel o inhalándolos a través de los populares difusores de aromas. Esta última opción es la más conocida y a la que muchos se han vuelto a adictos por su comodidad y efectividad. Además de ayudar a relajarte, la lavanda aporta un aroma muy especial y cálido a cualquier estancia.

¿Qué hace la lavanda en la piel?

En cuanto a la piel, la lavanda también cuenta con numerosos beneficios, ya que puede actuar casi como un tónico hidratante y antiinflamatorio. Gracias a sus propiedades, la lavanda ayuda a cuidar la piel de una forma sana y natural, garantizando que esté radiante e hidratada. Se puede aplicar en la rutina diaria sin ningún problema, incluso en pieles más sensibles.

¿Cómo utilizar la lavanda para aromatizar?

Podemos emplear aceites esenciales de lavanda ya elaborados o hacerlos nosotros mismos. Si te animas a hacer tu propia esencia de lavanda necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 80 ml de agua destilada.
  • 20 ml de alcohol.
  • 15 gotas de aceite de lavanda.

Mezcla todo en un pequeño frasco, y añade a tu difusor de aroma. También puedes aprovechar esta mezcla a modo de vaporizador para aromatizar las cortinas, la ropa de cama…

lavanda 00368837

¿Qué se puede hacer con flores de lavandas secas?

Una de las maneras de usar las lavandas secas es a través de saquitos para aromatizar, por ejemplo, la ropa del armario. Si quieres puedes aprovechar la lavanda en maceta y recolectar algunas flores. Para ello, te recomendamos hacerlo entre mediados y finales de julio, cuando se ha producido la floración de la lavanda. Una vez tengas las flores, forma ramilletes y átalos con un hilo. Cuelga boca abajo en una habitación bien ventilada, pero sin corrientes de aire y sin exposición solar. Se trata del mismo proceso que se hace cuando queremos secar, por ejemplo, un ramo de flores.

La lavanda se secará al cabo de 1 o 2 semanas, y entonces ya podrás emplearla a modo de saquitos para aromatizar cajones, o el armario completo.

Lavanda: cuidados, riego y poda

Si te decides a tener una lavanda natural en casa, ya te avisamos que no necesita de muchos cuidados. Es una planta fácil de cultivar, y apta incluso para principiantes. Por si te animas a contar con lavandas en casa, te damos algunos consejos sobre su cuidado. ¡Toma nota!

Tipos de lavanda

Aunque no lo creas hay diferentes tipos de lavanda. Te enseñamos algunas de las más conocidas para que puedas elegir tu lavanda favorita:

  • Lavanda común. Es la lavanda más popular. Su floración se produce a principios de verano y dota a la planta de unas flores en color morado. Cuenta con un perfume muy agradable, y tiene grandes propiedades medicinales.
  • Lavanda angustifoli. Es un tipo de lavanda que se cultiva normalmente en Europa, concretamente en Italia y Francia. Se trata de una planta que destaca por una coloración verde-grisácea. Se utiliza, sobre todo, para condimentar comidas.
  • Lavanda dentata. Es un tipo de lavanda originaria del mediterráneo. Se trata de un tipo de lavanda que destaca por sus hojas verdes, y sus flores en espiga de color malva.
  • Lavanda latifolia. Se trata de una variedad de origen español. Al contrario que otros tipos de lavandas, esta desprende un aroma un tanto desagradable. Sus hojas pueden llegar a medir hasta los diez centímetros y presenta flores agrupadas en espigas.
  • Lavanda lanata. Este tipo de lavanda, de hojas recubiertas, es propia de los climas de montaña. La lavanda lanata es de origen español, y puede encontrarse en muchas provincias de Andalucía.

¿Dónde plantar la lavanda?

Lo más adecuado es plantar la lavanda en el exterior. Y es que este tipo de plantas de hoja perenne, necesitan muy buena luz (una media de 6 horas de sol), y bastante ventilación.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de plantar la lavanda es que la tierra deben drenar bien, es decir que no se encharque. Y, por supuesto, si bajan mucho las temperaturas, intentar colocarla en un lugar seguro en la terraza como puede ser una jardinera, ya que si se congelan las raíces, la lavanda no aguantará mucho tiempo en buen estado.

¿Puedo plantar la lavanda en una maceta?

¡Por supuesto! Puedes disfrutar de su presencia y su aroma dentro de casa en una maceta, pero debes tener en cuenta lo siguiente:

  1. La maceta debe tener entre 30 y 40 centímetros de diámetro.
  2. La maceta debe ser de cerámica o terracota, sin pintar ni esmaltar.
  3. La maceta debe tener agujeros en la parte inferior para garantizar un buen drenaje.

¿Cada cuánto hay que regar la lavanda?

Aunque sea una planta resistente, no te olvides de regarla. En verano, lo mejor es regar la lavanda una vez por semana. Eso sí, siempre que la tierra esté seca para no encharcar las raíces. En cambio, durante los meses de frío puedes espaciar el riego para evitar que las raíces cojan humedad.

Un consejo: cuando riegues la lavanda, evita mojar las ramas y las flores para que no se creen hongos.

¿Cómo podar la lavanda?

Si tienes lavanda en casa y quieres hacer un ramo, cortar los tallos y sus flores no significa podar la planta. Para hacerlo correctamente debes esperar la llegada de la primavera o del otoño, justo antes de su floración.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?