PLANTAS Y FLORES

Crisantemos: cuidados de esta elegante flor y todos sus significados

Los crisantemos son muy conocidos por todo el mundo y suelen elegirse para decorar los ramos gracias a su variedad de colores y significados. Hoy te contamos cómo cuidar de estas flores tan bellas y evitar una posible la aparición de plagas

Crisantemos 378376

Los crisantemos florecen en otoño y tienen una gran capacidad decorativa. Conocida también como "flor de los muertos", los crisantemos destacan por su belleza, y son muy populares en otoño e invierno.

Los crisantemos pertenecen a la familia de las Asteráceas o Compuestas y se pueden encontrar en gran variedad de colores y formas, ya que las hojas varían de formas lobuladas, dentadas hasta rugosas. Actualmente cuenta con unas 30 especies, todas procedentes de Asia, como el crisantemo japonés, o del nordeste de Europa. En España seguramente lo conoces porque se asocia con la festividad del Día de Todos los Santos.

Historia de los crisantemos

Los crisantemos son unas de las pocas flores que tienen una historia detrás. Empezaron a popularizarse en la China para decorar antes del 1500 a.C, ya que se creían que estaban divinizadas, y llevan ya más de 3000 años cultivándose en Asia tanto por su belleza como sus propiedades medicinales. Asimismo, se convirtieron en un icono para todo el territorio, e incluso una ciudad China llamada Ju-Xian adquirió el nombre de "la ciudad del crisantemo".

Más tarde, la flor fue introducida en Japón hacia el siglo VIII. Al contrario de lo que se cree, el círculo de la bandera japonesa no es una simple circunferencia, sino que en realidad es un crisantemo sin pétalos. En Japón, esta flor ha llegado a convertirse en todo un símbolo nacional, y también en la imagen de la familia imperial.

crisantemo

¿Qué simbolizan los crisantemos?

Desde hace mucho tiempo las flores han ido adquiriendo un significado simbólico, y cada una de ellas representa alguna emoción o sentimiento en concreto. Según el lenguaje floral, el crisantemo significa elegancia, alegría y perfección y, por supuesto, se asocia también con el amor y a la belleza. Además, ¡es la flor del mes de noviembre!

Significados de la flor del crisantemo

Sin embargo, el significado del crisantemo depende mucho de su color: el rojo significa amor, el blanco la verdad, el verde energía y vitalidad, el color violeta desea suerte a alguien... Pero en general, los crisantemos se conocen por la alegría que transmiten.

Es por eso que los crisantemos suelen ser una de las mejores flores para ramos, gracias a su variedad de significados a la hora de regalarlos.

¿Cómo se cuidan los crisantemos?

Los crisantemos son unas plantas muy elegantes y bonitas, pero para que los pétalos se abran correctamente, los crisantemos necesitarán recibir unos cuidados especiales, y dedicarles mucha atención y cariño.

El riego

En primer lugar, los crisantemos requieren un riego frecuente, porque cuentan con raíces poco profundas. Por este motivo, debes vigilar en las estaciones más cálidas como el verano, y mantener la tierra húmeda y fresca.

¿Cuántas veces debes regarlos? Fácil: siempre que notes que la tierra se esté secando. Para saberlo, introduce un palo de madera hasta el fondo; si sale mucho sustrato adherido a la madera, significa que la tierra todavía está húmeda. Si sale prácticamente limpio, podrás regar. Serán unas dos o tres veces por semana aproximadamente.

La ubicación

Además, para que sus pétalos se abran, necesitan estar en una zona muy luminosa, pero sin recibir de forma directa la luz solar porque podría quemarse. De este modo, los expertos en jardinería recomiendan situar los crisantemos en terrazas o porches. No obstante, ¡no te olvides de protegerlos del viento!

En cuanto a la temperatura, lo ideal es que estén entre 13º C y 18º C. Si los sitúas en el interior, asegúrate que están en un ambiente fresco y ventilado, ya que se pueden marchitar fácilmente en un ambiente muy cerrado y caluroso.

Crecimiento y abonado

Acuérdate de pinzar las ramas dos o tres veces durante la temporada de crecimiento para fomentar la ramificación y fortalecerla. En cuanto al abono, deberás abonar cada cierto tiempo con abano para plantas con flor o algún abono orgánico, aproximadamente cada 15 días.

¿Cuándo y cómo podar los crisantemos?

Los crisantemos se deben podar para asegurar que en un futuro sigan produciendo más flores. Debes cortar las ramas una vez hayan florecido, dejando aproximadamente unos cuatro centímetros.

Recuerda también ir eliminando aquellas hojas o flores que estén marchitándose o en mal estado. Como ves, ¡no hace falta que seas un experto para cuidarlas como es debido!

¿Cuándo se pueden trasplantar los crisantemos?

La mejor época para trasplantar los crisantemos es cuando la primavera finaliza y aumenta el calor. Haremos un agujero no muy profundo en el lugar donde queramos trasplantarlo y añadiremos abono orgánico.

Como la tierra debe estar bastante húmeda, sacaremos la planta de la maceta y la cubriremos con tierra y abono hasta el nacimiento del tallo.

crisantemos-ikea
Ikea

Cómo eliminar las plagas de los crisantemos

Las plagas y enfermedades del crisantemo son muchas, y por ello los cuidados deben extremarse. Entre las plagas más comunes encontramos la araña roja, que suele crear telarañas alrededor de las hojas e incluso pueden potenciar la aparición de manchas amarillas y marrones por los tallos, que acabaran marchitando la flor. Para evitarlo, pulveriza el follaje y esquiva así su aparición.

Otra plaga muy común son los trips, unos pequeños insectos que adoran los crisantemos. Estas pequeñas pesadillas dejan puntos negros con bordes blanquecinos por las hojas. Para evitar que aparezcan, elimina las malas hierbas.

Por último, vigila con los nemátodos: se propagan con las salpicaduras de agua y acaban succionando la savia de las raíces, debilitando así las plantas. Para este tipo de plaga debes enfrentarte mediante la desinfección de suelos y sustratos.

Cómo decorar con crisantemos

Si eres un apasionado de la decoración con plantas, te gustará saber que existe la variedad de crisantemo azul, conseguida por ingeniería genética recientemente. Haz inspiradores ramilletes con crisantemos blancos, lilas y rosas añadiendo alguna flor azulada. Conseguirás un centro de mesa irrepetible.

Si te gusta el contraste, coloca la planta en un macetero cuadrado, que resaltará la forma perfecta de sus flores esféricas. Aléjalos de gatos, perros y caballos porque contienen sustancias tóxicas para ellos.

Si quieres estar al día de lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?