Limpieza

Kétchup, cerveza, vodka y otros sorprendentes trucos para limpiar las joyas. ¡Lo probamos y te enseñamos el vídeo!

Te enseñamos los mejores trucos para limpiar joyas y bisutería y devolverles el brillo sin gastar mucho dinero, pues estos productos seguro que los tienes en casa

Sigue estos pasos para limpiar tu joyería y bisutería de plata con kétchup o salsa de tomate. ¡Presta atención! 

El Mueble / Irene Reverte

Cómo limpiar joyería de plata con kétchup.
El Mueble / Irene Reverte

Tras muchos usos, o si las joyas no son de buena calidad, es frecuente que se oxiden y pierdan su brillo original. Sin embargo, existen muchos remedios caseros que te ayudarán a limpiar las joyas y recuperar su bonita apariencia. Algunos, de ellos, como el bicarbonato, el limón o el vinagre, son trucos realmente efectivos, aunque hoy queremos hablarte de algunos más desconocidos. 

Lo creas o no, ingredientes y bebidas como el kétchup, el vodka o la cerveza pueden hacer que tus joyas deslustradas vuelvan a ser las mismas. Te contamos el por qué a continuación y también sus respectivos trucos de limpieza. No te despidas de ellas aún y toma nota sobre cómo limpiar y desinfectar todos tus accesorios favoritos.

1. Cómo limpiar joyas con kétchup 

El kétchup limpia y abrillanta las joyas de bronce playa y oro que se hayan oscurecido con el tiempo. ¿Por qué? Porque los ácidos que se encuentran en el tomate hacen que sirva como un potente limpiador y puedan luchar contra el óxido y la suciedad más incrustada en la bisutería. Para limpiar la plata, usa kétchup o salsa de tomate normal y corriente -lo que tengas por casa- y ponte manos a la obra. 

Usa esta querida salsa para recuperar su brillo simplemente llenando un pequeño bol o recipiente con él. A continuación, sumerge el ítem en concreto dentro del bol con agua y salsa de tomate y déjalo dentro entre 5 y 10 minutos.

Un consejo: no lo dejes demasiado tiempo dentro, o el ácido del tomate acabará dañando el material. Antes de secarla y ponértela, usa un cepillo de dientes viejo para frotar bien este condimento por toda la joya y luego aclárala con un paño de microfibra y con agua tibia. Una vez termines, sécala y póntela. ¡Verás qué buen aspecto tiene ahora!

Cómo limpiar joyas con kétchup.

Cómo limpiar joyas con kétchup paso a paso.

Irene Reverte

2. Limpia tu bisutería de cristales con vodka

¿Quieres más trucos? Si no tienes kétchup en casa siempre puedes coger una fuerte bebida alcohólica que también dejará tus joyas como nuevas. Así es: el vodka también es un aliado genial para luchar contra el óxido y deslustre de tu bisutería, especialmente eficaz para librar los diamantes y cristales de suciedad.

Si tienes algunos pendientes que te recuerdan a esta definición, basta con que viertas un poco de vodka en un paño limpio y vayas poco a poco limpiándolos frotando con suavidad. Si quieres ir más rápido siempre puedes meter varios accesorios que reúnan estas características y agitarlos dentro de un vaso de vodka. Ayúdate de un trapo para limpiar las que estén especialmente sucias. Un truco: ya que te pones, aprovecha para limpiar tus gafas: ¡el vodka las dejará relucientes!

3. Cerveza para dejar el oro reluciente

Si lo que buscas es limpiar el oro, no puedes dejar de probar este infalible truco con cerveza: tus joyas de oro quedarán impecables en menos de 10 minutos. Por tanto, vierte un poco de cerveza -si es barata, mejor- en un paño limpio y frota suavemente con él tu bisutería para devolver la vida a tu oro. Asegúrate de que no usas una cerveza negra ni de que tus joyas no llevan diamantes, cristales u otras piedras preciosas, pues podrías estropearlas. 

4. Tus joyas con piedras preciosas, mejor con agua con gas

Si tienes alguna muy buena joya que tiene alguna piedra preciosa, límpialas mejor con la clásica agua mineral con gas o si no con gaseosa. Conseguirás limpiarlas, pero a la vez, protegerlas. Deja tus piezas sumergidas toda la noche en un vaso con este tipo de bebida carbonatada, al día siguiente sácalas y sécalas, ¡y voilá! Estarán mucho más limpias y relucientes.

Cómo limpiar joyas.

Mujer limpiando joyas. 

Adobe Stock

5. Limpiacristales para joyas de metal

Si tienes alguna pulsera o brazalete de metal, límpialo con el típico limpiacristales que utilizas para las ventanas. Si es en spray, rocíalo sobre la pieza metálica de joyería de forma abundante y frota bien con un cepillo de dientes viejo. Si tienes joyas con piedras preciosas duras, como los rubíes, también puedes limpiarlas de este modo. Por último, sécalas con un paño limpio ¡y ya estarán listas para acompañar tus conjuntos! También puedes dejarlas en remojo unas cuantas horas junto a este producto y luego frotar.

6. Pasta de dientes como limpiador multiusos

Si estás buscando un método que sea más "multiusos", la pasta de dientes es el truco definitivo para ti: puedes usarla para limpiar la suciedad de todas tus joyas -menos de las de perlas-. Por tanto, pon un poco de pasta de dientes en un cepillo viejo y frota tus piezas de plata, oro y piedras preciosas sin brillo. Cuando termines, sécalas con un paño mojado con agua tibia y luego con otro seco. Y ya estaría.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?