¡Toma nota!

Cómo limpiar el oro: trucos caseros para devolver (de forma fácil y sencilla) ese aspecto brillante que tenía

¿Sabes cómo limpiar en casa el oro y evitar que se queda negro? Toma nota de estos remedios caseros y deja tus objetos de oro como nuevos

Marco de oro

Seguro que tienes en casa algún objeto de oro, ya sea un elemento decorativo, como un marco de fotos, de menaje, como bandejas o cubiertos, o de joyería, como pendientes y collares. Has de tener en cuenta que, con el paso del tiempo, tanto si usamos poco esos objetos como si son de uso frecuente, es necesario limpiarlos para mantenerlos brillantes como el primer día. Si quieres utilizar cualquier objeto de oro y no sabes cómo limpiarlo, presta atención a los trucos que te damos. ¡Te serán de gran ayuda!

Cómo limpiar el oro
Karly Jones / Unsplash

Cómo limpiar el oro: tipos y consejos

Si tus objetos de oro han perdido mucho brillo, es probable que necesites llevarlos a un joyero para que realice las labores de limpieza con más precisión. Si no, te recomendamos seguir estos consejos tan fáciles como prácticos para que tus piezas luzcan como nuevas.

Antes de nada, debes conocer el tipo de oro al que te estás enfrentando, pues su cuidado y limpieza variará en función del tipo de oro que sea. ¡Toma nota de los diferentes tipos que hay y descubre cómo limpiarlos!

1. Oro blanco

Si quieres sacar a relucir tu joya u objeto de oro blanco, tienes que tener en cuenta que suele tener una capa de rodio que es lo que dificulta su limpieza cuando queda mate por el uso. Truco casero: para limpiar oro blanco en casa, puedes aplicarle huevo batido con un paño suave sobre toda la superficie. Lo dejas secar y después lo frotas con un paño suave y limpio hasta que consiga su brillo original.

2. Oro rosa

A la hora de limpiar tus objetos de oro rosa nos encontraremos en la misma situación que con el oro amarillo, y es que para recuperar su brillo tendrás que llevarlo a la joyería para que los pulan. En cualquier caso, siempre podrás usar amoniaco disuelto en agua para limpiar este tipo de oro.

3. Oro amarillo

Del mismo modo que con el oro rosa, si deseas limpiar tus objetos de oro amarillo, puedes hacerlo con una bayeta especial o utilizando un paño mojado con agua y un poco de amoniaco. En el caso de que se te hayan rallado, puedes llevarlos a la joyería para que los pulan y recuperen su aspecto original.

Cómo limpiar oro en casa
Anastasia Anastasia / Unsplash

Cómo se le saca brillo al oro: ¡toma nota!

El mantenimiento de tus joyas y objetos de oro es una tarea fácil solo si de verdad estás dispuesta a tomarte un tiempo para limpiarlos regularmente. A continuación, te presentamos varios métodos que son muy efectivos para mantener el brillo original de tus objetos de oro. Mira, mira:

  • Frota tu objeto de oro con pasta de dientes. ¿Parece increíble, no? Pues sí, la pasta dental es una buena aliada para dar brillo al oro. Emplea el cepillo para frotar tu objeto de oro; enjuaga la pieza con agua mineral para evitar el calcio del agua corriente y seca todo con un paño suave.
  • Utiliza bicarbonato de sodio. Diluye una cucharadita de sodio en una taza de agua, y coloca los objetos de oro dentro con una pizca de sal. Deja reposar todo unos minutos y seca tus objetos con un paño suave. ¡Los resultados van a ser asombrosos!
  • Evita el polvo. Una forma fácil de prevenir el deterioro de tus objetos de oro es simplemente evitando que estén en contacto con el polvo, la humedad o con poca luz. Limpia tus piezas de oro con frecuencia, ¡verás que quedarán brillantes por más tiempo!
  • Limpia con agua y jabón. Prepara un balde con una mezcla de agua tibia y jabón diluido e introduce dentro tus objetos de oro. Transcurridos los 15 minutos, frota las piezas con un cepillo de dientes y retira los restos con agua caliente. Sécalos con un paño suave, ¡y verás qué bien les sienta!
  • Otro estupendo limpiador de oro puede ser la mezcla de limón y sal. Sí, sí, como lo lees. Prepara la mezcla y frota los objetos de oro hasta eliminar toda la suciedad.
  • ¿Y limpiar tus objetos de oro con cebolla? ¡Pues también! Haz zumo de cebolla ayudándote de una licuadora y prepara un bol para introducir el resultado. Sumerge tus piezas de oro en el bol y déjalas durante 2 horas. Transcurrido ese tiempo, lava tus piezas con agua y jabón para que el olor desaparezca y ¡tachán! El resultado es increíble.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?