Limpieza

Estos son los errores más comunes que TODOS cometemos al lavar la ropa

¿Utilizas demasiado detergente? ¿Pasas de hacer caso a lo que pone en la etiqueta? Hay detalles que marcan la diferencia y que pueden terminar por estropear tu ropa. Descubre cuáles son y diles adiós para siempre

zona-de-lavado-armario-y-lavadora-00496910

Aunque lleves años y años lavando la ropa, seguro que hay algo que no haces del todo bien. Quizás utilizas más detergente de la cuenta o no usas el programa adecuado según el tipo de prenda. Pero tranquilidad, ¡hay solución! Podrás decir adiós de forma definitiva a estos errores y conseguir que tu ropa no solo dure más, sino que también salga siempre limpia y perfecta de la lavadora. ¡Comenzamos!

1. Quedarse corto o pasarse con el uso del detergente al lavar la ropa

Esto es un error muy habitual, y del que casi todos pecamos. Algunos utilizan demasiado detergente al lavar la ropa, y otros se quedan un poco cortos. Pero entonces, ¿cómo saber cuánto detergente hay que añadir en el cajetín de la lavadora? ¿Cuál es el truco para saber cuánto producto hay que utilizar? La solución es utilizar solo la mitad de la cantidad de detergente que se usa normalmente. Si a pesar de todo vemos que la ropa no sale tan limpia, se puede añadir gradualmente más cantidad de detergente.

Un consejo: si el agua tiene algo más de cal, lo más probable es que necesites un poco más de jabón.

2. Frotar demasiado las manchas antes de lavar la ropa

Con las manchas en la ropa, ¡olvídate de frotarlas! Es un error muy común a la hora de quitar las manchas de la ropa. Sin embargo, lo único que conseguimos es extender la mancha y que, además, sea más difícil de eliminar. Cuando la ropa se manche, lo más aconsejable es lavarla al instante. Para manchas muy difíciles, puedes usar un producto especial o algún remedio casero.

2 limpiar-la-goma-de-la-lavadora 0c64570b 674x962

3. No hacer caso a las indicaciones de las etiquetas

Es importante leer con atención las etiquetas de la ropa. Los fabricantes realizan estas etiquetas para que sepamos cómo lavar adecuadamente cada prenda. Si no hacemos caso a lo que indica la etiqueta, lo más probable es que finalmente acabemos estropeando la ropa.

Si además pone en la etiqueta "limpieza en seco", y lavamos la prenda de forma convencional, estaremos cometiendo un grave error. Las piezas que necesitan un lavado en seco, requieren de unos cuidados especiales. Lo más habitual es lavar estas prendas a mano, o con algún spray especial, y posteriormente dejar que se sequen al aire libre.

4. No abrochar las cremalleras

¡Siempre pasa! Y quien diga lo contrario, miente. Es así. Esto es uno de los malos hábitos que se cometen a la hora de lavar la ropa. Cuesta interiorizar que hay que abrochar siempre las prendas con cremalleras, ya que pueden desgastar la ropa y estropear las prendas más delicadas.

5. Abrochar las camisas al lavarlas

Si antes te decíamos que había que abrochar las prendas con cremalleras, si llevan botones, mejor no. Sobre todo si son camisas con botones, es importante no abrocharlas. Este pequeño gesto ayuda a proteger los hilos de los botones para que no se aflojen durante el lavado.

zona-de-lavado-armario-y-lavadora-00496910

6. No limpiar la lavadora

Para que la ropa quede impecable también debemos cuidar la limpieza de la lavadora. Existen productos específicos para limpiar la lavadora que encontrarás en droguerías u optar por remedios naturales tan efectivos como el vinagre.

7. No clasificar la ropa por tipos de tejido

Seguro que separas la ropa por colores, categorías… Pero, ¿y por tejidos? Pues sí, es otro de los errores muy habituales. No solemos separar la ropa por el tipo de tejido en el que están confeccionadas. Cuando comiences a hacerlo, notarás como la ropa se estropea menos. Lava pantalones por separado, blusas finas, jerséis… ¡Y notarás la diferencia!

secadora-o-tendedero-electrico-00461055 O

8. Dejar las pelusas en la secadora casi de por vida

¿Te has planteado quitar las pelusas de la secadora? La acumulación de pelusas en la secadora puede suponer un riesgo de incendio. Para eliminar estas pelusas que se quedan en la secadora, retira la rejilla o el filtro, y límpialo. También te aconsejamos revisar el conducto de la secadora, ya que se puede obstruir debido a las pelusas.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?