ORDEN, LIMPIEZA Y AHORRO

Cómo limpiar la olla a presión y dejarla como nueva

Las manchas pueden permanecer en tu olla a presión si no sigues una limpieza específica. Para obtener los mejores resultados, sigue leyendo estos consejos de limpieza

Cómo limpiar una olla a presión.

Una olla a presión puede aguantar casi todo lo que le eches, pero eso no la hace indestructible. Igual que con cualquier otro utensilio de cocina, la olla a presión debe limpiarse con regularidad para eliminar los restos de comida más resistentes y eliminar olores.

Limpiar de la olla a presión es indispensable para su mantenimiento y durabilidad. Como no son precisamente baratas, es importante limpiarlas correctamente para que duren como nuevas más tiempo. Si quieres saber cómo limpiar una olla a presión paso a paso, no te preocupes, te contamos todos los secretos a continuación.

Cómo limpiar correctamente una olla a presión

Limpiar la olla por dentro y por fuera, así como la tapa y las piezas extraíbles, forma parte de la limpieza rutinaria que debes realizar a este aparato. Sin embargo, si ves que las cosas empiezan a funcionar mal, puede ser que haya llegado el momento de revisar piezas más pequeñas bajo la tapa y limpiar a fondo algunas zonas olvidadas.

Los mejores productos para limpiar la olla a presión

Para la limpieza de la olla a presión es crucial no usar productos químicos o abrasivos, igual que al limpiar las sartenes, porque perjudicarían su estado. Eso es debido a que la olla a presión suele venir con una capa esmaltada en la parte exterior que se deteriora al utilizar estos productos. Por eso es mucho más recomendable usar remedios naturales que sean suaves y poco agresivos, como por ejemplo:

Antes de nada, empieza por desmontar todas las piezas de la olla: por un lado, la válvula. Esta se compone de una chimenea y una pesa (o rotor). Para desmontarlo, desenrosca la tuerca y la arandela que sujetan ambas piezas y, ejerciendo presión en el tornillo, conseguirás sacar la pesa.

Cómo limpiar una olla a presión.

Cómo limpiar la tapa de la olla a presión

La tapa es uno de los elementos más delicados y difíciles de limpiar de la olla a presión. La mayoría de tapas no deben introducirse nunca en el lavavajillas, a menos que el fabricante indique que se puede. Antes de lavar la tapa, debes retirar todas las piezas desmontables de la misma.

Cada uno de estos componentes, una vez desmontados, deben lavarse por separado empleando agua caliente o tibia con jabón. Asimismo, lavarás la tapa de la olla a presión con un trapo o bayeta de microfibras mojado (con jabón). Por cierto, nunca la metas debajo del agua, porque puede afectar al mecanismo, igual que podría pasar si la metes en el lavavajillas.

Después, aclara con otro trapo o bayeta, esta vez seco, y, finalmente, seca con otro trapo o bayeta completamente secos. No te olvides de fregar a conciencia la goma de la olla: esta sí que se puede introducir bajo el agua, siempre asegurándote después de que queda bien seca.

Cómo limpiar la olla a presión por dentro

El cuerpo de la olla a presión es la parte que más se suele ensuciar, ya que en el fondo de la olla suelen quedarse restos de comida pegados o quemaduras de algún accidente cocinando. El cuerpo de la olla puede lavarse en el lavavajillas, aunque es recomendable hacerlo a mano o al menos pasar un estropajo antes de introducirlo.

Con agua y jabón, frota con una esponja (siempre por la parte suave para no rallar) y después aclara con agua. Luego, sécala con un trapo o bayeta. Repite este paso tantas veces como haga falta, hasta que al enjuagar no quede rastro de suciedad o quemazón.

Cómo limpiar una olla a presión.

El truco del vinagre para limpiar una olla quemada

Si tu olla a presión tiene partes negras en el fondo, significa que está quemada debido a algún despiste cocinando. Para eliminar estas quemaduras, solamente tendrás que echar vinagre de limpiezadentro de la olla hasta que cubra el fondo, y luego ponerla a hervir. Una vez hayas terminado, deja enfriar la olla y limpia el fondo. ¡Te darás cuenta de lo sencillo que resulta ahora despegar esa capa negra!

Vinagre y bicarbonato para limpiar una olla a presión

Para quitar esas quemaduras en el interior de la olla, también puedes usar vinagre blanco y bicarbonato de sodio. ¡El resultado es muy efectivo!

  1. Disuelve bicarbonato de sodio en un bol con vinagre. A continuación, remueve hasta obtener una pasta.
  2. Extiende la mezcla por la base y las paredes de la olla. Deja reposar entre 10 y 20 minutos.
  3. Luego, moja una esponja con vinagre y frota bien el interior de la olla. ¡Repite la operación las veces que haga falta!
Cómo limpiar la olla a presión.
Pinterest

Cómo limpiar la válvula de la olla a presión

¿Recuerdas cuando fue la última vez que lavaste correctamente la válvula de la olla a presión? Para una limpieza a fondo de la olla, es necesario retirar todo el mecanismo del conjunto de la válvula y desmontarlo.

Una vez desmontada, utiliza un cepillo suave para limpiar todas las partes de la válvula. El agua no debe quedar atrapada en ninguna parte del mango de la tapa ni dentro de la válvula. Luego deja que todos los componentes se sequen, asegurándote de que no quede ni una sola gota de agua.

¡Cuidado! Si notas que la válvula de la olla a presión no funciona correctamente, usa un palillo de madera para intentar desatascarla suavemente.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?