Limpieza

Cómo recuperar el blanco de tus cortinas, sea cual sea su tejido

Aunque no lo parezca, las cortinas de tu casa no están tan blancas como crees: la polución, los humos de la cocina, el tabaco y el polvo hacen que cojan un tono parduzco poco bonito. Con estos consejos recuperarán su blancura

00500453 Dormitorio con cabecero  y banco de madera clara

Normalmente lavar las cortinas es una de las tareas del hogar que hacemos de vez en cuando, sin embargo, no dejan de acumular mucha suciedad y polvo.

Es habitual tener miedo a limpiar las cortinas blancas debido a la delicadeza de su color y tejido. Pero no te preocupes: con esta sencilla guía sobre cómo lavar las cortinas blancas y unos consejos básicos para su mantenimiento lograrás que recuperen su esplendor.

Cómo lavar a mano unas cortinas blancas

Aunque la mayoría de cortinas pueden introducirse en la lavadora, si no estás muy segura, lávalas a mano. Para hacerlo, colócate en una bañera amplia y espaciosa, para que la tarea sea mucho más cómoda y se haga más llevadera. Sea cual sea el tejidos de tus cortinas blancas, emplea un jabón poco corrosivo para proteger el color intacto. Además, deben lavarse con agua fría, nunca caliente, pues son telas delicadas que pueden estropearse con las altas temperaturas. Te explicamos cómo se hace paso a paso:

00503932
  • Paso 1. Coloca las cortinas blancas dentro de una mezcla con agua templada (más bien tirando a fría) y jabón o detergente neutro. Deja en remojo durante dos o tres horas para que la mezcla haga su efecto.
  • Paso 2. Retira el agua, y en la misma bañera (o el mismo barreño si no tienes bañera), echa agua jabonosa y un poco de suavizante. De esta manera, las cortinas quedarán mucho más suaves y manejables.
  • Paso 3. Acláralas con abundante agua e intenta escurrirlas lo mejor que puedas, pero sin arrugarlas demasiado.
  • Paso 4. Una vez hayas terminado, cuélgalas al aire libre para que se sequen evitando que la luz del sol dé directamente sobre las cortinas.
  • Paso 5. La técnica correcta para colgarlas es extendiéndolas por completo. Así no cogerán humedades ni moho, ni se generarán arrugas indeseadas.

Cómo lavar las cortinas blancas en la lavadora

Para no dañar las cortinas blancas en la lavadora, es importante prestar atención a los productos que vas a utilizar, así como al programa de lavado. Las cortinas blancas se pueden lavar a 40°. Mira cómo es el paso a paso:

  • Paso 1. Utiliza un programa de lavado que sea para ropa delicada, usando agua fría y un centrifugado corto. De esta manera, las cortinas estarán mucho más protegidas y evitarás las arrugas.
  • Paso 2. Una vez termine el programa, cuélgalas cuanto antes al aire libre, evitando, como hemos dicho anteriormente, la luz solar directa sobre el tejido y las altas temperaturas.
  • Paso 3. Si usas la secadora, escoge un ciclo de temperatura baja a un tiempo medio. Erradicarás la humedad por completo, aun así es recomendable colgarlas al aire libre igualmente una vez hayas terminado con la secadora.
Cama con dosel blanco 00487040

Cama con dosel blanco 00487040

Cama con dosel

Cómo lavar las cortinas blancas según el tejido

1. Cortinas blancas de poliéster

Este tipo de cortina debes dejarla en remojo con agua con un jabón para prendas delicadas. Déjalas entre 30 y 40 minutos aproximadamente y realiza un cambio de agua cada 20 minutos. Acláralas, intenta escurrirlas un poco y sécalas al aire libre, pero no las expongas a la luz solar directa. Evita meterlas en la secadora.

2. Cortinas blancas de terciopelo

Este tipo de tejido es bastante delicado, así que usa un trapo de microfibra para limpiarlas en una agua templada, más tirando a caliente. Sobre todo trátalas con sumo cuidado. Si están demasiado sucias, lo más recomendable es que las lleves a una tintorería, debido a lo delicado de este tejido.

3. Cortinas blancas de lino

Aunque este tipo de cortinas también son muy delicadas, pueden lavarse en la lavadora, en un ciclo de lavado corto y a un máximo de 40 °C. Para que no se arruguen tanto, no emplees un programa de centrifugado. Si aun así la suciedad no desaparece, llévalas a una tintorería para que queden limpias y no se estropee el tejido.

4. Cortinas blancas de seda

Este es uno de los tejidos más delicados, por lo que tendrás que comprobar primero si pueden meterse en la lavadora. Para ello comprueba la etiqueta y, si se puede, emplea un programa para prendas delicadas, con agua fría y sin centrifugado. Cuando termine, cuélgalas en su soporte para que se sequen al aire.

5. Cortinas blancas de algodón

Usa jabón no corrosivo y lávalas a mano o en la lavadora. Una vez termines, cuélgalas al sol. Las cortinas de algodón preencogido soportan hasta los 60º C de temperatura.

6. Cómo lavar las cortinas blancas de plástico (las de la ducha)

Las cortinas de la ducha, generalmente de plástico, son las que más bacterias y moho acumulan. Para limpiarlas, llena la bañera de agua y agrega tres cucharaditas de lejía. Usa un cepillo de cerdas suaves para limpiar la cortina. Una vez hayas terminado, enjuaga la cortina y deja que se sequen al sol para evitar humedades y malos olores.

¿Con qué frecuencia debes lavar unas cortinas blancas?

Las cortinas están prácticamente en todas las estancias de nuestra casa. A pesar de ello, solemos evitar limpiarlas porque no vemos la suciedad tan fácilmente como en otras superficies. Lo ideal es lavarlas cada tres meses y así para evitar la acumulación de polvo y evitar futuras alergias.

Cuida siempre de tus cortinas

  1. Quítales el polvo regularmente con un cepillo
  2. Agita las cortinas para eliminar el polvo que has soltado con el cepillo
  3. Usa una red de lavandería para proteger las cortinas en el lavado
  4. Nunca dejes que se sequen directamente al sol, ya que pueden decolorarse y perder el color blanco
  5. Plancha las cortinas cuando estén un poco húmedas

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?