Orden, limpieza y ahorro

13 trucos para eliminar el olor de la ropa sin tener que lavarla de nuevo

¿A quién no le ha pasado? No has podido hacer la colada y la camisa que pensabas ponerte huele mal. No te preocupes: ¡sigue estos consejos y podrás desodorizar tu ropa en un abrir y cerrar de ojos!

como-poner-la-lavadora 00498992

Durante el día estás continuamente expuesto a los humos de la calle, productos químicos, humedades y sudores. Esto hace que tus prendas no huelan como cuando la sacas limpita de la lavadora e, incluso, se puede quedar impregnado un olor a suciedad o humedad permanente. Pero hay varios trucos para eliminar el olor de la ropa sin lavarla y así evitar que el armario coja malos olores.

La ropa sufre después de muchos lavados, por lo que lo más importante es dar con el verdadero origen del problema. Crear un buen plan y atacar directamente la fuente del mal olor (sin estar lavando la ropa de forma sistemática) es fundamental para poder lucir cómoda todas las prendas de tu armario, sin miedo a los olores. Si estás preparada para descubrir unos buenos trucos para eliminar el mal olor de la ropa sin lavarla, ¡sigue leyendo!

Elimina el mal olor de tu ropa sin lavarla

1. CUELGA LAS PRENDAS DE ROPA

El punto más básico e indispensable para tratar los malos olores de la ropa es colgarla para que se airee. Es posible que los malos olores desaparezcan en un solo día; sin embargo, los olores más persistentes y arraigados al tejido pueden tardar días en acabar de ventilarse.

limpiar-camisa-blanca-manchas-00346946 O

Nota: cuelga la ropa al aire libre, ya que la luz del sol y el aire del exterior son muy beneficiosos para tus prendas. Eso sí: trata de no colgar las prendas de color directamente a la luz del sol durante mucho tiempo, pues los colores podrías empezar a debilitarse.

2. las TOALLITAS DE SECADO

Las toallitas de secado tienen muchos usos, entre ellos, conseguir que la ropa mantenga un buen olor y quede mucho más fresca y menos arrugada al pasar por la secadora. También sirven para quitar los malos olores que perseveran en nuestra colada. Para usarlas, colócalas entre las prendas para que absorban lo máximo posible el olor a sucio o húmedo.

3. Usa PAPEL DE PERIÓDICO

Sí, lo has leído bien: aunque parezca difícil de creer, el papel de periódico también puede ayudarte a quitar el mal olor de tu ropa. ¿Cuántas veces lo has usado para proteger de líquidos alguna superficie? Eso es porque sus características lo hacen muy absorbente. Atrapará sin duda los malos olores de tus prendas de ropa fácilmente.

Los expertos recomiendan dejar un papel de periódico enrollado e introducido bajo la ropa, déjalo reposar entre 4 y 8 horas. Para asegurarte de su efectividad, puedes dejarlo toda la noche. Además, también te ayudará con los zapatos húmedos o mojados, pues el papel absorberá los olores a humedad que se puedan generar.

4. el Vapor de la ducha

Aprovecha el vapor que se produce en el baño mientras te das una ducha caliente y cuelga la ropa dentro. El vapor hace que las fibras del tejido se relajen y liberen el mal olor.

Nota: deberías evitar que las prendas más delicadas no estén expuestas al vapor, y así como proteger la ropa con adornos delicados, para que estas no reciban el vapor directamente y se acaben estropeando.

Una ducha con vistas al bosque

5. EL Vodka

Aunque sea difícil de creer, alcoholes como el vodka pueden eliminar el mal olor de todo tipo de tejido. Una de sus ventajas es que el alcohol, al evaporarse, atrapa los malos olores de la prenda, y se los lleva consigo.

Para hacerlo tan solo debes rociar la prenda con un difusor o spray y dejar que se airee durante un tiempo antes de guardarla en el armario o incluso ponértela.

6. Congelador

Si introduces tus prendas dentro de tu congelador, el frío acabará matando las bacterias encargadas de generar el mal olor. Dobla la prenda con cuidado y métela en una bolsa hermética. Después, colócala en el congelador durante 45 o 50 minutos. Saca la prenda del colgelador y cuélgala para que, con el aire fresco, terminen de eliminarse los microorganismos que generan el mal olor.

7. BICARBONATO DE SODIO

El bicarbonato de sodio es un elemento indispensable para el cuidado del hogar, y comúnmente se usa para distintos fines y labores de limpieza. Entre sus cualidades es reconocido también por su capacidad absorbente en cuanto a olores: espolvoréalo sobre la prenda o bien sobre la zona afectada (como las axilas o la espalda) y déjalo actuar. Déjalo reposar, cuanto más tiempo mejor, y después sacude la prenda de ropa, ¡y verás que el mal olor ha desaparecido!

8. VINAGRE BLANCO

El vinagre blanco se usa en la limpieza del hogar desde hace muchos años. Seguramente, tus abuelos ya sabían que también sirve para atrapar malos olores en los tejidos. No obstante, si no quieres que en la ropa se quede un ligero olor a vinagre blanco, que a veces puede llegar a ser un poco desagradable, aplícalo mezclado con unas gotitas de aceite esencial.

Igual que en el caso del vodka, deja que la prenda se airee por dentro y por fuera durante un día más o menos antes de guardarla en el armario o volver a usarla.

8. ZUMO DE LIMÓN

¿No tienes vodka o vinagre blanco en casa? Prueba a mezclar una cucharada de zumo de limón por taza de agua en una botella de spray y rocía tus prendas. Al igual que en los anteriores casos, si el olor proviene solo de una zona (como las axilas) de la prenda, intenta rociar solo esa parte.

limones-cortados-manchas-dificiles 00516362

Además, si el olor proviene principalmente de las axilas, es mejor rociar el interior de la prenda, ya que es allí donde se encuentra la fuente del mal olor. Si rocías el exterior de la prenda, asegúrate de probar primero la mezcla en el interior de la prenda para cerciorarte de que no causará ninguna decoloración en el tejido.

9. Arena para gatos

La arena para los gatos podemos aprovecharla y usarla para este fin, sobre todo cuando cambiamos de estación y sacamos la ropa del armario. Si al sacarlas notas un olor a humedad, mantén una bolsa abierta en el armario para desodorizar y eliminar la humedad de su interior.

10. Posos del café

Al igual que el método de la arena para gatos, los posos de café absorben los olores ambientales. Para quitarlos de tus prendas de ropa, llena un recipiente con posos de café, previamente secos, y déjalas reposar toda la noche.

¡Por la mañana tu prenda olerá mucho mejor! Pero ten cuidado: los posos de café dejan buenas manchas y podrían estropear tu camisa favorita irremediablemente.

11. Secadora

Igual que puedes congelar tus prendas para terminar con las bacterias, también puedes matar los gérmenes sometiéndolos a altas temperaturas en la secadora. Introduce las prendas afectadas secas en este electrodoméstico a alta temperatura. Solo deben estar entre 10 y 15 minutos, y ya habrá terminado con todos las bacterias y malos olores posibles.

12. Spray desodorante

A veces no tenemos tantas opciones a mano porque estamos de viaje o fuera de casa: en estos casos, utiliza un spray refrescante para tejidos, con el objetivo de neutralizar los olores y conseguir que la ropa huela bien de una vez por todas.

También puedes probar una versión más casera: añade 16 gotas de hamamelis o entre 10 y 14 gotas de tu aceite esencial favorito. Rocía esta mezcla sobre las prendas afectadas y déjalo reposar.

13. Carbón vegetal

El carbón vegetal forma parte de la composición de muchos eliminadores de olores químicos, ya que los olores se unen al carbón vegetal y este los elimina. Así, coloca algunas briquetas de carbón en el fondo de una bolsa y añade la ropa encima. Luego ciérrala bien y déjala reposar toda la noche. ¡Ya verás como a la mañana siguiente el olor de tus prendas ha mejorado! También puedes colocar briquetas en los zapatos para eliminar los malos olores que generan los pies.

CÓMO HACER QUE TUS TOALLAS HUELAN bien

Las toallas no solo tienden a ensuciarse con mucha facilidad, sino que también, al estar expuestas al agua, suelen acumular humedad con mayor facilidad. Si te preocupa el desagradable olor de tus toallas, echa un vistazo a nuestros trucos sobre cómo lavar las toallas.

CÓMO QUITAR EL MAL OLOR DE LAS TOALLAS

jabon-de-marsella-bano-toallas-00333792

Prevenir antes que curar

La mejor forma de evitar que las toallas de baño huelan mal es prevenir la humedad.Para ello, es indispensable secarlas lo antes posible tras cada uso y tenderlas al sol o en un radiador eléctrico. Sobre todo, evita repetir de toalla varias veces sin secarla entre cada uso.

ELIMINA EL MAL OLOR

Si aun así no has podido evitar que las toallas huelan a humedad, debes tomar otra serie de medidas. No pongas una toalla que huele a húmedo en el cubo de la ropa sucia, pues el mal olor acabará por esparcirse por todas las prendas que estén dentro. Lo mejor que puedes hacer es airearlas hasta que toque poner una lavadora.

Sin embargo, el vinagre blancotambién te servirá para neutralizar los olores de las toallas y actuará contra las bacterias que generan el mal olor.

Cuida bien de tus toallas

Una vez eliminado el olor, debes mantener el aroma. El secado es indispensable para ello: tanto si usas una secadora como si tienes que tenderla, asegúrate que están completamente secas antes de guardarlas.

Si incluso huelen mal cuando las coges limpias, revisa el lugar donde las guardas. Seguramente se ha acumulado humedad en algún armario. No te preocupes: en el mercado existen muchos productos antihumedad que pueden ayudarte a mantener los cajones secos.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?