¡Qué curioso!

¿Por qué los perros huelen tus partes íntimas? ¡La respuesta te sorprenderá!

Sabemos que te resulta incómodo, pero la realidad es que se trata de una conducta totalmente normal y positiva, así que tómalo como un gesto de interés

Perro en el campo.

Si alguna vez te has preguntado por qué los perros huelen nuestras partes íntimas, ¡estás a punto de descubrirlo!

Jamie Street/Unsplash

Perro en el campo.

Seguro que no te ha pasado ni una, ni dos, ni tres veces, sino muchas más. Nos referimos a ese momento en el que estás sentada tranquilamente en el sofá y, de repente, a tu querido perro le da por ponerse a olisquear tus partes íntimas. O (peor aún) cuando estás tomando algo en una cafetería y tu amigo peludo decide que es un momento idóneo para acercarse a tu entrepierna. "Pero, ¿qué haces? ¡Pervertido!😱", suele ser el primer pensamiento que se nos viene a la cabeza en ese tipo de situaciones.

Sin embargo, la realidad es muy distinta, y ya te advertimos que todas sus connotaciones son positivas, así que puedes respirar tranquila, porque tu mascota te quiere un montón. ¿Preparada para conocer el verdadero motivo por el que los perros huelen nuestras zonas íntimas?

¿Por qué los perros huelen nuestras zonas íntimas?

Si eres dueña de un perro, ya sabrás que su principal forma de comunicarse y recabar información del entorno es mediante el sentido del olfato. Y es que, a diferencia de los humanos, los perros cuentan con 200-300 millones de receptores olfativos. Para ellos, olerse el trasero unos a otros es de lo más normal, es su modo de saludarse. Con este simple gesto pueden conocer el sexo, la edad y otros datos relevantes del can en cuestión, como su alimentación o su estado emocional. ¡Todo se resume a la química!

Los perros tienen el sentido del olfato mucho más desarrollado que los humanos.

Brooke Cagle/Unsplash

Los perros huelen la regla y el embarazo

Pero, entonces, ¿por qué huelen nuestras partes íntimas? La respuesta se encuentra en las glándulas apocrinas sudoríparas, presentes en ingles y axilas. Las feromonas secretadas por estas glándulas son una fuente de información muy valiosa para los perros. De este modo saben cómo nos encontramos, qué hemos comido, si estamos embarazadas, lactando, menstruando, ovulando, si hemos tenido relaciones sexuales recientemente… aunque suena extraño, para los perros, oler nuestras zonas íntimas es un modo de comunicación (muy curioso, eso sí).

Te sorprenderá: ¿sabías que hay muchas mujeres que confiesan que, durante las primeras semanas de embarazo (antes de saber que estaban encinta), sus perros comenzaron a olerles con más frecuencia, la entrepierna? Sin duda, ¡son auténticos predictores de embarazo con patas!

A partir de ahora, cuando tu perro se acerque a olisquear tu entrepierna, ¡no te sentirás extrañada!

Mink Mingle/Unsplash

¿Qué hacer si mi perro huele mis partes íntimas?

¡Nada! En ningún caso se te ocurra regañarlo, pues es lo mismo que si le estuvieras riñendo por comunicarse. Cuando tu perro huela tus zonas íntimas, tómalo como lo que es, algo natural y un gesto de cariño e interés hacia ti. Otra cosa es que tu perro tenga la costumbre de olisquear la entrepierna de otras personas, por ejemplo, cuando lo sacas de paseo.

Ante esa situación, puedes pasearlo con correa, y en caso de que surja un acercamiento natural, vigilar que sea de forma calmada, sin abalanzarse sobre el individuo. Se trata de adiestrarlo poco a poco para que aprenda a respetar el espacio personal de los desconocidos, pero nunca castigándolo. Recuerda que no queremos que asocie ese comportamiento natural con algo negativo, ya que estarías impidiéndole actuar según sus instintos.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?