Bienvenido a casa

Mascotas: cómo preparar tu casa para la llegada de un perro o un gato

Da la bienvenida a tu mascota como se merece. A partir de ahora, tu casa será su hogar, así que prepárala para que se sienta feliz y confortable. Aquí tienes, paso a paso, la fórmula para que esté todo preparado y perfecto

Lo normal es que nuestra casa cambie cuando un nuevo miembro se une a la familia. Una mascota, gato o perro, pasará a formar parte de nuestro núcleo familiar, así que nuestra vivienda se deberá adaptar a su feliz llegada.

Antes de ir a recogerlo...

El primer paso que daremos, antes de darle la bienvenida a casa, será ir a recoger a nuestra mascota. En esta fase, las medidas de seguridad y prevención son cruciales:

  1. Ve acompañado cuando vayas a buscar a tu perro o gato, sobre todo si vas en coche, de esta manera te sentirás más tranquilo a la vuelta.
  2. Tienes que asegurarte de que el animal estará sujeto y controlado durante el viaje a su nuevo hogar. El uso de una jaula o transportín será de gran utilidad para trasladarlo de manera cómoda y estable.
  3. Lleva toallitas húmedas para su limpieza durante el trayecto.
  4. También cuenta con una bolsa de plástico por si se marea. Cualquiera de uso doméstico, que tengas por casa, te servirá.

Una vez en casa...

recibidor con perro

Una de las cosas que debes prever son los peligros con los que podría topar tu mascota. Para que te hagas una idea, es algo parecido a adecuar el hogar ante la llegada de un bebé. Date una vuelta por la casa y observa atentamente para detectar todo lo potencialmente dañino. Aquí tienes más tips para crear un entorno seguro.

Toma papel y lápiz y apunta:

  • Cables y enchufes: organiza los cables de manera que no queden al alcance. Es un buen momento para ponerlos en orden y lejos de peligro. Haz lo mismo con las regletas y enchufes, y coloca protectores de enchufes si fuera necesario. Aquí tienes más consejos
  • Productos de limpieza y otros: como ambientadores, insecticidas, raticidas, etc. Si los almacenas en muebles bajos, no olvides cerrarlos con llave o bloquearlos con algunos de los sistemas de seguridad que venden para este fin.
  • Medicamentos: si quieres evitar sustos, nunca dejes ningún fármaco a su alcance, procura tenerlos siempre en un lugar inaccesible.
  • Pequeños objetos: revisa con lupa para detectar y guardar lejos de tu mascota cualquier objeto que pueda tragarse: clips, juguetes, gomas, lápices, tornillos, agujas, y todo lo que suponga un riesgo para su salud.
  • Plantas y flores: que sean bonitas y den calidez a la casa no significa que sean inofensivas para nuestro animal, por eso, mira de colocarlas en lugares donde pueda verlas pero no morderlas.
  • Chocolate, alimento prohibido: para muchos humanos es una deliciosa tentación, pero tu perro debe tener este producto lejos de su alcance para evitar que se intoxique. Igual ocurre con los dulces y azúcares.
  • Escaleras, balcones y estanques: deben estar todos ellos fuera del alcance de un cachorro curioso; si colocas en un lugar estratégico una valla para escaleras como las que se usan con los niños pequeños, te ahorrarás el trabajo de no tener que estar vigilándole. Una valla puede ayudar también a proteger tu mobiliario y tus objetos del instinto irrefrenable de masticación de tu cachorro.

Acondiciona su cama

Créales un espacio donde dormir y, en el caso de los gatos, un lugar donde hacer sus necesidades lo más limpio posible, sin alfombras, sobre materiales o telas que se puedan lavar fácilmente, en un lugar que no sea de tránsito (a los gatos les gusta tener intimidad) y que se pueda airear bien.

Recibidor rústico con perro dentro de cesta

Tu mascota necesitará una cama, donde dormir y sentirse resguardada y tranquila. Que sea el lecho que más se adecue a tu animalito y, por supuesto, confortable y seguro. Añade unos cuantos cojines y una mantita y su camita estará lista. ¡Ojo! No deberían ser asiduos de los dormitorios y camas donde dormimos sus compañeros de piso de dos patas, y sobre todo es aconsejable no asignarles un espacio para dormir en estos ambientes.

Relacionado con este artículo

Su primera comida al llegar

Al llegar a casa, todo serán cambios, rebájale el estrés y facilítale su adaptación dándole la misma comida que tomaba en el lugar anterior. Más tarde, con el asesoramiento del veterinario, ya decidirás qué alimentación darle y cómo ofrecérsela progresivamente.

Para el agua y la comida, coloca un par de cuencos en el lugar destinado a su alimentación. Busca el que necesita tu perro; elige entre acero, plástico, o cerámica; sencillos o ergonómicos.

cocina mascota

cocina blanca y mujer con perro 

La lista de la compra

1. Procura tener a punto todos los productos y utensilios que usarás en su aseo e higiene:

  • Toalla
  • Champú
  • Peine
  • Cepillo
  • Cortauñas

2. No olvides ponerle algún juguete a su alcance. En forma de hueso, chupete, pelota o mordedor, tienes un sinfín de objetos donde elegir para que se distraiga en los primeros momentos.

3. Las chuches, premios o golosinas especiales para perros, le harán sentirse recompensado. Cuando se porte bien, no dudes en ofrecerle un rico hueso o snack.

4. Lleva una chapa identificativa, con su nombre y tu teléfono, para ponerla en el collar, en previsión de extravío del animal.La primera visita al veterinario

Cuando tu perro se haya adaptado al nuevo hogar, llévalo al veterinario. En su primera visita, el médico le hará un chequeo general, controlará la desparasitación, las vacunas y te informará sobre la implantación del microchip.

Recibidor con banco y estantes blacos y mascota sobre alfombra fibras naturales_454896

Salva tus muebles

Nuestros amigos peludos no saben de muebles caros u objetos delicados. Así que protege tus piezas más preciadas, sacándolas de su alcance o enfundando el sofá, por ejemplo. A los perros les encanta masticar y un cachorro al que le están saliendo los dientes masticará todo lo que encuentren sus mandíbulas. Si quieres proteger tus calcetines, tus zapatos o tu sofá, compra una selección de masticables para que tu cachorro ponga a prueba sus dientes con ellos. Asegúrate de que sean no tóxicos, duraderos y no demasiado duros para la dentadura del cachorro. No dejes nunca al cachorro solo con algún objeto que se pueda atravesar en su garganta, romperse en su boca o electrocutarle.

¡Ah! Y si quieres crear el mejor recibidor del mundo mundial para tu mascota, no te pierdas este video:

Relacionado con este artículo

Antes era más difícil encontrar todo lo necesario para acoger a un perro o un gato en casa, fuera de las tiendas especializadas en mascotas. Pero últimamente, ante esta necesidad, firmas como Ikea han creado colecciones destinadas a tener mascotas en casa, con un diseño y precios atractivos. Aquí la tienes, por si le quieres echar un vistazo.