100% natural

13 trucos infalibles para que tu casa huela a limpio ¡siempre!

Los aceites esenciales, las plantas aromáticas y hasta granos de café son varias de las soluciones para vencer los malos olores. ¡Sigue nuestros trucos y respira aire limpio y sano!

No prestar atención a los detalles 00518302

Ya lo decimos en la guía de limpieza de El Mueble. Que la casa esté limpia es fundamental para conseguir un ambiente agradable. La solución no es "tapar" los malos olores con ambientadores químicos, hay que limpiar y renovar el aire interior.

Puedes empezar ventilando a diario. Con 10 minutos es suficiente para airear la casa. Y si puedes crear una ventilación cruzada, mejor. Además, existen muchos trucos caseros como limpiar bien el suelo y que hacen que tu casa huela mejor.

Otro truco: para que el aroma de los ambientadores naturales se reparta por toda la casa colócalos junto a las ventanas: la corriente los hará circular. Si quieres saber muchos más consejos para que tu casa huela siempre a limpio, ¡no te pierdas estos de a continuación!

La primera impresión importa, ¡y mucho!

Es muy agradable notar un aroma fresco y delicadoal entrar en casa. Usa estos trucos para que la primera impresión sea la mejor de todas:

  • Sin malos olores: coloca, donde no se vea, un recipiente con vinagre: absorberá los malos olores del recibidor.
  • Natural: no uses ambientadores químicos; son poco sanos y, si están enchufados, gastan energía. Elige olores naturales y frescos –lavanda, pino–, que no sean empalagosos.

Trucos para que tu casa huela siempre a limpio

1. Una botella con spray

Llénala con agua y añade unas gotas del aceite esencial que más te guste. Remueve antes de usar. También puedes usar zumo de limón: disuelve dos cucharadas de bicarbonato en agua caliente y añade medio vaso de zumo. Deja que se enfríe.

00448349 O

2. Difusores de aceite

Los difusores de aceites esenciales más habituales se componen de una vela que calienta una base en la que se vierten los aceites esenciales. El aceite se va evaporando por el efecto del calor de la vela y difunde su fragancia por todo el ambiente. Eso sí: nunca lo dejes encendido al salir de casa. También los hay eléctricos, con un depósito en el que echar agua y junto con unas gotas de tu aceite esencial favorito.

3. Cuida el fregadero

Calienta una taza de vinagre, añade sal gorda y bicarbonato y vierte en el fregadero. Deja que actúe durante media hora y enjuaga con agua caliente. El fregadero olerá mejor y, además, desatascarás las tuberías. Si estas desprenden malos olores vierte agua caliente en la que hayas hervido cáscaras de cítricos.

4. Seca lavanda

La lavanda tiene muchas propiedades aromatizantes. Una forma de aprovecharlas es cortando la lavanda antes de que sus flores se marchiten. Ata los tallos y cuelga del revés en un lugar seco y oscuro durante un mes.

Detalle de sombrerero antiguo y ramito de lavanda

También puedes hacer saquitos de lavanda seca, los cuales son una gran opción decorativa que, además, servirá para aromatizar la casa, siendo muy útil para guardar dentro del armario y los cajones. En su elaboración, elige la tela que más te guste para hacer el saquito y córtala en cuadrados del tamaño que desees, e introduce dentro la lavanda seca. Para cerrar el paquetito, te bastará con atar todos los extremos con una cinta decorativa o un cordón que escojas.

5. Flores por toda la casa

Es una de las maneras más efectivas y decorativas de disfrutar de un olor agradable.

  • Con flores secas: Haz centros con popurrís y ponles unas gotas de esencia cuando notes que han perdido aroma.
  • Con ramos de lores frescas: elige flores fragantes como narcisos, rosas, jazmín o gardenias.
centro-de-mesa-con-flores-y-velas-00532374

6. Expulsa los malos olores del salón

Los textiles absorben los malos olores. Espolvorea bicarbonato en las alfombras y deja actuar toda la noche antes de pasar el aspirador. Lava las cortinas a menudo y cuélgalas un poco húmedas para que desprendan el olor de suavizante.

Con vapor, es mucho más rápido. Puedes usa la vaporeta para eliminar las arrugas de las cortinas y, de paso, el mal olor de las cortinas sin tener que descolgarlas.

00426470b

7. Buen aroma en los armarios

  • No guardes las prendas sin lavar o ventilar ya que dejan su olor en el armario y son las preferidas de las polillas.
  • Flores de lavanda, dentro de saquitos, son la mejor elección en armarios y cajones: de agradable fragancia, son efectivas antipolillas.
  • Pon pastillas de jabón entre la ropa blanca. Dentro de su envoltorio, no la ensucian y le dan un agradable aroma. En los cajones también puedes poner piedras o maderas perfumadas que venden en bolsas.
  • Con manzanas. Seca al sol sus mondaduras y colócalas dentro de saquitos en el armario acompañadas de ramitas de canela.
  • Con aromáticas. Lavanda, tomillo, romero, hierbabuena... Una ramita de cualquier aromática en el interior del armario hará que huela bien.
  • Evita el mal olor de los zapatos con un poco de bicarbonato. Espolvorea con él su interior y deja actuar unos días antes de sacudirlo. Guárdalos siempre secos y perfectamente limpios dentro de cajas con las bolsitas antihumedad que vienen en la caja cuando los compras.
  • La madera de cedro tiene un aroma agradable y, además, es capaz de neutralizar los malos olores dentro del armario. Por eso, muchas firmas hacen armarios de cedro. Puedes poner saquitos con bolitas o bastoncitos de cedro dentro. Asimismo, coge una tela que te guste, que sea transpirable como el algodón. Coloca en el centro del recorte de tela el cedro. Finalmente, coloca una cinta alrededor, haz un lazo e introduce dentro de un cajón o colgado de una percha, e incluso en alguna estantería o pomo de alguna puerta.

8. Haz saquitos aromáticos

Elige telas tramadas, como linos u organza, para que dejen "traspasar" las fragancias. Rellénalos y átalos con un cordel. ¡Úsalos en cajoneras y armarios!

Detalle de saquitos aromáticos

Para que sean todavía más prácticos puede añadir como cierre un trozo de velcro, que te facilitará mucho el rellenarlo y la sustitución de lo que decidas poner en su interior. Los mejores saquitos aromáticos son los siguientes:

  • Saquitos rellenos de heno: En estos saquitos se mezclan semillas, partes de flores y tallos de distintas plantas. Las semillas suelen usarse para calmar los dolores musculares, así que se recomienda que el tamaño sea un poco mayor que los aromáticos.
  • Saquitos rellenos de tomillo: El tomillo es muy útil en los problemas respiratorios, a parte de mejorar el olor: durante la noche te ayudará a despejar y abrir las vias respiratorias y calmar la tos.

9. Buen olor al instante

Cuando quieras que una estancia huela bien, pon un cazo de agua 
a hervir, a fuego lento, con unas gotas de tu aceite esencial favorito. Cuando rompa a hervir retíralo y coloca la mezcla en un recipiente de cristal, en la estancia que quieras aromatizar.

¿Otros trucos exprés? Hacer pan tostado o preparar café: neutralizan los malos olores. Además, los granos de café tostados o el café molido tienen un aroma fuerte que puede eliminar el olor a humedad con cierta facilidad, así que se recomienda aprovechar esta ventaja y colocar algun saquito en armarios y cajones.

Un mini jardín de aromáticas

10. Evita el olor a comida

  • Decora la cocina con unas plantas aromáticas en macetas (tomillo, albahaca...). Tócalas de vez en cuando mientras cocines para esparcir su aroma.
  • Si vas a freír, pon una rodaja de manzana o una cáscara de limón en el aceite y retíralas cuando se pongan negras. Friega las sartenes cuando termines de cocinar.
  • Un buen truco para cuando cocines alimentos con mucho olor es hervir agua con vinagre en una cacerola y añadir cáscaras de cítricos. También es efectivo preparar un poco de café: su aroma es más poderoso que los otros olores.
  • Limón multiusos. Sus cáscaras, dentro de un bol con agua caliente, eliminan los olores del horno y del microondas.
  • El frigorífico. Límpialo cada tres meses con una bayeta impregnada en vinagre y no tendrá olores desagradables. Cuando huela a comida, deja en su interior una naranja cortada por la mitad o un bol con bicarbonato.

  • El lavavajillas. Enjuaga bien los platos antes de colocarlos. Cuando notes olores desagradables, haz un lavado en vacío con vinagre y un poco de bicarbonato.

12. Aromas para dormir mejor

  • Ventila la habitación por las mañanas, al menos durante 10 minutos, y airea el colchón a diario.
  • Con tu perfume. Unas gotitas en la almohada te ayudarán a descansar mejor. También puedes ponerlas en las bombillas de las lámparas: al encenderlas el calor extenderá su fragancia.
  • Olor a fresco. Coloca una toallita impregnada en suavizante en un recipiente, en un rincón discreto del dormitorio. También puedes impregnar bolas de algodón en aceites esenciales, extracto de vainilla...
mujer-dormir-bien 00479778 O

13. Un baño libre de humedad

  • Un recipiente con tiza, arroz o carbón vegetal absorbe la humedad y los malos olores en el baño.
  • Las tuberías pueden oler mal si la casa ha estado cerrada un tiempo. Si es así, deja correr el agua unos minutos.
  • Seca bien las toallas antes de guardarlas, para que no huelan a humedad, y déjalas bien extendidas después de cada uso. Cámbialas cada semana y usa vinagre como suavizante; te quedarán más mullidas.
  • Jabones fragantes como los de sándalo aromatizan de forma natural el baño. También puedes encender velas aromáticas cuando tomes un baño.
00444987 9c58a7f9

Beneficios de los aceites esenciales y sus fragancias

  • De lavanda. Tiene propiedades calmantes y, además, favorece el sueño. Por eso es aconsejable tenerlo en un spray en la mesilla y rociar la almohada antes de ir a dormir.
  • De lima o limón. Son cítricos que purifican el aire, levantan el ánimo y dan alegría. Por ello, se recomiendan para momentos de apatía y desánimo.
  • De menta.Su refrescante aroma te ayuda a respirar y favorece la memoria. Usa su aceite en zonas de trabajo o cuando te quieras concentrar.
  • De pachuli. Da energía a cuerpo y mente. Alivia el estrés y las tensiones. Su aroma, un poco especial, no gusta a todo el mundo.
  • De romero. Su aceite esencial es efectivo para tratar la fatiga y el cansancio mental. Su olor silvestre y fresco está indicado en toda la casa.
aceite esencial mandarina 00472695 O

Cómo utilizar aromas naturales en tu casa

  • De vainilla. Coloca en un bol una gasa o un algodón impregnado en esencia de vainilla. Si quieres que se mantenga, añade unas gotas cada 6 horas.
  • De pino. Pon a hervir tres ramas de pino, dos hojas de laurel y una nuez moscada. Para que el aroma permanezca un rato debes hervir a fuego lento. Congela la mezcla y vuélvela a usar otro día.
  • De naranja. Parte una naranja por la mitad, vacíala y rellena el interior de cada mitad con sal gruesa o perlas de sílice. Colócala en un recipiente para que no se derrame.
  • De romero.Hierve hojas de romero durante una hora acompañadas de rodajas de limón. Agrega unas gotas de esencia de vainilla, al gusto. Hasta que se enfríe aromatizará tu hogar. Puedes usar la mezcla durante dos días.
  • De flores secas. Corta en trozos grandes pétalos de rosa, hojas de laurel y eucalipto, tomillo, salvia... Mézclalos bien y úsalos en saquitos. Cuando la fragancia se debilite, añade unas gotas de alcohol o de esencia de rosas.

Si quieres estar al día de todo lo que se publica en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?