2 /10

1.

Casi tan reales como las naturales

Vía Pinterest

Las plantas artificiales son más que una moda y es que han conseguido ser muy, muy reales. Y tienen otra ventaja: son eternas si las cuidas bien, porque hay que limpiarlas a menudo ya que son auténticos imanes de polvo. 

2.

Flores durante todo el año

Vía Pinterest

Haga frío o calor, con las plantas y las flores artificiales consigues tener la casa en modo primavera en lugares donde la temperatura no acompaña. Pero es cierto que la autenticidad de la flor natural es única y la intensidad de los colores es distinta.

3.

Artificial no significa de plástico

Vía Pinterest

 En los años 50 las plantas de plástico eran muy falsas. Sin embargo hoy la industria de plantas y flor artificial realiza modelos ultrarealistas en materiales como látex, silicona, tela o terciopelo. Y trabaja las texturas para conseguir un tacto lo más parecido posible a la realidad.

4.

La ventaja de las plantas de látex

Vía Pinterest

La verdad es que nada tienen que ver con las de plástico. Se realizan utilizando plantas y flores reales como moldes y, como el látex es maleable, llega a capturar las venas de las hojas y los contornos desiguales con sumo detalle.  

5.

Flores de seda

Vía Pinterest

Pueden parecer muy reales (aunque no tanto como las de verdad), pero tienen varios inconvenientes. Son más caras que las de látex porque la seda no es un material económico y, con el tiempo, los bordes de las flores pueden deshilacharse.

6.

Pintadas a mano

Vía Pinterest

Muchas lo están e intentan reproducir no solo los colores reales de la flor natural sino también sus imperfecciones. Son extremadamente detallistas y logran un gran parecido con la realidad. Esto puede encarecer su precio y hacer que cuesten mucho más que un ramo de flor de verdad. 

7.

Un handicap: no huelen

Vía Pinterest

Pues no. De momento no se ha logrado hacer una planta o una flor artificial que reproduzca su aroma natural. No obstante, lo que sí se hace en algunos casos es rociar la flor artificial con un perfume que recuerde el de la natural.

8.

No necesitas sol

Vía Pinterest

Son plantas perfectas cuando las condiciones de iluminación natural no son las adecuadas en tu casa. Te permiten contar con un jardín verde todo el año. Y lo mejor: no les afectan los cambios de tiempo, con lo que tienen menos riesgo de enfermar.

9.

Una solución para los "descuidados"

Vía Pinterest

Si no eres especialmente ducho con las plantas o tus ramos duran nada y menos, utilizar plantas y flores artificiales es una buena solución para ti. Las colocas donde quieras… ¡y te olvidas de ellas!

10.

Natural + artificial: la última tendencia

Vía Pinterest

Mezclar los dos tipos de flores y plantas es una gran idea porque no se pueden encontrar todas durante todo el año. Y esta es la manera de no tener que hacer ramos según la estacionalidad sino solo según el gusto de cada uno.

Ya lo ves, las nuevas plantas y flores artificiales les pisan los talones a las reinas naturales, eso sí, para tenerlas estupendas siempre también hay que cuidarlas. Ahí van unos truquillos.

Trucos para limpiarlas

  • Con spray: Lo mejor es utilizar una mezcla de agua tibia y jabón neutro. Pulveriza toda la planta, y seca seguidamente con la ayuda de un trapo de algodón que no deje pelo o bien de un papel absorbente.
  • Por inmersión: Es lo ideal para las plantas más pequeñas. Colocas un cubo de agua grande con jabón neutro diluido en ella y metes la planta boca abajo, sin mojar la maceta. Así, liberarás la planta de polvo sin mojar la base. Luego, sécala con un trapo o con papel absorbente.
  • Con manguera: Si se trata de una planta grande, y tienes un patio, puedes limpiarla con una manguera. Pero antes tendrás que proteger con una bolsa la base porque si es de poliexpan, podría deteriorarse.
  • Para suciedad muy persistente: Si la planta ha acumulado mucha suciedad, por ejemplo plantas colocadas en la cocina, puedes limpiarla, en vez de con agua y jabón, con agua y vinagre blanco.

Aun así, si las plantas y las flores artificiales siguen sin convencerte y te gustan más las naturales, te proponemos un juego: descubrir cuál es la planta que te conviene más a través de un test. ¿Juegas?