El recibidor es una estancia de la casa con un "efecto Guadiana". Según los metros disponibles, las modas y gustos, los recibidores aparecen o desaparecen de las casas. Es cierto que, si cuentas con los metros justos, anexionar el recibidor a la zona de día o a las habitaciones es siempre un acierto.

Pero tener un rincón de recibidor, por pequeñito que sea, donde dejar el calzado –ahora, más que nunca, por razones de salud–, la ropa de calle y demás, resulta muy útil. En este sentido, una de las mejores soluciones y una combinación que funciona, incluso en mini recibidores, como verás en la galería, es la de un banco y un perchero o colgadores. Te ofrece un asiento donde descalzarte y dejar las bolsas y una zona donde colgar los abrigos de uso más habitual. Inspírate en estas 15 combinaciones de todos los estilos, ya seas fan de los recibidores modernos o de los más rústicos o campestres.  

15 recibidores pequeños resueltos con banco y perchero:

14 /16

1.

Un banco con sabor tradicional y una divertida composición de colgadores

Recibidor con banco y perchero.

Banco, en Bazaar Barcelona y colgadores de Muuto. 

El Mueble

Este recibidor es mini ¡pero tiene tanto encanto! El banco, una pieza moderna que reproduce los diseños campestres con asiento de enea y estructura de madera, se ha completado con una composición de coloristas colgadores de diseño que, además de servir para tener la ropa de calle a mano, decoran por sí solos. 

2.

Un recibidor de montaña con un banco volado y percheros de forja

Recibidor de casa de montaña con banco volado, balda y colgadores.

Banco realizado a medida por la decoradora Cuca Arraut.

El Mueble

Si en el campo es básico contar con una zona en la entrada donde descalzarse y evitar, así, llevar la tierra dentro de casa, en la montaña ocurre algo parecido... pero con la nieve. Aquí, se ha creado un mini rincón de recibidor super bien aprovechado con un sobrevolado a modo de banco, que permite aprovechar la parte inferior para dejar los zapatos y las botas, y una serie de colgadores para evitar que la ropa húmeda por la nieve entre en casa. 

3.

8 recibidores de revista para inspirarte

8 recibidores de revista para inspirarte

Si buscas inspiración e ideas para tu recibidor, estas estancias de El Mueble te encantarán. Rústicos, modernos, cálidos, de campo... los hay de todos los estilos, tanto pequeños como grandes. ¿A qué esperas?

4.

Un gran banco moderno en "L" y percheros retro

Recibidor con banco en "L" y mueble para guardar la ropa de calle_00511779

La decoradora Marta Tobella, de Sacum, convirtió el recibidor en un espacio superpráctico y muy capaz. Al contar con una ventana, planificó un banco en "L" equipado con cajones para dejar los zapatos y lo completó con una estructura a medida de DM lacado, que integra los percheros para la ropa de calle más habitual y un armario.

Banco y mueble diseño de la decoradora Marta Tobella. 

5.

Una cajita a medida con un banco y una zona para colgar

Recibidor con estructura de madera pintada en verde con banco y percheros.

Recibidor con banco y perchero, realizados a medida.

El Mueble

Si tienes espacio, puedes copiar esta idea. Se trata de una estructura a medida que reu´ne todo lo que necesitas en la entrada: un banco para descalzarse, una zona de ganchos a modo de perchero, que se han pintado a juego con la estructura, y una balda. Las lamas pintadas de verde le dan un toque ru´stico.

6.

Un banco muy original hecho con cajoneras

Recibidor con banco hecho con cajoneras y armario para la ropa de calle.

Armario, cajoneras a modo de banco, balda y colgadores, todo de IKEA.

El Mueble

No es magia, ¡sino derroche de ingenio! En este recibidor se ha ideado un banco combinando varias cajoneras, lo que permite ganar un espacio de almacenaje extra de lo más práctico para dejar los zapatos. Cuatro colgadores de aire retro permiten tener a mano las chaquetas y complementos de más uso, y el resto tiene su espacio en el armario o en las cajas con las que se ha equipado la balda. Más capaz en tan poco espacio, ¡imposible!

7.

Un banco clásico y un perchero vintage

Recibidor con banco clásico y perchero de madera.

Perchero y banco, de India & Pacific

El Mueble

Esta combinación funciona a las mil maravillas, creando un rincón de recibidor con mucho encanto y personalidad con pocas piezas pero escogidas. El banco, una pieza tapizada de estilo clásico, resulta una práctica descalzadora y el perchero, inspirado en los diseños tradicionales, es pequeñito, pero muy práctico, ya que la repisa superior puede aprovecharse con cestas para tener a mano y en orden los pequeños complementos. 

8.

Un conjunto de banco y perchero muy campestre

Recibidor con sabor campestre con banco y perchero-460998

¿No tienes recibidor? ¡Invéntatelo! Mira esta propuesta en la que se ha aprovechado el pasillo para crear un coqueto rincón de recibidor con tan solo un banco y un perchero de pared. No solo sirve para dejar la ropa de calle, sino que decora por sí solo. 

Banco de Sacum. 

9.

Un banco de madera y un perchero de lo más original

Recibidor pequeño con banco de madera y barra de madera de colgar.

Recibidor, con banco de madera y barra DIY a modo de perchero.

El Mueble

Este recibidor demuestra que, no por ser pequeño, no puede tener mucho encanto. Y la clave es el original perchero DIY hecho con una rama que se ha sujetado con cuerdas a la balda superior. Más fácil imposible, ¡y que estiloso y original! 

10.

Un banco y un perchero integrados en un antiguo armario

Recibidor con banco y perchero integrados en un hueco.

Colgador y banco realizados a medida. Pared revestida con papel pintado.

El Mueble

La propietaria de este piso tenía un mini armario cerrado en el recibidor, pero tenía tan poco fondo que no le cabían los abrigos ni los zapatos con comodidad. Así que decidió quitarle las puertas, ponerle un perchero que aprovecha todo el ancho del hueco y un banco para descalzarse con cestas debajo para guardar los zapatos. ¡Qué gran idea!

11.

Un banco de madera y enea y un perchero campestre

Recibidor con perchero y banco.

Banqueta con asiento de enea de Let's Pause y perchero de Maisons du Monde.

El Mueble

Este recibidor demuestra, una vez más, que con poco espacio puedes crear un rincón muy práctico para reunir todo aquello que debe quedarse en la entrada (abrigos, cascos, bolsos, sombreros...). En este caso, ha sido suficiente un espacio de apenas 140 cm de ancho x 35 cm de fondo (las medidas del banco) para una zona de almacenaje en la entrada. El banco y el perchero tienen un sabor campestre que da mucho encanto a este recibidor urbano.

12.

Un banco antiguo y un perchero de madera

Recibidor con espacio debajo de la escalera aprovechado con un banco y un perchero.

Banco y perchero, de Becara. 

El Mueble

En este recibidor se ha aprovechado el espacio debajo la escalera con un banco muy práctico, que sirve de descalzadora y de superficie de apoyo, que se ha completado con un perchero de pared que no resta espacio y permite tener a mano los abrigos. 

13.

Un banco rústico y un perchero con sabor nórdico

Recibidor de aire nórdico con banco y perchero.

Recibidor con cómoda, de madera. Pavimento de parquet de madera de roble, de Rooms Penthouse.

El Mueble

No es necesario disponer de mucho espacio para contar con un banco y un perchero en el recibidor. Para descalzarte o, simplemente, usar el banco como repisa donde dejar las cosas al llegar a casa, basta con unos 35-40 cm de fondo. Y si eliges un perchero de pared, como aquí, no restarás ni un cm útil.

14.

Un banco y colgadores integrados en un completo armario

armario empotrado abierto recibidor.

Recibidor con colgadores, de Maisons du Monde. 

El Mueble

Esta propuesta de la decoradora Clara de Castro es el mueble de recibidor perfecto. Cuenta con espacio para todo: un banco para sentarse y descalzarse cómodamente, espacio para los zapatos, colgadores donde dejar abrigos y mochilas, baldas y una zona de armarios muy capaz que contribuye al orden visual. 

15.

Un banco y un perchero, básicos en un recibidor de campo

Recibidor casa con pared de cristal exterior.

Recibidor con banco antiguo de Antique & Teak, en Becara. 

El Mueble

Las bondades de descalzarse al llegar a casa son por todos conocidas. Pero en el campo es una necesidad imperiosa si no quieres llenarlo todo de tierra. Por eso un banco, por pequeño que sea, y un perchero donde dejar la ropa de campo, son una combinación imprescindible en cualquier recibidor de casa de campo. O de montaña. Aquí se ha elegido un ligero banco de madera que permite dejar el calzado debajo y un estilizado perchero de pie que apenas ocupa espacio. 

16.

Un precioso banco de madera y un perchero con repisa

recibidor-con-tabique-de-cristal-y-acero.

Recibidor con banco, de Azul-Tierra. 

El Mueble

En las casas de campo con solera era habitual contar con un doble vesti´bulo: el exterior, pensado como zaguán donde poder cambiarse el calzado los di´as de lluvia, y el hall propiamente dicho. Es el caso de este recibidor, que pertenece a una antigua casa de indianos del s. XIX. El banco, además de servir para descalzarse, "llena" visualmente y suma encanto a un espacio muy amplio.