Las islas de cocina, aunque ocupan espacio, son un lugar fantástico para preparar los alimentos, conseguir muchísimo espacio extra de almacenaje o para utilizarlas como office. ¡O las tres cosas al mismo tiempo! Aquí te contamos al detalle todas las razones por las que poner una isla de cocina es un grandísimo acierto, ya sea en cocinas pequeñas como en una grande. Te enseñamos 15 cocinas con isla que te encantarán... Te contamos todo lo que tienes que saber para escoger la isla perfecta.

22 /30

1.

Una isla que da carácter

Cocina con isla de mármol con muebles blancos y suelos de madera.

Cocina con muebles modelo Line de Santos, acabado Cashmere. Encimera Neolith Calacatta Luxe Soft. Pavimento de Marazzi.

El Mueble

En esta cocina con isla es, precisamente, ella quien es capaz de imprimir la elegancia y personalidad de la que presume. Su acabado en mármol (en realidad es un Neolith modelo Calacatta Luxe Soft) aporta un matiz muy sofisticado que combinan con el suelo de madera en lamas diagonales y los discretos muebles de cocina blancos.  

2.

Tira el tabique... ¡y pon una isla!

Cocina abierta con isla y muebles de color blanco.

Cocina con muebles diseñados por Celia Crego, encimera de Silestone, placa y campana de Miele y grifería de Tres.

El Mueble

Es una manera perfecta de integrar la cocina en el resto de la decoración, pero también de delimitar su espacio. Al abrir la cocina al salón y el comedor, una isla ampliará el espacio de almacenaje y el de trabajo, pero también es un elemento integrador. En esta se ha alargado uno de los extremos para convertirlo en una cómoda barra de desayunos.   

3.

El centro de todo

Cocina grande con isla de microcemento y madera.

Cocina con mobiliario, realizado a medida y diseñado por D'Aussy Interiors. Lámparas, de HK Living.

El Mueble

Las cocinas grandes invitan a colocar una isla que se convierta no solo en el corazón de esta, sino también en la zona de cocción y de trabajo. Esta está hecha a medida, con un acabado en microcemento con los frentes en madera, material que también vemos en la pieza que corona la isla, se convierte en barra de desayunos y crea continuidad visual con las puertas correderas de lamas de madera. 

4.

Clásica ¡y en verde!

Cocina verde con isla con suelos hidráulicos y lámpara colgante.

Cocina con mobiliario diseñado y realizado por Deulonder Arquitectura Domèstica. Encimera, de Corian blanco. Electrodomésticos, de Bosch.

El Mueble

Seguro que en nuestras páginas has visto cientos de cocinas blancas, de madera y con elegantes y clásicos acabados. Pero es esta cocina con isla y acabado en verde la que ha robado el corazón. Su estilo clásico, con ciertos tintes vintage, son perfectos para un piso en el que dominan los suelos hidráulicos y el color. La encimera en blanco suaviza su efecto. 

5.

Apuesta al blanco

Cocina con isla con muebles blancos y suelos de madera.

Cocina con mobiliario, modelo Fine, de Santos. Encimera porcelánica blanca. Placa de inducción y campana de encimera de Míele. Sillas Monsa, de Crisal.

El Mueble

En esta cocina la enorme isla es el centro de todas las miradas. Y es que su gran tamaño y acabado en blanco hace que robe todas las miradas. Pero para que no resulte demasiado fría, el suelo y los taburetes cumplen una importante función. Sus acabados en madera ayudan a subir la temperatura sin comprometer la pureza del blanco.   

6.

También en estilo vintage

Cocina gris de estilo vintage con isla.

Cocina con armarios de Cuines Slein con encimera de mármol. Lámparas, de Isern Il-Luminació

El Mueble

Las cocinas con isla no están limitadas al estilo más moderno. De hecho, es en las cocinas tradicionales donde las vimos por primera vez, esas cocinas de pueblo en las que era necesario mucho espacio para cocinar para toda la familia. En este caso, su color gris la actualiza, pero no pierde su esencia vintage gracias a las carpinterías en madera, la lámpara de araña en la antesala y los azulejos tipo metro con acabado brillante.

7.

Una cocina con isla que no parece una cocina

Cocina con isla de mármol y frentes de armario con molduras.

Cocina con mobiliario realizado por Creamos Mobiliario y Fahuaran Constructora. Taburetes de terciopelo verde, de Kave Home.

El Mueble

Primero por el elegante mármol de la isla y segundo por los frentes de los muebles con molduras que se funden con las paredes. Y es que esta cocina, además de isla, está abierta, fundiéndose con el resto de la decoración. Incluso los taburetes suman elegancia gracias a su tapizado en terciopelo y sus patas en acabado dorado. 

8.

Una gran isla en azul

Cocina con isla azul y muebles de color gris.

Muebles de Cocinas Castro. Grifería de Roca. Campana extractora de Bosch. Horno de Samsung. Lámparas de techo de Pooky.

El Mueble

En esta cocina se ha destinado el color azul a la isla, de manera que la dota de protagonismo y una frescura especial. Mientras, el resto de muebles lucen un color gris más discreto, todo coronado por una encimera de color blanco. La cortina ayuda a dar continuidad al color allá hasta donde se extiende la vista. 

9.

Cuando la isla separa

Cocina con isla blanca y muebles de color topo.

Cocina con mobiliario a medida, diseñado por Coton et Bois. Sillas Peel, de Taaller de las Indias. Lámpara, de Pomax.

El Mueble

Con los muebles en color topo, esta cocina está dotada con una enorme isla que actúa de nexo entre sus dos frentes. Para que el color no resulte demasiado cargante, el blanco de la encimera se ha llevado también al lateral que se ve cuando se accede a la estancia, evitando restar luminosidad. 

10.

Con una original isla

Cocina con isla de madera con plantas encima.

Cocina con mobiliario, de Flovic. Grifería, de Hansgrohe.

El Mueble

No hay ninguna norma que diga que la isla de la cocina debe tener el mismo acabado que el resto de los muebles. ¡Todo lo contrario! De hecho se puede emplear como elemento diferenciador, en un color o material que destaque sobre los demás. Aquí, no solo se ha elegido una pieza en madera, sino que se ha coronado con un estante suspendido con plantas, aportando frescura y un punto original.

11.

También en cocinas pequeñas cabe una isla

Cocina con isla- y campana en blanco.

Diseñada por Ramisa Projects, fabricada por Arias Nadela. Campana de Faber, comprada en Laguardia & Moreira. Suelo hidráulico de Mosaic del Sur.

El Mueble

Evitando, prácticamente, colocar muebles en uno de los laterales de la cocina, es posible instalar una isla cuando el espacio escasea. Y en estos casos, el blanco es tu mejor aliado para que el espacio no parezca más pequeño. Aquí, la isla de obra está rematada con unos azulejos en los laterales y frentes con molduras y tiradores en negro. 

12.

Con isla y un estilo clásico

Cocina clásica con isla en blanco y negro.

Mobiliario, de Cocinas Moretti. Encimera de granito negro. Lámpara de techo, de Otherlamps. Grifería, de Fantini. Papel pintado, de Teresa Galán.

El Mueble

En esta cocina clásica con isla, el blanco y negro hacen el tándem perfecto para dotarla de elegancia. Con forma cuadrada, ofrece no solo una superficie de trabajo, sino también una barra de desayunos y mucho almacenaje, tanto abierto como cerrado. 

13.

Una cocina con isla en estilo rústico

Cocina con isla con muebles de madera y office.

Cocina con mobiliario de madera de roble y encimera de mármol, de Freer Living. Pavimento de piedra natural con acabado envejecido. Lámparas de techo, de Ikea.

El Mueble

Y con toques modernos. Y todo gracias a la encimera blanca con acabado brillo. Puesto que la isla cuenta con mucho almacenaje, el diseño de esta cocina ha prescindido de los muebles altos, dejando el espacio mucho más despejado, 

14.

Un comedor que sale de la isla

Comedor con mesa industrial y sillas de diseño que sale de la isla de la cocina.

Cocina con muebles de cocina de Leich, montado por Meine Kutchen. Mesa a medida de V. Gálvez. Sillas réplica del modelo CH24. Lámparas de techo, de Kenay Home.

El Mueble

Una idea en cocinas abiertas con isla es adosar la mesa del comedor, para que tanto la cocina como el comedor se conviertan en un solo espacio. Además, las grandes dimensiones de la isla contribuyen a la ausencia de muebles altos, dejando que sea la protagonista.

15.

Aportando un estilo rústico

Cocina gris con mesa tocinera a modo de isla de cocina.

Cocina con mobiliario, de Cea. Encimera, de Neolith. Pavimento, modelo Havana Jazz, de Roca.

El Mueble

Si quieres darle a tu cocina un toque rústico, nada como colocar una mesa tocinera que haga las veces de isla y aporte, además, ese puntito a campo que buscas.  

16.

Una cocina grande con isla

Cocina con isla de madera con encimera blanca.

Mobiliario diseño de Coton et Bois.

El Mueble

Si la cocina es grande, con una isla tendrás una superficie de trabajo donde preparar con comodidad los alimentos. Para ello, es muy útil incluir un pequeño fregadero donde lavar las verduras, y una madera donde cortarlas sin dañar la encimera. Si tu isla es suficientemente grande, puedes incluso instalar la zona de cocción o la de aguas, además de algún electrodoméstico.

17.

Con isla ¡y barra!

Cocina en un solo frente con una gran isla.

Cocina con mobiliariro, de Art Cuines. Taburetes, en Grup Escrivá Interiorios. Encimera de Kreon. Lámparas de techo, en Gaudir Iluminación.

El Mueble

Adosa la zona de office a la isla de cocina. De esta manera evitarás desplazamientos en las comidas diarias. Otra opción es situar el office cerca de la isla, y armonizar la transición colocando una zona para desayunos en la isla que dé paso al office.

18.

Una cocina pequeña con isla

Cocina con isla en blanco y madera y estor de lamas.

Cocina con mobiliario de Santos, en Santos Estudio Bilbao.

El Mueble

Aunque la cocina sea pequeña, el espacio también te permitirá disfrutar de una isla de cocina que amplíe la superficie de trabajo y que cumpla las funciones de un office cuando no es posible crear un comedor independiente.

19.

Una cocina con isla muy cómoda

Cocina cuadrada blanca con una gran isla con taburetes.

Cocina con mobiliario, de madera lacada, de Deulonder Arquitectura Domèstica. Encimera, de Corian.

El Mueble

Para que la isla de cocina resulte cómoda, hay que dejar a su alrededor unos 90 cm libres que permitan abrir fácilmente los cajones y que creen zonas de paso lo suficientemente amplias.

20.

Un extra para comer

Cocina moderna con muebles grises e isla y mesa de comedor.

Mobiliario, diseño de Lara Pujol. Sillas, de Kave Home. Lámpara de techo, de Tocat Pel Vent.

El Mueble

La manera más sencilla de ganar una barra para desayunos o comidas rápidas es dejar la encimera volada en un extremo y complementarla con dos taburetes. Como en esta cocina diseñada por Lara Pujol, a la que ha añadido una tabla de madera que contrasta con el estilo más moderno del resto de la cocina. 

21.

Suma almacenaje

Cocina beige con isla y encimeras de color blanco.

Cocina con armarios diseñados por Deulonder Arquitectura Doméstica y la decoradora Katy Linder. Fregadero de Blanco, grifería de Neocerámica, horno de Bosch y taburetes de Zara Home.

El Mueble

Una manera de sacar el máximo partido a tu isla de cocina es diseñarla con cajones, baldas o armarios que permitan multiplicar la capacidad de almacenaje. Así lo ha hecho la interiorista Katy Linder en esta cocina, en la que la isla tiene varias funciones, entre otras la de sumar espacio para guardar, siempre útil en una cocina.  

22.

Una cocina con isla en blanco

Cocina con isla beige, encimera blanca, mesa de comedor de madera y papel pintado botánico.

Cocina robiliario realizado por La Cuina. Encimera, de Krion Blanco.

El Mueble

Una buena manera de aligerar su peso visual es diseñarla en blanco. Otra opción es revestirla en madera o Silestone blanco, por ejemplo. Esta cocina, diseñada por Pía Capdevila, cuenta, además con una mesa de comedor adosada, una genial opción para comer en familia más cómodamente.

23.

Una cocina con isla muy El Mueble

Cocina con isla con mueble blancos de estilo clásico.

Cocina con mobiliario, modelo Época, de Santos. Lámparas, de DCW. Encimera, de Neolith. Taburete y silla, de Bazar.

El Mueble

Esta cocina con isla tiene todo lo que nos gusta en El Mueble: es de un color blanco, estilo clásico, encimera de madera y una puerta de cristal con barrotillo negro que la separa del salón. Esta es un diseño de Natalia Zubizarreta y en ella llama especialmente la atención que la isla es abierta, de manera que no resulta tan pesada visualmente.  

24.

Con una isla de ruedas

Cocina abierta con isla con ruedas de color blanco y madera.

Mesa del comedor, de Vical. Sillas, de Taller de las Indias. Mobiliario de cocina, de BLR Interiorismo. Barra de madera extraíble, diseño de Hoc. Volo.

El Mueble

Esta cocina, diseñada por Gracia y Leticia de Amescua, arquitecta y decoradora del Estudio Hoc Volo, tiene una virtud que destaca sobre las demás: su isla de ruedas. Esto permite que el módulo de madera pueda trasladarse cómodamente cuando no se está usando la cocina. Útil, ¿verdad?  

25.

Una cocina en color topo con isla

Cocina clásica con isla en color topo.

Cocina con mobiliario diseño de Deulonder Arquitectura Domèstica. Encimera, antepecho y fregadero de mármol Macael. Grifería Master-S. Fuegos de gas y horno modelo Genesi G9F-4M, de Steel. Campana, de Gutmann, en Deulonder Arquitectura Domèstica.

El Mueble

No todas las cocinas que nos enamoran son blancas. Y es que las cocinas de color topo son tendencia. Combina los muebles de pared con los de la isla y verás qué resultado. Para un toque chic, añade detalles en negro o dorado. ¡Vaya plus!

26.

Una gran cocina con una gran isla

Cocina moderna en gris con encimera con acabado marmolado.

Cocina con mobiliario, de arpa. Encimera Calacatta, de Neolith. Pavimento de madera de roble, de Surco, y de Baldosas, de Vives.

El Mueble

Una cocina de tales dimensiones pide una cocina del mismo parangón. Y esta se ha diseñado en color gris antracita con una encimera de Neolith que imita al mármol Calacatta, una elección elegante y que, además, no pasa de moda y da luminosidad a la cocina.   

27.

Una cocina en la que la isla es el corazón

Cocina con isla de color beige y campana de obra.

Cocina con mobiliario, de IKEA.

El Mueble

Las cocinas de IKEA tienen ese je ne sais quoi que nos encanta. Son tan personalizables que incluso parecen a medida. Esta desprende ese estilo campestre tan especial que no solo se debe al diseño de los armarios, sino también por la increíble campana de obra.  

28.

Una cocina con isla en 'total white'

Cocina abierta al salón de color blanco y con isla.

Cocina con mobiliario, modelo Quetzal, diseño de Kökdeko fabricado por Ébano. Taburetes, de Ondarreta. Grifería Talis, de Hansgrohe. Campana empotrada, de Pando. Encimera de la isla, de Corian. Salpicadero y encimera, de Neolith.

El Mueble

Aunque grande, a esta cocina se le ha quitado peso visual eligiendo un mobiliario en blanco, sin tiradores ni ningún tipo de artificio. Y es por eso que no le sobra personalidad. El detalle clave es el antepecho amarmolado, que le da elegancia y muchísimo estilo.   

29.

Una cocina de madera con isla

Cocina con isla con muebles y techo de madera.

Cocina con mobiliario de madera, realizado a medida por Fustería Adam.

El Mueble

También las islas quedan bien en las cocinas de madera, incluso en las de alma rústica como esta. Y, aunque no es una isla muy grande, ofrece un espacio de cocina extra muy práctico.  

30.

Mucho más que una isla

Cocina blanca con isla con encimera de madera y cerramiento acristalado con perfiles negros.

Cocina con muebles de Cubic Cuines en Mobiliario Cadaqués. Lámparas de techo de Almar y apliques en color negro de Ineslam en Avanluce.

El Mueble

Porque lo que define a una isla es su función. Por eso, un mueble antiguo puede hacer las veces de isla y con mucho estilo. Esta encuentra su punto moderno en los toques en negro de los apliques, la carpintería y la puerta corredera. 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.