Casas de Lectoras

Casas de lectoras: el piso de 90 m2 con vistas, muebles de Ikea y piezas recuperadas de Belén en Barcelona

La lectora Belén Garnica ha decorado su piso de alquiler poquito a poco y con muchísimas ideas de la revista. Sus amigas le regalaron la suscripción a El Mueble ¡para que no le faltara ni un solo truco deco!

Belén Garnica

El regalo de cumpleaños más especial de la lectora Belén llegó con la suscripción a la Revista El Mueble. Sus amigas, que la conocen muy bien, sabían que solo le faltaba un pequeño empujoncito deco para que "su patito feo se convirtiese en cisne", como ella misma explica.

Terraza con vistas belen lectora
Belén Garnica

Belén se acababa de mudar a un piso de 90 m2 en la zona alta de Barcelona, con una localización privilegiada. ¡Era un octavo piso! ¿Te lo puedes imaginar? La Sierra de Collserola emergía a sus pies. Solo había un pequeño problema: el edificio estaba en obras y un gigantesco andamio con lonas ensuciaba las bonitas vistas.

Salon-comedor con vistas belen
Belén Garnica

Pero al fin, llegó el día. Tras meses de ruido y polvo, el andamio desapareció. "Teníamos tantas ventanas que estábamos preocupados por no poder colgar cuadros. Pero cuando acabó la obra, descubrimos que tener la sierra de fondo es, sin duda, la mejor obra de arte: un espectáculo que no nos cansaremos de mirar", confiesa la anfitriona.

Comedor belen lectora
Belén Garnica

La terraza de Belén es una auténtica joya. La utilizan como un segundo salón-comedor porque da el sol toda la tarde. "La luz que atraviesa el piso es un placer diario y durante el confinamiento, fue una auténtica bendición", cuenta.

Libreriia belen lectora
Belén Garnica

Los muebles de exterior son de madera oscura y los cojines naranjas y blancos del banco combinan con su pequeño árbol frutal. ¿Sabías que los naranjos en maceta son geniales para cultivar en terrazas?

salon consola belen lectora
Belén Garnica

En el salón, la decoración también es súper cálida y envolvente. Una mesa redonda y extensible, con cuatro sillas, frente al ventanal y una mesita de madera, con patas negras de aire industrial, se convierten en las protagonistas del espacio.

Cocina belen lectora
Belén Garnica

¿Y qué nos dices de la gran estantería blanca con la tele integrada? ¡Qué buena idea! Fíjate en cuántos ejemplares de El Mueble le caben aquí... Ya hacia el pasillo, una consola de madera a juego con la mesita sostiene unas damajuanas de herencia que ella misma restauró. Y un gran espejo blanco, que aún rebota más la increíble luz del salón.

Office cocina belen lectora
Belén Garnica

La cocina es pequeñita y compacta. Belén ha aprovechado cada milímetro de espacio y ha colocado una alfombra vinílica de baldosas hidráulicas bajo el fregadero. En la zona del office, una mesa de cristal reciclado con una gran lámpara de fibras y sillas, también de herencia.

Recibidor belen lectora
Belén Garnica

¿Otro truco deco? Tanto este cristal como el del espejo del salón son recuperados. ¡Los habían dejado en la calle! Desde el recibidor vemos que no es un piso pequeño, pero tampoco demasiado grande. "Quitamos puertas, pintamos las paredes de blanco y cambiamos el parquet", detalla Belén.

Dormitorio principal belen lectora
Belén Garnica

Y continúa: "Las habitaciones están amuebladas con mucho cariño. Aprovecho ideas, trucos, distribuciones, estilos de la revista". ¿Su truco para remodelar un piso de alquiler? Utilizar muebles de Ikea asequibles, prácticos y fáciles de renovar. Las cómodas del dormitorio son el mejor ejemplo.

Escritorios ninnos belen lectora
Belén Garnica
Dormitorio ninnos belen lectora
Belén Garnica

El orden en este piso es un básico. Los dos peques de la casa no ponen las cosas fáciles así que uno de los retos de Belén ha sido "crear un muro de contención en su zona", confiesa. Y es que, como bien dice, "aunque este piso desde luego no es perfecto (le faltan unos pocos metros y… ¡Tiene gotelé!) estamos realmente enamorados de él".

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?