* Las casas de El Mueble se fotografían en exclusiva con un equipo de fotógrafos, estilistas y periodistas que las buscan para que puedas disfrutarlas en la revista, con un reportaje completo, más extenso que en la web. Para poder seguir haciéndolo, ¡necesitamos tu apoyo! Suscríbete a la revista y podremos continuar estos reportajes únicos que tanto te gustan.

1 /12

1.

Una entrada cálida y espectacular

El Mueble Navidad 056

El sólido azul grisáceo de las contraventanas y la puerta de entrada ya nos avisa de que esta casa es especial. Su propietaria es la interiorista Laura Mas, y se empleó a fondo en la reforma: "menos las paredes, todo lo hicimos de nuevo, desde las instalaciones hasta el color”, nos cuenta.

Guirnalda de Parlane, cestos de Foimpex, adornos colgados y regalos envueltos con papel de Marisa Bernal para Stamperia.

2.

Materiales nobles para un acabado elegante

El Mueble Navidad 514

Para conseguir que la vivienda resultara así de acogedora, elegante, diáfana y cómoda (además de un lienzo en blanco perfecto para disfrutar de una Navidad ideal gracias en parte a la impresionante chimenea de piedra) fueron necesarios cinco meses de reforma.

Sofás y puf hechos a medida, diseñados por Laura Mas. Mesas de centro de Little House. Manta de Matèria. Cojines de La Maison y Pepitablanca. Alfombra de Francisco Cumellas. Cortinas de Ingrid Matheu. Espejos y farolillos de Antrazita.

3.

Un árbol que impresiona

El Mueble Navidad 559

“Nos gusta que el árbol de Navidad sea grande (este, de Proflor, mide 2,40 m. Lo decoramos con un solo tono (este año, el dorado) salpicado de guirnaldas de velas... También pongo muchas velitas. Soy muy clásica”, prosigue la interiorista.

Árbol de Navidad y guirnalda de velitas de Proflor. Bolas de Bon Vent. Guirnalda de luces de Muy Mucho. Taburete de Filocolore. Regalos con papel de Marisa Bernal.

4.

El comedor en el salón

El Mueble Navidad 118

Para el comedor (que está integrado en el salón y da acceso a la cocina ), Laura apostó por una gran mesa robusta de madera combina bien con las butacas tapizadas, y resulta ideal para celebraciones y las fiestas en familia.

Candelabros, cubiertos y platos antiguos de Antrazita. Candelabros de madera en Malana’s Workshop. Bolas de Foimpex. Alfombra de Merc&Cia.

5.

Una mesa muy especial

El Mueble Navidad 086

Toma nota de estas ideas para una mesa navideña, como el centro creado con candelabros dorados (adquiridos en Antrazita), ramas de pino y bolas de Navidad doradas con relieve (de Foimpex). Encima de los platos, el detalle en la campana con la cinta de terciopelo está hecho a mano por Marisa Bernal especialmente para esta mesa. Cada servilleta está envuelta con una cinta de terciopelo y una pequeña piedra, un detalle artesano, creado también expresamente para esta ocasión.

Lámparas de Contractdeco. Mesa de Brucs. Sillas de Miki Beumala. Mantel de Margarita Ventura. Bajoplato y copas de Zara Home. Los arreglos florales de la mesa y las sillas son de Bouquet. Cada servicio se compone de un bajoplato dorado de Zara Home y platos y cubiertos antiguos de Antrazita

6.

Sobre la chimenea

El Mueble Navidad 575

Un espejo grande y de marco dorado (adquirido en Antrazita) preside la chimenea. Lo acompañan marcos dorados (de Malana’s Workshop), mini guirnaldas led y unas bolas doradas (de Bon Vent).

7.

Una cocina muy vivida

El Mueble Navidad 180

La cocina es nueva y apostaron por dejarla sin muebles altos, para disfrutar de la luz que entra por la ventana. Les apetecía saborear comida como siempre, por lo que pidieron una placa de gas y crearon un office para el día a día.

Cocina diseño de Laura Mas, con muebles de Cubic. Mesa de Mercantic. Lámparas de La Pantalleta de Sarrià.

8.

El dormitorio principal

El Mueble Navidad 483

La interiorista apostó por el blanco en toda la vivienda para dar claridad a los espacios y más protagonismo a algunas piezas, como el cabecero aterciopelado y la banqueta del dormitorio.

Cama y banqueta en Miki Beumala. Ropa de cama de Filocolore. Manta de Margarita Ventura. Cojines y plaid de La Maison. Bandeja y jarrón de Carolina Blue.

9.

Piezas emocionales

El Mueble Navidad 473

“Este mueble escritorio es de herencia familiar. Dentro tengo libros de familia y escondo algún que otro regalo”, nos chiva la interiorista.

Mueble escritorio de herencia. Silla de Little House. Estores de Ingrid Matheu. Alfombra de Merc&Cia.

10.

Ideas para los regalos

El Mueble Navidad 490

Las guirnaldas de lucecitas led son perfectas para decorar e iluminar rincones pequeños, y no solo en Navidad. Pero en esta foto demuestran que dan más encanto a los regalos cuidadosamente preparados.

Coronas de Proflor. Estrellas de madera y cestos de Foimpex. Adornos de cristal de Bon Vent.

11.

Aquí mandan ellos

El Mueble Navidad 344

¡La Navidad será tradicional o no será! Por eso la vemos también en el triple dormitorio de los niños, con tres camas idénticas adornadas con pequeñas guirnaldas led, tanto en el cabecero como en los baúles de mimbre.

Tres camas de Miki Beumala, estores de Ingrid Matheu. El armario bajo el tejado semiabuhardillado es a medida.

12.

Las estrellas de la casa

El Mueble Navidad 242

Los hijos de la interiorista colaboran con la celebración de la Navidad: “somos una familia con tres niños y un perrito. Nos encanta disfrutar de la Navidad, con un árbol que decoramos juntos”.

Si hay una época para creer en la magia, esa es la Navidad. Sea cosa del destino (o del mercado inmobiliario), la interiorista Laura Mas y su marido ya habían visto esta casa cuando quisieron irse de la urbana Barcelona a un hogar en las tranquilas y familiares afueras.

Hicieron una oferta por ella, que los anteriores propietarios rechazaron. Algo más de un año después, volvieron a buscar. Y esta casa seguía ahí, esperándolos. ¿Sería el destino?

Ahora su hogar luce lleno de luz y energía navideña, pero la primera y la segunda vez que la vieron, estaba oscura y desaprovechada. Laura se encargó de darle la vuelta por completo apostando por el blanco, la madera y los colores suaves.

“Queríamos dar más altura y luz al techo, así que lo pintamos de blanco en contraste con el gris piedra de las paredes”, comenta la interiorista. Su truco fue poner toques de color gris azulado (a tono con la puerta de entrada) en los estores del salón, los cojines o las butacas del comedor.

Para vestirla de fiesta, la interiorista emplea recursos clásicos e infalibles, pero sin caer en los tópicos... ni en la invasión del espacio: mediante muy sutiles toques aquí y allá en verde y dorado en muebles, lámparas, candelabros o chimenea dan brillo a la casa para festejar sin agobiar.