1 /9

1.

Un casa hecha al estilo "british"

Esta casa en Getxo, Vizcaya, tiene ya 20 años. Los propietarios se construyeron esta casa hace ya dos décadas. “Ahora mi hija tiene 27 años y ya no vive aquí, por lo que ha llegado el momento de renovarla”, nos cuentan. “Cuando la hicimos, yo buscaba un aire antiguo, como las casas británicas o las de esta zona del País Vasco, por eso ideamos esta escalera o el mirador en el salón. Quería un toque elegante, pero también vintage, que no quedara frío”, añade su propietaria, que por cierto es fotógrafa gastronómica. 

2.

La interiorista Natalia Zubizarreta creó un clásico actualizado

La propietaria es además toda una ‘instagramer’ y fue en esta red social donde descubrió a Natalia Zubizarreta. “Me pidió un cambio, pero que no fuera total. Le apetecía un clásico actualizado, por eso en el salón mantuvimos la librería, de herencia, que da personalidad. La mesita junto a la ventana es una antigüedad".

3.

Con detalles actuales

"Las mesas de centro tienen un sobre de mármol, que vuelve a llevarse. Quedan muy elegantes, pero su diseño aporta un punto moderno", explica Natalia. 

Sofás de Cover Decoración Bilbao. Cojines de La Maison. Las mesas de centro con sobre de mármol son de Bazar.

4.

Poner detalles con un punto actual

"Pusimos algunas piezas de estilo vintage, como las lámparas o sillas del comedor, que quedan modernas con ese trenzado blanco y negro", explica Zubizarreta. 

Sillas de Bazar. Lámpara de IconsCorner. Mantel blanco de Filocolore. Mantel beige, de Zara Home.

 

5.

Suelos de parqué con alfombra sobre alfombra

"Renovamos toda la planta baja", explica Natalia Zubizarreta. "Pintamos, cambiamos las puertas, las cortinas, acuchillamos y barnizamos el suelo de mate, ella quería actualizar sin perder un aire un poco clásico", añade.

Alfombras de dibujo geométrico, de Aramara. Puf tapizado, de Kenay Home. Encima, plaid de La Maison. Mesilla auxiliar y fexo de madera, de Bazar. Candelabros de cristal y jarrones, de Muy Mucho. Alfombra modelo Trikot de KP.

6.

La cocina es muy importante en esta casa

“Desde que mi hija se fue, tengo más tiempo libre. Primero pintaba y luego cambié la pintura por la cámara, ahora hago fotos profesionales de gastronomía”, explica la propietaria. “Apostamos por una cocina con el ‘look de abuela’, pero funcional como las actuales. Conservamos los azulejos y la típica cenefa de frutitas se tapó con una moldura lacada en azul. Así no picábamos todo", cuenta Natalia.

7.

Más fotogénica con muebles azules

¡La cocina es muy importante! "Ella es fotógrafa gastronómica, cocina y saca fotos a sus platos. El azul es un color muy fotogénico, las fotos quedan muy contrastadas y nos atrevimos con él, aunque los muebles son de corte clásico. Además, la propietaria se animó con el papel pintado de plumas en el office. ¡Nos enamoramos las dos en cuanto lo vimos! Es un papel atrevido, pero las sillas, la mesa francesa vintage restaurada y el estor rebajan el look moderno", cuenta la interiorista.

 El papel es el modelo Thibaut, de Toral Decoración.

8.

Un dormitorio en azul y coral

"En el cabecero del dormitorio pusimos molduras y las pintamos encima. Es un falso panelado, más económico”, apunta la interiorista. "Ahora me cuesta escoger mi lugar favorito, ¡es todo!", añade la propietaria. Ha sido un bonito proceso que han compartido juntas y, ahora sí, la casa está lista para lucir todo su esplendor en Instagram.

9.

Un baño muy chic

“Para actualizar los muebles del baño, los lacamos. Cambiamos los tiradores, la encimera, renovamos los suelos y creamos un marco para el espejo con una moldura”, nos cuenta la decoradora.

Muebles de Ibirrinaga Cocinas y Baños. Suelos de Bilbu Cerámicas. Apliques de Maisons du Monde.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.