Clase de decoración

Errores imperdonables que debes evitar al colocar las cortinas

Eliges la tela, la forma de las caídas, la confección… y llega el momento de instalarlas. ¡No puedes meter la pata! Este decálogo es tu tabla de salvación

Dormitorio ideal - 528720

Pueden parecer pequeños detalles pero no tienen nada de insignificantes. Hay errores que pueden arruinar el efecto que buscas al vestir las ventanas. En este artículo nos centramos en la fase de instalación de las cortinas. Una vez que has escogido tela para la cortina, tipo de confección, caída, visillo o estor. Has hecho parte del trabajo (y lo has hecho bien porque has seguido nuestras indicaciones y master class sobre este tema) pero queda otra relacionada con colocar las cortinas.

Así que tanto si sabes cómo hacer cortinas tú misma, como si las has encargado, ten presente que la instalación de las mismas es fundamental. Puedes ponerte tú manos a la obra o recurrir a profesionales. En la misma tienda donde te confeccionan las cortinas, seguro que puedes contratar el servicio. En ambos casos debes evitar estos errores al colgarlas.

Master Class: cómo acertar con las cortinas

CORTINAS

Master Class: cómo acertar con las cortinas

Errores que debes evitar al colocar las cortinas

Hablamos de cortinas para el dormitorio, salón o comedor. Para cualquier estancia hay una serie de claves que debes conocer. Así el resultado será perfecto.

1. Que las cortinas queden cortas

Nada de mirar hacia el ventanal y que haya un espacio de 5 cm entre el suelo y el borde de la cortina. Es como un pantalón pesquero. La ventana se ve más pequeña y ridícula. Es un error de libro. Y puede estar relacionado con la toma de medidas o con la instalación de la misma si no ubicas bien la barra. Si has cometido el error al medir y la barra tiene que ir sí o sí en un punto que hace que la cortina se vea corta, añade un faldón de tela que cubra ese espacio.

pasillo-con-ventanas-vestidas-con-cortinas-00531717 O

2. Que las cortinas queden largas

Una de las preguntas que más se hace alguien cuando tiene que colocar las cortinas es: ¿Cuánto deben colgar las cortinas? Tan malo es un extremo como el contrario. Una cortina demasiado apoyada en el suelo (lo ideal es que sean 3-4 cm) solo arrastrará y acumulará suciedad y hará muy pesado el ventanal. Recurriendo de nuevo al símil de los pantalones, la sensación será de que la pared ha encogido. Ponle remedio ganando unos centímetros al colgar la barra o deshaz el dobladillo de remate y coge de nuevo las cortinas a la medida que deben ir.

Dormitorio ideal - 528720
528720

3. No lavar las cortinas antes de colgarlas

Muchas telas llevan tratamientos que evitan que encojan, pero aun así, conviene lavar las cortinas antes de colgarlas. Si encogen ligeramente, ya situarás la barra en el lugar adecuado.

4. No planchar las cortinas

Este es otro error al colocar las cortinas. Lavadas o no, si no las planchas las arrugas provocarán irregularidades en la tela y que esta quede más encogida. Así no podrás tomar bien las medidas a las que deberás instalar la barra o el riel.

5. Colocar las cortinas sin rematar

No "cuela". No puedes colgar una cortina y disimular el bajo o la tela sobrante de manera que te ahorres el dobladillo. Así la cortina no quedará bien. Y es horroroso ver hilitos. No hay excusa. Si no puedes coser, usa cinta de fiselina, perfecta para fijar un dobladillo sin aguja, solo con el calor de la plancha.

detalle-cortinas-en-ventanas-00531436 O

6. No hacer el dobladillo adecuado a cada tipo de tela

¿Cuánto debe medir el dobladillo de una cortina? Esta es una de las preguntas que más se hacen. Y es que no todos los remates sirven para todas las telas. Hay cortinas que necesitan un dobladillo convencional de un par de centímetros como mucho y otras que llevan un dobladillo ancho para darles más cuerpo y peso. Otras telas, demasiado ligeras, incorporan un peso de plomo. Es un error hacer un dobladillo ancho en un textil con cuerpo.

7. Colgar las cortinas demasiado pegadas a la ventana

A la hora de colocar las cortinas es un error no tener en cuenta el radiador, cuando este se sitúa debajo de la ventana; ni el tirador de la hoja abatible o batiente. Mientras que con las hojas correderas no hay problema, en las mencionadas anteriormente el tirador sobresale de la pared. La cortina no debe tocar porque entonces en la caída se verá el punto de contacto, hará una arruga, cortará su caída natural…

8. Comprar una barra muy gruesa para las anillas u ollaos

Debes tener en cuenta el grosor o diámetro de la barra porque ha de ser el adecuado (siempre algo menos) que el tamaño de la anilla u ollao de la cortina. Así correrá bien y no sentirás que te cuenta y tienes que tirar demasiado.

cortinas 00531833

9. Dejar la barra corta

Tampoco excesivamente larga pero una barra corta se ve ridícula en la ventana. Además la función del trozo de barra que queda a cada lado de la ventana y del soporte de fijación a la pared o al techo es la de decorar y soportar una anilla o un ollao de la cortina para que nunca se desplace en los extremos al correr y descorrer la cortina. Cuenta con al menos 15 cm por cada lado. Si la ventana queda pegada a una pared y no puedes dejar barra en ese lateral, escoge un soporte de techo y remata la barra en la pared.

10. Instalar la barra demasiado cerca de la ventana

Mientras que los rieles se instalan directamente en el techo o en la base de la caja de la persiana o cortinero; con la barra puedes elegir con algo más de margen. Si la barra queda muy pegada al techo, en una cortina confeccionada con ollaos, la tela que queda por encima puede rozar en el techo. Si los soporten van a la pared y quieres colocar la barra por encima de la ventana, no lo hagas inmediatamente por encima. Acortarás la pared en altura. Debes dejar 20 cm, de manera que la barra no entorpezca nunca la apertura de las hojas de la ventana.

salon-con-cortinas-en-blanco-00528738 O

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?